SIGUE ADELANTE! – 2 Corintios 4:1, Santiago 5:11

2 Corintios 4:1 dice, Por lo tanto, puesto que por la misericordia de Dios hemos recibido este ministerio, no nos desanimamos. El desaliento es parte de la vida. Todo el mundo se ha enfrentado al desaliento, y todo el mundo se enfrentará al desaliento más de una vez.

Aunque nos pueda estar yendo bien en estos momentos, siempre habrá contratiempos, olvidos, y obstáculos que nos desalentarán. Todas tenemos deseos y esperanzas. Pero desgraciadamente, de vez en cuando, nuestros deseos y esperanzas fracasan. ¡EL DESALIENTO ES PARTE DE LA VIDA!

¿Cómo podemos vencer el desaliento? Podemos estudiar las promesas de Dios, y tomarlas en serio. Estar en comunión con otros creyentes para dar y recibir ánimo. Para poner nuestras esperanzas en el futuro… como Dios lo ha prometido.

¡Y MAS QUE NADA, DEBEMOS RECORDAR SIEMPRE LA MISERICORDIA QUE DIOS NOS HA DEMOSTRADO! ¡ESA ES LA BASE DEL ALIENTO Y DEL ÁNIMO! El Dios que mandó a Su Hijo a este mundo a morir una muerte tremendamente dolorosa “POR NUESTRA REDENCION” no nos va a defraudar ahora.

Dios ya nos ha demostrado que El tiene un corazón maravilloso… que no está obsesionado por juzgarnos. ¡Sino, más bien se encanta cuando lo complacemos! ¡Nuestro Dios nos ama apasionadamente!

Cuando las cosas se ponen difíciles, recordemos que nuestro Dios -- que es sabio, poderoso, y amoroso… ¡ESTA SIEMPRE DE NUESTRO LADO!

¿Quieres vivir una vida llena de ánimo y entusiasmo? Entonces vive una vida de misericordia. Recuerda que cuando tus problemas parecen demasiado grandes, la gracia de Dios es más grande todavía.

CUANTO MAS CULTIVES UNA ACTITUD DE MISERICORDIA HACIA TODO EL MUNDO Y POR TODO… Y CUANTO MAS TU MISERICORDIA REFLEJE LA MISERICORDIA DE DIOS – ¡MAS TE ANIMARAS! ¡NOSOTRAS PODEMOS SER EL ECO DE LOS CIELOS EN LA TIERRA!

Ignacio Paderewski, el famoso pianista y compositor, estaba programado para tocar en un gran concierto en unos de los mejores salones de Buenos Aires. Era una noche para recordar. Los hombres vestidos de esmoquin, y las mujeres de traje largo. ¡Era todo un espectáculo! ¡La alta sociedad en todo su esplendor!

Presentes en el público ESA NOCHE estaba una mamá con su hijito de nueve años, que estaba aburridísimo. ¡No sabía qué hacer con su alma! No dejaba de moverse y enderezarse en su asiento.

Su mamá tenía la esperanza de que su hijo se sintiera motivado a practicar el piano cuando escuchara al inmortal Paderewski tocando el piano. Así que – en contra de su voluntad -- él tuvo que asistir al concierto.

Mientras la mamá se volteaba para conversar con unas amigas, su hijo ya no pudo quedarse quieto más rato. Se escabulló de su lado, y se quedó fascinado por la elegancia del gran piano de ébano, el banco de cuero y un escenario brillando con luces.

Sin que el sofisticado público se diera cuenta, el chico se sentó en la banca, mirando casi hipnotizado a las teclas negras y blancas. El puso sus temblorosos deditos en posición correcta y comenzó a tocar un simple vals. La gente se puso histérica.

¡Estaban trastornados! Irritados gritaron señalando en dirección al chico: “¡Saquen a ese mocoso de aquí”! “¡A quien se le ocurre traer a un niño al concierto”! “¿Dónde está su mamá? “¡Que alguien lo saque del escenario”!

Entre bastidores, el pianista escuchó los ruidos que venían del auditorio e inmediatamente cayó en cuenta de lo que estaba pasando. Así que cogió su saco, y a toda velocidad llegó al escenario.

Sin que nadie lo anunciara, se inclinó detrás del chiquillo, puso sus brazos de lado a lado del niño, y comenzó a improvisar una melodía que armonizara con lo que el chiquito estaba tocando.

Mientras tocaban juntos, Paderewski seguía susurrándole al chiquito al oído. ¡Sigue adelante! ¡No te desanimes! ¡Sigue tocando!…. No pares… ¡no te des por vencido!.

¡ASI IGUAL ES CON NOSOTRAS! Seguimos perseverando en nuestro proyectito, que parece tan insignificante como “el valsesito del chiquito” en un salón de conciertos.

Y en el momento en que estamos a punto de darnos por vencidas, VIENE JESUS, NUESTRO MAESTRO, se inclina hacia nosotras, y susurra: ¡Sigue adelante! ¡No te des por vencida! ¡Animo! ¡No te detengas! ¡JESUS IMPROVISA POR NOSOTRAS DANDONOS EL TOQUECITO CORRECTO EN EL MOMENTO CORRECTO!

Uno de los presidentes de los Estados Unidos, Calvin Coolidge, dijo ¡Sigue adelante! ¡Nada en este mundo puede tomar el lugar de la persistencia! ¡El talento no lo hará! No hay nada más común que fracasados con talento. ¡El genio no lo hará! Los genios poco conocidos están de a dos por medio.

¡La educación no lo hará! El mundo está lleno de pelagatos educados. ¡Solo la persistencia y la determinación son los que hacen cosas increíbles!

Santiago 5:11 dice, En verdad, consideramos dichosos a los que perseveraron. Ustedes han oído hablar de la perseverancia de Job, y han visto lo que al final le dio el Señor. ¡ES QUE EL SEÑOR ES MUY COMPASIVO Y MISERICORDIOSO!

Gregorio el Grande dijo, LA MUJER… QUE SE QUEDO ATRÁS PARA BUSCAR A CRISTO… FUE LA UNICA QUE LO VIO. La perseverancia es esencial para toda buena obra, como la Biblia dice, “EL QUE PERSEVERE HASTA EL FINAL… SERA SALVO”.

Nosotros miramos hacia atrás con gran admiración a los héroes bíblicos de la fe. Ellos escucharon la voz de Dios y vencieron sus dudas y su desaliento para obedecerlo. Ellos soportaron por fe a pesar de ser mal entendidos, insultados, azotados, encarcelados y asesinados.

Los honramos por los riegos que tomaron y por los obstáculos a los que se enfrentaron. Esa clase de fe es lo que la vida en el reino de Dios es. Pero cuando nos encontramos en medio de las pruebas, muchas veces, comenzamos a cuestionar a Dios.

La perseverancia de los héroes bíblicos es una cosa… PERO TENER QUE PERSEVERAR NOSOTRAS… ¡ESA ES OTRA COSA! Nos decimos: Capaz es una señal de la desaprobación de Dios, o puede que nuestras oraciones no están funcionando.

O a lo mejor no hemos obedecido en algo, o hemos cometido un pecado sin darnos cuenta… ¡SI NO… LA VIDA ESTARIA FUNCIONANDO COMO DEBIERA! No estaríamos pasando por todos estos problemas. ¡NOS OLVIDAMOS QUE EL REINO DE DIOS NO HA CAMBIADO!

No podemos esperar que la perseverancia sea tan digna de admiración en otros… ¡PERO DE POCA IMPORTANCIA PARA NOSOTRAS! TODAS LAS COSAS QUE HONRAMOS CUANDO MIRAMOS HACIA ATRÁS… ¡TODAVIA APLICAN HOY EN DIA!

Si Dios permitió que la gente de fe VENCIERA LAS PRUEBAS EN AÑOS PASADOS, entonces, El permitirá que las enfrentemos ahora. La fe y el poder de Dios son probadas en las pruebas. ¡SU GENTE SIEMPRE SERÁ LLAMADA A RESISTIRLAS!

Y YA PARA TERMINAR…

El 29 de Octubre de 1941, Winston Churchill, el famoso primer ministro del reino unido, dio un discurso a los alumnos de la Escuela de Harrow, diciendo: “Nunca se rindan, nunca cedan, nunca, nunca, nunca… en nada grande o pequeño, nunca cedan… salvo por las convicciones del honor y el buen sentido.

¡Nunca cedan al poderío del enemigo”. ¡SIGAN ADELANTE! Nuestras pruebas son realmente oportunidades para seguir adelante, y demostrar cómo la gente de Dios vence al mundo. ¡ABRAZA ESAS PRUEBAS! ¡DECIDE VENCERLAS! ¡Y LAS VENCERAS!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema