¡JESÚS ES LO MÁXIMO!– Hebreos 1:1-3; 2:1

En el siglo primero, si tú le hubieras preguntado a un creyente judío, ¿QUIÉN ERA EL PROFETA MÁS DESTACADO A LOS OJOS DE DIOS?, muchos nombres se le hubieran venido a la mente. Definitivamente que Abrahán, el padre de la fe, ¡HABÍA SIDO EXCELENTE! David, seguro que sería mencionado como el gran rey de Israel.

Y José salvó A LA DESCENDENCIA DE ABRAHÁN de ser aniquilada por una hambruna. Pero la discusión terminaría con Moisés. El salvó a Israel de la esclavitud. Él sacó a la gente de Egipto, llevándolos a la Tierra Prometida. Moisés recibió la Ley, y habló con Dios cara-a-cara. ¡Estos fueron grandes hombres de Dios!

¡PERO JESÚS ES EL MEJOR DE TODOS! ¡ÉL ES LO MÁXIMO!

Por eso Hebreos 1:1-3 dice, Dios, que muchas veces y de distintas maneras…HABLÓ EN OTROS TIEMPOS A NUESTROS PADRES POR MEDIO DE LOS PROFETAS, 2 y en estos días finales nos ha hablado por medio del Hijo, a quien constituyó Heredero de todo, y mediante el cual hizo el universo.

¿Se han dado cuenta, QUE NOSOTRAS NOS ESFORZAMOS MUCHO en buscar disciplinas, libros, seminarios o conferencias, “QUE FUNCIONEN” para sentirnos satisfechas con nuestra vida cristiana. ¡DIOS NO QUIERE QUE CONFIEMOS EN MÉTODOS! ¡ÉL QUIERE QUE CONFIEMOS EN ÉL!

Confiar en métodos, EN VEZ DE CONFIAR EN UNA PERSONA, limita seriamente la manera como experimentamos a Dios. Cuando nosotras esperamos QUE DIOS NOS HABLE SOLO DE MANERAS PREDECIBLES, nos olvidamos que Dios es mucho más complejo que nuestra propia percepción de Él. En tiempos pasados, Dios nos habló en sueños y visiones.

El usó la naturaleza, señales milagrosas, profetas, una voz tenue, el fuego, trompetas, vellón de lana, echar suertes, y ángeles.

El habló durante la noche, durante servicios de adoración, durante las comidas, durante funerales, cuando la gente caminaba por el camino, a través de sermones, en medio de la tormenta, ¡Y POR MEDIO DE SU HIJO! A final de cuentas, lo importante NO ES CÓMO SE COMUNICABA, ¡SINO LO QUE DIJO!

Si Dios siempre nos hablara A TRAVÉS DE SUEÑOS, ¡nos quedaríamos en cama TODO EL DÍA esperando una revelación divina! Los medios que Dios usa para comunicarse con nosotras, ¡NO INTERESAN! El hecho es que Él se comunica, ¡ESO ES LO IMPORTANTE!

¡Y DIOS HA HABLADO! Él no nos ha dejado ANDANDO A TIENTAS EN LA OSCURIDAD SIN NINGUNA DIRECCIÓN ESPIRITUAL. Dios ha hablado a través de los profetas del Antiguo Testamento. Y sobre todo, Él ha hablado gloriosamente por medio de Jesucristo.

Debemos de buscar el significado de Su mensaje, COMO LA PERSONA “QUE LEE LAS INSTRUCCIONES AFANOSAMENTE” PARA ENCONTRAR UN TESORO ESCONDIDO. ¿QUÉ TIENE JESÚS DE ESPECIAL? ¡ÉL ES EL CREADOR! Todas las cosas le pertenecen a Él. Todas las cosas comenzaron con Él. ¡ÉL ES DIOS!

3 Jesús es el resplandor de la gloria de Dios. Él es la imagen misma de lo que Dios es. Jesús revela la naturaleza de Dios. Él lleva a cabo los planes del Padre POR MEDIO DE SU PALABRA. Jesús está llevando LOS EVENTOS DE LA HISTORIA a una conclusión… ¡QUE HONRA A DIOS! Jesús satisface nuestras necesidades espirituales… ¡ÉL NOS HA QUITADO NUESTRO PECADO!

Jesús es el retrato perfecto de lo que el Padre está diciendo. Necesitamos un ancla para interpretar la voz de Dios.... un lente a través del cual podemos ver todo lo demás. Esa ancla… ese lente, ¡ES JESÚS! Si queremos conocer a Dios, ¡DEBEMOS MIRAR A JESÚS! Evidentemente, ESTO SUGIERE DIFERENTES COSAS… A DIFERENTES PERSONAS.

Algunas personas se imaginan a Jesús -- CON UNA EXPRESIÓN DURA EN LA CARA -- a lo que leemos Sus Palabras. Otras se imaginan a Jesús sonriendo. Y aun otras, ven una mirada lánguida, inexpresiva -- que es muchas veces -- RETRATADA EN LAS PELÍCULAS DE CINE. Sus palabras parecen tener diferentes implicaciones, DEPENDIENDO DE LA CARA QUE UNO VE. Pero nosotras sabemos CÓMO RESPONDÍA JESÚS A LA GENTE QUE IBA A ÉL, y a aquellos, que se oponían a Él. Sabemos lo que Él dijo acerca de la oración, lo que Él le prometió a Sus discípulos, DE CÓMO AMAR Y SERVIR, las actitudes que Él quiere que tengamos…

¡SI! JESÚS ES EL RESPLANDOR DE LA GLORIA DE DIOS. El es la imagen misma de lo que Dios es. Esta imagen ESTÁ DESCRITA PARA NOSOTRAS en las páginas de los evangelios. Dios ha hablado con esta descripción. ¡Y TODAVÍA LO HACE! Él es el Señor Viviente, QUE VIVE CON NOSOTRAS Y DENTRO DE NOSOTRAS.

ASÍ QUE NO TENEMOS NECESIDAD DE BUSCAR SUS PALABRAS COMO SI ÉL FUERA HISTORIA ANTIGUA. Sus palabras están en estos libros… ¡EN LOS EVANGELIOS! ¡TODAVÍA SON VIVAS Y EFICACES! ¡Y TODAVÍA HABLAN A TODO VOLUMEN! ¡SI QUEREMOS ESCUCHAR A DIOS, PODEMOS ESCUCHARLO EN LA BIBLIA!

Hebreos 2:1 dice, Es necesario que prestemos más atención a lo que hemos oído, no sea que nos extraviemos. El descuido y la dejadez EN CUALQUIER ÁREA DE LA VIDA es algo trágico. PERO EN EL ÁMBITO ESPIRITUAL, escuchar el mensaje del evangelio, Y NO HACER NADA AL RESPECTO, es infinitamente más trágico.

Hace años, mi esposo y yo teníamos una empleada muy buena, que trabajaba en nuestra farmacia. La queríamos muchísimo. Un día, ella fue diagnosticada con cáncer a la mama. Necesitaba una operación, “PERO ELLA NO HIZO OTRA COSA” que posponerla. Decía… si, mañana voy a hacer la cita… si, mañana… mañana.

Pero mañana nunca llegaba. El día llegó en que fue demasiado tarde. Los tratamientos ya no funcionaron. Ella había sido advertida, pero no hizo nada al respecto. ¡Y pagó las consecuencias!

Cuando descuidamos el ámbito espiritual -- DE ESCUCHAR EL MENSAJE DEL EVANGELIO, Y NO HACER NADA AL RESPECTO -- es infinitamente más trágico.

Les voy a dar dos consejos con respecto a los peligros de irnos a la deriva espiritualmente: (1) Debemos aplicar la Palabra de Dios a nuestras vidas. (2) Descuidar la salvación de Dios, nos llevará a pagar consecuencias inevitables.

Muchas veces, cuando perdemos el ancla de la Palabra de Dios… Y EL PUERTO SEGURO DE SU IGLESIA, comenzamos a olvidarnos de la grandeza de Su salvación, Y DE LOS BENEFICIOS DE SUS BENDICIONES. La dulzura de nuestro Salvador se vuelve insípida. Y el calor de Su abrazo se vuelve frio.

Cuando esto sucede, ¡DIOS NO TE DEJARÁ ESCAPAR! Él traerá pruebas y desafíos – A VECES DIFÍCILES Y PENOSOS – para atraerte a que regreses a Él. Así que abramos nuestros oídos… ¡PARA ESCUCHAR SU VOZ DE CORRECCIÓN!

¡Tomemos consciencia del peligro de perder nuestro rumbo espiritual! ¡Así qué! ¡No te alejes de Jesús! ¡Obedece Su Palabra! ¡Él es el ancla de tu alma! ¡JESÚS ES LO MÁXIMO!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema