RECONSTRUYAMOS - Nehemías 2

¿Qué es lo que dice un chico cuándo se encuentra “cara a cara” con el matón del barrio? “Mi hermano es más grande que tu hermano”. O “¡Mi papá es más fuerte que el tuyo!”. Y es ahí cuando los adultos entran en acción. ¿Y qué hace una criatura cuando los pasadores de sus zapatos tienen nudo? ¡Corre donde papi!

¿Qué es lo que hace una niña de cinco años cuando se cae y se raspa la rodilla? ¡Corre llorando donde mami para que la consuele! Cuándo nos enfrentamos a un problema, al peligro, a una dificultad o tristeza, nosotras, obviamente, vamos donde alguien que es más grande, más fuerte, y más poderoso que nosotros.

Así como una criatura quiere subirse al regazo de su papá, o quiere sentir el abrazo de su mamá, ASÍ NOSOTRAS, vamos en busca de nuestro Padre Celestial. Sus brazos son la fortaleza que nos protege del ataque, es el refugio que nos defiende de la persecución, Y ES EL ANCLA SEGURA, que nos guarda de las tormentas de la vida.

¿Te sientes atacada en estos momentos? ¿Te estás enfrentando a una situación difícil, o a un problema muy grande? Entonces… ¡CORRE A DIOS! Ten la seguridad de que Él está contigo, ¡y te protegerá!

EMPECEMOS EN ORACIÓN

Padre, gracias por el tesoro de las Escrituras. Cada palabra Tuya es verdad. Danos un hambre insaciable, y una sed poderosa por tu Palabra. Es el alimento que necesitamos. Señor, te pedimos que nuestros corazones y vidas sean transformados por el poder de tu Palabra.

Señor, gracias que a pesar de lo que pueda estar pasando en nuestras vidas, Tú estás siempre a nuestro lado para alentarnos, consolarnos y protegernos. Ayúdanos, Padre, a representarte bien ante el mundo. Haznos a la imagen de nuestro Salvador. En el nombre de Jesús, Amén.

La historia de Nehemías no será una de las más conocidas en la Biblia, PERO ES UNA GRAN HISTORIA, no obstante. Es acerca de un hombre que amaba a su Dios, y a su gente. Nehemías habló valientemente la verdad, se mantuvo firme ante la oposición, y llevó a cabo fielmente… ¡UNA TAREA INCREÍBLE!

Mientras que el libro de Nehemías nos ofrece lecciones, EXTREMADAMENTE PRAGMÁTICAS, con respecto a principios sólidos de liderazgo, Dios se mantiene CLARAMENTE VISIBLE desde el principio. Antes de hacer nada, Nehemías, siempre oraba.

Cada paso que daba, Nehemías buscaba la dirección del Señor. A lo que los muros se edificaban, así también, LA FE DE LOS JUDÍOS en Jerusalén.

“CUALQUIERA PUEDE SEGUIR UN CAMINO, PERO ES EL LÍDER EL QUE ABRE EL CAMINO”. ¡Esto no es fácil! SI ERES LÍDER, mucha gente depende de ti: Familias y amigas necesitan líderes… ¡QUE MODELEN VIDAS CON PROPÓSITO! Los niños necesitan líderes, que los puedan ayudar a alcanzar su potencial. Las iglesias necesitan líderes, que abran el camino, y equipen a los santos.

Las empresas necesitan líderes, que edifiquen grandes lugares para trabajar, mientras que obtienen ganancias. Las comunidades necesitan líderes, que establezcan mejores lugares para vivir. A lo que otros dependen de ti, COMO LÍDER ¿en quién puedes depender tú?¡EN DIOS! ¡El Líder Máximo!

El título de este mensaje es RECONSTRUYAMOS. Y está dividido en tres fundamentos: (I) NEHEMÍAS HABLA CON EL REY; (II) NEHEMÍAS LLEVA LAS CARTAS DEL REY; y (III) NEHEMÍAS RECONSTRUYE POR ORDEN DEL REY.

¡ASÍ QUÉ! COMENCEMOS CON NUESTRO PRIMER FUNDAMENTO:

I. NEHEMÍAS HABLA CON EL REY – Nehemías 2:1-8

1 En el mes de Nisán, del año veinte del reinado de Artajerjes, MIENTRAS YO ME DISPONIA A SERVIRLE VINO AL REY, éste me miró, y como nunca antes me había visto triste en su presencia, 2 me preguntó: “¿Por qué estás triste, Nehemías? Enfermo no estás. Lo que reflejas es un profundo pesar.”

Yo sentí mucho miedo, 3 y le respondí: “¡Larga vida a Su Majestad! ¿Cómo no estar triste, si la ciudad donde mis padres están sepultados se encuentra en ruinas , y sus puertas han sido consumidas por el fuego?” 4 El rey me preguntó entonces: “¿Y qué es lo que pides?” Yo oré al Dios de los cielos, 5 y le respondí al rey:

“Si es la voluntad de Su Majestad, y este siervo suyo es digno de su bondad, permítame Su Majestad ir a Judá, a la ciudad donde están sepultados mis padres, para reedificarla.”

6 El rey, que tenía a su lado a la reina, me preguntó: “¿Cuánto tiempo necesitas? ¿Cuándo piensas regresar?” Y yo le dije el tiempo que necesitaba, y el rey consintió en dejarme partir.

En el capítulo 1 de este libro, Nehemías se entera, por primera vez, EN EL MES DE QUISLEU, de la terrible condición en que se encontraba Jerusalén. Pero ahora vemos, en el segundo capítulo, que estaban en el mes de Nisán. Así que, habían pasado cuatro meses.

Tomó cuatro meses para que Dios contestara la oración de Nehemías. ¡DIOS NUNCA SE ASUSTA! Pero muchas veces, ¡SOMOS NOSOTRAS LAS QUE NOS ASUSTAMOS! Nosotras oramos hoy día, y esperamos que la respuesta venga inmediatamente.

Pero si miramos en las Escrituras, y pensamos acerca de nuestra propia experiencia, estaremos de acuerdo QUE CUATRO MESES NO ES REALMENTE MUCHO TIEMPO para que Dios obre. Él sabe lo que está haciendo, y Él sabe cuál es el momento correcto para hacerlo. A veces, ¡ÉL NOS ESTÁ ENSEÑANDO PACIENCIA. Otras veces, ¡ÉL ESTÁ LIDIANDO CON NUESTRA TERQUEDAD!

¡A VECES NO SABEMOS POR QUÉ TENEMOS QUE ESPERAR! Pero la falta de una respuesta inmediata NO SIGNIFICA que una buena respuesta no está al venir. Como Nehemías, nosotras tendremos que esperar, CONTINUANDO EN ORACIÓN, y confiando completamente en Dios.

Esta escena comienza con Nehemías haciendo sus funciones COMO EL COPERO OFICIAL DEL REY ARTAJERJES. Pero, esta vez, había algo diferente. Aquí Nehemías le revela al rey su tristeza… ¡POR PRIMERA VEZ! A pesar de que había estado triste, POR LOS ÚLTIMOS CUATRO MESES, solo ahora deja que sus sentimientos se vean en su cara. ¿Por qué sería?

Me da la impresión, de que esta expresión visible de tristeza era el primer paso, en la estrategia de Nehemías, para ganarse el apoyo del rey.

Es decir, mientras que un sirviente nunca comenzaría la conversación personal, QUE ESTABA POR SUCEDER, “AL APARENTAR TRISTEZA”, Nehemías pudo influenciar al rey para que le preguntara lo que le estaba pasando. Y de esta manera, aprovechar el momento para hacerle un pedido muy especial al rey.

Los buenos líderes entienden, que elegir el momento oportuno, ¡ES TODO! NEHEMÍAS NO LE HABLA AL REY, acerca de Jerusalén, hasta después de cuatro meses de enterarse de que el muro estaba roto. Él comenzó a orar acerca del muro en Diciembre, PERO NO SE ACERCÓ AL REY PARA HABLARLE ACERCA DE LA RECONSTRUCCIÓN, hasta Abril.

¿Qué es lo que estaba esperando Nehemías? Nadie puede estar seguro, pero él puede haber estado esperando a tener la visión completa. O de haber queridoTENER LAS BASES DE LA ORACIÓN BIEN SENTADAS. O de estar preparadoCON EL PLAN A SEGUIR. O de poder estar seguro DEL ESTADO DE ÁNIMO MENTAL Y EMOCIONAL del rey.

Indudablemente que esta estrategia implicaba riesgo. Cuando el rey le pregunta a su copero por qué estaba triste, Nehemías siente mucho miedo. Sabiendo que iba a pedir UN FAVOR POCO COMÚN, se sentía bastante nervioso, ¡Y CON TODA RAZÓN! Antes de contestar, Nehemías ofrece “rapidito” una oración.

A pesar de que él había pasado muchos días y muchas noches orando, PIDIÉNDOLE A DIOS QUE LO GUIARA Y LO BENDIJERA, ahora le mandaba a Dios una oración cortita y silenciosa.

Muchas de nosotras le hemos mandado a Dios esas oraciones rapiditas. Ya sea si eres una estudiante, antes de comenzar un examen difícil, o una choferesa viendo las luces de un carro policía por su espejo retrovisor, o un empleado que está a punto de pedirle un favor a su jefe.

Como había mucho en juego en todo esto, Nehemías sabiamente comienza con el equivalente al antiguo, ¡Larga vida a su majestad! Observen con que tacto hace Nehemías su presentación.

Dos veces se refiere a Jerusalén, no como la capital de Judá – NI SIQUIERA LA LLAMA POR SU PROPIO NOMBRE --- porque Jerusalén TENÍA FAMA de ser una ciudad rebelde, QUE SE HABÍA INSUBORDINADO AL IMPERIO ANTERIOR. Así que la llama, la ciudad donde mis padres están sepultados.

Esta era una forma de identificarse con la inquietud misma del rey. Estos reyes antiguos se preocupaban mucho de sus entierros. Las pirámides de Egipto – QUE HAN DEJADO LOS FARAONES -- son una gran evidencia de esto.

Este rey simpatizaría “inmediatamente” con el deseo de Nehemías de ir y restaurar la ciudad, donde sus padres estaban enterrados. Nehemías aprovecha, sabiamente, LA DISPOSICIÓN DEL REY, para presentarle su caso de la mejor forma posible.

Noten también cuan minuciosamente había pensado en todo lo que necesitaría. Él sabía que su viaje requeriría un tiempo largo. ¡ASÍ QUE LE PIDIÓ EL TIEMPO NECESARIO! Terminó quedándose en Jerusalén por doce años. Dudo mucho que Nehemías hubiera pedido tanto tiempo, ¡PERO ASÍ DE LARGO FUE LO QUE LE TOMÓ LLEVAR A CABO SUS PLANES!

7 También le dije: “Si es la voluntad de Su Majestad… que se me den cartas para los gobernadores del otro lado del río, para que me permitan pasar, y yo pueda llegar a Judá,

8 y una carta más PARA QUE ASAF, el guardián de los bosques del rey, me provea de la madera necesaria para reforzar las puertas del palacio del templo, las murallas de la ciudad, y la casa donde voy a vivir.” TODO ESO ME LO CONCEDIÓ EL REY, porque la bondad de mi Dios estaba conmigo.

Así que, el día 14 de Marzo, del año 445 (Antes de Cristo), el rey le da la orden a Nehemías para que regresara a reconstruir Jerusalén: A RESTAURAR Y RECONSTRUIR LOS MUROS.

Esta es una fecha muy importante porque Daniel declaró en Daniel 9:25: Así que debes de saber y entender que, desde que se emitió la orden para restaurar y edificar a Jerusalén, y hasta que llegue el Mesías Príncipe, transcurrirán siete semanas, y sesenta y dos semanas más, y luego se volverá a reconstruir la plaza y la muralla. ¡SERÁN TIEMPOS ANGUSTIOSOS!

Por un lado, Nehemías había pensado en todo. Él sabía que necesitaría cartas de presentación del rey. Pero, por otro lado, él sabía que todo el crédito le pertenecía a Dios. Era Dios quien había obrado en todos los detalles, y suavizado el corazón del rey. A pesar de que Nehemías fue extremadamente listo, capaz, y diligente, él reconoció la mano de Dios en su vida.

Él mantuvo el fuego de su corazón CÁLIDO HACIA DIOS, y no se olvidó QUE ERA LA MANO DE DIOS la que estaba desarrollando el plan. Nosotras, NOS PODEMOS VOLVER TAN ASTUTAS, TAN HABILIDOSAS, Y HASTA TAN MANIPULADORAS, que podemos quitar a Dios de en medio.

PARA AQUELLAS DE NOSOTRAS QUE SOMOS ASÍ, DEBEMOS CONFIAR MÁS EN DIOS , y andar más cerquita a Él, porque necesitamos MÁS QUE UNA SIMPLE CAPACIDAD HUMANA para que nuestro trabajo tenga éxito.

En los capítulos siguientes del libro de Nehemías, LEEREMOS, que el muro fue reconstruido durante tiempos angustiosos. Veremos cómo Nehemías y su gente tuvieron que trabajar con pala en una mano, y espada en la otra.

¡Así que! Esta fecha del 14 de Marzo del año 445 (Antes de Cristo) es de suma importancia, porque Artajerjes le da cartas, Y COMISIONA A NEHEMÍAS, a que regresara, y reconstruyera Jerusalén. Si hacemos la matemática debida, esta nos lleva al 6 de Abril, del año 32 (D.C.), el día en que llegaría el Mesías – desde el momento en que la orden fuera dada para restaurar Jerusalén.

Ese día fue profetizado por el salmista en el Salmo 118: 24-26, 24 Este es el día que el Señor ha hecho; y en él nos alegraremos y regocijaremos. 25 Señor, ¡te ruego que vengas a salvarnos! ¡Te ruego que nos concedas la victoria! 26 ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Desde el templo del Señor lo bendecimos!

Y Zacarías profetizó en Zacarías 9:9, 9 Llénate de alegría, hija de Sión! ¡Da voces de júbilo, hija de Jerusalén! Mira que tu Rey viene a ti, justo, y salvador y humilde, y montado sobre un asno, sobre un pollino, hijo de asna.

Fue en aquel día… el 6 de Abril del año 32 (D.C.), mientras que Jesús se encontraba en Betania con Sus discípulos, los mandó a la ciudad a conseguir un burrito. Él entró a Jerusalén montado sobre un asno. ¡En ese mismo momento, la Palabra de Dios se cumplio!

PAUSA

Además del tiempo necesario para ir a Jerusalén, Nehemías necesitaba seguridad para el viaje. Así que pidió cartas para los gobernadores de las provincias, para que le sirvieran de salvo conducto. Más adelante, NOS ENTERAREMOS QUE ESTO -- NO SOLO LE DIO INMUNIDAD DIPLOMÁTICA A NEHEMÍAS – SINO QUE TAMBIÉN FUE ELEGIDO GOBERNADOR DE JUDÁ.

Esto le daría una posición diplomática mientras viajaba. Por medio de fuentes seculares, SABEMOS QUE DOS AÑOS ANTES, habían habido problemas en la provincia de Siria (al norte de Judá). El gobernador de esa provincia se había rebelado contra Artajerjes.

Es muy probable, que el rey aprovechara esta oportunidad, para colocar a un hombre de confianza, COMO GOBERNADOR DE JUDÁ, y así servir de intermediario entre Siria y Egipto, QUE ESTABAN CONSTANTEMENTE EN GUERRA. Por lo tanto, este viaje de Nehemías le pareció muy buena idea al rey.

Y finalmente, Nehemías sabía que iba a necesitar provisiones especiales, que solo la autoridad del rey podía proveer. Pidió madera especial, que fuera cortada del bosque del rey. Algunos piensan que el bosque se encontraba en las montañas de Líbano.

Otros piensan, que probablemente, era un bosque cercano, AL SUR DE JERUSALÉN, del cual el Rey Salomón había sacado la madera para la construcción de su templo. De cualquier forma, Nehemías consiguió todo lo que había pedido. ¡ÉL SE HABÍA PREPARADO DILIGENTEMENTE!

Esto nos sugiere, QUE SI ESTAMOS REALMENTE INTERESADAS en reconstruir parte de nuestras vidas, TENDREMOS QUE EVALUAR SERIAMENTE, lo que vamos a necesitar. Los pasos que tendremos que tomar, y lo que involucrará cambiar nuestros hábitos. PARA PODER SER LIBERADAS, y volvernos EN LAS MUJERES que Dios quiere que seamos. Nehemías nos enseña cómo enfrentarnos honestamente a nuestra situación.

El rey le dio a Nehemías todo lo que pidió. A pesar de que él había sido, excepcionalmente brillante en su presentación al rey, Nehemías le dio el crédito a Dios, Y NO A SÍ MISMO. A pesar de que Nehemías había usado sus propios recursos, AUN ASÍ, él reconoció la bendición soberana de Dios.

¡ASÍ QUÉ! YA VIMOS QUE NEHEMÍAS HABLA CON EL REY, AHORA VAYAMOS A NUESTRO SEGUNDO FUNDAMENTO…

II. NEHEMÍAS LLEVA LAS CARTAS DEL REY – Nehemías 2: 9-10

9 Fui entonces con los gobernadores del otro lado del río, y les entregué las cartas del rey. Además, el rey había enviado a sus capitanes y a soldados de caballería, para que me escoltaran. 10 Pero cuando lo supieron Sambalát, el horonita, y Tobías, el siervo amonita, se enojaron mucho, pues no les gustó que alguien se preocupara por el bien de los israelitas.

Nehemías, no solo se apareció con toda una escolta militar, sino que es obvio, que también llegó con todo el apoyo y la autoridad del trono persa.

Así mismo, si tú te propusieras a hacer cambios en tu vida, “ PARA BIEN”, tú tendrías la autoridad completa del trono de Dios a tu favor. Tú puedes proceder con toda confianza, porque el poder de Dios, aunque sea invisible, es real y verdadero, ¡Y TE RESPALDARÁ!

Cuando Nehemías llegó a Jerusalén, conoció a dos enemigos de lo más antipáticos: Sanbalát, el horonita, y Tobías, el amonita. Un horonita era devoto del dios Horón, uno de los dioses de Palestina. Obviamente, Sanbalát era pagano. Tobías era un ciudadano de Amón, que era el país, que hoy en día, conocemos como JORDÁN.

Amón era una de las tribus descendientes de Lot, el sobrino de Abrahán, y por lo tanto, era emparentado de Israel, ¡PERO IGUAL UN ENEMIGO! Esta situación describe perfectamente al cristiano de hoy en día. Es alguien que es valiente y entusiasta, como Nehemías ¡Y CONSTANTEMENTE ENFRENTÁNDOSE A PROBLEMAS… ¡COMO NEHEMÍAS!

Esa es la manera de Dios -- DE PERMITIR QUE NOS ENFRENTEMOS A LAS DIFICULTADES. PERO ÉL TAMBIÉN TIENE PROVISIONES ESPECIALES ESPERANDO POR NOSOTROS, como vemos en el caso de Nehemías. ¡DIOS DEMUESTRA QUE ÉL PUEDE OBRAR MARAVILLOSAMENTE EN NUESTRAS VIDAS!

Si tú estás luchando con algún hábito, o alguna actitud “ de mente o de corazón”, que te está dominando o limitando, TEN LA SEGURIDAD, de que Dios te ayudará a superarlo. Muchas veces, ¡DE FORMAS QUE TÚ NUNCA TE HUBIERAS IMAGINADO!

¡ASÍ QUÉ! DESPUÉS DE QUE NEHEMÍAS HABLA CON EL REY, Y LLEVA LAS CARTAS DEL REY, TERMINAMOS CON NUESTRO TERCER FUNDAMENTO…

III. NEHEMÍAS RECONSTRUYE POR ORDEN DEL REY – Nehemías 2:11- 20

Cuando Dios da una visión, se necesita un excelente liderazgo para poder comunicar esa visión, claramente y prácticamente, a todos aquellos que la van a llevar cabo.

En este pasaje, examinaremos aspectos del liderazgo de Nehemías, que lo ayudaron a plantar su visión “DE RECONSTRUIR LOS MUROS DE JERUSALÉN EN LOS CORAZONES DE LA GENTE DE DIOS”, aun ante la apatía y la oposición. Si la visión es dada por Dios, y presentada con humildad, Dios la implantará en los corazones de la gente, y los impulsará a responder.

11 Tres días después de haber llegado a Jerusalén, 12 me levanté por la noche y salí, acompañado de varios hombres, y sin que nadie supiera lo que Dios me había inspirado hacer en Jerusalén. No llevaba yo más caballo, que el que iba montando.

13 Salí de noche y recorrí la puerta del Valle que va a la fuente del Dragón, y a la puerta del Basurero, y pude ver que las murallas de Jerusalén habían sido derribadas, y que las puertas habían sido consumidas por el fuego.

14 Luego me dirigí a la puerta de la Fuente, y al estanque del Rey, pero como mi caballo no podía pasar 15 subí al torrente y observé la muralla. Aprovechando que era de noche, la rodeé y luego entré por la puerta del Valle. Después de eso, regresé.

16 Los oficiales no supieron a dónde había ido, ni qué había hecho, porque a nadie le había dicho nada; ni al pueblo ni a los sacerdotes, y menos aún a gente importante. Ninguno de los que estaban reconstruyendo la ciudad, supo lo que hice.

Poco después de que Nehemías llegara a Jerusalén, SE DIRIGIÓ EN MISIÓN SECRETA a inspeccionar el muro roto. Solo llevó consigo unos cuantos hombres, probablemente, a aquellos, EN QUIENES CONFIABA QUE SE QUEDARÍAN CALLADOS. Pero ni siquiera a ellos les dijo lo que estaba planeando hacer.

Para mantener su misión, EN EL MÁS ABSOLUTO SECRETO, Nehemías llevó un solo caballo. En su viaje clandestino solo inspeccionó parte de la muralla. No fue alrededor de toda la ciudad. Solo de la parte sur. A lo mejor porque no veía la necesidad de mirar todo el muro PARA PODER EVALUAR EL TRABAJO, que lo esperaba.

Este pasaje nos revela, nuevamente, que Nehemías ERA UN ESTRATEGA METÓDICO, con un sentido muy astuto para saber escoger el momento oportuno. Él quería evaluar la magnitud del trabajo que lo esperaba, PERO SIN ATRAER LA ATENCION A SÍ MISMO, o de dar a conocer sus planes demasiado pronto.

Nada en este pasaje sugiere que Nehemías hubiera abandonado la obra,SI ES QUE PARECÍA SER DEMASIADO ABRUMADORA. Más bien, él esperó EL MOMENTO PRECISO para anunciar sus planes a la gente de Judá.

17 Cuando regresé, les dije: “¿Ya vieron lo mal que estamos? Jerusalén está desierta, y todas sus puertas han sido quemadas. ¡Anímense y vayamos todos a levantar las murallas de Jerusalén! ¡Basta ya de esta vergüenza!”

18 En cuanto les conté la gran ayuda, que mi Dios me había brindado, y lo que el rey me había dicho, todos exclamaron: “¡Sí, comencemos a reconstruir las murallas!” Y se dispusieron a poner manos a la obra.

Después de evaluar la condición del muro, NEHEMÍAS FUE A HABLARLE A LOS JUDIOS DE JERUSALÉN Y SUS ALREDEDORES. Les expuso el problema que tenían delante, e hizo un llamado para que la gente participara en la solución. Luego, añadió dos incentivos para motivarlos.

Primero, les sugirió… QUE SI CONSTRUÍAN EL MURO, él y los judíos ya no serían considerados una vergüenza. La gente de las tierras cercanas se había reído del estado patético de Jerusalén, ¡Y SE HABÍA APROVECHADO DE LA GENTE DE AHÍ! Una muralla reconstruida terminaría con su vergüenza.

Segundo, Nehemías le aseguró a la gente, que tanto Dios como el rey, estaban de su parte. Ellos podían construir CON CONFIANZA porque habían recibido el apoyo de las autoridades superiores. Así que la gente decidió construir, y comenzaron a trabajar en el proyecto inmediatamente. LA EVALUACIÓN SECRETA DE LA OBRA… POR NEHEMÍAS, dio fruto.

Este pasaje nos muestra, ¡A NEHEMÍAS!, como un gran motivador de la gente. El identificó el problema y formuló la solución. Y llamó a la gente para que se involucrara en la solución. Y LOS MOTIVÓ A ACTUAR… tomando en cuenta sus inquietudes e intereses.

Nehemías conectó con los corazones de sus voluntarios, ANTES DE PEDIRLES QUE SACRIFICARAN SU TIEMPO Y ENERGÍA. Apeló a su sentido de dignidad, identidad, y responsabilidad. El muro fue edificado en un tiempo récord, porque él se ganó los corazones de los constructores antes de ganarse las manos de los constructores.

19 Pero la noticia llegó a oídos de Sambalát, el horonita, de Tobías, el siervo amonita, y de Guesén el árabe, y se burlaron de nosotros y despectivamente nos dijeron: “¿Qué es lo que hacen? ¿Acaso están rebelándose contra el rey?”

20 Yo les respondí: “El Dios de los cielos es quien nos ayuda. Nosotros, sus siervos, hemos decidido reconstruir las murallas, ¡Y LO VAMOS A HACER! Ustedes no tienen ninguna autoridad, ni arte ni parte en Jerusalén.”

Este pasaje nos presenta a un nuevo adversario. A Guesén el árabe. El árabe identifica no solo su origen étnico, sino también, su posición de liderazgo sobre algún grupo árabe. Al principio Sanbalát, Tobías, y Guesén respondieron riéndose de los judíos. Y además, sus carcajadas tenían el propósito de desalentar a los constructores.

Por otro lado, demostraba CUAN A LA LIGERA habían tomado los esfuerzos de restauración de Nehemías. Las cosas habían estado tan mal en Judá, y las murallas estaban tan destrozadas, que cualquiera que tratara de restaurarlas, HUBIERA PARECIDO UN IDIOTA.

Además, la pregunta, ¿Acaso están rebelándose contra el rey? ¡SONABA DE LO MÁS SARCÁSTICA! Les parecería inconcebible, QUE LA GENTE DEL INSIGNIFICANTE JUDÁ, se atreviera a conspirar contra el gran imperio persa. ¡O QUE SOÑARAN CON RECONSTRUIR EL MURO DE JERUSALÉN. Sin embargo, ni las risas ni las burlas apagaron el espíritu de Nehemías.

Al declarar, El Dios de los cielos es quien nos ayuda, él estaba admitiendo que la tarea era demasiado grande para un esfuerzo humano. Es por eso que Nehemías NO PUSO SU CONFIANZA en sus propias habilidades de liderazgo, ¡LA PUSO EN DIOS! Él dejó bien claro, que los adversarios no serían parte de este proyecto, ni eran bienvenidos en Jerusalén.

Los hombres, QUE SE OPUSIERON A LA RECONSTRUCCIÓN DEL MURO, estaban fuera del pacto de la promesa. Ninguno de los tres, Sanbalát, Tobías, y Guesén, heredaría la tierra. Es por eso que Nehemías tomó esta posición. ¡Su posición es también profética de nuestras luchas! Lo primero que hicieron FUE BURLARSE Y RIDICULIZAR.

Generalmente, esa es la primera arma que el enemigo usa contra ti. Tú lo debes de haber sentido cuando comenzaste a recuperarte de tu propia ruina. Tus amigas se rieron de tus deseos de cambiar.

Deben de haber ridiculizado tus convicciones religiosas, Y RESENTIDO “CON DESPRECIO”, tus críticas acerca de su conducta. También, los enemigos de Nehemías comenzaron a amenazarlo y a calumniarlo con cargos de rebelión y deslealtad.

SI RIDICULIZAR NO FUNCIONA, entonces la oposición se vuelve, abiertamente hostil, antipática, ¡Y HASTA AMENAZADORA! Es ese nivel de resistencia al que se enfrentarían todos aquellos que querían reconstruir el muro .

Estos son, COMO RETRATOS, para nosotros. Retratan la oposición y la resistencia que experimentamos de Satanás mismo.

LO QUE ERA VERDAD DE ESTAS FUERZAS OPUESTAS, en el caso de Nehemías, es también verdad de Satanás. Él es un usurpador, que nos ha engañado, y nos ha llevado por el mal camino.

Sin embargo, él no tiene ningún derecho de hacerlo. Jesús vino para restaurarle la propiedad a Dios. Y para quitarle el control AL DIABLO sobre la humanidad. Esto es lo que Jesús hace en nuestras vidas.

¡Así que! cuando nos enfrentamos a la resistencia, lo debemos de ver como algo, QUE DIOS PERMITE, para fortalecernos. Satanás no tiene ningún derecho sobre nuestras vidas.

Nosotras no necesitamos estar atadas a los hábitos del pasado. No importa CUÁN INOCENTEMENTE HAYAN COMENZADO, no necesitamos ser esclavas de las drogas, el sexo, las bebidas alcohólicas, el cigarro, o cualquier otra cosa que te esté controlando y limitando.

Pablo dijo en 1 Corintios 6:12: Todo me está permitido, PERO NO PERMITIRÉ QUE NADA ME DOMINE. ¿Por qué? Porque él estaba bajo el poder de Dios. Esto es lo que Nehemías declara aquí. No necesitamos ser esclavas del malhumor, o de una actitud criticona, o de un espíritu que se anda quejando todo el tiempo.

Estas áreas de ruina en nuestras vidas, SE PUEDEN DEJAR porque Dios nos da la gracia para resistir. Es por eso que Nehemías dice, CON GRAN DETERMINACIÓN, “Miren, el Dios de los cielos es quien nos ayuda. ¡Él nos dará éxito! Nosotros, sus siervos, comenzaremos la reconstrucción”.

PAUSA

Lo que estamos buscando AQUÍ son los pasos que nos llevarán a la recuperación. Hay tres de ellos, que hemos abarcado, hasta ahora. Primero, nos da una gran inquietud, que nos lleva a llorar, ¡Y A ORAR! Segundo, nos da la oportunidad de cambiar. Y tercero, nos permite enfrentarnos, honestamente, a nuestra situación.

Cuando tomemos estos pasos, habremos comenzado el proceso “DE CAMBIAR” en nuestras vidas. Tomemos estos pasos CON CONFIANZA de que Dios nos facultará para reconstruir nuestros muros, y restaurar nuestras puertas para Su gloria. ¡Y SERÁ UN VERDADERO BÁLSAMO PARA NOSOTRAS!

Y YA PARA CONCLUIR...

EL LIBRO DE NEHEMÍAS NOS ENSEÑA QUE CUALQUIERA PUEDE SEGUIR UN CAMINO, PERO SE NECESITA UN LÍDER PARA ABRIR EL CAMINO. ¡Y ESE LÍDER FUE NEHEMÍAS! ¡Y ESE LÍDER PUEDES SER TÚ!

PARECE EXTRAORDINARIO, que Nehemías pudiera reconocer, TANTO EL PROBLEMA COMO LA SOLUCIÓN, a pesar de que él nunca había estado Jerusalén. Esa es una característica de todos los grandes líderes: ¡TIENEN UNA VISIÓN INCREÍBLE!

Los judíos solo necesitaron 52 días para reconstruir el muro de la ciudad, que había estado en ruinas ¡POR MÁS DE 120 AÑOS! Y ellos pudieron hacerlo PORQUE TENÍAN UN GRAN LÍDER que los guiaba. Antes de que el proceso de reconstrucción comenzara, NEHEMÍAS SE TOMÓ EL TIEMPO NECESARIO, para que él y su gente estuvieran listos.

1. ÉL IDENTIFICÓ EL PROBLEMA – Lo primero que Nehemías hizo, FUE INDAGAR ACERCA DE LA SITUACIÓN DE LOS JUDIOS, y el muro alrededor de Jerusalén. CUANDO SE ENTERÓ, de que el muro seguía en ruinas, y que el nombre de Dios estaba siendo burlado, ¡SE PUSO A LLORAR! El problema de la gente se volvió su problema ¡Y SU PESO A CARGAR!

2. PASÓ TIEMPO EN ORACIÓN – Casi inmediatamente, Nehemías se puso de rodillas a orar. Después de orar, le pidió a Dios el favor. Sin duda, QUE ÉL RECIBIÓ LA VISIÓN Y EL PLAN PARA RECONSTRUIR EL MURO, durante sus tiempos de comunión con Dios.

3. SE ACERCÓ A AQUELLOS DE GRAN INFLUENCIA – En cualquier empeño de liderazgo, la gente de influencia “puede crear o destruir” todo el proyecto. En este caso, era el rey persa ARTAJERJES.

Nehemías recibió de él, NO SOLO EL PERMISO DE RECONSTRUIR EL MURO, sino también, los recursos y el apoyo necesario. Sin duda, Nehemías también escogió A GENTE CLAVE para que fuera con él.

4. EVALUÓ LA SITUACIÓN – Cuando Nehemías, finalmente, llegó a Jerusalén, él inspeccionó, por sí mismo, el reto al cual se estaba enfrentando. Lo hizo calladamente, por la noche, inspeccionando personalmente el daño, y planificando el proyecto sin interferencia de nadie.

5. SE REUNIÓ CON LA GENTE Y PRESENTÓ LA VISIÓN – No sabemos, realmente, COMO NEHEMÍAS SE ACERCÓ A LA GENTE, o con quien se reunió primero, pero si sabemos que habló con los judíos, los sacerdotes, los nobles, los oficiales, y la gente que hizo el trabajo. Él les describió su visión de reconstruir el muro, y las ramificaciones espirituales del proyecto.

6. LOS ALENTÓ CON ÉXITOS PASADOS – Con una tarea tan abrumadora, como la reconstrucción del muro, Nehemías sabía que necesitaba alentar a la gente. Así que, les contó la gran ayuda, QUE SU DIOS LE HABÍA DADO, y lo que el rey le había dicho.

7. RECIBIÓ LA APROBACIÓN DE LA GENTE – EL PUNTO DECISIVO DE TODO EL PROCESO DE RECONSTRUCCIÓN, había llegado. La gente exclamó: “¡Sí, comencemos a reconstruir las murallas!” Y se dispusieron a poner manos a la obra”. La gente se comprometió al liderazgo de Nehemías, ¡Y A SU VISIÓN!

MÁS ADELANTE… EN EL CAPITULO 3, veremos que Nehemías organiza a la gente, y los pone a trabajar. ¡Y LA GENTE NO TRABAJÓ DE MALA GANA! Nehemías los organizó por familias, y los puso a trabajar de acuerdo a las prioridades planeadas -- COMENZANDO CON LAS PUERTAS DE LA CIUDAD.

Nehemías puso mucho empeño para llevar a cabo su visión. Sin su gran liderazgo, y su cuidadoso planeamiento, ¡EL MURO NUNCA SE HUBIERA RECONSTRUÍDO!

ORÉMOSLE AL SEÑOR

Padre, gracias por darnos a Nehemías, como el ejemplo de un gran líder. Queremos ser líderes como él… en nuestros hogares, nuestras iglesias, nuestros trabajos y en nuestras comunidades.

Queremos ser mujeres de corazón sensitivo. Mujeres que oran sin cesar. Señor, queremos buscarte siempre, para que nos des la sabiduría y el discernimiento, que necesitamos para llevar a cabo la obra que Tú nos has encomendado. Dirige nuestros pasos, Señor.

Padre, derrama Tu “Espíritu Santo” para que nos fortalezca. No queremos permanecer atadas a nuestro pasado. No queremos que los malos hábitos arruinen nuestras vidas. Padre, ayúdanos a reconstruir y restaurar los muros y puertas de nuestras vidas. En el nombre de Jesús, Amén.


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema