RUT – UNA MUJER LEAL – Rut 1 - ACTO I

¡EL LIBRO DE RUT ES UNA OBRA MAESTRA DE LITERATURA! Es la historia de un romance conmovedor. Es un libro que despierta la imaginación porque está entretejido en el cautivador tema del amor, la devoción, y el verdadero romance. Los eventos narrados aquí se llevan a cabo durante la época de los jueces.

Esta fue un época de anarquía espiritual en que todo el mundo hacía lo que le parecía mejor. Y donde no había un rey para poner orden en la tierra. Este libro es escrito desde el punto de vista de Noemí. En este pasaje, todo y todos se relacionan con ella: las muertes de su esposo e hijos, sus nueras, su regreso a Belén, su Dios, su pariente Booz, la venta de su tierra, y su descendencia.

Se puede decir que Noemí es la versión femenina de Job. Ella lo perdió todo: su casa, su esposo, sus hijos – Y MÁS QUE JOB – ella perdió su sustento.. En medio de su dolor, Noemí no se da cuenta del regalo – QUE DIOS LE HABÍA DADO -- al poner a Rut en su camino.

La historia de amor entre Rut y Booz ilustra el amor entre Dios y Su gente. Es una historia que retrata a Dios… a Su amor infalible y Su lealtad continua. En esta maravillosa historia nos enfrentamos a la pérdida y al sufrimiento, a la decepción y desorientación, a la incertidumbre y la amargura.

Pero también encontramos buenas noticias. Encontramos amor, compromiso, perseverancia, esperanza, y la mano poderosa y tierna de Dios a través de toda la historia. Es una historia de transformación. De como Dios cambia las lágrimas y la tristeza… en alegría.

LA HISTORIA DE RUT – UNA MUJER LEAL -- ESTÁ DIVIDIDA EN CUATRO ACTOS MUY CONMOVEDORES. ¡ASÍ QUE! COMENCEMOS HOY DÍA CON EL PRIMER ACTO… UNA TRÁGICA HISTORIA QUE SE LLEVA A CABO EN UNA TIERRA LEJANA…

Rut 1:1-5 dice, En los días en que los jueces gobernaban en Israel, hubo mucha hambre en la tierra, y un hombre de Belén de Judá emigró a los campos de Moab, junto con su mujer y sus dos hijos. 2 Ese hombre se llamaba Elimelec, y su mujer, Noemí; sus hijos se llamaban Majlón y Quelión, y habían nacido en Efrata, de Belén de Judá. Cuando llegaron a los campos de Moab, se quedaron a vivir allí.

3 Pero murió Elimelec, marido de Noemí, y ella se quedó sola con sus dos hijos. 4 Más tarde, ellos se casaron con unas moabitas, una de las cuales se llamaba Orfa, y la otra Rut, y se quedaron a vivir en Moab durante unos diez años. 5 Pero también murieron Majlón y Quelión, y Noemí se quedó desamparada, sin marido ni hijos.

El nombre de Rut significa “Compañera” o “Amiga”. Ella era de Moab, la tierra habitada por los descendientes de Lot. Rut era la viuda de Majlón, uno de los hijos de Elimelec y Noemí. Su devoción por su suegra Noemí, y su confianza en el Dios de Israel son una inspiración para todas las generaciones.

El libro de Rut es la historia de una tragedia que es transformada en alegría. Realza la lealtad entre amigas, y el compromiso con la familia. Rut era una mujer sin recursos. Era moabita, ciudadana de una nación idólatra. Y para remate, Rut era viuda. En ese entonces, las viudas eran las personas más vulnerables de la sociedad.

Pero Dios hace que el camino de Rut se cruzara con el de Booz, un pariente de su difunto esposo. El libro de Rut describe “maravillosamente” el cuidado amoroso que Dios le da a gente cualquiera… que está pasando por una crisis en la vida.

TAL VEZ, A LO QUE ESCUCHAS ACERCA DEL TIERNO CUIDADO QUE DIOS LES DA A ESTAS DOS VIUDAS, TE HAGA ACORDAR A TUS MOMENTOS DE CRISIS EN QUE DIOS PROVEYÓ POR TÍ.

Dios nunca nos deja durante nuestros momentos más penosos. Cuando la vida se pone difícil, podemos cuestionar la bondad de Dios. Pero irónicamente – ES EN ESOS MOMENTOS – en que Dios está más cerca de nosotras. Noemí no era la única que estaba dolida y triste. Rut también había perdido a su esposo.

Pero en vez de dudar de la bondad de Dios, Rut se enfoca en lo que su suegra necesitaba. ¿Cuántas de nosotras nos enfocamos en las necesidades de otros cuando nos sentimos tristes y dolidas? ¡NO MUCHAS! ¡TENEMOS MUCHO QUE APRENDER DEL EJEMPLO DE RUT!

Al morir Elimelec y sus dos hijos. Noemí se queda desamparada. Ella no veía ningún futuro para ella en Moab. Así que, después de enterarse que ya no había hambre en Israel, Noemí decide regresar a casa. ֎ En el vs12-13, Noemí les dice a sus nueras, ¡Váyanse, hijas mías! Yo ya estoy vieja para tener marido.

Y aun cuando abrigara esa esperanza, y esta noche estuviera con un hombre y volviera a tener hijos, 13 ¿habrían de quedarse ustedes sin casar, por causa de ellos? ¡No, hijas mías! Mi amargura es mayor que la de ustedes, porque el Señor se ha puesto en mi contra.

En medio de su dolor, Noemí se preocupa por sus nueras, que también habían quedado viudas. Así que les propone una solución. Les ofrece la mejor oportunidad de salir adelante en la vida. Las alienta a que regresen con su gente. Noemí, golpeada por la tragedia, estaba emprendiendo el camino de regreso a Israel.

Ella tenía la esperanza de encontrar ayuda entre los parientes que tenía en su tierra. A ORFA, una de las nueras, le parece excelente la sugerencia de Noemí. Se despide rapidito de su suegra, y se regresa a su pueblo. En cambio Rut -- de solo pensar que se separaría de Noemí -- le da tal angustia que se aferra desesperadamente a ella.

Estoy segura que el espíritu noble de Noemí había impactado la vida de Rut. Ella era joven y tenía mejores posibilidades de reconstruir su vida que Noemí. Ella tendría más oportunidades entre los hombres de su propia nación… QUE EN ISRAEL. Sin embargo, la respuesta de Rut es inequívoca.

Para bien o para mal, ella escoge atar su destino al de su suegra. Ella se aferra completamente al camino que había emprendido con Noemí, diciendo en el vs16-17…

¡No me pidas que te deje y me aparte de ti! A dondequiera que tú vayas, iré yo; dondequiera que tú vivas, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios. 17 Donde tú mueras, moriré yo, y allí quiero que me sepulten. Que el Señor me castigue, y más aún, si acaso llego a dejarte sola. ¡Sólo la muerte nos podrá separar!

Nuestras penas y aflicciones, a veces, pueden devastar nuestras vidas. Sin embargo, en nuestro dolor, no debemos de alejarnos de nuestros seres queridos. ¿Por qué? Porque ellos pueden estar tan dolidos y afectados… ¡COMO LO ESTAMOS NOSOTRAS! Nuestras épocas de dolor son los momentos perfectos para amarnos unos a otros, y permanecer juntos.

La adversidad saca a relucir el carácter. El verdadero carácter no está basado en lo que decimos… ¡SINO EN LO QUE HACEMOS! ¿CÓMO NO USAR LA PALABRA “VIRTUOSA O EJEMPLAR” PARA HABLAR DE RUT? ¡SU CORAZÓN EMBELLECE LA VOCACIÓN DE SER MUJER!

Y ofrece una bella imagen de la grandeza – QUE PUEDE ALCANZAR UNA PERSONA – cuando le entrega al Señor sus prioridades. ¡UNA RELACIÓN DEL CALIBRE DE RUT, PUEDE MANTENERTE A FLOTE A TRAVÉS DE LAS TORMENTAS MÁS TERRIBLES! ֎ Qué triste llegar a cierta edad, y no tener a nadie que te cuide, o te necesite.

Felices aquellas que tienen un esposo o una íntima amiga – cuya relación no está basada en como luces o cómo actúas. Cada persona tiene una necesidad fundamental de tener, por lo menos, UNA AMIGA, UN ESPOSO, O UNA PARIENTE QUE LA MIRE A LOS OJOS, y le diga, “Nunca te dejaré. Podrás envejecer y tener tu cabello blanco, pero nunca te dejaré.

Tu rostro podrá tener arrugas, y tu cuerpo tener achaques… PERO NUNCA TE DEJARÉ. Los años podrán ser crueles, y los tiempos duros, PERO AQUÍ ESTARÉ CONTIGO… ¡NUNCA TE DEJARÉ!”

Y TERMINAMOS EL PRIMER ACTO CON EL VERSÍCULO 22 Fue así como Noemí volvió de Moab, acompañada de Rut, su nuera moabita. Llegaron a Belén cuando comenzaba la cosecha de la cebada. ¡COSAS EMOCIONANTES ESTABAN POR SUCEDER! ¡LA COSECHA DE LA CEBADA ESTABA POR COMENZAR! ¡DIOS SIEMPRE TIENE TODO PREVISTO EN EL MOMENTO PRECISO!

¡ASÍ QUÉ! NO SE PIERDAN EL SEGUNDO ACTO DE RUT – UNA MUJER LEAL. ESTA ES UNA MARAVILLOSA HISTORIA DE AMOR… ¡DE UNA NUEVA VIDA! ¡DE UNA NUEVA ESPERANZA!¡LA CLASE DE HISTORIA ROMÁNTICA QUE NUNCA PASA DE MODA! ¡NO SE LO PIERDAN! ¡LAS ESPERO!”


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema