VIVIENDO EN SU PODER – 2 Pedro 1:3-4

2 Pedro 1:3 dice, Todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por Su divino poder, mediante el conocimiento de Aquel que nos llamó por Su gloria y excelencia.

No importa cuánto desdén pueda tener el mundo hacia aquellos que han nacido en cuna de oro, casi siempre hay una pizca de celos en todo eso. Estamos envidiosas de aquellos que están protegidos de todo daño -- cuyos problemas están siempre resueltos – ¡Y QUE NO TIENEN QUE PREOCUPARSE SI TIENEN LO SUFICIENTE PARA VIVIR!

Mientras que nosotras nos tensamos y nos estresamos TRATANDO DE GANARNOS EL SUSTENTO DE CADA DÍA, y de navegar por las peligrosas aguas de la vida… ALGUNAS PERSONAS PARECEN TENER UNA VIDA FÁCIL. Nosotros anhelamos tener ese nivel de provisión… ֎ ¡PERO REALMENTE LO TENEMOS! En el reino espiritual, todo está provisto para nosotras.

Aquí Pedro nos dice, que Dios nos ha dado todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad, por Su divino poder. Esto no significa que nosotras seamos hijas malcriadas espiritualmente… ¡NO!... ¡SINO QUE NUESTRO PADRE ES EL MÁS RICO DEL UNIVERSO! No hay escasez de nada para aquellos que han nacido de Jesús.

SU PRESENCIA – DENTRO DE NOSOTRAS -- nos da abundancia de poder y de autoridad espiritual, fe para nuestras necesidades -- TANTO ESPIRITUALES COMO MATERIALES -- todos los frutos y dones del Espíritu, y mucho más. Nosotras podemos pasar por muchos momentos difíciles, pero no los vamos a pasar sin lo que necesitamos.

Conforme crecemos en Jesús… ¡RECURRIMOS MÁS Y MÁS A LAS RESERVAS DE NUESTRO PADRE! Con esto en mente… ¿POR QUÉ PREOCUPARNOS? ¿Por qué envidiar a aquellos que tienen una vida fácil? Hablando en serio, ¿en que situación te puedes encontrar en que no tengas la ayuda abundante de Jesús?

Él está siempre ahí, siempre obrando dentro de ti, y siempre trabajando a través tuyo. Su suministro es ilimitado, y lo que Él provee es siempre más que suficiente. Es importante recordar que – COMO CRISTIANA -- tú tienes todo lo que necesitas para vivir una vida santa y abundante.

Tu inteligencia, tu educación, o los antecedentes de tu familia no determinan la santidad de tu vida. Todo lo que necesitas para vivir una vida victoriosa, gozosa y abundante se encuentra en el Espíritu Santo que reside en ti.

Y Gálatas 5:22-23 dice, El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza. Según Pedro, cada cristiana, POR FE, tiene acceso a todas estas cualidades: A la bondad, AL CONOCIMIENTO DE DIOS, auto-control, perseverancia, devoción, y amor.

No te serviría de nada heredar una fortuna… SI NO SUPIERAS QUE ES TUYA. Igualmente, no tiene ningún beneficio heredar todo lo que necesitas para ser como Cristo… ¡SI NO LO RECLAMAS! ֎ Si no tienes autocontrol – CUANDO DIOS LO HA PUESTO A TU DISPOSICIÓN – TE ESTÁS ROBANDO A TÍ MISMA… y aquellos alrededor tuyo.

Dios está dispuesto a inculcar amor fraternal en nuestro comportamiento. Pero si nunca lo demostramos, la gente alrededor nuestro sufre innecesariamente, como resultado. La clave de todo lo que Dios nos ha dado… ¡ES NUESTRA FE! ¿PERO FE EN QUÉ O EN QUIÉN? ¡ES FE EN UNA PERSONA! ¡ESA PERSONA ES JESUCRISTO, EL HIJO DE DIOS!

La vida cristiana comienza con la fe salvadora… FE EN LA PERSONA DE CRISTO. Cuando tú conoces a Jesucristo, personalmente, tú también experimentas el poder de Dios, Y ESE PODER, produce la vida y la piedad.

AQUELLA PERSONA – QUE NO ES SALVA -- está muerta y solo Cristo la puede resucitar. Jesús dice en Juan 5:24, El que oye Mi Palabra, y cree al que me envió, TIENE VIDA ETERNA; y no será condenado, sino que ha pasado de muerte a vida.

Cuando tú naces a la familia de Dios POR FE EN CRISTO, naces completamente. Colosenses 2:10 dice que nosotras estamos completas en Cristo. ¿Pero cómo podemos crecer en Cristo? Por medio de la oración, por medio de la Palabra, y por medio de la adoración… día tras día.

Cuanto más conozcamos a Jesús, más podremos entender como todas las cosas -- QUE PERTENECEN A LA VIDA Y A LA PIEDAD -- funcionan dentro de nosotras.

Por otro lado, Jesús valoraba mucho la fe en la gente. Por ejemplo, Mateo 9:27-29 dice…Cuando Jesús salió de allí, dos ciegos lo siguieron, y a gritos le decían: ¡Ten misericordia de nosotros, Hijo de David!

28 CUANDO JESÚS LLEGÓ A LA CASA, los ciegos se le acercaron y Él les preguntó: ¿Creen que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor. 29 Entonces les tocó los ojos, y les dijo: Que se haga con ustedes conforme a su FE.

Jesús premiaba la fe genuina otorgando salvación y curación. PERO SI ÉL SE ENCONTRABA CON LA INCREDULIDAD… ¡NO LA PREMIABA!

Por eso Marcos 6:5-6 dice, Y Jesús no pudo realizar allí ningún milagro, a no ser sanar a unos pocos enfermos y poner sobre ellos las manos; 6 y aunque se quedó asombrado de la incredulidad de ellos, siguió recorriendo las aldeas de alrededor para seguir enseñando.

4 Por medio de ellas nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas ustedes lleguen a ser partícipes de la naturaleza divina.

¿CUÁLES SON ESTAS PRECIOSAS Y GRANDÍSIMAS PROMESAS? Un estudio interesante sería marcar todas las promesas de la Biblia. O leer los evangelios y subrayar las promesas de Jesús. ¡ESE SERÍA UN BUEN LUGAR PARA COMENZAR! ¡JESÚS NOS HA DADO PROMESAS INCREÍBLES!

LA PROMESA DE LA VIDA ETERNA, LA PROMESA DEL ESPÍRITU SANTO… PROMESAS CON RESPECTO A NUESTRA VIDA DE ORACIÓN. ¡TODAS ELLAS PROMESAS MARAVILLOSAS!

Imagínate como te sentirías si Jesús se te acercara, y te dijera, “TE ESTOY MANDANDO EN UNA MISIÓN A VIVIR UNA VIDA PIADOSA… Y A REPRESENTARME EN TU MUNDO. ESTA NO VA A SER UNA MISIÓN FÁCIL, PERO YO TE DARÉ TODO LO QUE NECESITAS. ESTARÉ CONTIGO TODO EL TIEMPO, PERO TÚ NO PODRÁS VERME.

SIN EMBARGO, YO CAMINARÉ CONTIGO A TODOS LADOS, Y CUANDO NECESITES ALGO PARA TU MISIÓN – LO QUE NECESITES – TE LO DARÉ. ¡TE LO PROMETO! ¿ACEPTARÍAS TÚ ESTA MISIÓN? ¡POR SUPUESTO! ֎ ¡ESTO NO ES ALGO HIPOTÉTICO! Tú ya fuiste escogida para esta misión, y hasta probablemente, ya la has aceptado.

Las promesas de Dios – GRANDES Y PRECIOSAS PROMESAS – nos aseguran que son parte del contrato. ¡ES TODO LO QUE NECESITAS PARA LA VIDA Y LA PIEDAD! En otras palabras – ¡TODO ESTÁ DISPONIBLE PARA TI! La única condición es que conozcas las promesas, Y QUE LE PREGUNTES A JESÚS POR FE… ¿CÓMO DEBES CUMPLIRLAS?

FUERA DE ESTO… ¡NO HAY NINGUNA OTRA RESTRICCIÓN! ¿CREES ESO? ¿TE DAS CUENTA QUE TODO LO QUE NECESITAS PARA LA VIDA Y LA PIEDAD… ¿YA HA SIDO PROMETIDO?

Cada vez que decimos que no podemos evitar nuestro pecado… que no tenemos los recursos necesarios para llevar a cabo la misión, O QUE NO NOS PODEMOS LLEVAR BIEN CON ALGUIEN CON QUIEN TENEMOS QUE LLEVARNOS BIEN -- estamos engañándonos a nosotras mismas, y contradiciendo la Palabra de Dios.

¡Las grandes y preciosas promesas de Dios están garantizadas! ¡TODO LO QUE NECESITAMOS ESTÁ DISPONIBLE! ¿Sabían que aquellos que nunca esperan una bendición de Dios… ¿NUNCA LA RECIBEN? Mientras que otros que la esperan… LA RECIBEN… ¡Y MÁS TODAVÍA!…

¡EL PESIMISMO ACERCA DE DIOS ES LA FALTA DE FE! Y Dios no honra la incredulidad. ¡ÉL HONRA LA FE! ¡LA FE VE A DIOS POR SER QUIEN ES! La fe ve las bendiciones en la vida de la creyente, en la historia de Sus siervos, y en la Palabra inviolable.… LA FE SABE QUE CUANDO DIOS LO DICE… ¡DIOS LO HACE!

CUANDO ÉL DICE QUE PROVEERÁ… ¡ÉL PROVEE! …¡ASÍ QUÉ! ¡AFÉRRATE A CRISTO POR FE! ¡CUANDO LOS TIEMPOS DIFÍCILES Y TUMULTUOSOS VENGAN, PODRÁS PERMANECER FIRME Y SEGURA… ¡POR FE!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema