¡YO LO CONOZCO! - Mateo 16:15-19

¿Cómo puede la gente describir el océano cuando nunca lo ha visto o experimentado? ¿Cómo explicarían ellos las olas chocando contra las rocas, o el cambio en la arena misma mientras la marea sube? ¿Pueden ellos PONER EN PALABRAS como se siente la arena calientita entre sus dedos del pie? ¿O describir la majestad del interminable horizonte azul?

Hasta que no se hayan dado UNA BUENA ZAMBULLIDA en la espuma blanca y salada del mar, sus descripciones serán muy limitadas. Es tal vez por eso que Jesús les pide a Sus discípulos que definieran su fe en Él – A NIVEL PERSONAL -- en vez de repetir lo que otros decían acerca de Él.

Por eso, Jesús les pregunta en Mateo 16:15-16, Y ustedes, ¿quién dicen que soy Yo? 16 Simón Pedro respondió: ¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente! JESÚS LOS ESTABA DESAFIANDO “A QUE BASARAN SU DEFINICIÓN DE ÉL” POR LO QUE ELLOS HABÍAN VISTO, ESCUCHADO Y EXPERIMENTADO DE ÉL.

Hoy en día hay muchos oradores que están de pie en plataformas públicas – TRATANDO DE DEFINIR A JESÚS -- como un buen hombre, un maestro, o un profeta… PERO DECLARANDO QUE JESÚS NO ES EL MESÍAS… ¡NO ES EL CRISTO!

Sin embargo, NOSOTRAS QUE HEMOS EXPERIMENTADO LAS PROFUNDIDADES DE SU GRACIA Y SU AMOR… TENEMOS CONOCIMIENTO DE PRIMERA MANO -- de que Jesús es real, que Él ha trasformado nuestras vidas, y que Su presencia puede traer luz a un mundo oscuro.

¿Has experimentado tú la realidad de quien es Cristo? ¡Entonces tú puedes compartir con confianza la verdad con otros… ¡PORQUE TÚ CONOCES A JESÚS PERSONALMENTE!

El cardenal Juan Henry Newman, dijo: La vida pasa. Las riquezas se esfuman. La popularidad es voluble. Los sentidos decaen. El mundo cambia. Solo UNO es fiel a nosotros. Solo UNO puede ser TODO para nosotros. Solo UNO puede suplir todas nuestras necesidades.

17 Jesús le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y Yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia.

La voz de Dios le había revelado a Simón la identidad de Jesús, aunque Simón no había escuchado nada en concreto. Él simplemente había llegado a la conclusión de la verdad… ¡Y JESÚS LE DICE QUE ESE ENTENDIMIENTO HABÍA SIDO UNA REVELACIÓN DE DIOS!

Si bien ésta revelación no había tronado del cielo para que todos lo oyeran, aun así, de seguro que a Simón le había parecido que era su propio pensamiento. Esta revelación fue suficiente para convertirse en el cimiento de la iglesia. La gente de Dios sería establecida en esta roca de verdad – DE QUE JESÚS ERA Y ES EL MESÍAS -- el Hijo del Dios Viviente.

¡Simón tuvo el privilegio de dar a conocer la verdadera identidad de Jesús! Y en respuesta, Jesús hace algo muy profundo. Él da a conocer la verdadera identidad de Simón. Le dice al impulsivo y poco sólido discípulo – QUE ÉL REALMENTE ERA UNA ROCA. Y que él sería usado grandemente durante los comienzos de la historia de los discípulos de Jesús.

Jesús ve la gloria y el propósito “DEL LLAMADO DE SIMÓN PEDRO” -- y lo declara abiertamente delante de los otros discípulos. Jesús afirma el carácter que se estaba formando en Pedro… a pesar de que todavía no estaba totalmente desarrollado. Algún día… ¡PEDRO NEGARÍA CONOCER A JESUS! ¡Pero esto no impedía que Jesús lo llamara roca!

Él conocía el corazón de Pedro y su futuro. Jesús declara que Pedro seria definido por las palabras de Jesús… ¡Y NO POR SU PASADO! Reconoce quien es Jesús… ¡Y TÚ LO ESCUCHARÁS AFIRMAR QUIÉN ERES TÚ! ¡ESTA ES UNA COMUNICACIÓN RECÍPROCA!

Tanto la revelación que tú recibas, y la revelación que tú compartas… ¡EDIFICARÁ SU REINO! Tus palabras acerca de Jesús, Y SUS PALABRAS ACERCA DE TI, llevarán adelante Su obra en este mundo. Su identidad y la tuya – SON AMBAS -- las partes necesarias de Su misión.

19 A ti te daré las llaves del reino de los cielos. Todo lo que ates en la tierra será atado en los cielos, y todo lo que desates en la tierra será desatado en los cielos. Las llaves del reino representan el acceso que tú tienes al Padre… ¡A TRAVÉS DE TU RELACIÓN CON JESUCRISTO!

Sin embargo… ¡ESTE ACCESO NO ES DADO ASÍ NOMÁS! Jesús les da las llaves a Sus discípulos – ¡SOLO DESPUÉS DE QUE ELLOS RECONOCIERON QUE JESÚS ERA EL CRISTO! Una vez que los discípulos ESTUVIERON CONVENCIDOS DE QUE JESÚS ERA EL SALVADOR, ellos pudieron tener una relación personal con Jesús.

Esta relación con Él… LES DARÍA ACCESO DIRECTO A SU PADRE CELESTIAL. De la misma forma, TU RELACIÓN CON CRISTO, abre las puertas del cielo… ¡PARA DARTE ACCESO DIRECTO AL PADRE! Pedro descubrió – QUE AL TENER LAS LLAVES DEL REINO -- Él podía ir al Padre por cualquier situación.

Cuando Pedro se puso de pie para predicar el evangelio a miles de personas en el día de Pentecostés -- EN UN SOLO DÍA -- este simple pescador abrió la puerta del reino a tres mil personas. Cuando Pedro se encontró con un hombre cojo… ÉL USÓ SU ACCESO A DIOS Y EL PODER SANADOR DE DIOS -- para curar a ese hombre.

Cuando fue encarcelado, Pedro descubrió que las llaves del reino podían abrir hasta la puerta más segura de la prisión. Si eres cristiana, tú también tienes las llaves del reino de los cielos. No necesitas un intermediario… ¡PORQUE TÚ TIENES UN ACCESO ILIMITADO A DIOS!

Ese acceso te da todos los recursos que necesites para enfrentarte a cualquier circunstancia. Cuando tienes miedo… ¡TÚ TIENES ACCESO A LA PAZ DE DIOS QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO!

Cuando tienes una relación rota… ¡TIENES ACCESO AL DIOS DE LA RECONCILIACIÓN! Cuando te encuentras con alguien que tiene una necesidad… ¡TÚ TIENES ACCESO A LA PROVISIÓN DE DIOS PARA ESA PERSONA! ¡QUÉ PRIVILEGIO TAN INCREÍBLE EL HABER SIDO CONFIADAS CON LAS LLAVES DEL REINO DE LOS CIELOS!

21 Desde entonces Jesús comenzó a explicarle a sus discípulos que Él debía ir a Jerusalén y padecer mucho… y morir, y resucitar al tercer día. 22 Pedro lo llevó aparte y comenzó a reconvenirlo: Señor, ¡ten compasión de Ti mismo! ¡Que esto jamás te suceda! 23 Pero [Jesús] se volvió y le dijo a Pedro: ¡Aléjate de Mí vista, Satanás!

¡Me eres un tropiezo! ¡Tú no piensas en las cosas de Dios, sino en cuestiones humanas! ¿QUÉ PASO AQUÍ? No fue Pedro el que le dijo a Jesús… ¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente! Pero cuando comienza a reprender a Jesús, Pedro recibe una “mala calificación” , y una buena regañada.

El pobre quería proteger a Jesús de ser ejecutado. Si Jesús le hubiera hecho caso, sus palabras hubieran prevenido la Cruz -- que era lo que pagaría por los pecados del mundo y salvaría a todos aquellos que creyeran. ¡Palabras de preocupación no son siempre las palabras de Dios!

Nosotras podremos recibir toda clase de consejos de gente que se preocupa por nosotras, pero estos consejos pueden probar ser equivocados, y hasta irresponsables. Pueden parecer verdad por la confianza que tenemos con ellas… pero realmente, están viniendo de los deseos de una persona, y no del Espíritu de Dios.

Desarrolla una visión que esté enfocada en hacer lo que Dios te ha dicho que hagas. Eso fue lo que Jesús hizo. ¡JESÚS ESTABA DECIDIDO A IR A JERUSALÉN! ¡Él sabía cuál era Su misión! Y ningún consejo – POR MUY BIEN INTENCIONADO QUE FUERA -- haría que Jesús se desviara de Su misión.

Nosotras debemos de estar totalmente enfocadas en Dios… y cumplir lo que Él dice. Cuando hagamos eso – ÉL NOS PREMIARÁ CON EL FRUTO DE LA FE Y LA OBEDIENCIA -- ¡Y CUMPLIRÁ SU VOLUNTAD A TRAVÉS NUESTRO!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema