JESÚS ES TU CAMINO – Juan 14:6

Hay personas, que para conocer y hacer la voluntad de Dios, muchas veces, le preguntan al Señor: “¿Qué quieres que haga, Señor?” “¿Cuándo quieres que lo haga?” “¿Cómo debo de hacerlo?” “¿Dónde debo de hacerlo?” “¿Y cuál será el resultado?” ¡Cómo quisiéramos que Dios nos diera un mapa para saber exactamente a donde vamos!

Tal vez decidas… QUE NO AVANZARÁS… ¡HASTA QUE DIOS NO TE DE TODOS LOS DETALLES A LOS QUE TE ENFRENTARÁS! Pero esa no fue la forma como Dios dirigió a la gente en las Escrituras. Dios no te envía como si fueras una empleada que va hacer el mandado. ¡NO! ¡ÉL QUIERE ACOMPAÑARTE EN LA TRAVESÍA!

Él quiere que prestemos atención A SU VOZ TODO EL TIEMPO, y que lo acompañemos día tras día. Mientras caminemos a diario con Cristo, siempre sabremos dónde estar… ¡ A SU LADO! Así llegaremos siempre adónde Él quiere que estemos. Jesús no dijo: “Te daré todo el plan. O te daré un mapa a seguir. O te diré qué camino tomar... ¡NO!

Jesús dijo “claramente” en Juan 14:6, Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí. ¿Puedes confiar en Dios para que te guíe a lo largo del camino? Tal vez tú digas: “No, Jesús no dirige a la gente de esa forma… TAN ESPECÍFICA…” ¡PERO LO HACE! La Biblia está llena de ejemplos donde Dios guio a Su pueblo de forma precisa.

Tal vez te hayan enseñado, o hayas llegado a la conclusión de que debes asumir el control de tu vida… ¡y hacer lo mejor posible! Pero tu vida es demasiado valiosa para echarla a perder confiando EN QUE HARÁS LO MEJOR POSIBLE. Eres un ser humano, y por lo tanto, estás propensa a cometer errores. ¡SOLO DIOS ES PERFECTO E INFINITAMENTE SABIO!

¡Él conoce el futuro! ¡Él es todopoderoso! Tu vida está en las mejores manos, cuando se la entregas a Dios… ¡Y DEJAS QUE ÉL TE DIRIJA! Cuando llegues a confiar en que Jesús te guiará “paso a paso”… ¡SENTIRÁS UNA GRAN TRANQUILIDAD!

Pero mientras confíes en tu propio criterio – CADA VEZ QUE NECESITES TOMAR UNA DECISIÓN -- te preocuparás ante la posibilidad de haber tomado el camino equivocado. ¡Dios no quiere que vivamos con ansiedad!

Filipenses 4:6 dice, No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. CUANDO ME CONCENTRO EN MI RELACIÓN CON DIOS -- MEDIANTE UNA COMUNIÓN DIVINA -- Dios comparte conmigo Su propio corazón.

Cuando Dios me habla, yo respondo a todo lo que me dice a diario, y me da muchas cosas para hacer -- PARA QUE CADA UNO DE MIS DÍAS -- tenga sentido y propósito. Cuando cumplo lo que Él me dice, ESTOY EN EL CENTRO DE SU VOLUNTAD, y Dios puede usar mi vida para cumplir Sus propósitos.

Mi inquietud principal no va a ser… “¿QUÉ HARÉ CON MI VIDA MAÑANA”? ¡NO! Más bien, “¿QUÉ QUIERE DIOS QUE HAGA HOY”? Cuando sigas a Jesús día tras día. Él te mantendrá en el centro de la voluntad de Dios. Abrahán es un ejemplo perfecto de esto. El siguió a Dios… ¡DÍA TRAS DÍA! Abrahán anduvo por fe, y no por lo que veía.

Génesis 12:1-5 nos cuenta, Pero el Señor le había dicho a Abrán: «Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2 Yo haré de ti una nación grande. Te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

3 Bendeciré a los que te bendigan, y maldeciré a los que te maldigan; y en ti serán benditas todas las familias de la tierra. Y Abrán se fue, tal y como el Señor le dijo, y Lot se fue con él. Abrán tenía setenta y cinco años de edad cuando salió de Jarán.

5 Tomó Abrán a Saraí, su mujer, y a Lot, hijo de su hermano, y todos los bienes que ellos habían acumulado y las personas que habían adquirido en Jarán, y salieron para ir a la tierra de Canaán. Y llegaron a la tierra de Canaán. Dios le había dicho a Abrahán, “Vete de tu tierra”. ¿Cuán especificas fueron las instrucciones?

Los detalles que le dio a Abrahán fueron: “a la tierra que te mostraré. Eso fue todo lo que le pidió que hiciera. ¡DIOS PROMETIÓ HACER EL RESTO! Abrahán tuvo que trasladar a su familia, y todas sus pertenencias día tras día, porque él dependía de que Dios le dijera adónde tenía que ir.

¿Estarás dispuesta a seguir las instrucciones de Dios para tu vida con tan pocos detalles? A veces, Dios llama a las personas para que lo sigan, SIN DARLES TODOS LOS DETALLES DESDE UN PRINCIPIO. ¡ESE ES EL VERDADERO MODELO BÍBLICO! De la misma forma que hizo con Abrahán, muchas veces, Dios invita a las personas a seguirlo paso a paso.

PAUSA

Yo me acuerdo, QUE CUANDO TERMINÉ LA ESCUELA DE MINISTERIO DE MI IGLESIA, nos fuimos en viaje misionero a las reservaciones de los indios Sioux de Estados Unidos. Ahí, en el campo misionero, vi como los indiecitos se entregaban a Jesús – POR FE – a través del testimonio de una mujer india. ¡INDIA COMO ELLOS!

En ese momento, Dios me dijo que yo también tenía mi propia gente. ¡ESO FUE TODO! ¡PERO YO LE CREÍ! No me dio más detalles. Él prometió hacer el resto. Desde ese momento, Jesús me comenzó a preparar para ser maestra bíblica. Mi entrenamiento consistía en enseñarles la Biblia a las mujeres de mi iglesia… ¡EN INGLÉS!

Y también me mandaba, todos los años, a México para dar conferencias en español, y luego, al Perú. Yo sabía que algún día Dios diría, “Tu momento ha llegado. Ahora ya puedes enseñarle a toda tu gente-- ¡A LA MUJER LATINA -- por medio de la radio, TV, conferencias, mi página y YouTube! Tomó once años… pero mi día llegó. Y aquí estoy.

Si Dios te diera un plan específico para tu vida, lo más probable es que te concentraras en el plan, ¡Y NO EN ÉL! Dios no quiere que tu vida dependa de un plan, o de un ingreso económico, o de una persona, o de ninguna otra cosa. ¡ÉL QUIERE QUE CONFÍES EN ÉL!

Si examinas toda la Escritura, VERÁS QUE RARA VEZ, Dios le daba la misma cantidad de detalles… ¡A LOS QUE LES REVELABA SU VOLUNTAD. Dios le dio a Moisés… LA MAYOR PARTE DE SU PLAN, antes de que Moisés regresara a Egipto.

Y como ya vimos, le dijo a Abrahán que se pusiera en marcha, Y QUE LE DARÍA MÁS DETALLES EN EL CAMINO. Por otro lado, Dios le dio “instrucciones específicas a Ananías” para encontrar a Saulo… ¡Y TAMBIÉN PARA CURARLO!

Y por último, JESÚS NO LES DIJO A ANDRÉS -- y al otro discípulo -- donde pasaría la noche. Más bien, les dijo en Juan 1:39, Vengan y vean. Ellos fueron, y vieron donde vivía, y se quedaron con Él aquel día. En cada caso, LAS PERSONAS PERMANECIERON EN COMUNIÓN CON DIOS, antes de recibir orientación.

A Pedro, Andrés, Santiago, Juan y Pablo, Dios les dio muy pocos detalles sobre la misión de cada uno. Sencillamente dijo, ¡SÍGUEME! Jesús declaró en Mateo 6:33, Busquen primeramente el reino de Dios y Su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.

Dios quiere, que al comienzo de cada día… ¡LO BUSQUEMOS! Y como resultado de esa relación íntima, EXPERIMENTAREMOS SU GUÍA EN NUESTRA VIDA… ¡PORQUE JESÚS ES NUESTRO CAMINO!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema