Conoce a Dios

Woman met Dios ¿Te sientes sola? ¿Vacía? ¿Sin propósito? ¿Anhelas tener paz con Dios? Dios te ama y tiene un propósito para tu vida. Dios quiere que experimentes la vida para la cual El te creó. Quiere que tengas paz y propósito a través de una relación personal con El.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
-Juan 3:16

Jesús dice en Juan 14:6, “Yo soy el camino, la verdad y la vida, y nadie viene al Padre si no es por Mí.” ¡Jesús es el único camino! Ninguna religión, ninguna iglesia, ninguna persona te puede llevar al cielo. ¡Solo Jesús puede hacerlo!

¡Así es como fui salvada! Porque pensé: “Si Jesús es el único camino, yo quiero tomar Su camino. Si El es la única verdad, yo quiero esa verdad, y si El es la única vida, yo la quiero.

Ahora se, sin duda alguna, que tengo salvación eterna. Esto no tiene nada que ver con religión, sino con un encuentro verdadero con Dios. Es conocerlo… Es amarlo. Es tener una relación íntima con El. ¡Mi vida cambió desde ese momento! Ha sido un proceso maravilloso que continuará para toda mi vida.

Dios te ama y estará contigo contra viento y marea. El nunca te dejará ni te abandonará. Jesús me ha dado paz y alegría… me ha dado propósito…

Romanos 10:9 dice, “Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.”

Juan 1:12 dice “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechas hijas de Dios.”

¿Te sientes sola, vacía en estos momentos? Solo Jesús puede satisfacer los anhelos más profundos de tu corazón. Solo Jesús te puede dar paz… esa paz que sobrepasa todo entendimiento.

¿Qué si este es tu último momento? ¿Tu último día? ¿Estás segura que si te mueres esta noche, te irás al cielo? La Biblia dice que puedes estar segura. ¡Que hoy es tu día de salvación!

Tú te puedes ir al cielo, no por tus buenas obras, o tu moralidad, o tu decencia, o el dinero que ofrendas. ¡NO! Tú te puedes ir al cielo SOLO por el mérito de la obra terminada de nuestro Señor Jesucristo, que murió en la cruz en tu lugar, y en el mío, y pagó la sentencia de la ley, en sí mismo. La Biblia dice que por Sus heridas fuimos sanadas.

No importa lo que hayas hecho… No es demasiado tarde. No importa cuán bajo hayas caído. No es demasiado tarde.

Jesús te acepta tal como eres. Jesús te está invitando, pero tú tienes que venir. ¡Ven tal como eres! ¡Jesús te ama! Él quiere perdonarte. Quiere hacer de ti una mujer nueva. Dios te puede dar un nuevo comienzo. Una nueva vida. Te puede dar un corazón limpio… manos limpias. ¡Tú no estás leyendo este mensaje por casualidad! Tenías una cita divina con Dios.

¿Quieres venir a Jesucristo y recibirlo ahora mismo? O a lo mejor lo recibiste en el pasado, pero sabes que no has estado caminando con El. Hoy es tu oportunidad de regresar a Él.

Sigue los siguientes pasos:

  1. Reconoce tu necesidad (soy pecadora).
  2. Decide alejarte de tu vida de pecado (arrepiéntete).
  3. Confía en que Jesucristo murió por ti en la cruz y resucitó.
  4. Invita a Jesucristo a entrar en tu vida para llevarte a una nueva relación con Dios (recíbelo como tu Señor y Salvador haciendo una oración).

Como orar:

Señor Jesús, Sé que soy pecadora. Perdóname. Yo creo que moriste por mis pecados y resucitaste de entre los muertos. Ya no quiero pecar más. Ahora te invito a que entres en mi corazón y vida. Quiero seguirte, como mi Señor y Salvador para el resto de mi vida. En el nombre de Jesús… Amen.

La seguridad de Dios es Su Palabra. Si oraste esta oración, la Biblia dice “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo”. Romanos 10:13

Y también dice “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”. Efesios 2:8-9

¿Confiaste sinceramente en Jesucristo, y le pediste que entrara en tu vida? ¿Dónde se encuentra El ahora mismo? Puedes tener la seguridad porque Él lo prometió en Su Palabra. ¡Y El cumple lo que promete!

Cuando recibimos a Jesucristo, somos perdonadas y puestas en una nueva relación con Dios como sus hijas, por medio de la obra sobrenatural del Espíritu Santo, que ahora vive en ti. Esto es lo que la Biblia llama “nacer de nuevo”.

Todo esto es sólo el principio de una vida nueva y maravillosa en Cristo. Para crecer en tu nueva relación con Dios:

  1. Lee la Biblia cada día. Comienza por el Evangelio de Juan, en el Nuevo Testamento.
  2. Háblale a Dios todos los días a través de la oración. La comunicación es esencial para una buena relación.
  3. Únete a otras personas que adoran y sirven a Cristo, y tienen comunión en una iglesia que enseña la Palabra de Dios, la Biblia.
  4. Vive para Jesús, dejando que El guíe tu vida cada día.
  5. Háblale a los demás acerca de cómo pueden obtener paz con Dios.

Ahora, como representante de Jesucristo en un mundo necesitado, demuestra tu nueva vida mediante tu amor y preocupación por los demás.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Juan 3:16

Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui