ELEGIDA POR JESUS - 1 Peter 2:9,12

¡IMAGINATE UN SALON DEL TRONO ESPECTACULAR! Sentado en el trono esta un gran rey. El está rodeado por los miembros de su séquito. Ahora imagínate un cofre puesto a los pies del rey. Y de cuando en cuando, el rey se inclina para palpar el contenido. ¿Qué es lo que hay en el cofre?

Hay joyas, oro, piedras preciosas que le agradan al rey. ESTE COFRE CONTIENE LOS TESOROS DEL REY… ¡UNA COLECCION QUE LO FASCINA! ¿Puedes ver esta imagen en tu mente? El apóstol Pedro está describiendo a la gente de Dios… ¡A AQUELLOS QUE HAN RECIBIDO MISERICORDIA!

Nosotras somos Sus joyas… ¡Sus piedras preciosas! Pedro está hablando acerca de aquellos que creen en Jesús. El nos llama linaje escogido… posesión especial…

En 1 Pedro 2:9, Pedro dice, Ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncien los hechos maravillosos de aquel que los llamó de las tinieblas a Su luz admirable.

Este pasaje de las Escrituras es extraordinariamente alentador, y refleja el gran destino de cada creyente. Nos habla de nuestro llamado… ¡A SER EMBAJADORAS!... Para proclamar los atributos de Dios, y vivir vidas que demuestran Su bondad. ¡PARA QUE OTROS PUEDAN VER Y EXPERIMENTAR SU GRAN AMOR!

Leemos versículos, como estos, Y NOS QUEDAMOS MARAVILLADAS por la naturaleza tan alta y tan santa de nuestro llamado. Somos gente escogida por Dios para ser como El – PARA SER DIFERENTES… ¡HEMOS SIDO SEPARADAS PARA SER SANTAS!

A veces, los cristianos o las cristianas hablamos del “SACERDOCIO REAL DE LOS CREYENTES”. En los tiempos del Antiguo Testamento, el pueblo no se acercaba a Dios directamente, sino que acudía a un sacerdote que servía como intermediario entre ellos y Dios.

Con la victoria de Cristo en la cruz… ¡TODO CAMBIO! Y ahora podemos entrar directamente a la presencia de Dios sin temor. Por eso Hebreos 4:16 dice, Por tanto, acerquémonos confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para cuando necesitemos ayuda.

Además se nos ha dado la responsabilidad de unirnos a Cristo – EN SU OBRA SACERDOTAL -- de reconciliar a los pecadores con Dios.

9 Para que anuncien los hechos maravillosos de Aquel que los llamó de las tinieblas a Su luz admirable.

Como Dios nos ha llamado de las tinieblas a la luz, NOSOTRAS DEBEMOS SER TESTIGOS PARA UN MUNDO “QUE NOS ESTA OBSERVANDO” – NO SOLO POR NUESTRAS PALABRAS SINO TAMBIEN POR NUESTRAS ACCIONES. Por la forma como llevamos nuestros negocios, tratamos a nuestros vecinos, y criamos a nuestros hijos.

No hace mucho recibí un bellísimo ramo de tulipanes rosados. ¡Ay lindos! Feliz los puse en un florero. Los bulbos de los tulipanes… con sus largos tallos se veían preciosos en el florero. Coloqué el florero en el centro de mi mesa de la cocina.

Al día siguiente, noté que las flores – QUE LA NOCHE ANTERIOR MIRABAN HACIA ARRIBA -- ahora estaban mirando en otra dirección. Ahora los tulipanes se inclinaban hacia un costado como queriendo alcanzar la luz que venía de la ventana cercana.

En un sentido, todas nosotras hemos sido hechas como estas flores. Dios nos llama a volvernos hacia la luz de Su amor. Pedro escribe de la maravilla de haber sido llamadas de las tinieblas a la maravillosa luz de Dios.

Antes de conocer a Dios, nosotras vivíamos a la sombra del pecado y la muerte… ¡QUE NOS MANTENIAN SEPARADAS DE EL! Sin embargo, gracias a la misericordia y el amor de Dios, El preparó el camino para que pudiéramos escapar de la oscuridad espiritual, por medio de la muerte y la resurrección de Su Hijo.

Solo cuando nos volteamos hacia Jesús podremos reflejar Su bondad y Su verdad. Hemos sido elegidas para que podamos declarar Sus alabanzas. ¡ESTABAMOS CIEGAS, PERO AHORA VEMOS!

Estábamos perdidas en un desierto oscuro. PERO LUEGO, fuimos arrancadas de ahí, y puestas en calles de oro, que brillan bajo el esplendor del Hijo de Dios. Y según este versículo, hay un propósito mayor para nuestra salvación “que nosotras mismas”. ¡SE NOS HA DADO EL HONOR DE DECLARAR LAS ALABANZAS DE DIOS!

Un día, hace muchos años, una congregación estaba reunida en la iglesia. Después del sermón, el pastor hizo una invitación para aquellos que querían recibir a Jesucristo, como su Señor y Salvador. Un adolescente, Rolando Acevedo, se levantó y caminó hacia la parte de adelante de la capilla para entregarse a Cristo.

Hubo todo un cuchicheo. ¡ES SOLO UN CHICO GITANO!... alguien susurró con repugnancia. Sin embargo, Rolando no escuchó esas voces. El estaba seguro de que Dios tenía un propósito para su vida. Así que se compró una Biblia y un diccionario, y se enseñó así mismo a leer y a escribir.

Una vez Rolando dijo, “El camino a Jesús no es a través de las grandes universidades, o de los poetas. ¡ES A TRAVES DE UNA COLINA ANTIGUA LLAMADA CALVARIO! Y llegó el gran día en que Rolando se convirtió EN UN EVANGELISTA que Dios usó para traer a muchos a Jesús.

El apóstol Pedro también había sido un hombre simple, sin preparación en las escuelas religiosas rabínicas -- UN PESCADOR DE GALILEA -- cuando Jesús lo llamó y le dijo: “SIGUEME”.

Sin embargo ese mismo Pedro -- a pesar de su crianza y poca educación -- y los fracasos que experimentó a lo largo del camino, pudo afirmar que aquellos que siguen a Jesús son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, y pueblo adquirido por Dios.

Por medio de Jesucristo, toda la gente – sin importar su educación, su crianza, su género, o etnicidad – pueden ser parte de la familia de Dios y ser usada por El. Convertirse en la “POSESION ESPECIAL DE DIOS” es para todos los que creen en Jesús. ¿Qué significa para ti ser parte de la gente escogida… y una nación santa de Dios?

12 Mantengan una buena conducta entre los NO CREYENTES para que, aunque los acusen de malhechores, AL VER LAS BUENAS OBRAS DE USTEDES, glorifiquen a Dios el día que El nos visite.

ESTE LLAMADO – A VIVIR VIDAS SOBRENATURALES – ES ABRUMADOR. Sabemos que no podemos mantenernos a la altura de esto. Se nos ordena a tener una clase de justicia que excede las expectativas humanas. El mundo nos puede distinguir a una legua de distancia. ¿Cómo así? ¡PORQUE SOMOS DIFERENTES!

Como Dios no nos ha sacado del mundo, no nos queda de otra que vivir en medio del mundo, donde las costumbres y las culturas nos presionan, y las tentaciones hacen guerra contra nosotras. Esta identidad, COMO SANTAS DE DIOS, parece extremadamente inconcebible a veces. ¡ES UN ATAQUE DIARIO!

Sin embargo, esto es lo que Dios espera de nosotras. Esta es la manera como El nos ha dicho que vivamos. Jesús le recalcó a Sus discípulos QUE DEBIAN SER “SAL Y LUZ” EN ESTE MUNDO, dejando que sus buenas obras se vieran. ¡Y PEDRO LO REITERA EN ESTA ENSEÑANZA!

Es posible vivir esta clase de vida QUE PROVOQUE A LOS “NO CREYENTES” A GLORIFICAR A DIOS… CUANDO LO VEN.

Solo hay una forma de hacer esto. Es de ser decisivas y firmes en nuestra resistencia a las corrientes de este mundo. Tenemos que vivir de forma correcta en medio de un territorio hostil.

¿Tiendes a aislarte de las influencias seculares, O DE LA GENTE QUE NO ES CREYENTE? Entonces no puedes ser el testigo que Dios quiere que seas. Por otro lado, ¿dejas que el mundo te influencie a tal punto… de que no hay ninguna diferencia entre ti y tus alrededores? Entonces no eres el testigo que Dios quiere que seas.

¡VIVE UNA VIDA BALANCEADA! ¡NO EVITES AL MUNDO!.. ¡PERO NO SUCUMBAS A EL! ¡VIVE PARA SU GLORIA DONDE ESTAS! ¡RECUERDA QUE ERES “REALEZA” EN EL REINO DE DIOS!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema