¿ES LA PALABRA SUFICIENTE? – Salmo 19:7-9

El nuevo pastor… DE UNA IGLESIA DE UN PUEBLO RURAL… se apareció un domingo en una de las clases dominicales, y comenzó a interrogar a los estudiantes para probar la capacidad del maestro. Le preguntó a un chico. “¿Quién derribó las murallas de Jericó? “¡No fui yo, Reverendo!” le dijo el chico.

Volteándose hacia el maestro, que parecía medio avergonzado, el pastor le dijo, “¡SUPONGO QUE ESTA ES UNA MUESTRA DE LA CLASE DISCIPLINA QUE USTED MANTIENE AQUÍ!” “Reverendo, Pedrito es un buen chico, y no dice mentiras. Si él dice que no lo hizo, ¡YO LE CREO”!

Completamente molesto, el pastor llevó este asunto a la Junta Directiva. Después de mucha consideración, la Junta le mandó el siguiente mensaje al desconcertado pastor: “No vemos ninguna razón en hacer UN PROBLEMA de este incidente. La Junta Directiva pagará por los daños de la muralla, y lo cargaremos a vandalismo”.

PAUSA

Jorge Mueller, famoso evangelista inglés, dijo, El vigor de nuestra vida espiritual será en proporción al lugar que la Biblia ocupa en nuestra vida y en nuestros pensamientos. Los primeros tres años de mi conversión [dijo Mueller], descuidé la Palabra de Dios. Cuando comencé a buscarla “diligentemente”, la bendición ha sido extraordinaria.

He leído la Biblia más de cien veces… ¡Y CADA VEZ ME ENCANTA MÁS! Cada vez que la leo, parece ser un libro nuevo para mí. El estudio diario, diligente, y consecutivo ha sido una gran bendición para mi vida. CONSIDERO UN DÍA PERDIDO… cuando no he pasado un buen rato en la Palabra de Dios.

La Escritura es el único instrumento que Dios ha escogido para convertir, aconsejar, condenar y consolar a los creyentes. Es el instrumento principal -- A TRAVÉS DEL CUAL -- ¡DIOS HA REVELADO SU CARÁCTER AL MUNDO! La Biblia es un libro VIVO… LLENO DE “VIDA DIVINA” Y SOBRENATURAL… ¡LLENO DE LA VIDA MISMA DE DIOS!

Todos los otros libros son colecciones de palabras muertas… ¡PERO NO LA BIBLIA! Por eso Martin Lutero exclamó: ¡La Biblia es viva… ¡me habla! Tiene pies… ¡corre tras mío! Tiene manos… ¡me agarra”! Por eso, la Biblia es siempre relevante… siempre fresca… nunca obsoleta, nunca estancada.

Además, solo la Palabra de Dios puede santificar a la creyente, y transformarla a la imagen de Cristo. No puede haber “CRECIMIENTO ESPIRITUAL EN NUESTRAS VIDAS” aparte de la Palabra de Dios. La Biblia toca todo aspecto de la vida cristiana, dando instrucción sólida para poder vivir una vida santa y justa.

Por eso el Salmo 19:7-9 dice, La ley del Señor es perfecta: reanima el alma. El testimonio del Señor es firme: da sabiduría al ingenuo. 8 Los preceptos del Señor son rectos: alegran el corazón. El mandamiento del Señor es puro: da luz a los ojos.

9 El temor del Señor es bueno: permanece para siempre. Los decretos del Señor son verdaderos, y todos ellos justos. Este salmo nos da seis descripciones y seis efectos de la Palabra de Dios en la vida de uno:

(1) La ley del Señor es perfecta: reanima el alma. La ley habla de la totalidad de la Palabra. ¿De dónde viene la restauración emocional y mental? No de ahondar y desenterrar nuestro pasado. ¡VIENE DE ASIMILAR LA PALABRA!

(2)El testimonio del Señor es firme: da sabiduría al ingenuo. La palabra “FIRME” significa sólido. La palabra “ingenuo” significa “de mentalidad-abierta. Por lo tanto, la Palabra de Dios les da una base sólida a aquellos – QUE DE LO CONTRARIO -- se hundirían en la arena de la candidez y la necedad.

Un grupo de turistas estaban visitando los alrededores de Jerusalén. El guía les señaló un lugar donde el profeta Samuel había sido enterrado. Uno de los turistas recordaba QUE EN LA BIBLIA HABÍAN DOS LIBROS DE SAMUEL, y para dárselas de mucho acerca de su conocimiento bíblico, le preguntó al guía: “¿Cuál Samuel yace aquí, el primero o el segundo?

(3) Los preceptos del Señor son rectos: alegran el corazón. Estudiar la Palabra de Dios hace que tu corazón esté contento. Jeremías 15:16 dijo: Señor, Dios de los ejércitos, cuando hallé Tus palabras, literalmente las devoré. Tus palabras son el gozo y la alegría de mi corazón, porque “TU NOMBRE” ha sido invocado sobre mí.

Jeremías, el profeta llorón, nos pregunta, ¿SABEN DÓNDE ENCUENTRO ALEGRÍA?... ¡EN LA PALABRA DE DIOS! (4) El mandamiento del Señor es puro: da luz a los ojos. Los mandamientos son puros – sin error. Son factibles, comprensibles y poderosos. ¿Cómo puede uno ver claramente a Dios? ¡POR MEDIO DE LA PALABRA!

(5) El temor del Señor es bueno: permanece para siempre. La Palabra de Dios no está basada en una moda pasajera, ni en la cultura pop, ni en el entendimiento humanista. La Palabra es limpia – pura, sincera, fácil de entender – ¡Y PERMANECE PARA SIEMPRE!

(6) Los decretos del Señor son verdaderos, y todos ellos justos. ¡Sabemos en nuestro corazón que la Palabra es verdad! ¡NUESTRO ESPÍRITU CONFIRMA SU VERACIDAD! ¡LA BIBLIA ES SUFICIENTE!¡La Biblia es todo lo que necesitamos para estar equipadas para una vida de fe y servicio.

La Biblia es una demonstración clara de la intención de Dios de restaurar la relación rota – ENTRE ÉL Y LA HUMANIDAD -- por medio de Su Hijo Jesucristo, nuestro Salvador. ALGUNAS DICEN… “SOMOS CRISTIANAS… ¡SI! PERO LA ESCRITURA NO ES SUFICIENTE… Necesitamos también a los sicólogos… o a los consejeros…

Ellos nos pueden enseñar como criar a nuestros hijos, como comunicarnos mejor, y cómo ser todo un éxito. ¿Pueden estas cosas ser eficaces? Probablemente. ¿Son necesarias? ¡NO! ¿Quieres sacar provecho de tu lectura de la Biblia? ¿Quieres que tu tiempo de lectura sea una oportunidad de gozarte en Dios y Su mensaje?

Aquí tienes 4 preguntas QUE TE PUEDES HACER A TÍ MISMA después de leer la Biblia. (1) ¿Qué he aprendido acerca de Dios hoy día en mi lectura? (2) ¿Qué he aprendido como lecciones de la vida? (3) ¿Qué he aprendido acerca de mi misma, mis actitudes, mis prioridades, miedos, fracasos, deseos, mi misión, y destino? (4) ¿Hay alguna lección que pueda aplicar a mi vida hoy?

¡AHORA BIEN! ¿Cómo puedes curarte de la depresión y la tristeza? ¿Cómo puedes vivir con estabilidad? ¿Cómo puedes experimentar alegría? ¿Cómo puedes ver la verdad en su totalidad?¡A TRAVÉS DE LA PALABRA! … ¡SI! ¡A TRAVÉS DE LA PALABRA!… ¡Y PUNTO!

Tú dices, “Ay he probado eso”… ¡PERO LA PALABRA ME HA FALLADO! ¿TE HA FALLADO REALMENTE? ¿NO SERÁ QUE HAS DEJADO DE LEER TU BIBLIA? ¿NO SERÁ QUE HAS DEJADO DE MEDITAR EN LA PALABRA DE DIOS? Las películas y televisión, los pasatiempos y otros intereses se volvieron más importantes… ¡QUE BUSCAR A DIOS!

¡LAS ESCRITURAS NUNCA LE HAN FALLADO A NADIE! ¡LA GENTE LE HA FALLADO A LAS ESCRITURAS! Le han dado la espalda a la Palabra. ¡Han disminuido su prioridad! ¡HAN PERDIDO SU PASIÓN!

Y SE PREGUNTAN… ¿POR QUÉ NO NOS SENTIMOS INSPIRADAS? ¿POR QUÉ NO ESTAMOS CONTENTAS, O LOGRANDO CAMBIOS DURADEROS EN NUESTRA VIDA? Lo que sea que hagas, no caigas en la trampa de pensar QUE SON LOS SICÓLOGOS O LOS CONSEJEROS los que te pueden ayudar. ¡REGRESA A LA PALABRA… ¡Y BUSCA AL SEÑOR!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema