¿NECESITAS ALIENTO? – Proverbios 16:24

Cuando Benjamín West era chiquito, él trató de pintar un retrato de su hermana, pero le salió un desastre. Su mamá vio su creación, lo besó en la cabeza, y comentó, ¡Ay, es tu hermanita Sara!

Años después, él dijo que ese beso, que su mamá le dio, lo convirtió en un artista – y en el gran pintor americano que se volvería en el futuro. ¡El aliento es algo muy poderoso!

Proverbios 16:24 dice, Las palabras amables son un panal de miel; endulzan el alma y sanan el cuerpo.

¡Oh! ¡El poder y la fuerza de nuestras palabras! Ellas pueden ser un bálsamo reconfortante o una espada que corta terriblemente. Pueden edificar a otros, o pueden destruirlos. Este proverbio nos llama a detenernos por un momento, Y PENSAR ANTES DE HABLAR, y de escoger nuestras palabras sabiamente para que den vida, en vez de herir.

Así como la miel es una sustancia que produce vida, una medicina universal que da salud y energía al cuerpo, y endulza la comida, palabras bondadosas “son regalos dulces” para quienes las escuchan.

Palabras amables pueden curar las relaciones -- aun cuando sean pocas palabras -- alentando a otros poderosamente e infundiendo esperanza y tranquilizando los miedos y el dolor. Palabras agradables realmente promueven energía positiva y salud en aquellos que las escuchan para poder ser lo mejor que ellos puedan ser.

Pídele a Dios que te llene de palabras bondadosas y fortificantes para la gente con las cuales te encuentres hoy día – especialmente aquellos con quien vives… O CON QUIENES TRABAJAS -- que algunas veces – te hacen perder la paciencia.

Mi amigo Gabriel tiene dos hijitas muy lindas. Mariela de 5 años, y Jésica de 2! ¡Jésica era una traviesa deliciosa! De vez en cuando Gabriel se llevaba a Mariela, la hijita mayor, a almorzar con él. Esos eran días especiales entre padre e hija. Pero nunca invitaba a Jésica.

A lo mejor la consideraba una mocosa. ¡Después de todo solo tenía dos años! Un día Gabriel le dijo a Jésica que la iba a llevar a tomar desayuno. ¡Sería un día especial para ambos! ¡Jésica estaba emocionada! ¡Se sentía una chica grande! ¡Papi y yo solitos tomando desayuno! ¡Jésica se puso su vestido favorito!

Así que se fueron juntos – padre e hija -- a un restaurante bien bonito. Apenas les sirvieron el desayuno, Gabriel decidió que era el momento de decirle a Jésica cuanto la quería y cuanto la apreciaba. “Jésica,” le dijo su papá, “Quiero que sepas cuanto te amamos -- mamá y yo -- y cuan especial eres para nosotros.

Nosotros oramos por ti por varios años, Y AHORA QUE ESTAS AQUÍ, te estás volviendo en una chiquita maravillosa. ¡Estamos muy orgullosos de ti! Una vez que le dijo todo esto, Gabriel dejó de hablar y cogió su tenedor para empezar a comer, pero nunca llegó al primer bocado.

La chiquita puso su manito sobre la mano de su papá. El papá la miró a los ojos, y Jésica le dijo, con una vocecita muy dulce, “Dime más, papi. Dime más”. Así que Gabriel puso el tenedor en su plato, y le dijo más cosas que a él y a mami les encantaban de ella… ¡QUE LA VALORABAN MUCHISIMO!!

Entonces Gabriel trató de coger su tenedor de nuevo. Una segunda vez… y una tercera… y una cuarta vez él escuchó las palabras de su hijita, “Dime más, papi. Dime más”.

El papi no llegó a comer mucho esa mañana… ¡PERO SU HIJITA RECIBIO EL ALIMENTO EMOCIONAL QUE TANTO NECESITABA! Ciertamente hay quienes dicen, y con toda razón… ¡QUE EL ALIENTO ES EL OXÍGENO DEL ALMA!

¡Qué creen! Unos días después, Jesica corrió a donde su mamá, y espontáneamente le dijo, “Mami, yo soy realmente una hija muy especial. ¡MI PAPI ME LO HA DICHO!

Alrededor nuestro hay gente que anhela desesperadamente ser alentada. Una palabra oportuna, una llamada telefónica, o una oración pueden reafirmar su fe en Jesús. Una buena palabra puede edificar. Puede confirmar talentos, habilidades – hasta confirmar la dirección de la vida de alguien que necesitaba SOLO UN POQUITO DE ALIENTO para seguir adelante.

Puede cambiar el curso del día de alguien, que a su vez puede cambiar el curso de su semana, su mes o su año. ¿ERES UNA PERSONA ALENTADORA? ¿USAS ESTE GRAN RECURSO PARA BENDECIR A OTROS? Si palabras negativas vienen a tu boca, ¡PARA EN SECO! ¡USA TU BOCA PARA BENDECIR EN TODO MOMENTO!

Cuando las bendiciones salen de tu corazón, Dios se asegura que bendiciones vengan a ti también..

Romanos 15:2 dice, Cada uno de nosotros debe agradar a su prójimo en lo que es bueno, con el fin de edificarlo. ¿Quién crees que necesita aliento? ¡TODO EL MUNDO! Mira a tu alrededor. No hay persona que conozcas – QUE SE SIENTA “TAN SEGURA DE SI” COMO APARENTA.

¿Se acuerdan de la película inglesa, “El Discurso del Rey,” filmada en el 2010? Esta película cuenta la historia del Rey de Inglaterra Jorge VI. Que de la noche a la mañana -- se convirtió en el monarca inglés cuando su hermano abdicó al trono.

Con la Segunda Guerra Mundial a punto de estallar, los oficiales de gobierno querían un líder elocuente porque la influencia de la radio se había vuelto cada vez más poderosa. Sin embargo, el pobre Rey Jorge VI tenía un problema de tartamudez.

Algo que me emocionó mucho de esta película fue la representación que hizo la esposa del rey Jorge, Elizabeth. A lo largo de la lucha del rey por vencer su tartamudez, ella fue su fuente constante de aliento.

Su devoción firme fue el apoyo que él necesitaba para vencer este desafío y gobernar bien durante la guerra. Jorge VI fue uno de los reyes más queridos de Inglaterra.

Hebreos 10:24 dice, Tengámonos en cuenta unos a otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. Tú probablemente has visto a mucha gente que ha tenido éxito en la vida… que parecen vivir la buena vida. A muchas personas se les ha dado todo en bandeja, mientras que otras han tenido que lucharla para lograrlo.

Todo el mundo pasa por momentos difíciles. Pero todos confían, que a las finales, las cosas saldrán bien. Pero poniendo las ilusiones a un lado… CASI TODO EL MUNDO QUE VES HA SIDO HERIDO… de una forma u otra. AQUELLOS QUE NO MUESTRAN UNA CRISIS EXTERNA puede que tengan inseguridades profundas o tengan luchas internas acerca de un asunto u otro… que no vemos.

Aquellos que están luchándola se preguntan si las cosas mejorarán algún día… si Dios las ha olvidado… o si ya no las ama. A pesar de que la esperanza está ahí, se preguntan si aplica a ellas. En todos los ámbitos, la gente carga disfunciones, heridas y dolores, que nosotras rara vez vemos.

La verdad es que todo el mundo necesita aliento -- MAS PROFUNDAMENTE Y MAS FRECUENTEMENTE DE LO QUE NOS IMAGINAMOS. Cada persona -- con la cual nos encontramos -- tiene una historia. Y cada historia, probablemente, involucra un poco de dolor.

Gilberto Chesterton, el famoso escritor, filósofo y teólogo inglés dijo, “Realmente una gran mujer es la mujer que hace “que cada mujer” se sienta como un gran mujer.”

Y YA PARA CERRAR CON BROCHE DE ORO…

En 1865 el presidente de los Estados Unidos, Abrahán Lincoln, fue asesinado en el famoso Teatro Ford. ¡Fue un momento devastador para la nación! Cuando chequearon los bolsillos de Lincoln antes del velorio, encontraron, entre otras cosas, ocho recortes de periódicos… QUE LO ALABABAN A EL… y sus políticas.

¡TODOS NECESITAMOS ALIENTO!… ¡HASTA EL GRAN PRESIDENTE LINCOLN! ¿Se lo imaginan? Momentos antes de su trágico asesinato, a lo mejor Lincoln le estaba leyendo a su esposa los últimos recortes de los periódicos… ¡QUE HABLABAN DE EL!

¿Quién es la persona que más te ha animado con sus palabras?? ¿Quién puede estar necesitando aliento que la has pasado por alto? APROVECHA CADA OPORTUNIDAD -- INCLUSO HOY DIA --¡PARA EDIFICAR A ALGUIEN!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema