LA VOLUNTAD DE DIOS A SU MANERA

Éxodo 3:1-12

Niccolo Paganini, el gran violinista italiano y virtuoso del violín, es considerado un genio de la música. Una noche, durante un concierto en Viena, Paganini salió al escenario, y con su violín en mano, rompió una de las cuerdas. Luego, rompió una segunda cuerda, y luego, una tercera.

Cuando solo le quedaba una cuerda, Paganini puso el violín debajo de su barbilla, y por los próximos 20 minutos…TOCÓ MARAVILLOSAMENTE. A lo que la multitud se ponía de pie en ovación, Paganini dijo, “UNA CUERDA Y PAGANINI”. Y la gente, reconociendo que acababa de escuchar a un verdadero maestro… ¡ESTALLÓ EN APLAUSOS!

Puede que en estos momentos, TE SIENTES… COMO SI “SOLO” TE QUEDARA UNA CUERDA…O QUE NO SIRVES DE MUCHO… O QUE TE SIENTES FRÁGIL…

Quiero que sepas QUE A DIOS LE ENCANTA usar a los débiles, A LOS QUE NO TIENEN IMPORTANCIA, y a los insignificantes, porque entonces, Él -- EL MAESTRO… EL VIRTUOSO DEL MUNDO -- recibe toda la ovación, y toda la gloria…

EMPECEMOS EN ORACIÓN

Padre, como nos encanta sentarnos a Tus pies, y escuchar Tu Palabra, y aprender Ti. Tu Palabra es agua que da vida. Estamos sedientas de recibir “el vaso de agua pura” que nos vas a dar hoy. Y también el pan que nos alimenta el alma y el corazón.

Señor, Tú eres nuestra esperanza. Gracias que compartes tu sabiduría con nosotras. Tú eres grande y poderoso. SEÑOR, GRACIAS QUE SOLO TÚ SATISFACES NUESTRAS ALMAS. ¡TÚ ERES NUESTRA ROCA! Háblanos, Señor, tus hijas te escuchan. En el nombre de Jesús. Amén.

El título de este mensaje es LA VOLUNTAD DE DIOS A SU MANERA, y está dividido en cuatro secciones, (I) DIOS SE LE APARECE A MOISÉS; (II) DIOS LLAMA A MOISÉS; (III) DIOS LIBERA AL PUEBLO; (IV) DIOS ABRE EL MAR ROJO.

ASI QUE COMENCEMOS CON NUESTRA PRIMERA SECCIÓN…

I. DIOS SE LE APARECE A MOISÉS– Éxodo 3:1-6

1 Moisés cuidaba las ovejas de Jetro, su suegro, QUE ERA SACERDOTE DE MADIÁN, y un día llevó las ovejas a través del desierto y llegó hasta Horeb, el monte de Dios. 2 Allí, el ángel del Señor se le apareció en medio de una zarza envuelta en fuego. Moisés miró, y vio que la zarza ardía en el fuego, pero no se consumía.

3 Entonces dijo: Voy a ir y ver esta grande visión, por qué es que la zarza no se quema. 4 El Señor vio que Moisés iba a ver la zarza, así que desde la zarza lo llamó y le dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Aquí estoy.

5 El Señor le dijo: No te acerques. Quítate el calzado de tus pies, porque el lugar donde ahora estás es tierra santa. 6 Y también dijo: Yo soy el Dios de tu padre. Soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

¡ESTE ERA UN DÍA EN QUE DIOS IBA A ROMPER SU SILENCIO DE 40 AÑ0S! Durante décadas en Madián, no tenemos ningún récord de que Dios le hablara a Moisés… ¡NI SIQUIERA UNA SOLA VEZ! Sin embargo, EL DÍA QUE ÉL IBA A ROMPER ESE SILENCIO, amanece como cualquier otro día en el desierto. ¡ASÍ ES LA FORMA COMO DIOS OBRA!

Sin ninguna insinuación o advertencia, Él les habla a personas comunes y corrientes en días comunes y corrientes. ¡TU DÍA COTIDIANO ES TU RUTINA! ¡ES TU MONTE HOREB! Y pudiera ser que en ese día tan normal y corriente, Dios decida hablarte como nunca antes te ha hablado.

Puede ser el día… EN QUE ÉL TE COMUNIQUE ALGO… ALGO GRANDE A TU CORAZÓN… ¡ALGO ACERCA DE TU DESTINO!

Nunca te lo hubieras imaginado cuando te levantaste de la cama esta mañana. Mientras te peinabas y te ponías tu maquillaje. No sentiste nada diferente… Yo nunca me lo hubiera imaginado tampoco… ֎ Después de estar caminando con Cristo por 3 años, asistí a la Escuela de Ministerio de mi iglesia.

En el año 2002, me gradué de la escuela, después de todo un año de estudios bien intensos. Y parte del entrenamiento, AL FINAL DEL AÑO ACADÉMICO, era de irnos en viaje misionero. Dios nos asignó ir a la reservación de los indios Sioux de Dakota del Sur de los E.E.U.U. El viaje misionero duraría un mes.

Nuestro ministerio ERA DE IR A LAS DIFERENTES RESERVACIONES INDIAS DE LA LOCALIDAD. Teníamos hasta UN BUS DE COLEGIO RESTAURADO para ir de reservación en reservación. Cuando los niños nos veían llegar en el bus… ¡SALÍAN CORRIENDO A RECIBIRNOS!

Parecía como si el circo había llegado al pueblo. ¡SOLO LOS NIÑOS VENÍAN! Muy pocos adultos estaban interesados. Algunas mamás traían a sus bebés… para ver si les regalábamos algo. No bien llegábamos, montábamos un gran toldo. Lo hacíamos tipo auditorio… CON SILLAS Y TODA LA NOTA.

¡LOS NIÑOS ERAN NUESTRO PÚBLICO! Hacíamos teatro, títeres, y cantábamos con ellos. Les lavábamos los pies, y les regalábamos mediecitas y zapatos nuevos. Teníamos zapatos para todos los gustos, tallas y colores. La mayoría de los zapatos eran donados. ¡CÓMO SE LES ILUMINABAN SUS CARITAS DE FELICIDAD!

Pero lo más importante era que compartíamos el evangelio con ellos. Les llevábamos el amor de Cristo, NO SOLO AMÁNDOLOS Y JUGANDO CON ELLOS, sino también… ¡DÁNDOLES LA PALABRA DE SALVACIÓN! Cristo había muerto por ellos… PARA REDIMIRLOS, para que ellos pudieran ir al cielo y estar con Él para siempre.

Cada día, uno de nosotros (los alumnos) compartía a Jesús y Su amor, y luego, los invitaba a recibir a Cristo en su corazón, como su Señor y Salvador.

Nos decían que los indiecitos eran poco expresivos… ¡Y ASÍ PARECÍA! Cuando hacíamos la invitación de salvación. NINGUNO RESPONDÍA. Ninguno se inmutaba. Ninguno reaccionaba.

Un día, la esposa del pastor, Karen, que no solo era india Sioux, sino que también era nuestra anfitriona, SE ACERCÓ AL ESTRADO, y comenzó a compartir a Cristo con más de 25 indiecitos.

Cuando les dio su testimonio… les contó que ella había sido ultrajada cuando era niña… había sido abusada… de familia alcohólica… drogas en su hogar. ¡Y CÓMO JESÚS LA HABÍA SALVADO DE TODO ESO! Cuando ella los invitó a recibir a Cristo… ¡TODOS LOS NIÑOS CORRIERON A DÓNDE ELLA ESTABA.

¡Y TODOS LES ENTREGARON SU VIDA A CRISTO! ¡FUE UN MOMENTO MUY EMOTIVO! ֎ La vida en las reservaciones indias de los Estados Unidos es muy dura. Todo lo que esta mujer había pasado… ¡LO ESTABAN VIVIENDO ESTOS NIÑOS!

Conectaron con ella al toque… Y QUERÍAN QUE ESE CRISTO… QUE LA HABÍA SALVADO A ELLA, los salvara a ellos también. Y en medio de toda esta algarabía, y mientras observaba esta escena tan conmovedora, pensé, Señor, ¿qué pasó aquí? Los indiecitos no recibieron NI UNA de nuestras invitaciones de salvación.

PERO CUANDO UNA MUJER INDIA, UNA COMO ELLOS, LOS INVITA A RECIBIR A JESÚS… ELLOS LO RECIBEN CON SUS CORAZONES ABIERTOS. Entonces escuché en mi corazón que Dios me decía: “TÚ TAMBIÉN TIENES TU PROPIA GENTE”. Uy yu yuy! Desde ese momento, me quedé de lo más intranquila.

Oraba y pensaba. “Señor, a lo mejor podría ir al Perú durante el verano… ¡PERO CÓMO LLEVO TANTOS ZAPATOS! ¡Pensaran en aduana que estoy haciendo contrabando! ¿Cuánto me cobrarán de sobrepeso? Ay Señor, ¿cómo hago?

Estaba en oración todos los días preguntándole a Dios… ¿Cuál es Tu voluntad, Señor, en todo esto? Los días pasaban y yo todavía no sabía que hacer… ¿ni cómo hacerlo? Finalmente, nuestro viaje misionero llegó a su fin.

La hora de regresar a casa había llegado. ¡Era tiempo de despedirnos! Como había sido nuestra costumbre durante nuestra estadía en Dakota del Sur, TODOS LOS DÍAS DESPUÉS DEL DESAYUNO Y DESPUÉS DE LA CENA, cantábamos canciones de alabanza al Señor, y estudiábamos la Biblia.

En esa última noche, DESPUÉS DE TODO ESTO, el pastor y su esposa, Karen, vinieron con batea y toalla en mano, y nos comenzaron a lavar los pies… UNO A UNO… como hizo Cristo con Sus apóstoles. No sé exactamente si nos estaban dando un ejemplo de humildad al lavarnos los pies… O SI ERA UNA FORMA DE LANZARNOS AL MUNDO… como quien dice.

Cuando llegó mi turno, Y MIENTRAS KAREN ME LAVABA LOS PIES…, yo le pedía a Dios… “Háblame Señor”. En eso, su esposo el pastor, que estaba al lado de ella, comenzó a orar por mí. Yo estaba segurísima de que él me iba a decir: “¡Así dice el Señor! Carmen, ¡anda al Perú y has esto y aquello en Mi nombre”! ¡PERO NADA!

Él oró por mí, ¡PERO NO ME DIJO NADA DE LO QUE YO ESPERABA. ¡Qué desilusión! Cuando Karen terminó de lavarme los pies, ME ABRAZÓ, y me susurró al oído… ¿Qué creen que me dijo al oído? “Estate quieta y reconoce que Yo soy Dios”. ¡Fue como recibir un bálsamo! ¡Sentí una paz increíble!

Una vez más, Dios me recordaba, QUE NO TENÍA QUE AFANARME… que Él estaba en control de todo. Que Su voluntad se cumpliría en mi vida. Que Él guiaría mis pasos. Que lo único que tenía que hacer era confiar en Él… ¡Y OBEDECERLO!

P A U S A

2 Moisés miró, y vio que la zarza ardía en el fuego, PERO NO SE CONSUMÍA. 3 Entonces dijo: Voy a ir, Y VER, esta grande visión, ¿por qué es que la zarza no se quema? La zarza era como cualquier otra zarza… ¡PERO LO QUE ESTABA SUCEDIENDO ERA FUERA DE LO COMÚN! ¡ESTE ES EL MÉTODO DE DIOS!

En las circunstancias más comunes de nuestro diario vivir, Dios, hace a veces, algo extraordinario. PRENDE UNA ZARZA… como quien dice. Nosotros las llamamos “coincidencias”. Dios puede usar un hecho, O UNA CIRCUNSTANCIA EXTRAORDINARIA para darte un toquecito en el hombro… ¡PARA LLAMAR TU ATENCIÓN!

Él puede valerse de algo así, PARA INMISCUIRSE EN TU VIDA DIARIA, y decirte: “¡PARA! Estate quieta que tengo algo que decirte”. Cuando tú y yo nos tropezamos CON HECHOS POCO COMUNES, es buena idea preguntarnos, “¿Podría Dios estarme diciendo algo en este momento?”

Créeme, las cosas no suceden por casualidad. Hay un plan dispuesto por Dios para ti… ¡Y PARA MI! ¡Y PARA EL RESTO DEL MUNDO! A través de cada día común, y de cada momento extraordinario… HAY UN DIOS QUE ESTÁ CONSTANTEMENTE BUSCÁNDONOS… Él me buscó a mí… y Él te busca a ti.

Jesucristo nos dice en Juan 6:44, Ninguno puede venir a Mí, si el Padre QUE ME ENVIÓ no lo trae. Y Yo lo resucitaré en el día final”. 4 El Señor vio que Moisés iba a ver la zarza, así que desde la zarza lo llamó y le dijo: ¡Moisés, Moisés!

Y él respondió: Aquí estoy. ¡A VER! ¿Cuándo le habla Dios a Moisés? ¡EN EL MISMO MOMENTO EN QUE MOISÉS SE ACERCA! Por un momento, MOISÉS PONE A UN LADO SUS RESPONSABILIDADES, y se acerca a ver lo que estaba pasando.

Y cuando se acerca… ¡SE ENFRENTA CARA-A-CARA CON SU DESTINO! SI MOISÉS NO HUBIERA PARADO… ¡DIOS NO LE HUBIERA HABLADO! ¡Moisés, Moisés, dice la voz. ¿Sabes lo que Moisés responde? AQUÍ ESTOY. Cuarenta años antes, Moisés hubiera sacado su currículo… hubiera dicho.

¿Necesitas a alguien súper especial? ¿Necesitas mis referencias? Aquí tengo tres páginas de referencias… ¡NO!

Ahora Él había tenido 40 años de anonimato… 40 años de silencio en el desierto. ¡MOISÉS SE HABÍA CONVERTIDO EN UN DON NADIE! Así que, CUANDO RECIBE EL LLAMADO, solo se le ocurre decir: AQUÍ ESTOY.

¡ESTO ES TODO LO QUE DIOS QUERÍA ESCUCHAR! ¡ESTO SIGUE SIENDO VERDAD HOY EN DÍA! Dios no está impresionado ni contigo ni conmigo. Él está comprobando tu humildad, y tu disponibilidad. Y cuando el Señor llama, todo lo que Él pide es un simple reconocimiento. “Presente, Señor. Aquí estoy.

Solo después de que Moisés se detiene, y dice, Aquí estoy, Señor, es que la voz llega con instrucciones específicas. ¡NI UN MINUTO ANTES! 5 El Señor le dijo: No te acerques. Quítate el calzado de tus pies… PORQUE EL LUGAR DONDE AHORA ESTAS… es tierra santa. LA PALABRA “SANTA” significa “SEPARADA”.

Básicamente Dios le estaba diciendo: “Moisés, quiero que te separes de tu pasado. OLVÍDATE DE TODO EN ESTE MOMENTO… ¡Y PRÉSTAME ATENCIÓN! 6 Y también dijo: Yo soy el Dios de tu padre. Soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

Mira la lista de nombres que Dios menciona aquí: Abraham, Isaac, y Jacob. Cada vez que leemos estos nombres… PENSAMOS QUE ELLOS ERAN SUPERHOMBRES… ¡LOS CAMPEONES DE LA BIBLIA! ¡PERO ESO NO ES VERDAD! ¡ERAN INDIVIDUOS COMO NOSOTRAS! Ninguno era perfecto.

Si no fuera por la gracia de Dios… ¡NI UNO DE ELLOS HUBIERA HECHO NADA DIGNO DE RECORDAR! Moisés se cubre la cara… porque tiene miedo de mirar a Dios. ¡ESTABA, NADA MENOS, QUE ANTE EL DIOS TODOPODEROSO! Para Dios, “TUS LOGROS”… POR MUY NOBLES QUE SEAN… no son importantes.

Tus credenciales, POR MUY BRILLANTES QUE SEAN, no significan nada. ¡DIOS ES LA ESENCIA DE TODO!

Por eso, LA PREGUNTA CLAVE EN LA VIDA NO ES “¿Cuán fuerte soy yo?” Sino más más bien, ¿CUÁN GRANDE ES DIOS? ¡ENFÓCATE EN SU GRANDEZA! ¡Y NO EN LA TUYA! ¡ESO ES LO QUE MOISÉS HACE? O por lo menos… ¡ESO ES LO QUE DIOS LE DICE QUE HAGA! DIOS NO TRATA DE CONVENCER A MOISES DE LO QUE “MOISÉS” PODÍA HACER.

Más bien… ¡LE DICE QUIEN ES DIOS!… ¡Y LO QUE DIOS PUEDE HACER! ¡DIOS NO DICE NI MEDIA PALABRA PARA CONVENCER A MOISÉS! LAS PALABRAS QUE DIOS DICE… fueron dichas para revelar a Dios. ¡EL PODER DE MOISÉS NO ES LA CUESTIÓN! ¡EL PODER DE DIOS ES LA CUESTIÓN!

Y EN MEDIO DE TODO ESTO, Moisés se detiene para escuchar una voz, que básicamente le decía: “¿Te acuerdas de Mí, Moisés? Yo soy el que te dijo que algún día redimirías a mi pueblo Israel. Yo soy el Dios de tus padres”. MOISÉS PENSABA QUE TODO ESO HABÍA QUEDADO EN EL PASADO.

Pensaba que iba a vivir el resto de su vida pastoreando ovejas en el desierto. Moisés había tratado, desesperadamente, de olvidarse de su pasado. Y 40 años en el desierto lo habían ayudado. Los vientos del desierto se habían llevado el dolor… los malos recuerdos… los pesares. PERO AHORA… ¡NO LO PODÍA CREER!

Moisés se sentía poca cosa… se sentía humilde… y hasta indigno. Esa era precisamente la forma como Dios quería que se sintiera… ¡PORQUE ESA ES LA CLASE DE PERSONA, que Dios usa. ¿Alguna vez has estado en una situación desesperada en el trabajo, en el colegio o en tu casa? ¿Te has sentido atrapada, y sin fuerzas para actuar?

Quiero que sepas que Dios escucha nuestros ruegos, y que Él contesta nuestras oraciones… DE LA MANERA QUE NOS AYUDARÁ… ¡Y QUE LE SERVIRÁ A DIOS PARA LLEVAR A CABO SU VOLUNTAD!

¡ASÍ QUE! DESPUÉS DE VER COMO DIOS SE LE APARECE A MOISÉS, VAYAMOS A NUESTRA SEGUNDA SECCIÓN….

II. DIOS LLAMA A MOISÉS – Éxodo 3:7-12

7 Luego el Señor dijo: He visto muy bien la aflicción de mi pueblo que está en Egipto. He oído su clamor por causa de sus explotadores. He sabido de sus angustias,

8 y he descendido para librarlos de manos de los egipcios y sacarlos de esa tierra, hacia una tierra buena y amplia, una tierra que fluye leche y miel, donde habitan los cananeos, los hititas, los amorreos, los ferezeos, los jivitas y los jebuseos.

9 El clamor de los hijos de Israel ha llegado a Mi presencia, y he visto además la opresión con que los egipcios los oprimen. 10 Por lo tanto, VEN AHORA, que voy a enviarte al faraón PARA QUE SAQUES DE EGIPTO A MI PUEBLO, a los hijos de Israel.

¿Has dudado, alguna vez, acerca de la compasión de Dios para con Su pueblo? Escucha lo que Dios dice, “He visto… He escuchado las quejas… Conozco sus penurias… Yo he descendido para librarlos”.

A lo mejor tu marido está muy enfermo. Lo tienes que cuidar día y noche. Su salud te preocupa. Te sientes impotente. Cansada. Frustrada. Y no ves mejoría… Y le suplicas al Señor. “¡Ayúdame, Jesús”!

O puede que te hayas enterado de que vas a ser madre… ¡otra vez! Estás estresada porque tienes que ocuparte de tus otros hijos… las responsabilidades son abrumadoras, y clamas en tu corazón… DIOS MÍO… ¿DÓNDE ESTÁS CUANDO TE NECESITO? Él te responde: “Hija mía, Yo sé lo que estoy haciendo. Yo conozco tu dolor. Yo sé que te sientes abrumada y sobrecargada. Yo tengo un plan para liberarte. ¡CONFÍA EN MÍ”!

En Jeremías 29:11, Dios dice, Sólo Yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza. EL DIOS QUE SE PREOCUPA POR TI… ¡TE LIBERARÁ!

Y Mientras tanto, Moisés todavía no sabía el papel que iba a desempeñar en todo esto.

Nosotros lo sabemos porque ya leímos la historia en el Libro de Éxodo, ¡Y YA VIMOS LA PELÍCULA! Pero en ese momento, Moisés estaba viviendo la historia en vivo y en directo. ¡ÉL NO TENÍA IDEA LO QUE SE LE VENÍA ENCIMA!

De repente, Moisés oye unas palabras que lo dejan turulato. 10 Por lo tanto, ven ahora, que voy a enviarte al faraón para que saques de Egipto a mi pueblo, a los hijos de Israel. 11 Pero Moisés le respondió a Dios: ¿Y quién soy yo para ir ante el faraón y sacar de Egipto a los hijos de Israel?

Es decir, “Yo, Señor. No, Señor. ¿Qué fue lo que dijo? ¿Mandarme a mí al faraón? ¿Para hacer que cosa, Señor? ¡Y ES AQUÍ QUE COMIENZA CON UNA CANTALETA CON EL SEÑOR… ¡PARA NO IR! Le da todas las excusas habidas y por haber… ¡PARA SALIRSE DEL BULTO! “Por favor, decía Moisés, manda a otro”.

Así que Dios decide -- QUE AARÓN -- su hermano – ¡IRÍA CON ÉL! 12 VE, MOISÉS… ¡YO ESTARÉ CONTIGO! Dios le da a Moisés… ¡UNA TAREA MONUMENTAL… ¡MONUMENTAL PARA UN SER HUMANO! Si Dios le hubiera dado una tarea cualquiera, Moisés no hubiera necesitado que Dios fuera con él.

Pero con la tarea tan gigantesca de liberar a Israel de Egipto, Moisés es lanzado a una situación desesperada – exactamente la clase de situación que nos hace ir humildemente a la Presencia de Dios. Del punto de vista de Dios -- QUE DESEA UNA RELACIÓN PERSONAL CON NOSOTRAS -- esta es la combinación perfecta.

Dios nos pone en situaciones, QUE ESTÁN DESTINADAS A FALLAR… O A SALIR MAL… ¡SI ES QUE ÉL NO INTERVIENE! ¡POR ESO DIOS PROVOCA LA AFLICCIÓN! Para que lo llamemos… ¡Y PARA ASEGURARNOS DE QUE ÉL ESTÁ CON NOSOTRAS! Y en el proceso… ¡NOS ACERCAMOS A DIOS! Y Él nos fortalece… A LO QUE NOS RECOSTAMOS EN ÉL. ¡PORQUE ÉL ES SUFICIENTE!

Así que Moisés regresa a Egipto, e inmediatamente comienza el conflicto con el faraón. NO HAY NADA MÁS DRAMÁTICO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO, que la tremenda prueba de las voluntades del faraón y de Moisés. Uno es el representante de Satanás, y el otro es el representante de Dios.

Una y otra vez se lee que el faraón endurece su corazón. Dios manda 10 plagas… ¡QUE CULMINAN CON LA MUERTE DE TODOS LOS VARONES PRIMOGÉNITOS DE EGIPTO! Así que, finalmente, ¡EL FARAÓN PERMITE QUE LOS ISRAELITAS SE FUERAN DE EGIPTO!

Durante las 10 plagas, el poder y el amor de Dios son revelados de forma extraordinaria. Dios castiga a aquellos que estaban en contra de Él, ¡Y DIOS PROTEGE A AQUELLOS QUE CONFÍAN EN ÉL! Dios no protege a los israelitas porque ellos eran mejores que los egipcios. ¡NO! Más bien, ¡PORQUE ELLOS ERAN SU GENTE!

Además, 2 Corintios 5:19, 21 dice, En Cristo, DIOS ESTABA RECONCILIANDO AL MUNDO CONSIGO MISMO, sin tomarles en cuenta sus pecados, Y QUE A NOSOTROS NOS ENCARGÓ EL MENSAJE DE RECONCILIACIÓN. 21 Al que no cometió ningún pecado, POR NOSOTROS DIOS LO HIZO PECADO, para que en Él… nosotros fuéramos hechos justicia de Dios.

El récord perfecto de Jesús… ¡TE LO DIERON A TI!… ¡ME LO DIERON A MÍ! Y tu récord imperfecto, y el mío… ¡SE LO DIERON A CRISTO! ¡JESÚS NO ERA CULPABLE! Pero Él sufrió por aquellos que eran culpables… ¡PARA LLEVARNOS A DIOS!

Dios no aprueba nuestro pecado… ni compromete Su estándar. Él no ignora nuestra rebelión… ¡NI LE HACE LA VISTA GORDA A SUS DEMANDAS! En lugar de descartar nuestro pecado, ÉL ASUME NUESTRO PECADO… ¡Y SE SENTENCIA A SÍ MISMO! ¿SE IMAGINAN? La santidad de Dios es honrada. Nuestro pecado es castigado. ¡Y NOSOTRAS SOMOS REDIMIDAS!

¡DIOS TODAVÍA ES DIOS! La paga del pecado sigue siendo la muerte. Dios nos justifica y nos santifica. DIOS HACE LO QUE NOSOTRAS NO PODEMOS HACER… ¡NOS HACE PERFECTAS ANTE DIOS!

Y como augurio de la muerte de Cristo… LA PASCUA -- este evento maravilloso de los judíos -- ¡ES INSTITUÍDO!

A través de Moisés, Dios le ordena al pueblo de Israel que rociara sangre en los dos postes y el dintel de las casas – ¡DONDE COMPARTIRÍAN LA CENA DE LA PASCUA! Este evento del Antiguo Testamento es la imagen de lo que ocurriría en el Nuevo Testamento. ¡PERO LA PASCUA NO ES TODA LA HISTORIA! La Pascua no tiene ningún valor… si no está unida a la experiencia del Mar Rojo.

La muerte de Jesús no hubiera tenido ningún valor… ¡SI JESÚS NO HUBIERA RESUCITADO! La experiencia del Mar Rojo… ¡SIGUE INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE LA PASCUA! Si Cristo hubiera muerto --Y NO HUBIERA RESUCITADO -- Él hubiera sido un profeta más, Y NO TENDRÍAMOS LA MÁS MÍNIMA ESPERANZA DE SALVACIÓN Y VIDA ETERNA… ¡PERO JESÚS RESUCITÓ Y VIVE PARA SIEMPRE!

¡ASI QUE! DESPUÉS DE VER QUE DIOS SE LE APARECE A MOISÉS… Y QUE DIOS LLAMA A MOISÉS, VEAMOS AHORA COMO…

III. DIOS LIBERA AL PUEBLO - Éxodo 13:17-18; 20-22

17 CUANDO EL FARAÓN DEJÓ IR A LOS ISRAELITAS, Dios no los llevó por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca; porque pensó: No vaya a ser que haya guerra, y el pueblo se arrepienta de haber salido y se regrese a Egipto.

18 Más bien, Dios los hizo dar un rodeo por el camino del desierto del Mar Rojo. DESDE EGIPTO los hijos de Israel salieron armados. 20 Los israelitas partieron de Sucot y acamparon en Etam, que es donde comienza el desierto.

21 Durante el día, el Señor iba delante de ellos y los guiaba mediante una columna de nube. Durante la noche, los alumbraba con una columna de fuego.

CUANDO TENEMOS UN GRAN PROBLEMA… ¿No oramos? … “Ay, Dios mío, estoy metida en un lío”, o “estoy entre la espada y la pared, o estoy en un callejón sin salida”. Es posible, QUE AHORA MISMO TE ENCUENTRAS CON UN PROBLEMA… por las malas decisiones que tomaste. ¡Y ESTÁS PAGANDO LAS CONSECUENCIAS!

O puede ser que tu situación está relacionada con un hijo que no está caminando con el Señor. ¡YA CRECIÓ! ¡YA DEJÓ TU HOGAR!

Y por lo tanto, está demasiado grande para que lo disciplines. Sin embargo, TÚ TODAVÍA ERES SU MAMÁ, y quieres de todo corazón… que él camine con Dios. Decirle algo puede empeorar las cosas, PERO NO DECIRLE NADA, tampoco es bueno. ¡ESTÁS EN UN CALLEJÓN SIN SALIDA!

O tu problema “PODRÍA SER DE ALGO DE LA UNIVERSIDAD… o de tu hogar. O podría tratarse de un problema de relaciones. Sea lo que fuere… ¡TU NO VES SALIDA! ¡ESTÁS METIDA EN UN LÍO!

֎ Capaz eres una madre soltera con niños chiquitos. Tu esposo te ha dejado, y no te da un centavo para el mantenimiento de tus hijos. ¡No tienes quien te ayude! Tienes que salir a trabajar para darles de comer, ¡PERO NO TIENES CON QUIEN DEJARLOS! Los tienes que dejar solos… EN LA CASA… sin supervisión adulta.

Si te quedas en la casa con ellos, se morirán de hambre. ¡ESTÁS ENTRE LA ESPADA Y LA PARED! ¿Qué lecciones podemos aprender cuando estamos metidas en un lío? ¡BIEN PUDIERA SER QUE LA ÚNICA SOLUCIÓN “PARA TU PROBLEMA” SEA UN MILAGRO! Eso fue lo que Israel aprendió…

Los israelitas habían vivido toda su vida en Egipto. NINGUNO DE ELLOS… A QUIENES DIOS IBA A LIBERAR POR MEDIO DE MOISÉS… ¡HABÍA NACIDO NI SE HABÍA CRIADO FUERA DE EGIPTO! ¡Su estilo de vida ERA EGIPCIO hasta la médula! Habían adquirido los hábitos, el estilo, y hasta el olor de ajos y poro de Egipto. Por eso Dios necesitaba enseñarle “A SU PUEBLO” un nuevo estilo de vida.

Y para poder hacerlo… ¡TENÍA QUE LLAMAR SU ATENCIÓN PRIMERO! Es por eso que se los llevó al Mar Rojo… ¡DONDE LOS ESPERABA UN PROBLEMÓN! Noten lo que el versículo 18 dice, Dios los hizo dar un rodeo por el camino del desierto del Mar Rojo.

El pueblo de Israel llega a un callejón sin salida… ¡GUIADOS POR DIOS! ¡ESE PROBLEMA NO ERA UN ACCIDENTE! ¡NO ERA UN DESVÍO EQUIVOCADO!

Dios sabía que ellos necesitaban la experiencia DEL MAR ROJO para aprender ALGUNAS COSAS ACERCA DE ÉL. Esta fue una de las valiosas lecciones que necesitaban aprender en el camino a la tierra prometida.

21 Durante el día, el Señor iba delante de ellos y los guiaba mediante una columna de nube. Durante la noche, los alumbraba con una columna de fuego. Cuando la nube se movía hacia adelante, ellos se movían hacia adelante. Cuando la nube retrocedía, ellos retrocedían. Y cuando se detenía… ¡ELLOS SE DETENÍAN!

No había nada que descifrar… ¡SOLO HABÍA QUE SEGUIR A LA NUBE! Por las noches, cuando no se podía ver la nube, se transformaba en un pilar de fuego. Así ahuyentaban a las fieras salvajes del desierto… LOS MANTENÍA ABRIGADOS… y les daba guía infalible. De día y de noche, lo único que tenían que hacer era mirar hacia arriba… ¡Y AHÍ ESTABA LA PRESENCIA DE DIOS!

Nosotras no tenemos esta clase de guía visible hoy en día, ¡PERO TENEMOS LA PALABRA DE DIOS… ¡QUE ES UNA LUZ! El Salmo 119:105 dice, Tu palabra es una lámpara a mis pies… ¡ES LA LUZ QUE ILUMINA MI CAMINO! Y Dios también dice en Jeremías 23:29, Mi palabra es como el fuego.

Es interesante notar que la columna de fuego les daba luz a los judíos, pero era oscuridad para los egipcios. El pueblo de Dios es iluminado por la Palabra… PERO LOS QUE NO SON SALVOS, no pueden entender la verdad de Dios. El Espíritu de Dios, QUE ES EL ESPIRITU DE LA VERDAD, nos guía enseñándonos la Palabra.

¡ASÍ QUE! YA VIMOS QUE DIOS SE LE APARECE A MOISÉS… QUE LLAMA A MOISÉS… QUE LIBERA A SU PUEBLO… Y AHORA VAYAMOS A NUESTRA CUARTA Y ÚLTIMA SECCIÓN…

IV. DIOS ABRE EL MAR ROJO – Éxodo 14:1-31

El Señor habló con Moisés, y le dijo: 2 Di a los hijos de Israel que den la vuelta y acampen junto al mar, frente a Pi Ajirot, entre Migdol y el mar hacia Baal Sefón.

3 El faraón va a pensar que ustedes, LOS ISRAELITAS, andan perdidos en esta región, rodeados por el desierto.

4 Pero yo voy a endurecer el corazón del faraón para que vaya tras ustedes, Y SERÉ GLORIFICADO EN EL FARAÓN Y EN TODO SU EJÉRCITO. Así sabrán los egipcios… ¡QUÉ YO SOY EL SEÑOR! … Y ellos lo hicieron así.

Antes del éxodo, los hebreos habían vivido en la tierra de Gosén. Cuando ocurre el éxodo, LOS HEBREOS SE VAN DE GOSÉN… y viajan hacia el SUR hasta Etam. ¡AHÍ ES ADÓNDE ACAMPAN! Mientras estaban en Etam, el Señor le dice a Moisés, ¡Vayan hasta Baal-Zefón! En otras palabras: ¡RETROCEDAN! DESANDEN LO ANDADO… ¡Y VAYAN HASTA BAAL-ZEFÓN!

El problema era… QUE BAAL-ZEFÓN… formaba geográficamente un “CALLEJÓN SIN SALIDA”. Hacia el NORTE, estaban las grandes fortalezas egipcias. No había forma que ellos pudieran pasarlas. Hacia el SUR se encontraba un gran desierto. Ahí no había ninguna protección. Hacia el OESTE quedaba Gosén. ¡AHÍ ES DONDE HABÍAN ESTADO!

¡NO PODÍAN REGRESAR A EGIPTO! Y hacia el ESTE estaba el Mar Rojo, que hoy en día es el Golfo de Suez. Pero Dios había dicho: “VAYAN HASTA BAAL-ZEFÓN”. Desde el punto de vista militar, ese era el peor sitio para ir. ¡ESTARÍAN TOTALMENTE INDEFENSOS!

SERÍA COMO CORRER HACIA UNA CALLE SIN SALIDA, cuando te está persiguiendo un carro de maleantes. Humanamente hablando, era un disparate. ¡PERO ESO FUE LO QUE DIOS LES DIJO QUE HICIERAN!

MOISÉS HABÍA CAMINADO CON DIOS “LO SUFICIENTE” PARA SABER, que aunque las órdenes del Señor parecían absurdas, ¡ÉL NO IBA A CUESTIONARLAS! Dios lo había arreglado todo de antemano… ¡COMO LO HACE SIEMPRE! ¡EL SEÑOR QUERÍA PELEAR LA BATALLA POR LOS HEBREOS!

5 Y cuando el rey de Egipto recibió la noticia de que los israelitas huían, SU CORAZÓN Y EL DE SUS SIERVOS SE VOLVIÓ CONTRA ELLOS, y dijeron: ¿Cómo hemos podido permitir esto de que Israel se vaya y deje de servirnos? 6 Enseguida el faraón unció su carro y echó mano de su pueblo,

7 tomó seiscientos de sus mejores carros de combate, y todos los carros de Egipto con sus respectivos capitanes. 8 Y EL SEÑOR ENDURECIÓ EL CORAZÓN DEL FARAÓN, rey Egipto, y lo hizo perseguir a los hijos de Israel. ¡PERO ÉSTOS HABÍAN SALIDO CON MANO PODEROSA! Esta vez Israel había hecho exactamente lo que Dios les había ordenado.

Comenzaron a moverse hacia el NORTE, pensando, “¡DIOS ESTÁ EN TODO ESTO! ¡Esta va a ser una gran experiencia! Marcharon decididos hacia Baal-Zefón, y directamente a las garras de un problema.

10 Cuando los hijos de Israel levantaron la vista, vieron que el faraón se acercaba y que los egipcios venían tras ellos. ¡ESTO LES HIZO TENER MUCHO MIEDO! Así que clamaron al Señor. ¡El pánico se apodera de los israelitas! Esta es la primera vez que leemos que el pueblo de Israel clama a Dios en masa.

¿No es extraordinario lo que un problema puede hacer a nuestro espíritu orgulloso y autosuficiente? Nos contoneamos orgullosamente como pavos reales… Pero cuando las cosas comienzan a cambiar, ¡UY! NOS ASUSTAMOS, y en menos de lo que canta un gallo, gritamos, “Estoy metida en un lío”. Entonces miramos al cielo y nos ponemos a clamar.

Pero inmediatamente… ¡DESPUÉS DE CLAMAR A DIOS!... buscamos a quien echarle la culpa. ¿No es así como hacemos las cosas cuando tenemos un problema?

11 y le dijeron a Moisés: ¿Acaso no había sepulcros en Egipto, que nos has traído hasta el desierto para que muramos aquí? ¿Por qué nos has hecho esto? ¿POR QUÉ NOS SACASTE DE EGIPTO? 13 Pero Moisés le dijo al pueblo: No tengan miedo. Manténganse firmes, y vean la salvación que el Señor llevará HOY A CABO en favor de ustedes.

Los egipcios que hoy han visto, nunca más volverán a verlos. 14 Quédense tranquilos, que el Señor peleará por ustedes. Esta es la receta para cuando te encuentres en un problema: “No tengas miedo. Estate tranquila. Mira como Dios viene. ¡Y DEJA DE HABLAR!

Parar de hablar es lo más difícil… porque nosotros siempre queremos contarle NUESTRO PROBLEMA a alguien. Cuando Dios nos remueve el tape… ES PARA PROBARNOS… para ver si vamos a confiar en Él… ¡O NO! Y aunque parezca mentira, los israelitas hicieron lo que Moisés les ordenó, ¡Y DIOS ENTRÓ EN ACCIÓN!

21 Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, Y EL SEÑOR HIZO QUE TODA ESA NOCHE, el mar se retirara por causa de un fuerte viento oriental. Eso hizo que las aguas se dividieran y que el mar se quedara seco.

¿Sabes por qué el viento sopló toda la noche? Porque si las aguas se hubieran partido repentinamente, los israelitas hubieran tenido que caminar sobre un pantano. ֎ CUALQUIER RIO – CUYA AGUA HAYA SIDO DRENADA -- queda como un pantano intransitable por días -- a veces, hasta por semanas… ¡SECARSE TOMA TIEMPO!

¡Así que! Mientras el mar se dividía en dos, y sus olas formaban inmensas paredes verticales a cada lado, EL VIENTO DEL ESTE estaba soplando hasta que la tierra quedara seca. ¡Dios prepara todo para Su pueblo! Y una vez que el Señor retira Su mano de ese viento… ¡LOS ISRAELITAS PUEDEN AVANZAR! ¡Y LOS EGIPCIOS AVANZAN TAMBIÉN!

¡PERO CAEN DIRECTAMENTE EN LA TRAMPA QUE DIOS LES TIENDE! ¿Te das cuenta de que Dios estuba trabajando toda la noche… preparando el terreno para que los israelitas pudieran pasar por tierra seca?

Dios siempre está al tanto de todos los detalles, aun cuando tú crees QUE DIOS NO ESTÁ HACIENDO NADA PARA RESOLVER TU PROBLEMA. Cuando estamos pasando POR LA PEOR DE LAS SITUACIONES… cuando todo se ve negro, oscuro, y sin salida… ¡DIOS ESTÁ OBRANDO! DIOS ESTÁ TRABAJANDO TODOS LOS DETALLES… para el día de tu Mar Rojo.

Cuando Cristo estuvo en la tumba por tres días, Dios estaba obrando… ¡Y HACE LO QUE PARECIA IMPOSIBLE! ¡CRISTO RESUCITA DE ENTRE LOS MUERTOS! Cuando nadie podía ver nada… ¡DIOS ESTABA OBRANDO! … Cuando parecía que todo estaba perdido… ¡DIOS SE GLORIFICA EN LA RESURRECCIÓN!

25 Entonces los egipcios dijeron: Huyamos de los israelitas, porque el Señor pelea en favor de ellos… ¡Y CONTRA NOSOTROS! 26 Pero el Señor le dijo a Moisés: Ahora extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas se vuelvan contra los egipcios, y contra sus carros y caballería.

Moisés se voltea y extiende su mano sobre el mar… Y AL AMANECER, el mar vuelve a su estado normal… ¡CON UNA FUERZA DEVASTADORA! Los egipcios quedan atrapados en la mitad del furioso torrente. Y la escritura dice en el vs 27, ¡El Señor derribó a los egipcios en medio del mar! Ni uno solo se escapa de la emboscada de Dios… y ni uno solo de los hebreos resulta herido.

30 Aquel día el Señor salvó a los israelitas de manos de los egipcios, e Israel vio los cadáveres de los egipcios a la orilla del mar. ¡LOS ISRAELITAS NO MATAN NI SIQUIERA A UN HOMBRE! Más bien, ellos esperan. Ellos avanzan. Y luego, SE VUELVEN… ¡Y CONTEMPLAN LA OBRA DE DIOS… ¡Y PUNTO!

¡DIOS LO HACE TODO!... exactamente, como lo había planeado cuando los puso en ese aprieto. ¿No es increíble lo que Dios puede hacer sin nuestra ayuda? Nosotras pensamos que Dios nos necesita… QUE SIN NUESTRA AYUDA… ¡ÉL NO PODRÁ HACER SU OBRA! ¡NO! ¡ÉL NO NOS NECESITA! Puede manejarse perfectamente sin nosotras.

De hecho que Él prefiere… QUE NOS HAGAMOS A UN LADO, y que le dejemos la batalla a Él. ֎ Y el broche de oro… DE TODA ESTA OBRA… lo vemos en el vs. 31, Y al ver el pueblo de Israel aquel gran hecho que el Señor llevó a cabo en contra de los egipcios, TUVO TEMOR DEL SEÑOR, y todos creyeron en el Señor y en su siervo Moisés.

¡DIOS TIENE UN BAAL-ZEFÓN PARA QUE TU EXPERIMENTES… ANTES DE QUE EL MAR ROJO SE ABRA. Cuando no hay escape por delante ni por detrás, ni por la izquierda ni por la derecha... ¡NOS VEMOS FORZADAS A MIRAR HACIA ARRIBA! Recuerda que los israelitas clamaron al Señor, POR PRIMERZ VEZ… ¡CUANDO SE VIERON RODEADOS POR TODOS LADOS!

¡EL SEÑOR SIEMPRE TIENE QUE RECIBIR LA GLORIA! Si realmente quieres que el Señor reciba la gloria… y toda la honra… ¡DEJA QUE ÉL PELEE POR TI! Obviamente, que hay momentos y situaciones en las que te tienes que involucrar.

Pero, cuando Dios te pone entre la espada y la pared, ¡Y NO TIENES NINGUNA VÍA DE ESCAPE! … ¡ÉL QUIERE PELEAR POR TÍ! Quiere que bajes tus brazos y que te rindas. Quiere que te quedes quieta… ¡Y QUE LO DEJES A ÉL ACTUAR! De esa forma, CUANDO SE OBTIENE LA VICTORIA… ¡EL APLAUSO ES PARA ÉL! ¡DIOS QUIERE RECIBIR LA GLORIA!

¿Te sientes acorralada en este momento? ¿Estás atravesando una crisis personal? ¿Te sientes sola? El problema QUE ESTÁS PASANDO AHORA es por designio de Dios. ֎ Capaz seas soltera, viuda, o divorciada. Estos pueden ser años difíciles y frustrantes… ¡Y TIEMPOS DE SOLEDAD! ¡Cómo te gustaría encontrar un buen hombre para casarte…!

O tal vez estás en casa, Y TU ESPOSO ANDA SIEMPRE TAN OCUPADO GANÁNDOSE LA VIDA, que no tiene tiempo para ti ni para tus hijos. Te sientes olvidada… sola…

O quizás te sientes que estás en un callejón sin salida… FÍSICAMENTE ESTÁS LANGUIDECIENDO POR SEMANAS… POR MESES… HASTA POR AÑOS… Y los dolores siguen… Y TU CUERPO SE HACE CADA VEZ MÁS FRÁGIL. Te sientes que ya no sirves… que ya no aportas…

¿Te sientes deprimida y abandonada? Escúchame… Llegar al Mar Rojo, es tan parte del plan de Dios, ¡COMO EL DE CRUZARLO!

Las lágrimas se te caen… MIENTRAS DIOS ACTÚA EN SU TIEMPO. Pero en el ardor de esas lágrimas… ¡DIOS SE VUELVE REAL! ¡SE VUELVE VERDADERO! ¡SE VUELVE SIGNIFICATIVO!

ORÉMOSLE AL SEÑOR

Padre, que reconfortante saber que cuando nos encontramos en una encrucijada… en un callejón sin salida… ¡Tú estás obrando para liberarnos! Que eres un Dios compasivo. Te estamos tan agradecidas porque Tú siempre obras a nuestro favor. ¡Que Tú todo lo puedes!

Señor, gracias, que hasta en los días comunes y corrientes de nuestras vidas, Tú nos hablas, y nos llamas a seguirte y a hacer tu voluntad. Cuanto más extraordinaria la obra, ¡MÁS TE GLORIFICAS! Gracias que en nuestras situaciones más desesperadas, Tú abres el Mar Rojo para que podamos seguir adelante.

No importa si solo nos queda una cuerda en el violín de nuestra vida, Aun así, Tú puedes tocar bellísima música en nuestros corazones. En el nombre de Jesús. Amén.


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema