¿CUÁL CASA ES LA TUYA? – Lucas 6:46-49

En Lucas 6:46 Jesús dice, ¿Por qué me llaman ustedes “Señor, Señor”, y no hacen lo que les mando hacer? La palabra Señor significa “Amo”. Significa que Él tiene autoridad completa sobre nuestras vidas… ¡QUE NOSOTRAS LE PERTENECEMOS! Llamarlo “SEÑOR”… Y NO OBEDECERLO… es una contradicción.

Un simple reconocimiento de Su señorío… ¡NO ES SUFICIENTE! ¡VERDADERO AMOR Y FE REQUIEREN OBEDIENCIA! No lo amamos realmente… Y NO CONFIAMOS EN ÉL REALMENTE… ¡SI NO HACEMOS LO QUE JESÚS DICE!

Es una cosa decir que eres cristiana… Y QUE CREES EN LA DOCTRINA CRISTIANA… Y ES OTRA COSA… ¡SEGUIR A JESÚS Y VIVIR SUS ENSEÑANZAS! En otras palabras, hay una gran diferencia ENTRE LLAMAR A JESUS “SEÑOR”, A SOMETERTE A ÉL… ¡COMO SEÑOR! ¿Por qué llamamos a Jesús “Señor” si no lo seguimos “COMO SEÑOR” todo el tiempo?

¿No será que estamos interesadas solo en la salvación, PERO QUE NO ESTAMOS INTERESADAS EN INVERTIR EL TIEMPO Y ENERGÍA QUE SE REQUIERE… PARA TENER UNA RELACION CON JESÚS? ¡A LO MEJOR NO HEMOS ENTENDIDO QUIÉN ES ÉL! ¡ÉL ES EL REY DE TODA LA CREACIÓN!

Y como tal… ¡SUS PALABRAS TIENEN PESO! SEA CUAL FUERE LA RAZÓN, muchas creyentes “ENCAJAN PERFECTAMENTE” en el cristianismo cultural. Pero se sienten incómodas… CON EL LLAMADO DE JESÚS -- HACIENDO CASO OMISO -- A LO QUE ÉL NOS DICE.

Imagínate que Dios te diera dos opciones: (1) La de vivir una existencia mediocre… sin muchos altos y bajos; o (2) La de jugártela el todo por el todo, Y EXPERIMENTAR GOZO MÁXIMO, y grandes recompensas… ¡JUNTAMENTE CON VERDADEROS SACRIFICIOS! ¿Cuál escogerías tú? Algunas diríamos… CLARO QUE QUEREMOS LA SEGUNDA OPCIÓN – VIVIR LA VIDA AL MÁXIMO – ¡CUESTE LO QUE CUESTE! ¡Esa es exactamente la elección que Dios nos da! Sin embargo, muchas de nosotras preferimos optar… ¡POR UNA VIDA MEDIOCRE DÍA TRAS DÍA!

47 Les voy a decir como quien es el que viene a Mí, y oye Mis palabras y las pone en práctica: Un muchacho coreano viajó “largas distancias” a la casa del misionero que lo había guiado a Cristo, y le explicó la razón de su visita. “He estado memorizando algunos versículos de la Biblia, y quisiera recitárselos”.

El misionero lo escuchó atentamente a lo que el joven recitaba el Sermón del Monte “sin cometer error alguno”. El misionero felicitó al muchacho por su increíble memoria. Luego, como buen misionero, LE PREVINO QUE NO ERA SUFICIENTE MEMORIZAR LAS ESCRITURAS, sino que había que llevarlas a la práctica.

El joven respondió, “Si, esa es la forma como los aprendí”. Traté de memorizarlos, pero no me entraban en la cabeza. ¡ASÍ QUE TUVE UNA GRAN IDEA! Primero, me aprendí el versículo. Luego fui a la casa de mi vecino… PARA PRACTICAR EN ÉL… LO QUE HABÍA MEMORIZADO

Después de esto, caí en cuenta QUE EL VERSÍCULO SE ME HABÍA QUEDADO GRABADO EN LA CABEZA”. El joven coreano “ERA REALMENTE” un verdadero discípulo de Cristo. ¡Él se había entregado a Cristo! ¡Él había escuchado las palabras de Cristo!.. ¡Y Él LAS HABÍA OBEDECIDO!

48 Es como quien… AL CONSTRUIR UNA CASA… cava hondo y pone los cimientos sobre la roca. En caso de una inundación, SI EL RÍO GOLPEA CON ÍMPETU LA CASA, no logra sacudirla porque está asentada sobre la roca.

49 Pero el que oye Mis palabras… Y NO LAS PONE EN PRÁCTICA… es como quien construye su casa sobre el suelo y no le pone cimientos. SI EL RÍO GOLPEA CON ÍMPETU LA CASA… ¡LA DERRUMBA! Y la deja completamente en ruinas. ¿Por qué construiría alguien una casa sin cimientos? ¿Quizás para ahorrar tiempo, o dinero o para evitarse “el trabajo duro” de cavar en la roca? ¡QUIZÁS LA UBICACIÓN!... Aunque no sea apta para edificar, SEA ATRACTIVA, o denota una posición social más elevada, o tal vez quiera vivir cerca de sus amigos.

Quizás no se ha enterado de las fuertes tormentas que azotan la zona, O NO HACE CASO DE LOS INFORMES… ¡O PIENSA QUE NADA MALO VA A PASAR! Cualquiera que sea la razón, LAS PERSONAS QUE NO PONEN CIMIENTOS… ¡NO TIENEN MUCHA VISIÓN! Y se arrepentirán por no haberlos puestos.

Obedecer a Dios… ES COMO CONSTRUIR UNA CASA SOBRE LOS CIMIENTOS SÓLIDOS DE LA FE EN JESUCRISTO… cimientos fuertes, que permanecen firmes cuando llegan las tormentas. Cuando todo nos está yendo bien en la vida, los cimientos parecen irrelevantes… PERO CUANDO LLEGAN LAS CRISIS… los cimientos son puestos a prueba.

Asegúrate de que tu vida esté construida… SOBRE LOS CIMIENTOS SÓLIDOS DE FE EN JESUCRISTO… y la obediencia a Su Palabra. Establecer tu vida en la Palabra de Dios… ¡TE DA UNA SEGURIDAD QUE NADA PUEDE REMOVER! La magnitud de tu fe en las Escrituras ES REVELADA cuando te enfrentas a las tormentas de la vida. PAUSA

Nosotras decimos… QUE QUEREMOS TENER LA MEJOR VIDA POSIBLE. Hacemos planes… tomamos decisiones – QUE PENSAMOS -- que nos pondrán en una buena posición para tener éxito en nuestras relaciones, en nuestras carreras y en nuestras finanzas. Jesús nos dice que la clave para una vida “BIEN VIVIDA” es de escuchar Sus palabras… ¡Y SEGUIRLAS!

Cada vez que escuchamos algo en la Palabra de Dios… QUE NOS EMOCIONA PROFUNDAMENTE… ¡DEBEMOS DE ACTUAR INMEDIATAMENTE! No necesariamente tiene que ser algo dramático o grandioso. ¡PUEDE QUE SEA ALGO QUE PAREZCA POCA COSA! Puede que sea escribirle una nota a una amiga, hacer un cambio en tu trabajo, pedir disculpas, dar un regalo, dar tu testimonio, comprometerte a algo, decir una palabra bondadosa, o hacer un cambio sutil en tu vida. ¡LO IMPORTANTE ES QUE LO HAGAS! ¡NO LO DEJES PARA MAÑANA! SI NO… ¡TE OLVIDARÁS! Pero cuando lo hagas… ¡SERÁS UNA VERDADERA DISCÍPULA DE CRISTO! CUANDO JESÚS “DUDÓ” DE LA AUTENTICIDAD DE ESTOS “SUPUESTOS DISCÍPULOS”… ÉL LES PREGUNTÓ…

¿Por qué me llaman ustedes “Señor, Señor”, y no hacen lo que les mando hacer? Él les estaba hablando acerca de su desobediencia al sermón del Monte, el cual Jesús estaba enseñando en ese momento. ¡LOS VERDADEROS DISCÍPULOS OBEDECEN A CRISTO! ¿PERO QUÉ ES LO QUE ESTO INVOLUCRA?

Como discípulos, DEBEMOS ESCUCHAR LA PALABRA ATENTAMENTE… DEBEMOS MEDITARLA… RUMIARLA… y luego, ¡OBEDECERLA! ¡Los discípulos genuinos llaman a Jesús “SEÑOR”… ¡Y LO DICEN EN SERIO! ESCUCHAR O NO ESCUCHAR… OBEDECER LA PALABRA O NO OBEDECERLA… ES DECISIVO PARA ESTA VIDA… Y PARA LA VIDA POR VENIR.

En resumidas cuentas, Jesús dice que solo hay dos tipos de casas que se están construyendo. Casas con cimientos, y casas sin cimientos. ¿CUÁL CASA ES LA TUYA?


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema