SE COMO JESUS - Filipenses 5,7-8, 14-15

Muchas de nosotras estamos OBSESIONADAS con la fama – ya sea siendo famosas nosotras mismas – o siguiendo CADA DETALLE de las vidas de las personas famosas. Seguimos sus libros internacionales, sus giras cinematográficas, sus apariciones en espectáculos nocturnos. ¡Y somos unas de las miles de seguidoras en Twitter!

 

En un estudio reciente en los Estados Unidos, un grupo de investigadores clasificaron los nombres DE LAS PERSONAS MAS FAMOSAS DEL MUNDO USANDO UN ALGORITMO, ESPECIALMENTE DESARROLLADO, para rastrearlos por el internet. ¡JESUS SALIO EN LA LISTA COMO LA PERSONA MAS FAMOSA EN LA HISTORIA!

 

Sin embargo, Jesús nunca buscó obtener un estatus de celebridad. Cuando El estuvo en la tierra, Jesús nunca buscó la fama – a pesar de que la fama lo encontró igual, mientras que las noticias acerca de El se difundían a través de la región de Galilea.

 

Donde quiera que Jesús iba, las multitudes pronto se reunían a Su alrededor. Los milagros que El hizo atrajeron a mucha gente a Sí Mismo. Pero cuando ellos trataron de hacerlo rey por la fuerza… ¡EL SE ESCABULLÓ! Unido en propósito con Su Padre, Jesús constantemente se adaptaba al propósito y tiempo del Padre.

 

¡LA FAMA NUNCA FUE LA META DE JESUS! Su propósito fue simple. Como Hijo de Dios, El humildemente, obedientemente, y voluntariamente se ofreció a Si Mismo como el sacrificio por nuestros pecados.

 

Filipenses 2:5 dice,  Que haya en ustedes el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús. Jesús fue el ejemplo supremo de la humildad, el amor, y la abnegación.

Cuando las creyentes estamos unidas a Cristo, nosotras tenemos la misma actitud humilde que Cristo tenía. Pablo nos da el mismo pensamiento en Efesios 4:2,  Y que sean humildes y mansos, y tolerantes y pacientes unos con otros, en amor.

 

¡LAS ACTITUDES NO SUCEDEN DE LA NADA! ¡NOSOTRAS LAS ESCOGEMOS! Pablo les pidió a los creyentes que tuvieran la misma actitud que Jesús tenia. Jesús era el Hijo de Dios. SU LUGAR ERA A LA MANO DERECHA DE SU PADRE… ¡GOBERNANDO EL UNIVERSO!

 

No hay una posición más gloriosa y honorable que estar a la mano derecha del Padre. La relación de Jesús con el Padre le dio el derecho a este honor. ¡PERO JESUS ESCOGIO NO AFERRARSE A ESTE DERECHO!

 

NADA… NI SIQUIERA SU POSICION EN EL CIELO ERA TAN PRECIOSA PARA EL -- como para no renunciar a lo que fuera necesario… SI SU PADRE SE LO PEDIA! Su amor por Su Padre lo hizo hacer el sacrificio MAXIMO para ser obediente a El.

 

Cuando el Padre requería un sacrificio para la redención de la humanidad, Jesús no se aferró a Sus derechos, ni argumentó que por qué tenía El que sufrir por los pecados de una creación rebelde… por una gente hecha de polvo…

 

¡NO! AL CONTRARIO, EL ABANDONÓ LA GLORIA DE SU EXISTENCIA CELESTIAL para convertirse en un hombre. El nació en un establo. Durmió en un pesebre. Su vida la pasó preparándose para el día en que sufriría una espantosa ejecución. ¡TODO ESTO LO HIZO VOLUNTARIAMENTE!

 

Sin embargo, nosotras estamos tentadas a aferrarnos a las cosas que Dios nos ha dado. Decimos, “Yo estaría dispuesta a darle a Dios todo – SI ME LO PIDIERA -- pero no pienso que El me va a pedir que renuncie a nada”. El Padre le pidió a Su Hijo, que hiciera grandes cambios a Su vida.

¿No deberíamos esperar que El nos pida que sacrifiquemos nuestros  privilegios y comodidades?

Si te encuentras resistiendo a Dios -- cada vez que El te pide que ajustes tu vida a Su voluntad – ¡PIDELE AL ESPIRITU QUE TE DE LA MISMA ACTITUD ABENEGADA QUE JESUS DEMOSTRO! ¿Qué es lo que la actitud de Jesús implica? Implica pensar como Jesús, tener Su actitud, y más que nada… ¡TENER SU HUMILDAD!

 

Cuando pensamos en tener la actitud o mente de Cristo, pensamos, muchas veces, en términos de recibir Su guía y voluntad… ¡NOS ENFOCAMOS EN LA ACCION! Pero Dios tiene un propósito más alto… ¡EL ESTA ENFOCADO EN NUESTRO CARÁCTER!

 

Cuando Dios nos da la mente de Jesús… ¡EL NOS ESTA DANDO EL DON QUE CAMBIARA FUNDAMENTALMENTE NUESTRA NATURALEZA PECADORA, Y PROPENSA AL CONFLICTO! Es un don que nos moldeará a la imagen de Dios. ¿Cómo es la mente de Jesús? Pablo nos habla de la humildad de Jesús… ¡AUNQUE EL ERA EL DIOS ENCARNADO!

 

Jesús era un hombre humilde y obediente. ¡EL ERA UN SIERVO! Generalmente, esa no es nuestra meta cuando nos esforzamos en pensar de forma piadosa. Pero es el primer elemento DEL CARACTER que Dios obrará en nosotras.

 

Si no hemos aprendido la humildad de Jesús, nunca entenderemos “realmente” el poder de Su resurrección. Nuestras oraciones NO TENDRAN FUERZA porque no tenemos la naturaleza de una sierva. Nuestro ministerio no tendrá poder… ¡PORQUE NO SE AJUSTA A SU CARÁCTER!

 

Sino que se despojó a sí mismo y tomó forma de siervo, y se hizo semejante a los hombres.  Al convertirse Jesús en un hombre… ¡EL NO PUSO DE LADO DE SU DIVINIDAD! CRISTO PUDO HABER VENIDO A LA TIERRA EN SU VERDADERA POSICION… ¡COMO REY DEL UNIVERSO!

 

Pero en vez, El tomó el rol de siervo. ¡EL CREADOR ESCOGIO SERVIR A SUS CRIATURAS!  Sin embargo, los seres humanos raramente aspiramos a “VOLVERNOS NADA”. La mayoría de nosotras queremos ser “ALGUIEN”.  Queremos hacernos de un gran nombre, o por lo menos, tener éxito y lograr nuestras metas.

Queremos tener una buena reputación –QUE NOS ALIENTEN -- y una vida que satisface. ¡QUEREMOS LLEGAR LEJOS! ... ¡PERO LA ACTITUD DE JESUS NOS LLEVARA EN DIRECCION OPUESTA! Jesús voluntariamente aceptó el dolor, la humillación, el desprecio y la desgracia. ¿Por qué? Porque la naturaleza de Dios es de amar y servir.

 

Y la humanidad, en nuestro estado caído… ¡NECESITABA ESE AMOR! La mente de Jesús encontró satisfacción -- EN POSTERGARLO TODO -- para ocuparse de las necesidades de otros. ¡EL NO SE AFERRO A SU DIVINIDAD! A fin de cuentas, UNA DEMOSTRACION DE PODER ES MENOS EFECTIVA… ¡QUE UNA DEMOSTRACION DE CARÁCTER!!

 

14 Háganlo todo sin murmuraciones ni peleas, 15 para que sean irreprensibles y sencillos, e intachables hijos de Dios en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual USTEDES RESPLANDECEN como luminares en el mundo.

 

Uno de los grandes retos A LOS QUE SE ENFRENTÓ MOISES EN LA HISTORIA DEL EXODO fueron las quejas constantes que recibió de la gente. Le echaban la culpa por las dificultades en Egipto, por guiarlos a una muerte segura a orillas del Mar Rojo, y prácticamente, por cada momento de hambre, sed, y dificultades en el desierto.

 

A la larga, los quejosos causaron que toda la nación se demorara cuarenta años en entrar a la Tierra Prometida. Dios estaba muy disgustado con el ESPIRITU CRITICO de ellos. Las quejas no son el don del Espíritu, ni tampoco lo son las críticas, el cinismo, o la agresividad. 

 

A pesar de saber todo esto, las cristianas pueden ser muy parecidas a los israelitas – Y LA POBLACION EN GENERAL -- por la forma de criticar y machacar constantemente las faltas que ven en las personas alrededor suyo. Por echarles la culpa a otros por sus propias circunstancias… ¡Y POR DENIGRAR A LA GENTE QUE NO ESTA DE ACUERDO CON ELLOS!

 

Muchas veces, las familias pueden estar divididas por la desaprobación de un padre, o madre, de una hermana, o hermano. Los colegas evitan a los compañeros de trabajo QUE NO HACEN OTRA COSA QUE QUEJARSE DE TODO… SIN OFRECER SOLUCION ALGUNA.

Una actitud negativa es raramente beneficiosa para nosotras, ni para cualquiera alrededor nuestro. A DECIR VERDAD… ¡ESTA CONDUCTA NO REFLEJA LA ESPERANZA Y LA PAZ DE DIOS!

 

No te dejes atrapar por el espíritu del mundo, que habla un lenguaje de crítica y censura. ¡TU HAS SIDO LLAMADA A SER DIFERENTE – A TENER UNA ACTITUD DIFERENTE – EXPRESADA CON PALABRAS DIFERENTES – QUE VIENEN DE UN CORAZON DIFERENTE!

 

Jesús nos está llamando para que nos unamos a Su familia de siervos… PARA LEVANTAR A LOS CAIDOS, para ser los pies y manos de Cristo, y para llamar a otros a que vengan a Su lado. ¡SUS INSEGURIDADES NECESITAN EL CONSUELO DEL ESPIRITU DE DIOS! ¡TU ERES ESE VASO DE CONSUELO!

 

¡HAS TODO SIN CRITICAR NI QUEJARTE PARA QUE MUCHOS PUEDAN VER LA LUZ DE CRISTO EN TI!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema