¡TODO LLEGA EN SU MOMENTO! – Romanos 1:11-13

Pablo nunca había estado en Roma, y quería visitar a la “nueva iglesia cristiana” de Roma. Por eso, les escribe en Romanos 1:11,  Porque deseo verlos para impartirles algún don espiritual, a fin de que sean fortalecidos. La nueva iglesia estaba equipada con dones espirituales, dados por Dios, por medio del Espíritu Santo.

 

Pablo les dice que estaban destinados a compartir sus dones para el beneficio de todo el Cuerpo de Cristo. Lo mismo se puede decir acerca de “nuestros dones naturales”, talentos y creatividad. Jesús quiere que nosotras sigamos los sueños y los deseos… QUE EL HA PUESTO EN NUESTROS CORAZONES.

 

Cuando yo me entregué a Cristo, hace muchos años, no tenía idea que el Espíritu Santo nos daba un don, “o más de uno” para la edificación de la iglesia. Para usar nuestros dones con efectividad, debemos (1) Reconocer que todos los dones y las habilidades provienen de Dios, (2) Comprender que no todos tenemos los mismos dones.

 

 (3) Saber quiénes somos y que hacemos mejor, (4) Dedicar nuestros dones al servicio de Dios y no a nuestro éxito personal, (5) Estar dispuestas a usar nuestros dones de todo corazón “y sin limitaciones” para el servicio de Dios.

 

Los dones varían en naturaleza, poder y eficacia, y el Señor los otorga de acuerdo a Su sabiduría y bondad… y no de acuerdo a nuestra fe. Nuestra responsabilidad es ser fieles con los dones que Cristo nos ha dado, y servir a otros con ellos.

 

Nuestras pasiones nos dicen mucho a dónde estamos yendo en la vida, pero nuestros dones espirituales y naturales nos muestran cómo llegar allí.

Ellos son las herramientas que Dios usa para satisfacer las necesidades de Su gente… ¡Y HACE QUE SU CUERPO CREZCA! Cualquiera que sea el área geográfica, la situación de la iglesia, y el campo vocacional al que hayas sido llamada, tus dones te darán oportunidades para servir a la gente alrededor tuyo.

 

Para muchas de estas personas… LA EXPRESIÓN DE LA NATURALEZA DE DIOS QUE VIENE DE TI, será uno de los pocos encuentros que ellos tendrán con Jesús. Ellos tal vez no reconozcan la fuente de tus dones, y es casi seguro que no podrán explicar lo que ellos experimentan de Jesús, a través tuyo.

 

Pero algo profundo en ellos resonará con el Creador, que los está llamando. ¡DE ALGÚN MODO ELLOS SE ACERCARÁN MÁS A EL! ¡CULTIVA LOS DONES QUE DIOS TE HA DADO! Pablo le dijo a Timoteo en 2 Timoteo 1:6, Por eso te aconsejo que “avives el fuego” del don de Dios.

 

Úsalos no solo para servir al Cuerpo de Cristo, sino para bendecir a la gente de otras áreas de tu vida. Tu capaz no sepas cuales sean tus dones hoy en día. ¡PERO POCO A POCO DIOS TE LOS IRÁ REVELANDO!

 

Lo importante es tener una relación íntima con Jesús por medio de Su Palabra y la oración… dejando que El guie tu vida. Tú eres un instrumento de Jesús para repartir Sus bendiciones a aquellos que lo necesitan a Él.

 

12 Para que nos fortalezcamos unos a otros con esta fe que ustedes y yo compartimos. Pablo no era conocido por dar aliento, al menos no de la misma manera como Bernabé lo daba. A decir verdad, Pablo podía ser, a veces, bastante directo y exigente. El estaba más enfocado en la exactitud teológica del evangelio.

 

Pero Pablo también tenía su lado alentador, principalmente porque su enfoque teológico recalcaba… ¡EL VALOR DE CONOCER A JESÚS! Por eso, él los exhortó a que tuvieran una relación íntima y personal con Cristo.

Tú te darás cuenta que tus dones y tu llamado, de algún modo, encajan con la personalidad que Dios te ha hado. El raramente llama “a las introvertidas” a ministerios sumamente extrovertidos.

 

Y Dios raramente llama a las sumamente “extrovertidas” a hacer una actividad profundamente reflexiva – aunque hay excepciones en ambos casos.  A aquellas que les gusta ver resultados inmediatos, generalmente, no son llamadas a establecer los cimientos para generaciones futuras.

 

PERO A AQUELLAS, CUYA PACIENCIA ES MUCHAS VECES INQUEBRANTABLE -- A MENUDO LO SON. Algunos estilos de comunicación encajan muy bien con un corazón de pastora, mientras que otros encajan mejor evangelizando. A algunas les encanta alimentarse profundamente de la Palabra día tras día. A otras les gusta esparcirse por todos lados.

 

El asunto no es cual método es el correcto o incorrecto, o cual personalidad es mejor para los propósitos de Dios. ¡TODOS ENCAJAN EN SU REINO! ¡LA CUESTION ES COMO VAS A USAR TUS DONES PARA SER SAL Y LUZ EN ESTE MUNDO!

 

Comprende la clase de temperamento que tienes, tu preferencia por hacer la paz o provocar una discusión controversial; tu preferencia por la formalidad o por lo casual… y así sucesivamente. Tienes que saber qué clase de condiciones van a realzar TU EFECTIVIDAD sirviendo a Dios.

 

No tengas miedo de esforzarte más allá de lo que puedas. ¡LA ENORMIDAD DE LA OBRA DE DIOS TE MOTIVARÁ A SEGUIR ADELANTE! MUCHAS VECES… ¡EL TE GUIARÁ A TU LUGAR IDEAL!

 

¡BUSCA ESE LUGAR… ¡APROVÉCHALO AL MÁXIMO! Sea cual sea tu personalidad, “QUE ÉSTA SIRVA LOS PROPÓSITOS DE DIOS”, y lo glorifique grandemente.

 

13 Quiero que sepan, hermanos, que muchas veces me propuse ir a visitarlos para tener también entre ustedes algún fruto, como entre los otros hermanos no judíos, pero hasta ahora he encontrado obstáculos.

 

Nosotras sabemos que Dios puede abrir puertas que nadie puede cerrar, y cerrar puertas que nadie puede abrir. También sabemos que El, algunas veces, le dice a Su gente que siga adelante aun cuando las puertas parezcan estar cerradas (como en el borde del Mar Rojo).

 

En algún lugar, entre estos dos hechos, tratamos de servirlo, discerniendo cuales puertas debes atravesar, y cuales debes pasar de largo. Si estamos comprendiendo nuestras pasiones, dones y personalidades, ESTAS NOS PUEDEN LLEVAR EN DIRECCION CORRECTA. ¡Pero solo Dios es soberano “de las puertas abiertas” en nuestras vidas!

 

Muchas de nosotras lamentamos la falta de oportunidades en este momento, olvidándonos que Dios tuvo que contener a Abrahán, a Jacobo, a José, y a muchísimos más hasta que su oportunidad llegara. Nos esforzamos por tener una mejor posición, olvidándonos que Dios es el Señor que pone a Su gente en el lugar correcto en el momento correcto.

 

Cuando José parecía estar muy lejos de sus sueños, olvidado en una prisión oscura, Dios lo elevó a la segunda posición más alta de Egipto. Eso es lo que Dios hizo conmigo también. ¡Y HARÁ CONTIGO! Después de un año de estudios intensivos en la Escuela de Ministerio, Jesús me guio, juntamente con mis compañeros de clase, al campo misionero.

 

Ahí ministrábamos a los indiecitos Sioux de Dakota del Sur. ¡Los chiquitos eran lindos! Nosotros pudimos notar que los indiecitos se conectaron “más” con la misionera india de la reservación… que con nosotros. Ellos nos trataban con mucho cariño. ¡SI!

 

Pero cuando la misionera compartió su testimonio con ellos, ellos se volcaron a ella. Ellos se identificaron con ella porque ELLA era una de ellos. Como alumnos, nosotros habíamos vivido un año muy intenso estudiando la Palabra.

Sabíamos todo lo que compartir el evangelio demandaba. Pero los chiquitos no reaccionaron tan apasionadamente con nosotros, como lo hicieron con la misionera india.

 

Entonces, le dije al Señor, “Señor, no entiendo lo que está pasando”. El me habló al corazón: “Carmen, tú también tienes tu propia gente”. Aunque yo vivo en los Estados Unidos, soy una mujer latina… ¡y mi verdadera gente es la mujer latina!

 

Al principio no me di cuenta de la magnitud de lo que Dios me estaba diciendo… lo que el Señor tenía planeado para mí. Como a Abrahán, Jacobo, José y muchos otros, yo tenía que esperar al momento oportuno. ¡Y TU TIENES QUE HACER LO MISMO!

 

Dios nunca está limitado por nuestra posición actual, o por la puerta cerrada delante de nosotras. ¡CONFIA EN JESUS, Y EN EL MOMENTO OPORTUNO, EL ABRIRÁ Y CERRARÁ PUERTAS PARA TI! Cuando las oportunidades no se están abriendo, ENFÓCATE EN TU PREPARACIÓN – perfeccionando tus dones, fortaleciendo tu carácter y refinando tus pasiones.

 

Así que Dios  comenzó a prepararme…. Me puso a enseñar en el ministerio de mujeres de mi iglesia. ¡AY! ¡Eran más de mil mujeres! Mi preparación fue en inglés, porque yo voy a una iglesia americana que enseña la Biblia súper bien.

 

Lo importante era aprender la Palabra para compartirla correctamente. ¡El idioma no era lo importante! ¡La enseñanza de la Biblia era lo importante! ¡No te desesperes durante los momentos de espera!

 

Desde el momento que Dios me dijo, “Tú tienes tu propia gente, hasta el momento que abrió la puerta para que yo le enseñara la Biblia a la mujer latina, pasaron 11 años”. ¡ASI QUE! ¡APÓYATE EN DIOS Y DESARROLLA FIDELIDAD! Nota los modelos de Su preparación y coopera con ellos.

 

¡LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE TODAS LAS PUERTAS CORRECTAS –GRANDES Y PEQUEÑAS -- ¡SE TE ABRIRÁN!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema