¡VESTIDAS DE AMOR! – Colosenses 3:12-14

Colosenses 3:12-13 dice, Como escogidas de Dios, santas y amadas, revístanse de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre y de paciencia. 13 Sean mutuamente tolerantes. Si alguna tiene una queja contra otra, perdónense de la misma manera que Cristo las perdonó.

Como muchas de ustedes, yo tengo varias blusas y sacos en mi closet. Algunos casi nunca me los pongo, y probablemente, debería regalarlos. Pero mi saco negro es uno de mis favoritos. Me lo puedo poner con todo – con un simple vestido, con una chompa o una blusa – y siempre luce bien.

Hace poco me olvidé de mi saco en la peluquería después de cortarme el pelo. No lo había extrañado -- porque por unos días -- el clima había estado bien rico. Pero al final de la semana, comenzó a hacer un poquito de frio. Mi corazón se hundió cuando fui a buscarlo en el closet… ¡Y NO ESTABA!

Busqué en los otros closets y en mi carro. ¡Y NADA! Traté de desandar lo andado. Y oré: “Señor Jesús, Tú sabes dónde está mi saco. Por favor, ayúdame a encontrarlo”. Imagínense mi emoción… Y MI GRATITUD, cuando Él me hizo acordar de la peluquería. Los llamé y me aseguraron que mi saco seguía colgado donde lo había dejado.

Yo valoro mi saco como parte de mi vestuario físico. Sin embargo, mi vestuario espiritual es de mayor importancia todavía. ¿Me pongo actitudes que sería mejor descartar?… ¿O me pongo las cualidades de carácter que Jesús demostraba?

Debo de admitir, que de solo pensar que había perdido mi saco favorito – aunque sea por un momento -- fue un poquito estresante. Pero definitivamente, que me ayudó a ver este versículo desde otro punto de vista. ¡Mi perspectiva cambió!

A lo que te pones una blusa o un saco, pídele a Jesús que te ayude a vestirte con un amor puro y desinteresado. Pídele que te ayude a organizar tu vestuario espiritual, y a deshacerte de las actitudes que no pertenecen ahí.

¡Nosotras hemos sido escogidas por Dios! Separadas para Dios. Amadas por Dios, y perdonadas por Dios. ¡Y TODO POR SU GRACIA! Y porque tenemos todas estas bendiciones, la cristiana tiene “algunas responsabilidades importantes” ante Dios. ¡ELLA SE TIENE QUE PONER LA BELLÍSIMA GRACIA DE LA VIDA CRISTIANA!

Pablo les ordena a los colosenses -- a que se pusieran virtudes que eran totalmente opuestas a los vicios a los que ellos habían estado acostumbrados -- antes de entregarse a Cristo. Este pasaje nos presenta el bello vestuario que Pablo quiere que tengamos EN NUESTRO CLOSET ESPIRITUAL para ponérnoslo a diario.

La primera pieza en el closet de la cristiana es la COMPASIÓN. La compasión es tener una sensibilidad genuina… una ternura de corazón por aquellos que están sufriendo o que tienen una necesidad. ֎ Otra gran pieza del vestuario de la cristiana es la BONDAD. Nosotras hemos sido salvadas -- gracias a la bondad de Dios -- por medio de Jesucristo.

La bondad de Dios es un tema constante en los salmos y en los profetas. La bondad toma la iniciativa RESPONDIENDO GENEROSAMENTE a las necesidades de otros.

En la Biblia, uno de los retratos más bellos de la “BONDAD” es el tratamiento que el Rey David le da a Mefíboset, el hijo de Jonatán, que estaba lisiado. David quería mostrarle la bondad de Dios a la familia del rey Saúl -- por el cariño que David le había tenido a Jonatán, al hijo de Saúl.

Si David hubiera actuado, según la justicia, él hubiera condenado a Mefiboset, porque este hombre pertenecía a una familia condenada. Sin embargo, David actuó, en base al amor y la gracia. David buscó a Mefiboset y le aseguró que no tenía nada que temer. Lo invitó a que viviera en palacio, como un miembro de su familia, y que comiera en la mesa del rey. ¡ESA ES LA BONDAD DE DIOS!

TÚ Y YO HEMOS EXPERIMENTADO MAYOR BONDAD AUN -- PORQUE COMO CRISTIANAS -- ahora somos hijas de Dios… ¡Y VIVIREMOS CON ÉL PARA SIEMPRE! ¡Ahora bien! La creyente también debe de ir a su closet espiritual, y vestirse con la HUMILDAD. La humildad es tener una opinión correcta de uno mismo.

La humildad no significa degradarse a uno mismo (eso es una humildad falsa) SINO TENER UNA ACTITUD SUMISA Y SUAVE. En el mundo pagano, nadie admiraba la humildad. Más bien, admiraban el orgullo y el dominio.

Jesucristo es el ejemplo máximo de la humildad de mente. La persona “QUE ES HUMILDE DE MENTE”… piensa primero en otros -- y no en sí misma. ֎ Y no nos olvidemos de LA MANSEDUMBRE. La mansedumbre no significa debilidad. ¡NO! ¡Al contrario ¡ES PODER BAJO CONTROL! Es la imagen de un caballo poderoso bajo el control de su amo.

La persona mansa no pierde el control… ¡PORQUE ELLA TIENE TODO BAJO CONTROL! Una persona mansa está dispuesta a renunciar a sus derechos por el bien de otra persona. ֎ ¡AH! ¡Y NO PODEMOS OLVIDARNOS DE LA PACIENCIA! LA PACIENCIA ES PODERTE CONTENER CUANDO ALGUIEN TE OFENDE.

La persona que ha desarrollado la paciencia, no salta como un gallito para desquitarse, ni para vengarse por el daño que le han hecho. ADEMÁS, la paciencia es esa cualidad que no se rinde ante la circunstancias, ni cede ante la presión de una prueba.

13 Sean mutuamente tolerantes. Si alguno tiene una queja contra otro, perdónense de la misma manera que Cristo los perdonó. Vestirnos con la nueva naturaleza influye como tratamos a otros. Así que vistámonos con la TOLERANCIA.

La tolerancia es la actitud de la persona que respeta las opiniones, las ideas o actitudes de los demás aunque no coincidan con las suyas propias. ¡LA TOLERANCIA SIGNIFICA CONTENERSE! Dios es tolerante con los pecadores… ¡ÉL CONTIENE SU JUICIO!

Y finalmente, no dejemos de ir a nuestro closet para vestirnos del PERDÓN. Como Dios te ha perdonado a ti, tú puedes perdonar a otros. SIN DIOS, la actitud del perdón es imposible. Pero Dios nos promete desarrollar – en nosotras -- un corazón perdonador a lo que nos entregamos diariamente a Él. Si tú tienes dificultad en perdonar, confiésale esto a Dios.

¡PÍDELE QUE TE AYUDE A PERDONAR! Tú decisión de perdonar es la medida de tu relación con Dios, Perdona a otros de buena gana… PORQUE TU SABES CUANTO TE HA PERDONADO DIOS. ¡PERDONAR ES SER COMO CRISTO!

14 Y sobre todo, revístanse de amor, que es el vínculo perfecto. Pablo deja la prenda de vestir más importante para el final. La palabra “AMOR” en griego es ágape. ¡ES EL TIPO DE AMOR DE DIOS! Es la clase de amor sacrificado que llevó a Jesucristo a la cruz. ¿Quieres ponerte un conjunto espectacular? ¡AÑADE EL AMOR A TU ATUENDO!

¡Añádelo a todas las características que ya te has puesto! ¡Y LLAMARÁS LA ATENCIÓN! ¡Todo el mundo querrá tener lo que tú tienes! ¡LÚCELO EN EL NOMBRE DE JESÚS! El amor actúa como un cinturón que enlaza todas las otras virtudes. ¡ESTE AMOR ES COMO SI FUERA NUESTRO ABRIGO! ¡NUESTRO PONCHO!… ¡ES LA RUANA QUE NECESITAMOS! ¡ES EL MISMÍSIMO CRISTO!

Desgraciadamente, muchas de nosotras no demostramos esta clase de amor la mayor parte del tiempo. Sin amor, todas las otras virtudes son simplemente moralismos. Todas las cualidades espirituales -- QUE PABLO NOMBRA AQUÍ -- son aspectos del verdadero amor cristiano.

EL AMOR ES TAN IMPORTANTE… que Pablo dice en 1 Corintios 13:1-3, Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, Y NO TENGO AMOR, vengo a ser como metal resonante, o címbalo retumbante.

2 Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios, y tuviera todo el conocimiento, y si tuviera toda la fe, que de tal manera trasladara los montes, Y NO TENGO AMOR, nada soy. 3 Y si repartiera todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y entregara mi cuerpo para ser quemado, Y NO TENGO AMOR, de nada me sirve.

Cuando el amor está presente, hay armonía y unidad. Esto demuestra madurez espiritual. Mantiene la vida balanceada. Este amor no es un sentimiento, sino una decisión de suplir las necesidades de otros.

¡SUMÉRGETE EN LA PRESENCIA DE JESÚS! ¡EMPÁPATE EN SUS PALABRAS! Ten largas conversaciones con el Padre. Dos amigos, que pasan tiempo juntos, toman las características del otro, ¡DÉJATE INFLUENCIAR POR LA NATURALEZA DE JESÚS! ¡DEJA QUE SU AMOR LLENE TU CORAZÓN HASTA REBOZAR!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema