ASUNTO DE VIDA O MUERTE

Juan 3:1-16

ABRAN SU BIBLIA A JUAN 3:1-16

A través de Su ministerio… ¡JESÚS ENSEÑÓ ACERCA DEL REINO DE DIOS! Él predicó acerca del reino a las multitudes, a pequeños grupos, y a individuos, como Nicodemo. Nicodemo era un maestro de las Escrituras hebreas, y probablemente lo tomó por sorpresa, cuando Jesús le dijo, que el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

Nicodemo, como muchos de los maestros de la ley hebrea, supuso que el Mesías judío vendría y establecería su reino de forma contundente y visible. Así como Alejandro Magno y Julio César llegaron y tomaron sus reinos por la fuerza, los judíos esperaban a un mesías que viniera con poder y autoridad, y reestableciera el reino judío.

Cuando Jesús, EL VERDADERO MESÍAS VINO, Él no gobernó con mano de hierro, ni destruyó a Sus enemigos. Más bien, Él vino en humildad para servir y entregar Su vida por toda la humanidad.

EMPECEMOS EN ORACIÓN

Padre, gracias que tu Palabra no solo es verdad, sino que es también eterna y poderosa. Gracias que tu Hijo Jesucristo dejó las glorias del cielo para venir a esta tierra a pagar la multa que nosotras no podíamos pagar.

Nosotras nos merecíamos la muerte, pero Él murió en nuestro nombre. Y a lo que abrimos nuestras Biblias hoy día, te pedimos que fortalezcas nuestra fe… y que nos llenes de tu Espíritu Santo para que nos revele la grandeza de Tu amor, lo increíble de Tu misericordia, y lo maravilloso de Tu perdón. En el nombre de Jesús, Amén.

El título de este mensaje es ASUNTO DE VIDA O MUERTE; y está dividido en dos fases: (1) EL NUEVO NACIMIENTO; Y (II) LA SALVACIÓN ETERNA.

ASI QUE COMENCEMOS CON LA PRIMERA FASE DE ESTE MENSAJE…

I. EL NUEVO NACIMIENTO - Juan 3:1-15

1 Entre los fariseos había un hombre que, entre los judíos, era muy importante. Se llamaba Nicodemo. Tres palabras se nos vienen a la mente CUANDO DESCRIBIMOS A NICODEMO: religioso, rico, e importante.

El nombre, Nicodemo, significa “Vencedor del Pueblo”. Más adelante, veremos que Jesús describe a Nicodemo “como el maestro de Israel”, que significa que era famoso por su interpretación de la Escritura Hebrea.

Como fariseo, Nicodemo era extremadamente religioso. Sabemos esto porque toda la hermandad de Fariseos, QUE ERAN COMO SEIS MIL, estaba dedicada a guardar los reglamentos más mínimos de la ley del Antiguo Testamento, como era especificado por sus hermanos, los escribas.

El trabajo de los escribas era de interpretar la ley, y el trabajo de los fariseos era de implementarla. Con respecto a las riquezas, SABEMOS QUE NICODEMO ERA RICO, porque en Juan 19 leemos, QUE FUE ÉL, el que llevó la costosa mirra y los aloes a la tumba de Jesús.

Por lo tanto, que no nos sorprenda leer, que la tradición judía menciona a Nicodemo como uno de los tres hombres más ricos de la nación de Israel. Además, el hecho de que Nicodemo fuera identificado como un hombre muy importante, significa que él era uno de los 70 miembros del Consejo Gubernamental Judío.

El Consejo Gubernamental era el equivalente A LOS TRES PODERES GUBERNAMENTALES EN UNO -- el poder ejecutivo, el poder legislativo, y el poder judicial. ¡TRES EN UNO! Como Fariseo, Nicodemo representaba a aquellos de su época… “Y DE LA NUESTRA”, que buscan el significado de la vida en la religión, pero no la encuentran.

Pienso que Nicodemo debe de haber sido MUCHO MÁS IMPORTANTE, que Aristóteles, Martin Lutero, Alberto Einstein, o Bill Gates. En un sentido, ¡ÉL ERA “TODOS ELLOS” EN UNO! ¿Es éste la clase de hombre que tú escogerías para que te representara? ¿O, tal vez, es la persona que tú misma quisieras ser? ¡ESTOY SEGURA QUE SI!

Sin embargo, el punto de esta historia – LA RAZÓN POR LA CUAL JUAN REGISTRA ESTA CONVERSACIÓN ENTRE NICODEMO Y JESÚS -- es porque a pesar de sus logros, a pesar de su prominencia en la educación, la política, la cultura y la religión, Nicodemo tenía una gran necesidad. ¡ÉL NECESITABA CONOCER A DIOS!

Y como él no conocía a Dios, se sentía sicológicamente ansioso, incómodo, descontento, perdido, y ciego espiritualmente. Pero uno se podría preguntar… ¿Cómo es que un hombre o una mujer que lo tiene todo – QUE LO HA LOGRADO TODO DESDE EL PUNTO DE VISTA HUMANO -- pueda sentirse aun descontenta?

2 Nicodemo vino de noche a ver a Jesús. Algunos sugieren que la razón que Nicodemo fue a ver a Jesús por la noche, es porque él tenía miedo que lo vieran con Jesús en pleno día. Pero otra interpretación podría ser – QUE EN ESOS DÍAS -- en que no había aire acondicionado ni ventiladores -- la parte más grata del día era la noche.

Por esta razón, todas las casas tenían una azotea plana, bien accesible, por medio de una angosta escalera exterior al costado de la casa. En el fresco de la noche, las conversaciones en la azotea eran muy comunes, y muy placenteras.

Además de ser la temperatura más agradable, las horas de la noche proporcionaban una calma QUE NO SE PODÍA SENTIR DURANTE EL CALOR DEL DÍA. Recuerda que este encuentro se llevó a cabo durante la temporada de la Pascua. Como fariseo y miembro del Consejo, Nicodemo estaría enseñando durante todo el día.

Y también Jesús, ESTARÍA ENSEÑANDOLES A LAS MULTITUDES, que estaban afanosos por ver Sus milagros. Por lo tanto, DURANTE LOS DÍAS DE LA PASCUA – días bien ocupados para ambos hombres -- la noche era el único momento en que Nicodemo podía tener un encuentro en privado con Jesús.

2b Nicodemo le dijo a Jesús: Rabí, sabemos que has venido de parte de Dios como maestro, porque nadie podría hacer estas señales que Tú haces si Dios no estuviera con él.

¡Ponte en las sandalias de Nicodemo! Él no tenía idea que estaba hablando con el Hijo de Dios. Él simplemente había escuchado, QUE ESTE CARPINTERO, de 30 años, había causado un alboroto en el templo. Y que ahora estaba haciendo unos milagros increíbles-- milagros que Nicodemo nunca antes había visto. ¡ÉL NECESITABA CONOCER A ESTE HOMBRE!

Nicodemo trató de mantener EL TONO DE LA REUNIÓN a un nivel muy profesional. Mientras que él hubiera querido TENER UN DEBATE TEOLÓGICO acerca de la fuente del poder milagroso de Jesús… ¡JESÚS QUERÍA ALGO MUY DIFERENTE!

Nicodemo aprendería “rapidito” que Jesús no era simplemente un Maestro, que había venido de parte de Dios, ¡SINO QUE ÉL ERA DIOS!, que había venido a enseñar y a salvar. Y la meta de Jesús era de llevar a Nicodemo al reino de Dios.

Jesús le podía haber contestado, “Me da mucho gusto, Nicodemo, que reconozcas que vengo de Dios. Tú obviamente has estudiado las escrituras meticulosamente.” ¡NO! Jesús dejó los cumplidos a un lado… ¡PARA CONCENTRARSE EN VERDADES ETERNAS! Este hombre estaba hambriento de la verdad, ¡Y JESÚS LO SABÍA!

Jesús le podía haber contestado a Nicodemo, ¡Ah! ¿Te has enterado de Mis milagros? Poderosos, ¿no? Increíbles, ¿verdad? Pero en cambio, Jesús ignoró la adulación de Nicodemo, e inmediatamente, le comenzó a hablar del reino de Dios.

Le dijo en el versículo 3, De cierto, de cierto te digo, que el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios. El encuentro entre Jesús y Nicodemo fue más que un encuentro entre dos figuras religiosas. Fue un choque entre dos filosofías. FUERON DOS OPINIONES OPUESTAS acerca de la salvación.

Nicodemo pensaba QUE UNO MISMO es el que hace la obra. Pero Jesús dice, ¡QUE ES DIOS EL QUE HACE LA OBRA! Estos dos puntos de vista abarcan todos los puntos de vista. Todas las religiones del mundo pueden ser colocadas en una de estas dos categorías: EL LEGALISMO O LA GRACIA.

El legalista cree que la fuerza suprema detrás de la salvación ERES TÚ MISMA. Si luces bien, y hablas bien, y si perteneces al segmento correcto, del grupo correcto, ¡SERÁS SALVA! ¡NO! Desde este punto de vista... LA MAYOR RESPONSABILIDAD NO YACE EN DIOS, ¡SINO EN TI!

Espiritualmente, Jesús dice que la salvación no viene porque vas a la iglesia, o por tus buenas obras, o si tienes una doctrina correcta. ¡VIENE DEL CIELO MISMO! ¡Estas palabras dejaron a Nicodemo turulato! ¡Y ESO NO ERA NADA!

El que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nacer de nuevo es el segundo nacimiento… ¡QUE ES VIDA ETERNA! Cambiarse de ropa no cambia a una mujer, o a un hombre. Una disciplina exterior no altera lo que hay en el interior. Nuevos hábitos no hacen una nueva alma. Esto no quiere decir que un cambio exterior no sea bueno.

Más bien, quiere decir – QUE UN CAMBIO EXTERIOR -- no es suficiente. Si alguien quiere ver el reino de Dios, ¡TIENE QUE NACER DE NUEVO! Esta frase “nacer de nuevo” le pertenece a Jesús. La usó, por primera vez, cuando le estaba hablando a Nicodemo. Nicodemo era un buen hombre. ¡SI! Muy buen hombre.

De seguro que le habrían enseñado – QUE SI CAMBIAS EL EXTERIOR -- tú puedes cambiar tu interior. Nicodemo, como el apóstol Pablo, veneraba la ley. Él, como Pablo, quería hacer lo correcto. Sin embargo, Jesús le dijo, el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

4 Nicodemo le dijo: ¿Y cómo puede un hombre nacer, siendo ya viejo? ¿Acaso puede entrar en el vientre de su madre, y volver a nacer? Nota que Nicodemo no le pregunta, ¿Por qué tiene un hombre que nacer de nuevo? Más bien, le preguntó, ¿Cómo puede un hombre nacer de nuevo?

Sin duda, Nicodemo sabía algo que nadie más sabía A pesarde que otros lo admiraban como gobernante, él se veía a si mismo, como frágil y frustrado. A pesar de que otros los veían como alguien muy espiritual, él se veía a sí mismo, como pecador.

Me pregunto cuántas noches, Nicodemo se habría ido a dormir CON EL DESEO EN SU CORAZÓN de comenzar su vida de nuevo. De hacer las cosas de forma diferente. De amar a Dios más fervientemente, de servir a su familia más humildemente, de tratar a la gente más gentilmente. ¡LO QUE NICODEMO NECESITABA ERA UN NUEVO COMIENZO!

Y aquí estaba este Rabino ofreciéndole exactamente esta oportunidad. Realmente pienso que la pregunta de Nicodemo no era el reto de un escéptico endurecido, sino la pregunta de alguien, que quería encontrar la verdad. Para que te hagas una idea…Trata de visualizar tu propio nacimiento, y has una pausa a lo que contemplas estos primeros momentos.

¡IMAGÍNATE A TÍ DE BEBITA! Recién nacida. Nuevecita. Nuevas manos. Nuevos ojos. Nueva boca. ¡Ninguna pieza usada! ¡Todo de material original! Ahora dime. ¿Quién te dio ojos para que pudieras ver? ¿Quién te dio manos para que pudieras trabajar? ¿Quién te dio pies para que pudieras caminar? ¿Hiciste tú tus propios ojos?

¿Tus propias manos? ¿Tus propios pies? ¡NO! Tú no hiciste nada. ¡DIOS LO HIZO TODO! ¡EL FUE EL QUE HIZO TODO NUEVO LA PRIMERA VEZ! ¡Y ES ÉL EL QUE HARÁ TODO NUEVO LA SEGUNDA VEZ! ¡EL CREADOR CREA TODO DE NUEVO!

2 Corintios 5:17 dice, De modo que si alguno está en Cristo, ya es una nueva creación; atrás ha quedado lo viejo: ¡ahora ya todo es nuevo! ¡ÉSTE ES EL MILAGRO MÁS GRANDIOSO DE DIOS! Es asombroso cuando Dios sana el cuerpo. Es extraordinario cuando Dios oye la oración.

Es maravilloso cuando Dios provee un nuevo trabajo, un nuevo carro, un nuevo bebé. Pero ninguno de ellos se compara ¡COMO CUANDO DIOS CREA UNA NUEVA VIDA! En nuestro nuevo nacimiento, Dios rehace nuestras almas, y nos da lo que necesitamos de nuevo. Nuevos ojos para que podamos ver por fe.

Una nueva mente para que podamos ver la mente de Cristo. Nuevas fuerzas para que no nos cansemos.Una nueva visión para que no perdamos el ánimo. Una nueva voz para alabar… y nuevas manos para servir.

Y más que nada, ¡UN NUEVO CORAZÓN! Un corazón que ha sido limpiado por Cristo… ¡Y CÓMO LO NECESITAMOS! Hemos ensuciado lo que Él nos dio la primera vez. Hemos usado nuestros ojos para mirar impurezas, nuestras manos para causar dolor, nuestros pies para caminar por el camino equivocado, nuestras mentes para pensar cosas malas.

¡TODAS NECESITAMOS SER HECHAS NUEVAS! ¡HECHAS DE NUEVO! El primer nacimiento fue para una vida terrenal. El segundo nacimiento es para la vida eterna. La primera vez recibimos un corazón físico. La segunda vez, recibimos un corazón espiritual. El primer nacimiento nos facultó para tener vida en la tierra. El segundo nacimiento nos faculta para tener vida eterna en el cielo.

¿Cómo puedes estar segura que has nacido de nuevo, y que tienes vida eterna? ¡CUANDO TIENES UNA RELACIÓN SALVADORA CON CRISTO! ¡ES UNA EXPERIENCIA QUE CAMBIA LA VIDA! ¡Todas las cosas se hacen nuevas! Por primera vez en tu vida, ¡Cristo es tu Señor! ¡Dios es tu Dueño!

Cuando te vuelves cristiana, la presencia de Cristo afecta cada parte de ti. Tienes nuevos pensamientos, nuevas actitudes, nuevos valores, y nuevas sensibilidades. Tus nuevas prioridades afectarán tus relaciones. Tú verás todo en tu vida desde la perspectiva de Cristo. El cristianismo no es algo que añades a tu vida… ¡ES TU VIDA!

Nicodemo pensó que la salvación significaba “HACER CIERTOS RITOS RELIGIOSOS”, y adherirse a ciertas enseñanzas religiosas. Él no tenía idea QUE LA NATURALEZA DE LA SALVACIÓN lo abarca todo. Cuando te vuelves cristiana, Dios te da un nuevo corazón, ¡ASÍ QUE TODO SE VUELVE NUEVO!

Dios te da una nueva mente, COMO LA DE CRISTO, ¡así que comienzas a pensar de forma diferente! Te da nuevas emociones, así que “sientes más profundamente” acerca de asuntos completamente diferentes. Te vuelves sensible al pecado, y por lo tanto, ¡YA NO TE SIENTES CÓMODA CON ÉL!

Tu entretenimiento será afectado, cuando comiences a darte cuenta de cuáles son las cosas que honran a Dios… ¡Y CUÁLES NO! Ahora tus relaciones serán guiadas por el Espíritu Santo. Hábitos destructivos y actitudes, que parecían que nunca cambiarían, serán trasformados.

¿Has notado los cambios que se han hecho en ti desde que comenzaste una relación íntima y dinámica con Jesucristo? Estos cambios deben de ser evidentes, como testimonio de la nueva vida que recibiste, CUANDO CONFIASTE EN JESÚS, como tu Señor y Salvador.

5 Jesús le respondió: De cierto, de cierto te digo, que el que no nace de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que nace de la carne, carne es; y lo que nace del Espíritu, espíritu es. 7 No te maravilles de que te dije que es necesario que ustedes nazcan de nuevo.

Lo que Nicodemo quería… era una respuesta a su pregunta. ¡PERO LO QUE JESÚS QUERÍA ERA LLEVAR A NICODEMO AL REINO DE DIOS! Nicodemo comienza con formalidades... ¡Jesús lleva la conversación a cosas fundamentales. Nicodemo lucha con esta verdad mentalmente… ¡JESÚS LLEVA ESTE ASUNTO…DE LA MENTE A UN ASUNTO DEL CORAZÓN.

Jesús deja bien claro que no se puede entrar al reino de Dios por buenas obras. Así como Nicodemo entró a este mundo por medio de un nacimiento físico, ÉL PODÍA ENTRAR AL OTRO MUNDO… AL REINO DE DIOS –POR OTRO NACIMIENTO – UN NACIMIENTO ESPIRITUAL.

La vida humana reproduce vida humana, pero no puede producir vida espiritual. NADA HECHO POR ESFUERZO HUMANO puede generar la transformación QUE NICODEMO SABÍA QUE NECESITABA. Muchos de sus contemporáneos estaban tratando de hacer lo imposible… ¡PRODUCIR VIDA, DE UN RITUAL MUERTO!

Algo que Jesús dijo ayudó a Nicodemo a entender… ¡COMO ÉSTA TRANSFORMACIÓN ERA POSIBLE! El usó palabras que Nicodemo entendería. El que no nace de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

Como maestro del Antiguo Testamento, Nicodemo recordaba la promesa que Dios había hecho, por medio del profeta Ezequiel en Ezequiel 36:25-26,

Esparciré agua limpia sobre ustedes, y ustedes quedarán limpios de todas sus impurezas, pues los limpiaré de todos sus ídolos. 26 Les daré un corazón nuevo, y pondré en ustedes un espíritu nuevo; les quitaré el corazón de piedra que ahora tienen, y les daré un corazón sensible.

Estas expresiones antiguas comenzaron a tomar un significado fresco… A LO QUE JESÚS SE LO PRESENTABA “DE FORMA NUEVA” A NICODEMO. Nicodemo necesitaba un nuevo corazón, no otro sacrificio de animal, hecho en el templo judío. Nicodemo necesitaba la purificación que viene del Espíritu de Dios.

Esta es la limpieza QUE HACE POSIBLE LA VIDA EN EL REINO DE DIOS. ¡Y NICODEMO LA QUERÍA! Él había pasado su vida entera EN EL NEGOCIO DE LIMPIAR Y PURIFICAR, pero nunca se había sentido satisfecho. Había siempre más sacrificios que hacer, y más días santos, y sus efectos eran solo temporales.

Apenas terminaba el ritual, él tenía que comenzar los preparativos para otro ritual. ¡Lo que Nicodemo necesitaba era algo duradero! ¿Pero cómo podía estar seguro? 8 El viento sopla de donde quiere, y lo puedes oír; pero no sabes de dónde viene, ni a dónde va. Así es todo aquel que nace del Espíritu.

El viento no se puede ver, ni se puede controlar. ¡ES INTANGIBLE!, pero sus efectos son inconfundibles. Así como los vestigios de la brisa pueden ser observados por el movimiento de las hojas, el mover del Espíritu de Dios en la vida de una persona… ¡ES INEGABLE! Aun así, Nicodemo no tenía claro todo esto.

9 Nicodemo le preguntó: ¿Y cómo es posible que esto suceda? 10 Jesús le respondió: ¿Y tú eres maestro de Israel, y no lo sabes? ¡TÚ DEBERÍAS SABER ESTO, NICODEMO! Entonces Jesús le dijo ¡QUE LO QUE ÉL NECESITABA ERA FE!

El verdadero problema para este fariseo erudito, no era un problema del intelecto, sino un asunto profundo de falta de fe. 11 De cierto, de cierto te digo, que hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto; pero ustedes no aceptan nuestro testimonio.

12 Si les he hablado de cosas terrenales, y no creen, ¿cómo creerán si les hablo de las cosas celestiales? Nicodemo no recibió lo que esperaba de este maestro que vino de Dios. ¡SE ENCONTRÓ CON MUCHO MÁS! Nicodemo se encontró con que Jesús hablaba acerca del cielo con autoridad absoluta.

13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, que es el Hijo del Hombre. El cielo era la ciudad natal de Jesús. El cielo era Su punto de origen, y sería su punto de retorno. Alguien, QUE FUERA UN MAESTRO VENIDO DE DIOS, no podría haber bajado del cielo. ¡NICODEMO SE DEBE DE HABER QUEDADO ATÓNITO!

Él no se esperaba esto… ¡CUANDO FUE A ENCONTRARSE CON JESÚS! Él pensaba que iba a entrevistar a un nuevo y controversial rabino. En vez, estaba cara a cara, mente a mente, corazón a corazón con alguien que bajó del cielo mismo.

Jesús, no solo tenía la autoridad divina de hablar acerca del cielo, sino que también, tenía la habilidad de llevar a Nicodemo al cielo. 14 Y así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así también es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 15 para que todo aquel que en Él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Nicodemo reconoció, ”QUE ESTA ALUSIÓN” era un incidente que sucedió, mientras que los israelitas vagabundeaban por el desierto en camino a la Tierra Prometida. La gente se había quejado de Moisés, echándole la culpa por su incomodidad. Como resultado, Dios mandó serpientes al campamento, y mucha gente murió por las mordidas.

Pero Dios, EN SU MISERICORDIA, proveyó una solución a su problema mortal. Dios le dijo a Moisés que hiciera una serpiente de bronce, Y QUE LA PUSIERA EN UN PALO, y la levantara para que toda la gente la viera. Cualquiera que mirara a la serpiente, seria sanado inmediatamente.

Nicodemo conocía esta historia perfectamente, ¿pero que tenía que ver con Jesús? ¿Qué significaba cuando Jesús dijo QUE ÉL MISMO SERÍA LEVANTADO, y que cualquiera que creyera en Él, tendría vida eterna? A lo que las preguntas rebotaban en su mente, Nicodemo estaba descubriendo muchísimas cosas acerca de Jesús – y acerca de sí mismo.

No solo habló Jesús acerca del cielo con autoridad… no solo tiene Él la habilidad de llevar a la gente ahí, SINO QUE NICODEMO SE ENTERÓ DE QUE DIOS ESTABA DISPUESTO A LLEVAR A QUIEN SEA AL CIELO. ¡NICODEMO ESTABA SORPRENDIDÍSIMO!

Toda su vida se la había pasado haciendo claras distinciones-- SOBRE QUIEN CALIFICABA, Y QUIEN NO -- para recibir el favor de Dios. Pero Jesús le reveló, directamente y sin rodeos, que cualquiera puede tener vida eterna – ¡SI ESA PERSONA CREE EN ÉL!

Me encanta lo que Roy Gustafson dijo: La religión es hecha por el hombre. El evangelio es dado por Dios. La religión es lo que el hombre hace por Dios. El evangelio es lo que Dios ha hecho por el hombre.

La religión es buenas opiniones. El evangelio es buenas noticias. La religión puede convertirse en una farsa. El evangelio es siempre la fuerza del poder de Dios hacia la salvación.

¡ASÍ QUE! DESPUÉS DE VER LO QUE EL NUEVO NACIMIENTO SIGNIFICA, VAYAMOS AHORA A NUESTRA SEGUNDA FASE…

II. LA VIDA ETERNA – Juan 3:16

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Nicodemo jamás había escuchado tales palabras. Él había tenido discusiones acerca de la salvación. ¡SI! Pero esta era la primera vez, en la cual ninguna regla había sido dada.

Ningún sistema había sido ofrecido. Ningún código… ningún ritual. Jesús había dicho: Que todo aquel que en Él cree, tendrá vida eterna. Hoy en día, es muy común decir que Dios ama a toda la gente. Pero mucha de la gente, que dice eso, NO RECONOCE “QUE SABEMOS ESTO” SOLO POR JESUCRISTO.

¿Cómo sabemos que Dios nos ama? Sabemos que Dios nos ama porque Él dio a Su Hijo para que fuera crucificado por nosotros. ¡PARA PAGAR POR NUESTRAS CULPAS! Y por consiguiente, LLEVARNOS DE VUELTA, a tener comunión con Dios.

De este modo, si el amor de Dios es uno de Sus mayores atributos, EL REGALO DE CRISTO ES SU MAYOR REGALO. A través de Cristo, podemos conocer el amor de Dios, ¡Y AMAR A DIOS!

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito. En el pensamiento de Dios… ¡TODO SE CENTRA EN SU HIJO! Dios no tiene un plan, o programa para este mundo, o para cualquier otro mundo, ningún propósito en el universo, o en el tiempo, o en la eternidad… ¡QUE NO SE CENTRE EN SU HIJO!

En la medida en que nuestro pensamiento se centra en Cristo, es en esa medida que nuestro pensamiento ESTÁ EN ARMONÍA con la mente de Dios. Cualquier pensamiento que no esté centrado en Cristo, es en esa medida, que no estamos en armonía con la mente de Dios.

A la larga, nuestros planes y propósitos tendrán éxito, solo si están centrados en el Hijo de Dios.

Para que todo aquel que en Él cree… Jesús es el que salva a la gente de sus pecados. Él es el que escribe sus nombres en el libro de la vida, Y ES ÉL, el que les garantiza un lugar en la familia de Dios.

¡Ahora bien! Miremos algunas de las razones, por las cuales, Jesús es el mejor regalo... ¡Y por qué debemos creer en Él! La primera razón por la cual Jesucristo es el mejor de los regalos de Dios ES QUE JESÚS ES LO MEJOR QUE DIOS TIENE PARA DAR. Porque de tal manera amó Dios al mundo… ¡QUE DIO LO MEJOR!

Jesús no es una criatura creada a la imagen de Dios, como el hombre o la mujer. ¡ÉL ES DIOS ENCARNADO! Por consiguiente, cuando Dios dio a Jesús, ¡ÉL SE DIO A SI MISMO! Darse a uno mismo es el mejor regalo que uno puede dar.

Hace tiempo leí una historia acerca de un pastor que estaba aconsejando a una pareja casada, que estaba teniendo problemas conyugales. En un momento dado, el esposo, obviamente exasperado, le dijo a la esposa. “Melissa, te he dado todo. Te he dado una casa nueva. Te he dado un nuevo abrigo de visón.

Te he dado un carro nuevo”. Y la lista seguía y seguía. Cuando el esposo, finalmente terminó de hablar, la esposa dijo en voz tenue, “Si, tienes toda la razón, Juan. Me has dado todo… menos a ti mismo.”

Cuando leemos esta historia, y reconocemos la verdad de este principio: El mejor regalo que tú puedes dar, ¡ES A TI MISMA! Entonces miramos a Jesús, QUE ES DIOS ENCARNADO, y reconocemos que Dios dio lo mejor… ¡SE DIO A SÍ MISMO POR NOSOTROS

La segunda razón por la cual Jesucristo es el mejor regalo de Dios, es que Jesús fue un regalo planeado desde antes de la fundación del mundo. Dios siempre había deseado dar a Jesús como rescate por la humanidad. Isaías 53:10 habla de la crucifixión de Cristo “OCHO SIGLOS” antes de que sucediera, diciendo…

Pero al Señor le pareció bien quebrantarlo y hacerlo padecer. Cuando se haya presentado a sí mismo, como ofrenda para la expiación de pecado , verá a Su descendencia, tendrá una larga vida, y por medio de Él, se verá prosperada la voluntad del Señor.

El apóstol Pedro también supo esta verdad. En el día de Pentecostés, Pedro habló de Jesús en Hechos 2:23, Jesús fue entregado conforme al plan determinado y el conocimiento anticipado de Dios, y ustedes lo aprehendieron, y lo mataron por medio de hombres inicuos, crucificándolo.

Por la misma razón, Apocalipsis 13:8 habla de Jesús como EL CORDERO DE DIOS, diciendo, Y adoraron a la bestia todos los habitantes de la tierra, todos los que no tienen su nombre inscrito en el Libro de la Vida del Cordero, que fue inmolado desde el principio del mundo.

No debemos de pensar QUE LA ENTRADA DEL PECADO AL MUNDO POR MEDIO DE ADÁN Y EVA fue un evento que cogió a Dios por sorpresa, O QUE HIZO QUE DIOS COMENZARA A PONDERAR LO QUE DEBÍA HACER AL RESPECTO. ¡NO! ¡DIOS LO SABÍA TODO DESDE UN PRINCIPIO!

Por lo tanto, antes de que el universo fuera puesto en marcha -- antes de crearnos a nosotros – Dios ya había determinado mandar a Jesucristo para morir por la salvación de la humanidad.

La tercera razón por la cual Jesucristo es el mejor regalo de Dios para hombres y mujeres caídos es que Jesús ES PERFECTAMENTE IDÓNEO para todos los seres humanos. ¡NADIE MÁS LO ES! Entonces, ¿cuáles son las necesidades del hombre y la mujer? ¿Cuáles son tus necesidades?

Tu primera necesidad es, indudablemente, la palabra de Dios… ES EL CONOCIMIENTO DE DIOS. Jesús es la respuesta a esa necesidad… PORQUE SOLO JESÚS NOS TRAE EL CONOCIMIENTO, DE QUIÉN ES DIOS, CÓMO ES ÉL, Y LO QUE DIOS REQUIERE DE LA HUMANIDAD.

Por eso Jesús es llamado, tantas veces, LA PALABRA en los escritos del apóstol Juan. ¿Quieres saber cómo es Dios? Si es así, no te pases la vida leyendo los libros que otra gente ha escrito acerca de Dios.

Tampoco pienses que descubrirás a Jesús, por medio de la meditación. ¿Dónde puedes encontrar a Jesús? ¡EN LAS PÁGINAS DE LA BIBLIA! Ahí encontrarás fuerza, misericordia, sabiduría, y compasión, que son la esencia del carácter de Dios.

Tu segunda gran necesidad es de un Salvador. No necesitas tener simplemente conocimiento. Nosotras tenemos conocimiento de muchas cosas, pero no estamos a la altura de nuestro conocimiento. ¡SOMOS PECADORAS!

Por consiguiente, no solo necesitamos una palabra de Dios, ¡NECESITAMOS UN SALVADOR! ¡JESÚS ES EL SALVADOR! Él murió para salvarnos del pecado, y de nosotras mismas. ¿Conoces a Jesús cómo Salvador?

Finalmente, tenemos una necesidad QUE ES PARTE DE NUESTRA VIDA PECADORA Y FINITA. ¿Y cuál es esa necesidad? Una manera de mirarla es la manera popularizada por el siquiatra americano -- Erich Fromm.

Fromm sugiere que todo hombre y toda mujer son confrontados con un dilema de existencia. ¡ES EL DILEMA DE LA VIDA FRENTE A LA MUERTE! TODOS QUEREMOS VIVIR, PERO TODOS TENEMOS QUE MORIR. Jesús es la respuesta a este problema… ¡PORQUE ÉL DA VIDA ETERNA A TODOS LOS QUE CREEN ÉL!

En Juan 11:25-26, Jesús dice, Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en Mí, aunque esté muerto, vivirá. 26 Y todo aquel que vive y cree en Mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? ¡ÉL SEÑOR JESUCRISTO ES EL REGALO MÁS GRANDE QUE DIOS LE HA OFRECIDO A LA HUMANIDAD!

¿Te quieres unir a los millones de gente que ha creído en Cristo con todo su corazón y mente? y que ahora dice emocionada en 2 Corintios 9:15?... ¡Gracias a Dios por Su regalo indescriptible! ֎ El Jesús que se encontró con Nicodemo esa noche, también quiere encontrarse contigo hoy día. ¡LAS PALABRAS DE JESÚS SON ETERNAS!

Él le dijo a Nicodemo, Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Juan 3:16 es el resumen de la historia del evangelio. Comienza con Dios, y termina con vida eterna. Comienza con UNO que no tuvo comienzo. Y termina CON AQUELLO que no tiene fin. Jesús le está abriendo Sus abrazos a todo el mundo – ¡INCLUYÉNDOTE A TI! ¿Qué es lo que vas a hacer con esta invitación?

ORÉMOSLE AL SEÑOR

Padre, nos sentimos tan conmovidas por tu gracia, y por tu deseo de perdonarnos y llevarnos al cielo. Gracias que nos diste el mejor regalo del mundo… a Tu único Hijo. Si no fuera por Jesús, no sé qué sería de nosotras. Que alegría saber que si creemos en Él, nos darás vida eterna…. Y estaremos contigo para siempre… ¡Qué tal regalo!

Y ahora… te quiero preguntar… En estos momentos… ¿Te está hablando Jesús al corazón? ¿Crees que Él te puede dar vida eterna? ¿Estás segura que has vuelto a nacer? ¡ESTE ES UN ASUNTO DE VIDA O MUERTE!

Jesús dice en Juan 14:6, Yo soy el camino la verdad y la vida, y nadie viene al Padre si no es por Mi. Romanos 10:9 dice, Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.

Y Juan 1:12 dice, Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en Su nombre, les dio potestad de ser hechas hijas de Dios. ¿Quieres tener la seguridad de que tienes salvación eterna? Esto no tiene nada que ver con religión, sino con un encuentro verdadero con Dios. ES CONOCERLO… ES AMARLO. Es tener una relación íntima con El.

¡DIOS TE AMA… Y QUIERE DARTE VIDA ABUNDANTE. Y Él estará contigo contra viento y marea. Él nunca te dejará ni te abandonará. ¿Te sientes sola en estos momentos? ¿Vacía? Solo Jesús puede satisfacer los anhelos más profundos de tu corazón. Solo Jesús te puede dar gozo… y la paz que sobrepasa todo entendimiento.

¿Qué si este es tu último momento? ¿Tu último día? ¿Estás segura que si te mueres hoy, te irás al cielo? La Biblia dice que puedes estar segura. ¡Que hoy es tu día de salvación!

Escúchame. No importa lo que hayas hecho… No es demasiado tarde. No importa cuán bajo hayas caído. No es demasiado tarde. Jesús te acepta tal como eres. Jesús te está invitando, pero tú tienes que venir. ¡Ven tal como eres! ¡JESÚS TE AMA!

Él quiere perdonarte. Quiere hacerte una mujer nueva. Dios te puede dar un nuevo comienzo. Una nueva vida. Puedes salir de aquí con el corazón y manos limpias. ¡Tú no estás aquí por casualidad! Tenías una cita divina con Dios. Tú fuiste creada para tener una relación con Dios.

Así que, te quiero preguntar: ¿Quieres aceptar a Jesús como tu Señor y Salvador? O a lo mejor lo aceptaste en el pasado, PERO SABES QUE NO HAS ESTADO CAMINANDO CON ÉL, hoy es tu oportunidad de arrepentirte… DE REGRESAR A ÉL.

Por lo tanto… sí quieres aceptar a Jesús por primera vez, o si quieres regresar a Él, REPITE ESTA ORACIÓN DESPUÉS DE MÍ--RECUERDA QUE LE ESTÁS HABLANDO AL SEÑOR, DE CORAZÓN A CORAZÓN.

Señor Jesús, Sé que soy pecadora. Perdóname. Yo creo que moriste por mis pecados y resucitaste de entre los muertos. Ya no quiero pecar más. Ahora te invito a que entres en mi corazón y vida. Quiero seguirte, como mi Señor y Salvador, para el resto de mi vida. En el nombre de Jesús, Amén.


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema