MUJER DE SUS SUEÑOS – Isaías 62:5,3

Un chiquito, cuyo papá siempre andaba de viaje, miró el retrato de su papá que colgaba de la pared, y le dijo a su mamá. “Mami, como quisiera que mi papi se saliera de ese marco”. ≥ ¿Es Dios real para ti? ¿Es El una Persona que está al alcance de la mano? ¿O es un retrato en la pared… un lema… una doctrina?

¿Es algo maravilloso de contemplar y de pensar, pero que todavía está en un marco? ¿Has deseado que El se saliera del marco, y se convirtiera en una realidad verdadera y gloriosa? Has exclamado, ¡Cómo quisiera saber dónde encontrarlo! ¡DIOS ES REAL Y VERDADERO! ¡Y EL ESTA A TU LADO!

Isaías 62:5 dice, Porque tus hijos se desposarán contigo, de la manera que un joven se desposa con una doncella; ¡tu Dios se recreará contigo como se recrea el esposo con la esposa! Imagínate a un muchacho enamorado de una jovencita. Ella es el deleite de su corazón, y la adora con el amor más puro y más profundo que una persona puede sentir.

El hace sacrificios por ella, y estos ni siquiera parecen ser sacrificios por su gran amor. El atesora cada momento con ella porque él sabe que ella fue creada específicamente para él, No se puede imaginar “a alguien más” que se complemente tan perfectamente con él. El se siente realizado por la intimidad de tener una compañera hecha en su imagen.

Eso describe los sueños románticos de casi todo ser humano. También describe los sueños románticos del Dios… quien llama a Su gente, SU NOVIA. Dios nos creó para esta clase de amor que es tan emocionante y puro, encantador y profundo.

El nos diseñó específicamente para Sí Mismo – fuimos hechas a Su imagen – para la clase de intimidad que instintivamente anhelamos.

Y Dios, aunque parezca increíble, siente el gozo del éxtasis de esta relación. En los libros proféticos, Dios usa un montón de metáforas para describir esta relación. Pero esta metáfora del “Esposo y la Esposa” es la que se más destaca. Dios es el Esposo de Su gente. El es el Amante de los amados, El es el Novio que se deleita en Su Novia.

Como un hombre enamorado ama a su novia… ¡DIOS NOS AMA A NOSOTRAS! Sin embargo, ese no ha sido siempre el caso. Dios, muchas veces, ha expresado Su frustración con respecto a Su amada a través de las Escrituras. Pero El purificó a Su Novia a través del sacrificio de Cristo, y El continúa purificándola hoy día.

El día que Jesús regrese… ¡LA NOVIA ESTARA LISTA! Para El, ella es bellísima, sin importar su pasado. El se deleita cuando la ve. Pero si eres como muchas creyentes, tú respuesta a todo esto, es algo así, “Si, claro. A lo mejor sea así para Su gente en general…, pero no para mí.”

Eso es porque nosotras no comprendemos el corazón de nuestro Dios, o lo que la sangre de Su Hijo hizo por nosotras, o como Su Espíritu Santo -- dentro de nosotras – tiene comunión con el Padre y el Hijo. Es también porque nosotras nos preguntamos “si fuimos un error”.

COMO SI DIOS, QUE PUSO LA CREACION EN MARCHA, COMETIERA ERRORES … COMO SI NO HUBIERA ESTADO AL TANTO CUANDO FUIMOS CONCEBIDAS. ¡NO! La Escritura nos dice todo lo contrario, y es mucho más confiable que lo que vemos… o que nuestras circunstancias, o nuestras emociones.

Dios te mira… y Su corazón se derrite… Su corazón comienza a latir aceleradamente. Esta enseñanza se encuentra tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo. Este pasaje nos habla de cómo Israel, LA COMUNIDAD DE CREYENTES DE DIOS, está casada con su Creador, que se recrea en Su esposa.

El hombre y la mujer que encuentran el verdadero amor, están en un estado emocional de gozo y alegría… completamente absortos el uno con el otro. ¡DIOS ANHELA ESTA CLASE DE RELACION! ¡ENAMORATE DE JESUS! ¡EL TE AMA PROFUNDAMENTE!

Cuando los israelitas se encontraban desesperados en el exilio, Dios les dijo, por medio de Isaías, qué a pesar de sus fracasos, Dios no los había olvidado. Eso también lo vemos en el Nuevo Testamento cuando la iglesia es comparada a la Novia de Cristo.

¿Te imaginas? Al ser parte de la iglesia, tú eres la Novia de Jesús, ¡Y EL ES TU NOVIO! ¡Y EL SE DELEITARÁ EN TI PARA SIEMPRE!! ¿Crees eso? ¿Confías que la promesa de Dios a Su gente EN EL ANTIGUO PACTO permanece inalterable EN EL NUEVO PACTO -- que El hizo con nosotras a través de Cristo?

¡El ha escogido deleitarse en nosotras, y nunca, nunca nos abandonará! 2 Timoteo 2:13 nos asegura, Si somos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo.

Por eso Hudson Taylor, misionero cristiano en la China del siglo diecinueve, dijo, “En las dificultades más grandes, en las pruebas más duras, en la pobreza más profunda, y en los momentos de gran necesidad, Dios nunca me ha fallado”.

Y añadió, “Cuando el balance financiero de nuestro grupo misionero en China era de solo unos cuantos centavos, dije, ¡GLORIA A DIOS! ¡UNOS CUANTOS CENTAVOS… MAS TODAS LAS PROMESAS DE DIOS”!

3 En la mano del Señor serás una hermosa corona; en la mano de tu Dios serás una regia diadema. El amor de Dios está siempre delante de tus ojos. Realmente, está en todas partes. No importa a donde mires, tú puedes comenzar a contar Sus toques de amor.

Si estás dentro de tu casa, hay paredes sosteniendo el techo sobre tu cabeza. La electricidad, y un lugar para sentarte, y descansar son parte de Su provisión. Si estás afuera, al aire libre, tú tienes el calor del sol. Puedes escuchar a los pajaritos piando, y sentir la suave brisa acariciando tu rostro.

Todas estas provisiones – y muchas más – son Sus cálidas formas de amarte y demostrarte que El se preocupa acerca de donde estás, y de cada detalle de tu vida.

El es fiel ante tus ojos… ¡SOLO TIENES QUE MIRAR! El Salmo 5:12 dice, Tú, Señor, bendices al hombre justo… [a la mujer justa]; tu favor lo rodea, como un escudo.

Un autor anónimo escribió: “El amor de Dios es como el Rio Amazonas que fluye hacia abajo para regar una margarita”. Dios le hizo grandes promesas al remanente de Judá de que El los traería de regreso DE Babilonia. El les dijo que se regocijaría en ellos como un Novio se regocija en su Novia.

Ellos serían una hermosa corona y una diadema real en Su mano. El usa un lenguaje de amor “QUE ES TODO O NADA”. Dios… hasta derramó la sangre de Su Hijo para redimir a Su gente alrededor del mundo, en cumplimiento a las promesas que le hizo a Israel. ¡ESTE REY ESTA PROFUNDAMENTE ENAMORADO! ¡SI! ¡SU REINO ES PARA SU AMADA!

Sin embargo, una de las cosas mas tristes en el universo ES LA FALTA DE SOLIDEZ EN EL AMOR DE AQUELLOS POR QUIENES EL NOVIO LO DIO TODO. A pesar de que en las Escrituras Dios se retrata a Si Mismo… COMO UN NOVIO EMBELESADO, Su novia es, muchas veces, retratada como una novia poco entusiasta… poco apasionada.

Este amor tan intenso, tan persistente, y tan espléndido, es por lo general, aceptado “como si nada” por los redimidos. Si esta fuera una película, nosotras lloraríamos por el Rey enamorado. Pero no es una película. Y nosotras, generalmente, no lloramos acerca de esto.


Es porque no nos damos cuenta cuan profundamente, cuan apasionadamente, y completamente somos amadas. Asumimos que como Dios es un Dios grande, puede tomarnos o dejarnos “sin mucha alaraca emocional” de Su parte.

Pero, según la Escritura, nosotras estamos totalmente equivocadas. ¡DIOS NOS CONSIDERA UNA PRECIOSA CORONA… UNA DIADEMA HERMOSA! SI ESO NO LE DA PROPOSITO A TU DIA… ¡NO SE QUE PUEDE HACERLO!

Tu corazón debe de latir más rápidamente hoy día, SABIENDO QUE EL PODER MAS GRANDIOSO DEL UNIVERSO está completamente enamorado de ti. ¿Cómo puedes corresponder a este gran amor? ¿Pasarás tiempo en Su presencia “en silencio” gozando de Su compañía?

¿Le darás regalos de amor, como tu tiempo y atención? ¿Harás sacrificios por El que ni siquiera te parecerán sacrificios por el amor que sientes por El? ¡CLARO QUE LO HARAS! ¿POR QUE? ¡PORQUE EL HACE SACRIFICIOS POR TI! ¿Tu relación con Dios está a la altura de la imagen del Esposo que se regocija en Su Esposa?

¡La intimidad y el éxtasis de la felicidad conyugal es diseño de Dios! El nos dio esta relación humana como retrato de la relación divina. Todos nuestros sueños de enamorarnos y de estar satisfechas en la intimidad con un esposo, están ahí por una razón. ¡Porque Dios los entretejió en nosotras cuando nos diseñó para Si Mismo! ¡“TU LE IMPORTAS A DIOS”!

Si no le estás dando importancia al Dios que se deleita en ti, entonces cambia, y busca tener una relación balanceada con El. Dios ya ha dado el primer paso. Ten la seguridad que El no rechazará tu amor. ¡QUE TU PASION POR EL SEA TAN APASIONADA, COMO SU PASION POR TI LO ES!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema