TESORO ESCONDIDO

Nehemías 8:1-18

Hace unos años, en los tiempos donde no existía el correo electrónico, un papá cristiano estaba preparando a su hijo para ir a la universidad por primera vez. “Hijo,” le dijo, “Quiero que tengas esta Biblia. En ella encontrarás todas las riquezas de la sabiduría de Dios PARA CADA SITUACIÓN A LA QUE TE ENFRENTES”.

El chico cogió la Biblia y la puso en su maleta. Les dijo adiós a sus padres, se metió al carro, y se fue a la universidad. Pasaron algunas semanas, y el muchacho finalmente les escribió a sus papás, diciéndoles que necesitaba plata, y que por favor, le mandaran un cheque.

El papá le escribió, “Hijo, no te voy a mandar un cheque. Más bien, quisiera alentarte a que leas tu Biblia”. Y le sugirió la escritura a leer. El muchacho escribió de nuevo, diciendo, “Papá, estoy leyendo mi Biblia – pero lo que realmente necesito es dinero. POR FAVOR, ¡MÁNDAMELO!

El papá y el hijo intercambiaron varias cartas, pero el papá se negó firmemente a mandarle el cheque. Las súplicas del hijo, para que le mandara dinero, se hicieron, cada vez más y más insistentes. El hijo dijo que él estaba leyendo su Biblia, pero que sus necesidades ERAN MÁS BIEN ECONÓMICAS, no espirituales.

Finalmente, el chico regresó a casa durante las vacaciones. Él estaba bien molesto con su papá por no haberle mandado el cheque. El papá le dijo, “Hijo, tú nunca necesitaste dinero. Todo el dinero que necesitabas, ya lo tenías. Simplemente, no lo sabías.

Tú me insistías que estabas leyendo tu Biblia. Pero yo sabía que no la estabas leyendo. Si tú hubieras abierto tu Biblia, EN LOS VERSÍCULOS QUE TE SUGERÍ, entonces hubieras encontrado el efectivo QUE YO HABIA METIDO en las páginas de esos versículos”.

La Palabra de Dios es una fuente de sabiduría RICA Y ESTIMULANTE para nuestras vidas. Y Dios ha metido Sus riquezas en sus páginas para que las usemos. Pero no podemos sacar provecho DE ESAS RIQUEZAS si nunca abrimos sus páginas. ¡Esta es la lección de Nehemías 8!

EMPECEMOS EN ORACIÓN

Padre, te necesitamos. No estamos contentas con solo saber de Ti, o de creer en las cosas correctas. Queremos experimentar tu Presencia. Queremos conocerte más, amarte más. Caminar contigo a través de esta vida. Padre, dirige nuestros pasos.

Háblanos a través de tu Palabra. Tu Palabra es verdad. Tu Palabra no solo provee información acerca de gente de otro tiempo que sirvió a Dios, sino que fue dada por Ti, para ayudarnos a encontrar nuestro camino hacia Ti. En el nombre de Jesús. Amén.

Nehemías cumplió UNA GRAN MISIÓN al guiar la reconstrucción de los muros y de las puertas de Jerusalén. Aquí en Nehemías 8, veremos, QUE DESPUÉS DE UNA RECONSTRUCCIÓN… ¡NECESITAMOS UNA RE-INSTRUCCIÓN! Tenemos que cambiar nuestra manera de pensar ACERCA DE NOSOTRAS MISMAS… Y ACERCA DE LA VIDA.

Muy pocas de nosotras, nos damos cuenta, COMO HEMOS SIDO AFECTADAS E INFECTADAS POR LAS FILOSOFÍAS FALSAS DE ESTE MUNDO. Hemos captado actitudes, ideas, y suposiciones que ni siquiera nos damos cuenta que son malas y anti-cristianas. Así que tenemos “QUE INSTRUIRNOS DE NUEVO” EN LA VISIÓN DE DIOS PARA LA VIDA.

Cuando la gente de Dios deja de amar, leer, y obedecer la Palabra de Dios, ¡SE PIERDE LA BENDICIÓN DE DIOS! Si queremos ser, COMO ÁRBOLES FRUCTÍFEROS, debemos deleitarnos en la Palabra de Dios.

Esto explica EL POR QUÉ Nehemías hizo un llamado a tener una Conferencia Bíblica, e invitó al escriba Esdras a que fuera el maestro. Las necesidades materiales de la ciudad habían sido satisfechas, ASÍ QUE AHORA ERA EL MOMENTO de enfocarse en las necesidades espirituales de la gente en la ciudad.

Es importante notar, que Esdras y Nehemías pusieron la Palabra de Dios PRIMERO en la vida de la ciudad. Lo que sucedió en Jerusalén, DESDE ESE MOMENTO, fue la consecuencia de como respondió la gente a las Escrituras.

La tarea principal de la iglesia y de los ministros cristianos es la predicación de la Palabra de Dios. Los períodos de decadencia en la historia de la iglesia HAN SUCEDIDO SIEMPRE cuando la predicación de la Palabra ha disminuido. El Espíritu de Dios usa la Palabra de Dios para limpiar y revivir los corazones de la gente de Dios.

El título de este mensaje es TESORO ESCONDIDO, y está dividido en tres partes: (I) ENTENDIMIENTO DE LA PALABRA; (II) DELEITE EN LA PALABRA; (III) OBEDIENCIA A LA PALABRA.

¡ASÍ QUE! COMENCEMOS CON LA PRIMERA PARTE DE ESTE ESTUDIO…

I. ENTENDIMIENTO DE LA PALABRA – Nehemías 8:1-8

Todo el pueblo se reunió como un solo hombre en la plaza que está frente a la Puerta de las Aguas, y le rogaron al escriba Esdras que llevara el libro de la ley de Moisés, que el Señor le había dado al pueblo de Israel.

2 Era el día primero del mes séptimo del año. Entonces Esdras, que también era sacerdote, llevó el libro Y LO MOSTRÓ A TODO EL PUEBLO, y a todos los que podían entender, lo mismo a hombres que a mujeres, 3 y desde el alba hasta el mediodía lo leyó en la plaza que está frente a la Puerta de las Aguas.

La Biblia no es un “LIBRO MÁGICO” que cambia a la gente, O LAS CIRCUNSTACIAS porque alguien la lee, o la recita. ¡NO! La Palabra de Dios tiene que ser entendida, ANTES DE QUE PUEDA ENTRAR EN EL CORAZÓN, e irradiar su poder para producir un cambio de vida.

Noten que seis veces en este capítulo VEMOS QUE LA PALABRA “ENTENDIMIENTO” ES MENCIONADA. Solo la gente con edad suficiente PARA ENTENDER LA ESCRITURA fue permitida a asistir a la asamblea.

La gente asistió a la Conferencia Bíblica, que Nehemías había organizado, porque estaba hambrienta de encontrar soluciones a sus problemas, y recibir pautas de la Palabra de Dios.

En la parábola del Sembrador de nuestro Señor Jesucristo, en Mateo 13, el énfasis es en el entendimiento de la Palabra de Dios. Jesús comparó, EL ENTENDIMIENTO Y EL ACEPTAR LA PALABRA, a plantar la semilla en la tierra, donde toma raíz y da fruto.

Esdras era el hombre ideal para conducir esta conferencia. Él era sacerdote y escriba. Esdras 7:10 dice, Y es que Esdras se había entregado de corazón al estudio de la ley del Señor, Y A CUMPLIRLA Y ENSEÑARLA A LOS ISRAELITAS, con todas sus normas y ordenanzas.

Así que todos se reunieron en la plaza frente a la Puerta de las Aguas. Que los líderes escogieran la Puerta de las Aguas, COMO EL LUGAR PARA LA ASAMBLEA, es interesante. En la Biblia, EL AGUA PARA LAVAR, es un retrato de la Palabra de Dios. Mientras, QUE EL AGUA PARA TOMAR, es un retrato del Espíritu de Dios.

Cuando aplicamos EL AGUA DE LA PALABRA A NUESTRAS VIDAS, entonces el Espíritu puede obrar y darnos la ayuda que necesitamos. Es refrescante AL ALMA cuando recibimos la Palabra y permitimos al Espíritu que nos enseñe.

Este era el primer día del mes siete, que era el equivalente a nuestro día del Año Nuevo. El sétimo mes ERA UN TIEMPO MUY ESPECIAL EN EL CALENDARIO JUDÍO porque los judíos celebraban la Fiesta de las Trompetas, y en el día diez celebraban el Día de la Expiación, y en los días 15 al 21, celebraban la Fiesta de Tabernáculos.

Este era el momento perfecto para que la nación se acercara a Dios… ¡Y COMENZARA DE NUEVO! La gente le pidió al sacerdote Esdras que trajera la Ley de Dios, y que se las leyera.

Este sería, obviamente, el Pentateuco – los primeros cinco libros de la Biblia: Génesis, Éxodo, Levítico, Números, y Deuteronomio. Esto nos da una buena idea del gran deseo, QUE LA GENTE TENÍA, de escuchar la verdad.

Ellos escucharon, MIENTRAS ESTABAN PARADOS, desde el amanecer hasta el mediodía. ¿Cómo pudieron mantenerse atentos por tanto tiempo? Sin duda alguna, esto indica que la gente estaba muy consciente de que no conocía la voluntad de Dios para sus vidas, ni para su nación. ¡ESTABAN CLAMANDO POR LA PALABRA!

Hoy en día, tal parece que hay muy poca hambre de la Palabra de Dios. Aun así, el profeta Amos predijo que vendría el momento en que habría una hambruna en el mundo – NO UNA HAMBRUNA DE COMIDA -- sino un hambre de la Palabra de Dios. SERÍA UN TIEMPO DONDE LA GENTE ESTARÍA HAMBRIENTA de tener soluciones a los problemas de la vida.

¡YO PIENSO QUE ESOS DÍAS ESTÁN POR DELANTE DE NOSOTRAS TODAVÍA! Cuando la gente está bien alimentada, bien vestida… cuando la economía está yendo bien, la gente siente que no necesita a Dios ni Su Palabra.

Pero cuando las guerras, los ataques terroristas, los cambios financieros, las plagas, Y LA VIOLENCIA RACIAL infunden miedo en los corazones de la gente, ELLOS, a veces, REGRESAN A LA PALABRA DE DIOS, buscando recursos y soluciones. Aun hoy en día, cuando la Biblia es proclamada, CON CLARIDAD Y ENTENDIMIENTO, la gente se siente atraída a ella.

La Palabra abre las puertas del corazón humano para que el Espíritu Santo pueda entrar – ¡TRAYENDO CONVICCIÓN Y LIMPIEZA! Cuando la Palabra es abierta y explicada, provoca hambre. ¡ESE ES EL PODER DE LA ESCRITURA!

Cuando yo me entregué a Cristo, hace veinte años, lo primero que sentí fue un hambre increíble por la Palabra de Dios. Estaba fascinada con la Palabra. Nunca antes la había leído. Tenía curiosidad… entusiasmo. ¡Y constantemente estaba haciendo pregunta tras pregunta!

A decir verdad, tal era mi hambre, que mi hija y yo viajamos a Londres en esos días, y llevé conmigo la Biblia que acababa de comprar. La leí todo el viaje de ida y todo el viaje de vuelta. Y hasta el día de hoy, ¡NO ME CANSO DE LEERLA!

Una de las grandes tragedias de nuestro tiempo, es que muy pocas iglesias, Y HASTA LOS MISMOS CRISTIANOS, no parecen apreciar el poder de la Palabra de Dios. En todo el país, y alrededor del mundo, hay miles de iglesias, QUE NO MUESTRAN SEÑALES DE VIDA. Sus servicios son aburridos y tristes porque la Palabra de Dios no es central en la vida de esas iglesias.

Nosotras, QUE CREEMOS EN EL PODER DE LA PALABRA DE DIOS, necesitamos estar orando PARA QUE HAYA NUEVO HAMBRE POR LA VERDAD DE DIOS EN NUESTRA SOCIEDAD -- ¡Y EN NUESTRAS IGLESIAS! ¡QUE HAYA AVIVAMIENTO!

4 Todo el pueblo escuchaba con mucha atención la lectura del libro de la ley. Y PARA QUE TODOS ESCUCHARAN MEJOR, Esdras se subió a un estrado de madera hecho a propósito.

5 Esdras abrió el libro ante todo el pueblo, y como él estaba por encima de los presentes, todos lo vieron y prestaron mucha atención. 6 Entonces Esdras bendijo la grandeza del Señor, y el pueblo, con las manos hacia el cielo, respondió a una sola voz: ¡Amén! ¡Amén! Luego, todos se inclinaron hasta el suelo y adoraron al Señor.

Nehemías nos da UN RECUENTO OCULAR de esta increíble asamblea. La Palabra de Dios era LA ATRACCIÓN MÁXIMA en esta reunión. Esdras no necesitó invitar a una banda de músicos para motivar a la gente, ni preparar una parrillada para atraer a las multitudes, y mantener su atención.

Esdras se paró en una plataforma de madera (como si fuera un púlpito) para que la gente lo pudiera ver, y escucharlo mejor.

El hecho de que Esdras estuviera parado DELANTE DE LA PLAZA --DONDE LA GENTE ESTABA PARADA -- CON LA PARED Y PUERTA A SU ESPALDA, puede haber servido como resonancia para ayudarlo a proyectar su voz a la gran asamblea.

Cuando Esdras desenrolló el rollo de pergamino AL PASAJE QUE IBA A LEER, la gente que estaba sentada en la plaza, HONRÓ LA PALABRA DE DIOS PONIÉNDOSE DE PIE. Ellos sabían, QUE NO IBAN A ESCUCHAR A UN HOMBRE CUALQUIERA, hablando acerca de sus propias ideas. ¡NO! ¡ELLOS IBAN A ESCUCHAR LA PALABRA DE DIOS!

Por eso Pablo nos dice en 1 Tesalonicenses 2:13, Nosotros siempre damos gracias a Dios de que, cuando ustedes recibieron la palabra de Dios, que nosotros les predicamos, no la recibieron como mera palabra humana SINO COMO LO QUE ES, ¡COMO LA PALABRA DE DIOS!, la cual actúa en ustedes los creyentes.

La gente permaneció de pie mientras que la Ley era leída y explicada. ESDRAS COMENZÓ SU LECTURA Y ENSEÑANZA TEMPRANO POR LA MAÑANA, y continuó hasta el mediodía. Es decir, QUE LA CONGREGACIÓN PERMANECIÓ PARADA Y ESCUCHANDO, por cinco o seis horas.

Estoy segura, que de vez en cuando, Esdras le daría a la gente la oportunidad de descansar. Pero la gente estaba ahí para escuchar a Dios hablar, Y ESTABAN DISPUESTOS A ESTAR PARADOS Y ESCUCHAR. Después de que Esdras abrió la Palabra, el bendijo al Señor.

La gente afirmó sus palabras diciendo Amén, Amén, que significa “ASÍ SEA”. Esta era una congregación unida, QUE HONRABA LA ESCRITURA, y que estaba dispuesta a dedicarle la mañana entera a escuchar la Palabra… CUANDA ERA LEÍDA Y EXPLICADA. Ellos no adoraban al Libro. ¡Ellos adoraban al Señor que les habló a través del Libro!

NUESTRAS IGLESIAS DE HOY… necesitan demostrar más respeto por la Palabra de Dios. Me pregunto cómo se debe de sentir el Espíritu Santo, CUANDO LA GENTE PONE SU BIBLIA EN EL SUELO, o la deja olvidada en la iglesia, para que luego sea arrumada con otras Biblias, y donadas a las misiones locales.

Nosotras defendemos la Biblia, COMO LA PALABRA DE DIOS, pero no siempre la tratamos como si fuera la Palabra de Dios. Y además, siempre estamos apuradas para que el culto termine. “¡DESPUÉS DE TODO”, decimos, “¡TENEMOS COMPROMISOS!”

En algunos lugares del mundo, los creyentes permanecen parados POR HORAS en iglesias llenas de gente ansiosa de escuchar las enseñanzas de la Biblia. En cambio, en nuestras iglesias evangélicas de aquí, cuanto más corto el sermón, ¡MEJOR!

7 Mientras la ley era leída, los levitas explicaban al pueblo la lectura, y el pueblo estaba tan interesado que no se movía de su lugar. 8 Y es que la lectura de la ley se hacía con mucha claridad, Y SE RECALCABA TODO EL SENTIDO, de modo que el pueblo pudiera entender lo que escuchaba.

Las personas comunes no tenían copias de las Escrituras, así que estaban emocionadas de poder escuchar la Palabra de Dios. QUE LA PALABRA SE EXPLICARA CON MUCHA CLARIDAD significa que la Ley era explicada en un idioma que podían entender. La Palabra era traducida y explicada, de tal manera, que la gente podía aplicarla a su propia vida.

El lenguaje hebreo había experimentado algunos cambios desde que Moisés escribiera el Pentateuco. Y las conversaciones de los hebreos DE TODOS LOS DÍAS eran un poco diferentes al hebreo antiguo. Necesitamos nuevas traducciones de la Biblia. No porque la Biblia cambia, sino porque nuestro lenguaje cambia.

¡ASÍ QUE! YA VIMOS QUE NECESITAMOS ENTENDIMIENTO DE LA PALABRA, AHORA VAYAMOS A NUESTRA SEGUNDA PARTE…

II. DELEITE EN LA PALABRA – Nehemías 8:9-12

9 Como todo el pueblo lloraba al escuchar las palabras de la ley, el gobernador Nehemías, el sacerdote y escriba Esdras, y los levitas que explicaban al pueblo el sentido de la ley, dijeron: Este día está consagrado al Señor, nuestro Dios. No hay razón para que lloren y se pongan tristes.»

10 También dijeron: «Vayan y coman bien, y tomen un buen vino, “PERO COMPARTAN TODO” CON LOS QUE NADA TIENEN. Éste día está consagrado a nuestro Señor, así que no estén tristes. El gozo del Señor es nuestra fuerza.

11 También los levitas animaban al pueblo y le decían: «Ya no lloren. No estén tristes, porque hoy es un día sagrado. 12 Entonces todo el pueblo se fue a comer y a beber, y a compartir su comida; y pasaron el día muy alegres, pues habían entendido las explicaciones que les habían dado.

Mientras que Esdras leía y explicaba la Palabra, la primera reacción de la asamblea fue de convicción y dolor. ¡LAMENTABAN SU PECADO! Romanos 3:20 dice, Nadie será justificado delante de Dios por hacer las cosas que la ley exige, pues la ley sirve para reconocer el pecado.

¡LA LEY NO PUEDE SALVARNOS! Solo puede convencernos de que necesitamos ser salvadas, y luego, apuntarnos hacia Jesucristo, nuestro Salvador. Gálatas 3:24 dice, La ley ha sido nuestro tutor, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuéramos justificados por la fe. La Palabra de Dios trae convicción y nos lleva al arrepentimiento.

¡PERO TAMBIÉN NOS DA GOZO! Porque la misma Palabra que hiere, ¡TAMBIÉN SANA! Jeremías dice en Jeremías 15:16, Señor, Dios de los ejércitos, cuando hallé Tus palabras, literalmente las devoré; Tus palabras son el gozo y la alegría de mi corazón, porque Tu nombre ha sido invocado sobre mí.

Y el Salmo 119:111 dice, Tengo Tu palabra como herencia eterna, porque ella me alegra el corazón.

Ayudado por los levitas, Nehemías convenció a la gente a que dejara de llorar y comenzara a celebrar. Este día está consagrado al Señor, nuestro Dios. No hay razón para que lloren y se pongan tristes.

¡EL PECADOR “NO TIENE NADA” DE QUE REGOCIJARSE! Pero la criatura de Dios, QUE HA SIDO PERDONADA, no tiene razón para ponerse triste. ¡SÍ! Como hijas de Dios, ¡CARGAMOS PESOS Y SABEMOS LO QUE ES LLORAR! Pero también sabemos EXPERIMENTAR EL PODER QUE TRANSFORMA NUESTRO DOLOR EN GOZO.

El secreto del gozo de la cristiana es de creer LO QUE DIOS DICE EN SU PALABRA, y actuar basado en eso. La fe, QUE NO ESTÁ BASADA EN LA PALABRA, ¡NO ES FE! ¡Es una presunción o superstición!

El gozo, QUE NO ES EL RESULTADO DE LA FE, ¡NO ES GOZO! Es solo una agradable sensación que desaparecerá rápidamente. La fe, BASADA EN LA PALABRA, producirá gozo que resistirá las tormentas de la vida.

No es suficiente PARA NOSOTRAS leer la Palabra o recibir la Palabra, mientras que otros la exponen. ¡Nosotras también debemos deleitarnos en la Palabra! El Salmo 119:162 dice, Es tal la alegría que me causa tu Palabra que es como hallar un gran tesoro. En tiempos bíblicos, la gente, a veces, escondía sus riquezas en frascos enterrados en la tierra.

Jesús dijo en Mateo 13:44, El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo. Cuando alguien encuentra el tesoro, LO ESCONDE DE NUEVO, y muy feliz, va y vende todo lo que tiene, y compra ese campo.

Si un campesino, que estaba labrando su campo, DESCUBRÍA DE REPENTE UNA VASIJA LLENA DE ORO, él realmente se alegraba. Hay grandes tesoros enterrados en la Palabra de Dios. Y tú y yo debemos, diligentemente, escudriñarlos a lo que leemos, meditamos, y oramos.

Y cuando encontramos estos tesoros, ¡DEBEMOS DE REGOCIJARNOS Y DAR GRACIAS! Si leemos y estudiamos la Palabra de Dios, SOLO CON UN SENTIDO DE DEBER, entonces sus tesoros nunca nos serán revelados.

La creyente, QUE SE DELEITA EN LA PALABRA… LA QUE SE REGOCIJA EN LEERLA Y ESTUDIARLA DÍA TRAS DÍA, es la que encontrará los tesoros escondidos de Dios. ¿Te deleitas tú en la Palabra de Dios? Si tú te deleitas en Su Palabra, ¡DIOS SE DELEITARÁ EN TI, y compartirá Sus mejores bendiciones contigo.

¡ASÍ QUE! DESPUÉS DE ESTUDIAR EL ENTENDIMIENTO DE LA PALABRA, Y EL DELEITE EN LA PALABRA, TERMINEMOS CON…

III. LA OBEDIENCIA A LA PALABRA – Nehemías 8:13-18

Cuando la Palabra de Dios “penetra realmente en nuestros corazones”, y afecta nuestras vidas, ¡ALGO BELLÍSIMO SUCEDE! Nos volvemos en personas amorosas y compasivas. Nehemías motivó a la gente a que comiera y bebiera. El espíritu de compartir SIEMPRE LLENA LAS ALMAS DE AQUELLOS QUE BEBEN PROFUNDAMENTE DE LA PALABRA DE DIOS.

13 Al día siguiente, los jefes de familias de todo el pueblo, y los sacerdotes y los levitas, se reunieron con el escriba Esdras para que les explicara las palabras de la ley,

14 Y en el libro que el Señor les había dado, POR MEDIO DE MOISÉS, encontraron una ley, la cual decía que en el séptimo mes del año debía celebrarse una fiesta solemne, durante la cual todos los israelitas debían vivir siete días EN ENRAMADAS.

15 Esta ley debía pregonarse por todas las ciudades, y en Jerusalén, Y LA ORDEN ERA: Salgan a los montes y corten ramas de olivo silvestre, y ramas de arrayán, y hojas de palmeras y de todo árbol frondoso, y hagan unas cabañas… ¡COMO ESTÁ ESCRITO! 16 El pueblo salió a cortar ramas para hacer las cabañas.

Algunos las hicieron en las azoteas de sus casas; otros las pusieron en sus patios, o en el patio del templo, o en la plaza de la Puerta de las Aguas, y hasta en la plaza de la Puerta de Efraín.

17 Todos los israelitas, QUE HABÍAN VUELTO DEL CAUTIVERIO, armaron sus cabañas y durmieron allí, pues desde los días de Josué hijo de Nun “HASTA ESE DÍA” no habían cumplido con este mandato, y ahora que lo cumplían sentían una gran alegría.

Dios ya había anticipado la necesidad de esta gente. Siglos antes, Dios les había dado una ayuda visual, PARA QUE LES RECORDARA “LA VERDAD QUE ELLOS NECESITABAN EVOCAR” para poder proteger A SU CIUDAD del juicio y la destrucción.

Nehemías estaba describiendo la Fiesta de Tabernáculos, UNA CONMEMORACIÓN DEL EVENTO HISTÓRICO, cuando Dios llamó a Su gente a que saliera de Egipto. Su partida de Egipto fue repentina y apresurada. No tuvieron tiempo de sentarse y comer la comida de la Pascua.

Así que la tuvieron que comer parados, vestidos con ropas de viaje, con varas en mano, listos para emprender la marcha. Los israelitas dejaron Egipto en una sola noche. Después del primer día de viaje, cuando ya estaban en el desierto, ¿Dónde encontraron refugio?

Dios le había dicho a Moisés que dirigiera a la gente a recoger ramas para construir chocitas temporales, COMO REFUGIO. Dios instruyó a los israelitas A CONMEMORAR ESTE EVENTO CADA AÑO.

Aunque las generaciones siguientes de israelitas ya tendrían casas donde vivir, ellos debían celebrar la Fiesta de Tabernáculos, construyendo cabañas temporales en las cuales vivir.

Esto era para enseñarles a los israelitas, QUE ELLOS SIEMPRE DEBÍAN VERSE A SÍ MISMOS, como peregrinos y extranjeros en la tierra. Este mundo no era su hogar. Las bendiciones no se encontrarían en nuestra era presente, SINO EN LA GLORIOSA ERA POR VENIR.

Dios quiere que nosotras veamos nuestras vidas de la misma forma. No nos debemos afligir SI NO PODEMOS ADQUIRIR TODAS LAS COSAS QUE QUISIÉRAMOS TENER EN ESTE MUNDO! No nos debemos sentir decepcionadas si no logramos nuestras metas y ambiciones.

Somos peregrinas y extranjeras. ¡DIOS MISMO DEBIERA SER NUESTRA META… ¡NUESTRA ÚNICA AMBICIÓN! ¡ESTE ES EL MENSAJE DE LA FIESTA DE TABERNÁCULOS! Y es la verdad que nos librará de las presiones sociales, la envidia, y la codicia que existe en nuestros tiempos.

¡No nos aferremos a nuestras posesiones! De la perspectiva de Dios, nuestras casas, carros, cuentas bancarias no tienen mucha importancia.

La gente mundana – aquellas que viven sus vidas de acuerdo con los valores de esta era decadente – se pasan la vida persiguiendo posesiones mundanas. Pero nosotras, como ciudadanas del cielo, DEBEMOS DE RECORDAR QUE NOSOTRAS ESTAMOS EN EL MUNDO… pero que no somos de este mundo.

En nuestro estado caído, estamos propensas a tener amnesia espiritual. ¡Que fácilmente nos olvidamos, que nuestro verdadero hogar es en el cielo, ¡Y NO AQUÍ EN ESTE MUNDO! Pero Dios nos ha dado una forma de recordarnos, QUIENES SOMOS REALMENTE, Y ADONDE PERTENECEMOS PARA TODA LA ETERNIDAD. ¡ÉL NOS HA DADO SU PALABRA!

18 Durante siete días celebraron la fiesta con toda solemnidad, y el octavo día se reunieron en una asamblea solemne, conforme a lo establecido. Y todos los días, desde el primero hasta el último, Esdras leía el libro de la ley de Dios.

En aquellos tiempos, como las Escrituras eran copiadas a mano, y como muy poca gente sabía leer y escribir, la Palabra de Dios tenía que ser leída a la gente. ¡ELLOS NO PODÍAN LEER POR SÍ MISMOS! Así que Esdras leía las Escrituras día a día, y la gente se sumergía en pensamientos profundos acerca de Dios.

Y YA PARA TERMINAR…

¡Yo he aprendido a apreciar la Biblia MÁS porque me trae cara-a-cara con mi Dios! O por lo menos mi relación con Él “ES TAN REAL Y PERSONAL”, que parece que mi encuentro con Él fuera cara-a-cara. Mi Padre Celestial se vuelve más real y más cercano que cualquier otro padre terrenal.

Veo a mi Señor y Salvador de pie a mi lado, hablándome a lo que leo Sus palabras en los evangelios. A veces las palabras de las Escrituras se vuelven tan vívidas y luminosas que siento que debiera estar de rodillas ante la majestad de Dios.

No hay ningún otro libro CON EL PODER DE TRANSPORTARTE MAS ALLÁ DE LA TIERRA a lugares celestiales. A ESTE MUNDO SOLO LE IMPORTA EL DINERO, EL PODER, EL PLACER, Y LA FAMA.

La Palabra de Dios contiene riquezas de otro tipo – las riquezas de la sabiduría de Dios, las riquezas de la vida eterna, y sobre todo, las riquezas de conocer a Dios. Estas riquezas están escondidas de los ojos del mundo, Y ESTÁN ESPERANDO QUE TÚ Y YO LAS DESCUBRAMOS EN SU PALABRA.

Como la gente de Israel hizo en los días de Esdras y Nehemías, ¡DESCUBRE TÚ LAS RIQUEZAS ESCONDIDAS EN LA PALABRA DE DIOS! Abre tu biblia hoy día, Y CADA DÍA, y vuelve a descubrir el tesoro que Dios tiene escondido en Sus páginas.

ORÉMOSLE AL SEÑOR

Padre, gracias que Tu Palabra nos limpia y nos cambia. Que increíble cómo hemos sido afectadas e infectadas por las filosofías falsas de este mundo. Como hemos captado actitudes, ideas y suposiciones que son malas. ¡Que no te honran! Gracias por la instrucción que Tu Palabra nos da.

Gracias, Señor, que cuando aplicamos el agua de la Palabra a nuestras vidas, entonces el Espíritu puede obrar y darnos la ayuda que necesitamos. Es tan refrescante para nuestra alma cuando entendemos la Palabra, y permitimos que el Espíritu Santo nos enseñe.

Padre, perdónanos que a veces no apreciamos el poder de tu Palabra. Danos las fuerzas para seguir orando para que haya gran hambre por Tu verdad en nuestra sociedad, y en nuestras iglesias. ¡EN NOSOTRAS MISMAS! ¡Que haya avivamiento!

Señor, tu Palabra es como un tesoro escondido. Contiene las riquezas de Tu sabiduría, las riquezas de la vida eterna, y sobre todo, la riqueza de conocerte. Como la gente de Israel en la época de Esdras y Nehemías, queremos descubrir las riquezas escondidas en Tu Palabra. En el nombre de Jesús, Amén.


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema