PEDRO – UN HOMBRE NUEVO – Lucas 22:61-62

Lucas 22:61-62 dice, En ese mismo instante el Señor se volvió a ver a Pedro, y entonces Pedro se acordó de las palabras del Señor, cuando le dijo: Antes de que el gallo cante, me negarás tres veces. 62 Enseguida, Pedro salió de allí y lloró amargamente.

Ese fue el momento crucial en la historia de Pedro. Cuando Pedro salió y lloró amargamente… ¡VINO EL GRAN CAMBIO! Es aquí donde Pedro se convirtió del YO a Cristo. Le doy gracias a Dios por la historia de Pedro. No conozco a un solo personaje de la Biblia que me dé más ánimo que Pedro.

Cuando miramos su carácter, tan lleno de fallas, y lo que Cristo hizo de él -- POR EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO -- hay esperanza para cada una de nosotras. Antes de que Cristo pudiera llenar a Pedro con el Espíritu Santo, Y HACERLO UN HOMBRE NUEVO, él tuvo que salir y llorar amargamente. ¡ÉL NECESITABA SER HUMILLADO!

Para entender esto, necesitamos mirar tres aspectos importantes. (1) A Pedro -- el discípulo devoto de Jesús. (2) Pedro mientras vivía la vida del YO. (3) Pedro en su arrepentimiento. (4) Y a las finales, veremos lo que Cristo hizo de Pedro por medio del Espíritu Santo.

ASÍ QUE COMENCEMOS PRIMERO CON…

(1)PEDRO – EL DISCÍPULO DEVOTO DE JESÚS – Cristo llamó a Pedro a que dejara sus redes… ¡Y QUE LO SIGUIERA! Pedro lo hizo inmediatamente. Pedro era un hombre de entrega absoluta. ¡ÉL LO DEJÓ TODO PARA SEGUIR A JESÚS!

¡PEDRO TAMBIÉN ERA UN HOMBRE DE GRAN OBEDIENCIA! Cuando Cristo le dice a Pedro en Lucas 5:4-5, Lleva la barca hacia la parte honda del lago, y echen allí sus redes para pescar. Pedro, el pescador, sabía perfectamente QUE AHÍ NO HABÍA PECES porque él había trabajado toda la noche, y no había pescado nada.

Sin embargo, le dijo a su Señor, Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y no hemos pescado nada; pero ya que Tú me lo pides, echaré la red. Pedro se sometió a la Palabra de Jesús. Pedro era también un hombre de gran fe. Cuando Pedro vio a Cristo caminar sobre el mar, él le pidió caminar también. Jesús le dijo, ¡VEN! Y Pedro fue.

¡PEDRO CONFIÓ EN JESUS! Él salió de la barca y comenzó a caminar sobre las aguas en dirección a Jesús.

֎ Y Pedro también era un hombre de intuición espiritual. Cuando Cristo les preguntó a Sus discípulos en Mateo 16:15, Y ustedes, ¿quién dicen que soy Yo? 16 Pedro respondió: ¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente! Y Jesús le dijo, 17Bienaventurado eres, Pedro, porque no te lo reveló ningún mortal, sino Mi Padre que está en los cielos.

(2) PEDRO VIVÍA LA VIDA DEL YO – Cuando Jesús le cuenta a Pedro acerca de los sufrimientos que Cristo iba a tener que vivir, Pedro tiene la osadía de decirle a Jesús en Mateo 16:22-23, Señor, ¡ten compasión de ti mismo! ¡Que esto jamás te suceda! 23 Pero Jesús se volvió y le dijo a Pedro: ¡Aléjate de Mi vista, Satanás! ¡Me eres un tropiezo!

¡Tú no piensas en las cosas de Dios, sino en cuestiones humanas! AHÍ ESTABA PEDRO EN SU YO… confiando en su propia sabiduría, y ordenándole a Jesús a que evitara cualquier sufrimiento. Pedro confiaba en sus propias ideas acerca de las cosas divinas,

También vemos -- que muchas veces -- los discípulos se preguntaban “A SÍ MISMOS” quién sería el más importante de ellos. ¡POR SUPUESTO QUE PEDRO LLEVABA LA BATUTA! ¡ÉL SENTÍA QUE SE MERECÍA EL PRIMER LUGAR! Él buscaba su propio honor en vez del honor de los demás. Pedro había dejado sus botes y sus redes… ¡PERO NO SU VIEJO YO!

Anteriormente, Jesús les había dicho a Sus discípulos… Si alguno quiere seguirme, niéguese a sí mismo, tome su cruz, y sígame. Nadie puede seguir a Jesús a menos que se niegue a sí mismo… y que tome su cruz. “¡EL YO” TIENE QUE SER RECHAZADO COMPLETAMENTE! Cuando Pedro negó a Cristo, él exclamó tres veces: “Yo no conozco a este hombre”.

En otras palabras, “Él y yo “no” somos amigos. No tengo ninguna relación con Él”. Cristo le había dicho a Pedro que debía negarse a sí mismo. ¡EL “YO” TIENE QUE SER DESCARTADO! ¡Esa es la raíz del verdadero discipulado! Pero Pedro no lo entendía. ¡Por eso no obedecía! ¿Y qué pasó?

Cuando llegó la última noche, Cristo le dijo a Pedro en Marcos 14:30, Esta misma noche, antes de que el gallo cante dos veces, tú me habrás negado tres veces. ¡UY! Pedro había palanganeado en Marcos 14:29, Aunque todos se escandalicen, yo no lo haré.

(3) EL ARREPENTIMIENTO DE PEDRO – Pedro negó a su Señor tres veces. Y luego, EL SEÑOR LO MIRÓ, y esa mirada rompió el corazón de Pedro. En ese mismo instante, Pedro se da cuenta del terrible pecado que había cometido… y cuan bajo había caído.

Durante las horas siguientes de aquella noche, y al día siguiente, cuando Pedro vio a Cristo crucificado y enterrado, y al subsiguiente día – el día de descanso – Ay la desesperanza y la vergüenza que debe de haber sentido Pedro. Acongojado decía, “MI SEÑOR SE HA IDO. MI ESPERANZA SE HA IDO. ¡YO NEGUÉ A MI SEÑOR!

DESPUÉS DEL COMPAÑERISMO “QUE TUVIMOS DURANTE TRES AÑOS”… ¡YO NEGUÉ A MI SEÑOR! ¡DIOS MÍO, TEN MISERICORDIA DE MÍ”! No creo que nosotras podamos entender totalmente LA MAGNITUD Y LA PROFUNDIDAD DE LA HUMILLACIÓN DE PEDRO. ¡ESE FUE EL PUNTO CRUCIAL EN LA VIDA DE PEDRO!

En el primer día de la semana… ¡PEDRO VIO AL CRISTO RESUCITADO! Días después, en el Mar de Galilea, Jesús le preguntó a Pedro, “PEDRO, ¿ME AMAS?” Pedro se entristeció porque el Señor le recordó TRES VECES… QUE ÉL LO HABÍA NEGADO… TRES VECES...

Y en su dolor y honestidad, Pedro le dijo en Juan 21:17, Señor, Tú lo sabes todo; Tú sabes que te quiero. ¡PEDRO YA ESTABA LISTO PARA SER LIBERADO DEL YO! Y en el Día de Pentecostés, el Espíritu Santo vino… ¡Y PEDRO FUE CAMBIADO!

No pensemos solamente acerca del cambio de Pedro, en esa valentía, y ese poder y esa intuición en las escrituras, y la bendición con la cual predicó en aquel día. ¡NO! Algo mucho más profundo Y MEJOR había sucedido en aquel día. ¡LA NATURALEZA DE PEDRO FUE CAMBIADA TOTALMENTE! La obra de Cristo comenzó cuando el Señor miró a Pedro.

Y fue perfeccionada cuando Pedro fue llenado con el Espíritu Santo. ¿Se acuerdan de las fanfarronadas de Pedro? ¡CÓMO HABÍA CAMBIADO PEDRO! En Hechos 5:29 leemos… que cuando Pedro fue llamado ante el Consejo, él dijo valientemente, Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.

Y en 1 Pedro 5:5, Pedro les dice a los cristianos… Practiquen el mutuo respeto. Revístanse de humildad. Aquel Pedro -- siempre confiado en sí mismo, siempre egoísta, tan lleno de pecado, siempre metiéndose en líos, siempre necio e impetuoso… ¡AHORA ESTABA LLENO DEL ESPÍRITU Y DE LA VIDA DE CRISTO!

La historia de Pedro es la historia de cada creyente que quiere ser una bendición de Dios. ¡ESTA HISTORIA ES UNA PROFECÍA DE LO QUE PODEMOS RECIBIR DE DIOS! ֎ LA PRIMERA LECCIÓN que puedes aprender de Pedro ES QUE TÚ PUEDES SER FERVEROSA, piadosa, abnegada y leal, y aun así, estar bajo el poder de la carne. ¡SOMETIDA AL YO!

Antes de negar a Cristo, Pedro había expulsado demonios. Él había curado a los enfermos. Sin embargo, la carne tenía demasiado poder sobre él. ֎ Y AUNQUE NO LO CREAN, HAY MUCHO DE ESE “YO” EN NOSOTRAS TAMBIÉN. Y es por eso QUE DIOS NO PUEDE OBRAR PODEROSAMENTE EN NOSOTRAS…

Dios anhela darnos una doble bendición… ¡E IMPARTIR DIEZ VECES MÁS BENDICIONES A TRAVÉS NUESTRO! ¡PERO HAY ALGO QUE LO ESTÁ IMPIDIENDO! ¡Y ESE ALGO ES EL YO! Nosotras hablamos del orgullo de Pedro, de la impetuosidad de Pedro, y de la confianza que él tenía en sí mismo. Todas ellas están arraigadas en una sola palabra… ¡EL YO!

Cristo había dicho NIÉGATE A TI MISMO. Pero Pedro ni lo había entendido, y ni lo había obedecido. ¡CADA UNO DE SUS FRACASOS VENÍA DE ESO!

Y LA SEGUNDA LECCIÓN ES… QUE LA OBRA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ES DE REVELAR EL PODER “QUE EL YO” TIENE SOBRE NOSOTRAS. ¿Cómo fue que Pedro, el carnal de Pedro, el terco de Pedro, el narcisista de Pedro se convirtiera en el hombre de Pentecostés y en el autor de sus epístolas? Es porque ahora estaba bajo el control de Cristo.

Cristo lo cuidaba. Cristo le enseñaba. Cristo lo bendecía. LAS ADVERTENCIAS QUE CRISTO LE HABÍA HECHO A PEDRO… eran parte de su entrenamiento. Y sobre todo, había amor entre ellos. Aun en medio de Su sufrimiento en camino a la cruz, Cristo no se olvidó de Pedro – SINO QUE SE VOLTEÓ Y LO MIRÓ – Pedro salió y lloró amargamente.

Y el Cristo que guio a Pedro a Pentecostés está esperando hacerse cargo HOY DÍA de cada corazón que está dispuesto a entregarse a Él. Hay algunos que dicen, “AY, MI PROBLEMA ES SIEMPRE EL YO” -- mi comodidad, mi deseo de darme gusto, y de hacer mi propia voluntad. ¿CÓMO ME PUEDO DESHACER DEL YO?

MI RESPUESTA ES: ¡SOLO JESUCRISTO PUEDE LIBERARTE DEL PODER DEL YO! ¿Y QUÉ ES LO QUE JESÚS TE PIDE QUE HAGAS? ¡ÉL TE PIDE QUE TE HUMILLES… ¡Y QUE TE ENTREGUES TOTALMENTE A ÉL!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema