¡BÚSCALO Y LO ENCONTRARÁS! – Salmo 27:4, 8,13-14

El Salmo 27:4 dice, En que una cosa le he pedido al Señor, y es lo único que busco; habitar en su casa todos los días de mi vida, para contemplar su hermosura y solazarme en su templo.

Para muchos, la vida cristiana es una serie de principios de cómo hacer algo. ¿Cómo orar? ¿Cómo compartir nuestra fe? ¿Cómo estudiar la Biblia? ¿Cómo descubrir nuestros dones espirituales? Y así sucesivamente. ¡BUSCAMOS FÓRMULAS! ¿Por qué? Porque es difícil tener una relación con un Dios invisible. ¡LAS FÓRMULAS SON MÁS FÁCILES!

Si solo pudiéramos encontrar la clave, descifrar el código, o tomar los pasos necesarios que nos llevarán del punto A al punto B en cualquier área de la vida… ¡ENTONCES PODREMOS SER LAS PERSONAS QUE DEBIÉRAMOS SER! Nosotras pensamos que ese el camino del discipulado.

A pesar de que este es el camino más tomado… y más usado… ¡SOLO NOS LLEVA A LA BANALIDAD! Dios no es una fórmula ni una serie de pasos. ¡Él es una PERSONA que goza teniendo una relación! Él no se acerca a aquellos que se aprenden los principios o “hacen todo correctamente”. ¡ÉL SE ACERCA A AQUELLOS QUE TIENEN UN CORAZÓN UNIDO AL DE Él!

Cuando nosotros invertimos en Sus intereses… ¡ÉL ESTÁ MUCHO MÁS DISPUESTO A INVERTIR EN LOS NUESTROS! Este pasaje nos da un modelo relacional -- NO UNA FÓRMULA -- sino una actitud del corazón, que cultiva la Presencia de Dios. David quiere estar en la casa del Señor “PARA CONTEMPLAR A SU DIOS”, y para “solazarse”.

¡Así que! Primero es la adoración al Rey. Y segundo es la oración. ¡Suplicando Su voluntad! ¡EL ORDEN ES IMPORTANTE! El amor viene primero. Luego, la súplica. ¡ASÍ ES CÓMO LAS RELACIONES SALUDABLES FUNCIONAN!

¡No te apresures a entrar a la presencia de Dios con una lista de peticiones… PARA LUEGO ASOMBRARTE DE QUE TU FÓRMULA DE ORACIÓN… no logra mucho. ¡LAS RELACIONES SON MÁS QUE LISTAS! ¡INVIERTE EN SU CORAZÓN! … ¡Y VERÁS COMO ÉL RESPONDE AL TUYO!

8 A mi corazón le pides buscar Tu rostro, y yo, Señor, Tu rostro busco. ¡TÚ TIENES UNA NECESIDAD! Tú sabes que Dios puede satisfacer esa necesidad. Tú le has pedido que lo haga… ¡Y TÚ TIENES FE DE QUE ÉL LO HARÁ! Tú sabes cuales son las respuestas obvias a esta pregunta. Son: La paciencia, la confianza, y la fe… por ejemplo.

Mientras tanto, una de las mejores maneras de relacionarte con Dios… ¡ES ADORÁNDOLO! Y una de las mejores maneras de hacer esto… ¡ES ADORÁNDOLO ESPECÍFICAMENTE POR EL ROSTRO QUE NECESITAS VER! Si necesitas provisiones, adóralo como tu Proveedor. Si necesitas curación, adóralo como tu Médico. Si necesitas victoria, adóralo como el Victorioso.

Cada necesidad que tengas, ya sea consuelo, fuerza, misericordia, etc. – corresponde a uno de Sus atributos. Mientras que esperas que Él resuelva tu situación… alábalo por la forma como Él va a intervenir. ¿Qué es lo que esto logra? En primer lugar, CULTIVA LA FE EN DIOS… ¡EN EL ÁREA EN QUE MÁS LA NECESITES!

Reconoce que Dios puede satisfacer tu necesidad… Y CUÁNTO MÁS HAGAS ESO… más fuerte se hará tu confianza en el Señor. PERO MÁS QUE NADA, la adoración de Dios se vuelve en un testimonio de Su bondad y poder. Los amigos de Daniel declararon la habilidad de Dios de salvarlos… ¡ANTES DE ENTRAR AL HORNO DE FUEGO! Y su alabanza LO GLORIFICÓ… antes y después de la crisis.

Jesús “ALABÓ” al Dios que escucha la oración… ANTES DE RESUCITAR A LÁZARO. Y Su declaración se volvió el testimonio para aquellos que creyeron.

Juan 11:41-42 dice, Entonces quitaron la piedra. Y Jesús, levantando los ojos a lo alto, dijo: Padre, te doy gracias por haberme escuchado. 42 Yo sabía que siempre me escuchas; pero lo dije por causa de la multitud, QUE ESTÁ ALREDEDOR, para que crean que tú me has enviado.

Dios honra a aquellos… QUE SE ARRIESGAN EN LA VIDA… ¡POR LO QUE ELLOS CREEN ACERCA DE ÉL!

13 ¡Yo estoy seguro, Señor, DE QUE HE DE VER TU BONDAD… en esta tierra de los vivientes! 14 ¡Espera en el Señor! ¡Infunde a tu corazón ánimo y aliento! ¡Sí, espera en el Señor!

¡NO TE DESESPERES! Pero a veces, ¡cuán grande es la tentación de desesperarnos! Nuestra alma se deprime, y se desanima, y nuestra fe se estremece… bajo las pruebas tan severas que nos vienen en la vida, especialmente durante tiempos de duelo y sufrimiento.

Puede que lleguemos al punto… donde digamos, “¡Ya no puedo más, Señor! Estoy desesperada en medio de estas circunstancias. Yo sé que Tú lo has permitido. Tú me dices que no me desespere… ¿PERO QUÉ HAGO CUANDO YA HE LLEGADO A ESTE PUNTO?”

Hudson Taylor, el famoso cristiano inglés, que pasó 51 años en China, COMO MISIONERO, estaba tan débil en los últimos meses de su vida, que le dijo a un amigo, “Estoy tan débil que no puedo ni escribir. No puedo leer mi Biblia. No puedo ni siquiera orar.

Todo lo que puedo hacer es estar quieto en los brazos de Dios… COMO UNA PEQUEÑA CRIATURA… ¡CONFIANDO EN ÉL! Este hombre de Dios, que tenía una gran fuerza espiritual, llegó a tal punto de sufrimiento físico y de debilidad, que lo único que podía hacer era quedarse quieto… ¡Y CONFIAR EN SU DIOS!

Esto es todo lo que Dios te pide, amada hermana. Cuando te sientas débil por los feroces fuegos de la aflicción, no trates de “hacerte la muy fuerte”. Simplemente estate quieta y reconoce que Él es Dios. ¡ÉL TE SOSTENDRÁ A TRAVÉS DEL FUEGO!

14 ¡Espera en el Señor! ¡Infunde a tu corazón ánimo y aliento! ¡SI, ESPERA EN EL SEÑOR! ¡Esperar es una de las cosas más difíciles! ¡NOSOTRAS QUEREMOS SER GENTE DE ACCIÓN!

Nos sentimos mejor si estamos haciendo ALGO para satisfacer nuestra necesidad. Sin embargo… ¡ESPERAR NOS FUERZA A DEPENDER DE DIOS! David aprendió lo que significaba esperar. Él fue escogido por Dios para ser el próximo rey de Israel. PERO ESTUVO ESPERANDO POR AÑOS… HASTA EL DÍA EN QUE LA PALABRA DE DIOS SE CUMPLIÓ EN SU VIDA.

Pero mientras esperaba, un rey egocéntrico y paranoide, ocupaba el trono que le había sido prometido a él. David pasó el tiempo escondiéndose en cuevas, y viviendo entre sus enemigos. A lo que esperaba, ÉL VIO COMO ALGUNOS DE SUS AMIGOS FUERON ASESINADOS…, y como su familia y sus posesiones fueron tomadas.

Él vio como los enemigos de Israel causaron estragos en su nación. Tal vez nadie se enfrentó a mayor adversidad… MIENTRAS QUE ESPERABA LA PROMESA DE DIOS… ¡QUE DAVID! Él entendió perfectamente lo que significaba estar descorazonado y temeroso. ¡PERO DAVID TAMBIÉN DISFRUTÓ DE LA RECOMPENSA DE ESPERAR EN EL SEÑOR!

¡ÉL SE CONVIRTIÓ “EN EL REY MÁS PODEROSO” EN LA HISTORIA DE ISRAEL! Y lo más importante de todo, ES QUE A TRAVÉS DE SUS PRUEBAS, David se volvió en el hombre que agradaba a Dios. Los salmos… QUE DAVID ESCRIBIÓ DURANTE SUS DÍAS COMO FUGITIVO… HAN SIDO PALABRAS AMADAS Y ALENTADORAS… ¡PARA MILLONES DE PERSONAS A TRAVÉS DE LOS SIGLOS!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema