¿ES JESÚS TU SALVADOR? – Lucas 4:14-21

Lucas 4:14-15 dice, Con el poder del Espíritu, Jesús volvió a Galilea; y Su fama se difundió por todos los lugares vecinos. 15 Enseñaba en las sinagogas de ellos, y todos lo glorificaban.

NUESTRO SEÑOR HABÍA TENIDO UN PROPÓSITO SUPREMO EN MENTE CUANDO VINO A LA TIERRA. ¡FUE EL DE SER NUESTRO SALVADOR! Cuando comenzó Su misión… ¡SU ÉXITO HABÍA SIDO ROTUNDO! Ahora en este pasaje vemos que Jesús regresa a Galilea después de haber sido tentado por el diablo por 40 días en el desierto.

¿PERO POR QUÉ A GALILEA? ¿No hubiera sido mejor ir Jerusalén, la capital de la nación? ¡JESÚS SABÍA CÓMO ERA JERUSALÉN! De hecho que los rabinos de Jerusalén lo rechazarían. ¡JESÚS NO ERA UNO DE ELLOS! ¡ELLOS SE CREÍAN LA DIVINA POMADA! ¡JESÚS IRÍA A JERUSALÉN EN SU MOMENTO DEBIDO!

¡Ahora era importante regresar al rincón del mundo donde había nacido! ¡A NAZARET! ¡AL PUEBLO DE SU JUVENTUD! Él conocía cada casa, y cada tienda, y conocía a todo el mundo por su nombre propio.

15 [Jesús] enseñaba en las sinagogas de ellos, y todos lo glorificaban. Los judíos habían estado esperando “AL MESÍAS” por largo tiempo. Ellos creían que el Mesías liberaría a Israel del dominio extranjero, y le restauraría a la nación su prominencia y grandeza anterior.

A lo que Jesús servía, hacía milagros, y hablaba palabras de sabiduría, la gente se quedaba maravillada, y a la vez, confundida. ¡JESÚS NO ERA EL TIPO DE MESÍAS QUE ELLOS ESPERABAN! COMO LOS JUDÍOS TENÍAN UNA IDEA PRECONCEBIDA DE CÓMO DEBÍA SER EL MESÍAS, se les hacía difícil ver a Jesús como el Mesías de Dios.

Ahora Jesús estaba de regreso en Nazaret para hablar en la sinagoga. Sus amigos y familiares estaban reunidos para escucharlo. Ellos lo habían visto crecer y convertirse en un hombre. Ellos conocían a Sus padres: a María y José.

ASÍ QUE ESTABAN ASOMBRADOS POR EL AIRE DE AUTORIDAD CON QUE JESÚS SE CONDUCÍA A LO QUE CAMINABA HACIA EL CENTRO DEL SALÓN. Las oraciones habían sido dichas y las liturgias habían sido hechas.

Entonces llegó el momento de leer las escrituras. En ese instante, le dieron a Jesús el libro del profeta Isaías. Él buscó el pasaje que quería, y luego leyó la antigua profecía en Isaías 61:1-2...

El espíritu de Dios el Señor está sobre Mí. Sí, el Señor me ha ungido; me ha enviado a proclamar buenas noticias a los afligidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a anunciar libertad a los cautivos, y liberación a los prisioneros; 2 a proclamar el año de la buena voluntad del Señor.

Esta profecía le daba grandes esperanzas a la gente de Israel. Todo lo que esta gente subyugada anhelaba escuchar… ESTABA INCLUÍDA EN ESTA PROFECÍA. Jesús no les dio ninguna charla acerca del significado de la profecía. ¡NO! Más bien, pronunció algo que hizo añicos los términos de la religión en Lucas 4:21, Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de ustedes.

Jesús cerró el libro y se lo devolvió al encargado… ¡LUEGO SE SENTÓ! ¡Todos los ojos estaban fijos en Él! Al principio, LOS MIEMBROS APLAUDIERON SUS PALABRAS, pero estaban confundidos porque ellos veían a Jesús – NO COMO EL CUMPLIMIENTO DE LA PROFECÍA DE ISAÍAS ACERCA DEL MESÍAS -- sino como al hijo de José, el carpintero.

¡ALGO NO COMPUTABA! En sus mentes algo no andaba bien. ¿Cómo se atrevía este hombre a hacer una declaración de esta índole? ¿Qué clase de persona podría decir públicamente, “¡Yo soy el Mesías de quien Isaías habló hace setecientos años! ¡ESTA AUDACIA HABÍA SIDO “NUNCA VISTA” EN LAS SINAGOGAS DE LA ÉPOCA DE JESÚS!

A decir verdad, ¡ERA CASI UNA BLASFEMIA! Los Nazarenos conocían a este hombre. Él era un carpintero en la casa de José. Ellos sabían acerca de Sus milagros en Galilea, ¡SI! PERO ELLOS NO RECONOCIERON QUIEN ERA JESUS REALMENTE. Por medio de esta declaración, Jesús estaba afirmando, El espíritu de Dios el Señor está sobre Mí.

Dios lo había ungido y Dios lo había enviado a predicar las Buenas Noticias, a curar a los ciegos, y a ofrecerle esperanza y libertad a los prisioneros y a los oprimidos. Todo lo que la gente había anhelado… ¡ESTABA AHÍ DE PIE ANTE ELLOS EN LA CARNE! Ellos miraron al Mesías de Dios con aprobación… SOLO POR UN MOMENTO.

Para luego tratar de aventarlo del borde de un precipicio. ֎ Esta escena revela la majestad y la gracia de Dios en Su habilidad de llevar a cabo exactamente lo que los profetas habían pronosticado. En este pasaje vemos la clase de persona que Jesús era… ¡Y CUAL ERA SU MISIÓN! En Jesús estaban el amor, la misericordia, la gracia, el perdón, y la paz.

Él era el ungido de Dios que había traído estas bendiciones para todos, incluyendo a los pobres -- a quienes los ricos y poderosos excluían. ¡Qué poder, que amor, y que gloria son manifestadas en esta magnífica profecía! Sin embargo, los parámetros de esta profecía no incluían todo lo que Jesús tendría que vivir. ¿Entonces dónde podemos encontrar esa información? ¡En Isaías 53!

Isaías 53 describe la vida y ministerio de Jesucristo, Su muerte y sepultura y Su resurrección y exaltación. El tema de este capítulo es que el Siervo Inocente muere en lugar del culpable. Nosotras, tal vez, no podemos explicar todo acerca de la Cruz, pero hay algo que es muy claro.

¡Jesús tomó el lugar de los pecadores, y pagó el precio por su salvación! El Niño nació – esa era Su humanidad. El Hijo fue dado – esa era Su divinidad. ֎ Cuando Jesús entró en la escena, la tierra se encontraba seca. Políticamente, Roma había estado oprimiendo a la gente de Israel.

Espiritualmente, la gente no había recibido la Palabra de Dios, ni milagros, ni profecías por cuatrocientos años. Jesús nació en la pobreza… en Belén, y creció en un taller de carpintería en el odiado Nazaret.

Pero que es lo que Isaías 53:3,5 dice acerca de nuestro Redentor, Será despreciado y desechado por la humanidad entera. Será el hombre más sufrido, el más experimentado en el sufrimiento. ¡Y nosotros no le daremos la cara! ¡Será menospreciado! ¡No lo apreciaremos!

5 Pero Él será herido por nuestros pecados; ¡molido por nuestras rebeliones! Sobre Él vendrá el castigo de nuestra paz, y por Su llaga seremos sanados. Quién se hubiera imaginado que Dios decidiría salvar al mundo mediante un Siervo humilde y sufriente en vez de un rey glorioso.

La idea es totalmente contraria al orgullo humano y a la manera de pensar del mundo. Pero muchas veces, Dios obra en formas que no esperamos. La fortaleza del Mesías se muestra a través de la humildad, el sufrimiento y la misericordia.

Como no había nada hermoso ni majestuoso en la apariencia física de este Siervo, Israel malentendería la importancia del Siervo y lo consideraría un hombre común y corriente. Aunque Jesús no atraía a las multitudes con Su apariencia física… ¡ÉL ENTREGÓ SU VIDA PARA SALVARNOS DE LA DESTRUCCIÓN ETERNA! ¡Este es el corazón del evangelio!

El Siervo inocente moriría como sacrificio por el pecado. 1 Pedro 2:24 dice, [Jesús] mismo llevó en Su cuerpo nuestros pecados al madero, para que nosotros, muertos ya al pecado, vivamos para la justicia. Por sus heridas fueron ustedes sanados. Cada bendición que tenemos en la vida cristiana viene de la Cruz.

Jesús fue herido. Sus manos y pies fueron perforados con clavos, y Su costado con una lanza. ¡ÉL FUE CRUCIFICADO! ֎ ¿PERO QUIÉN MATÓ A JESUS REALMENTE? Recientemente estuve en una reunión, y un muchacho, que decía ser creyente, me dijo que muchos creen que fueron los judíos los que mataron a Jesús -- pero que en realidad --habían sido los romanos, los que lo mataron.

Yo le dije, ¡NO! ¡Ni los judíos ni los romanos mataron a Jesús! ¡Somos tú y yo los que crucificamos a Jesús!

Él murió por nuestro pecado, para que nosotros no tuviéramos que morir. El dio Su vida por la tuya y por la mía... ¡Y POR LA DE TODO EL MUNDO! ¡FUIMOS NOSOTROS LOS QUE LO PUSIMOS EN LA CRUZ! ¡FUIMOS NOSOTROS LOS QUE LO MATAMOS! ¡JESÚS DIO SU VIDA PARA SALVARNOS!

¿ES JESÚS TU SEÑOR Y SALVADOR? SI NO LO ES… ¡VEN A ÉL HOY DÍA! ¡ENTRÉGATE A ÉL! DIOS TE PIDE QUE TE ARREPIENTAS DE TUS PECADOS Y QUE RECIBAS A CRISTO POR FE… ¡ÉL TE PERDONARÁ Y TE DARÁ VIDA ETERNA! AMEN


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema