¿VERDADERO O FALSO? – Juan 1:10-12

Juan 1:10-12 dice, En el mundo estaba la Palabra, y el mundo fue hecho por ella, pero el mundo no la conoció. 11 La Palabra vino a lo Suyo, pero los Suyos no la recibieron. 12 Pero a todos los que la recibieron, A LOS QUE CREEN EN SU NOMBRE, les dio la potestad de ser hechos hijos de Dios.

Mucha gente habla acerca de Dios, ¿pero de que “dios” están hablando? Aun en Sus días en esta tierra, el mundo no reconoció a Jesús como Dios. Y esa confusión todavía existe hoy en día. Muchos creen que Jesús fue simplemente un gran hombre o un profeta muy respetado. Otros creen que todos los caminos llevan al cielo, ya sea si sigues a Jesús, Mohamed, o Buda.

Sin saber quién es Jesús – El HIJO DE DIOS Y EL ÚNICO SALVADOR – podemos tratar de llenar NUESTROS ANHELOS MÁS ÍNTÍMOS CON DIOSES FALSOS, como el dinero, el éxito, o hasta con la mala conducta.

Podemos tratar de complacer a Dios con buenas obras o hasta con sacrificios, EN VEZ DE RECIBIR EL REGALO GRATIS DE LA SALVACIÓN, que Jesús ofrece. Mientras que el Dios de la Biblia es un Dios amoroso, muchos de los dioses de la mitología eran caprichosos, celosos, y mezquinos.

Como estos dioses fueron creados por la gente, ellos reflejaban todas las debilidades de la humanidad. Por otro lado, el verdadero Dios Viviente, no tiene ninguna de nuestras faltas. Al contrario, Él nos ha creado a Su imagen, IMPARTIENDO EN NOSOTRAS, muchas de Sus características. ¡DIOS ES DIGNO, PODEROSO, Y VERDADERO!

Hace años una amiga me invitó a su casa. Después de conversar por un rato, ella puso un video en la televisión para que yo lo viera. El presentador decía que somos NOSOTROS los que creamos nuestros propios dioses… ¡QUE DIOS NO EXISTE!

Después que el video terminó, yo le pregunté a mi amiga, ¿Podrías tú crear el mundo? “No, por supuesto,” me contestó ella. Así que, “Si tú no puedes crear el mundo y sus maravillas, ¿qué te hace pensar que tú puedes CREAR A UN DIOS que lo puede hacer? ¡Tú no puedes dar lo que no tienes!

¡El verdadero Dios creó el mundo! No importa cuántos dioses inventes, ¡nunca podrás inventar uno que haga LO QUE SOLO DIOS PUEDE HACER! Solo hay un verdadero Dios, ¡Y ESE ES EL DIOS DE LA BIBLIA!

Aun como cristianas, NOSOTRAS, A VECES, CREAMOS DIOSES INSIGNIFICANTES -- sin darnos cuenta. Podemos idolatrar nuestros logros, nuestros placeres, a otra gente, o a cosas materiales. Podemos negar nuestra idolatría. Después de todo, nosotras no “adoramos” estas cosas – EN EL SENTIDO DE DARLES UNA REVERENCIA RELIGIOSA, como describe el diccionario a la idolatría.

PREGUNTA… ¿Están tus pensamientos enfocados “todo el tiempo” en ciertas cosas de tu vida, y no en Dios? ¿Qué hábitos te están consumiendo? ¿Estás totalmente dedicada a una persona, o a una meta en particular… ¿A COSTA DE OTRAS ÁREAS DE TU VIDA?

Si has contestado “SI” a cualquiera de estas preguntas, PUEDE QUE ESTÉS ADORANDO A UN DIOS FALSO, uno que realmente te va a decepcionar. Piensa en el hombre, QUE VIAJA EXTENSAMENTE A LO QUE SUBE LA ESCALERA DEL ÉXITO, pero se pierde la niñez de sus hijos.

Conozco a muchas mujeres, QUE PUSIERON A SUS ESPOSOS EN PEDESTALES, y a las finales, terminaron divorciándose. ¡Puede que hasta sus maridos LAS DEJARAN por otra mujer! Sus dioses las decepcionaron, como los dioses falsos siempre hacen.

Cuando Jesús vino a este mundo, TODA LA CREACIÓN LO RECONOCIÓ. Los vientos lo obedecieron. Las aguas lo sostuvieron. Las rocas estaban listas a clamar Su Nombre. Pero hubo un segmento de la creación que no lo recibió.

EL HOMBRE... LA MUJER… La naturaleza humana ES LA UNICA PARTE DE LA NATURALEZA, que se negó a adorar a Dios. ÍÍ Cuando los jugadores juegan futbol, la gente en las tribunas se vuelve como loca. Levantan las manos en el aire victoriosamente, aplauden como locos, y vitorean sin parar. Se ponen de pie, gritan, y zapatean con los pies.

¡Y NO LES IMPORTA QUIEN LOS VEA! Lo mismo pasa en los conciertos de rock, en los juegos de basquetbol, en los concursos de belleza y en los rodeos. La humanidad, creativamente y completamente, adora con abandono. Pero cuando se trata de adorar a Jesús, se cruzan de brazos, bajan la voz, y ni siquiera se ponen de pie.

A nuestra cultura le es más fácil adorar los deportes, el cine, y las estrellas del rock, que adorar a Jesús. A pesar de todo, Jesús siempre hará lo que es mejor para ti. Él ha prometido hacer lo bueno AUN EN MEDIO DE LAS CIRCUNSTANCIAS MÁS HORRIBLES. Y LO CUMPLE… UNA Y OTRA VEZ…

En 1999, Cassie Bernall, de 17 años --una de las estudiantes del colegio Columbine, en los Estados Unidos -- fue asesinada. Ya han pasado casi 20 años desde que ocurrió esta masacre en el colegio. En ese día fatídico, dos muchachos les dispararon y mataron a 12 estudiantes, y a un profesor.

Uno de los asesinos, que sabía que Cassie era cristiana, le preguntó apuntando su pistola contra su cabeza, “¿CREES EN JESÚS?” Ella le respondió sin vacilar, “SI”. Entonces el asesino le dijo, “AHORA ESTARÁS CON ÉL,” y apretó el gatillo. Cassie no tuvo miedo de confesar su amor por Jesús. Ella murió defendiendo su fe.

Mientras que sus padres, maestros y amigos estaban desconsolados… devastados por su muerte… Y LA MUERTE DE OTROS EN ESTE INCIDENTE… Dios hizo algo bueno “de lo malo de aquel día fatal”. Después de su muerte, otros estudiantes le entregaron sus vidas a Jesús, como resultado de la valentía y la fe de Cassie.

“¡ALGUNOS NO LEERÁN “OTRO EVANGELIO” QUE EL DE TU PROPIA VIDA!”

Los dioses falsos son el opuesto al verdadero Dios. Mientras que Jesús produce lo bueno de lo malo, los dioses falsos ponen la maldad en las cosas buenas.

Por ejemplo, comer es bueno. Es una actividad física --natural y necesaria. ¡La comida deliciosa es otro de los regalos de Dios! Pero el abuso de la comida – COMIENDO DEMASIADO O MUY POCO -- se convierte en un ídolo cuando se vuelve el enfoque de una persona, Y ARRUINA VIDAS, ya sea, por la obesidad o la anorexia.

1 Pedro 3:15 dice, Honren en su corazón a Cristo, como Señor, y manténganse siempre listos para defender, con mansedumbre y respeto, ante aquellos que les pidan explicarles la esperanza que hay en ustedes. Tenemos que saber cómo discernir entre un dios falso, y el verdadero Dios -- porque la diferencia es un asunto de vida y muerte.

Es una elección entre una vida productiva y una vida atormentada, entre una vida de libertad y una de esclavitud. ¡SÉ SINCERA! ¿Cuáles son los dioses de tu vida? ¿Quién o qué ocupa la mayoría de tus pensamientos? ¿Qué hábitos te tienen controlada... aunque tú sabes “muy bien” que tienes que dejar de hacerlos?

¡CONFÍA EN JESUCRISTO! ¡ÉL ES EL VERDADERO DIOS! Él te ayudará a destronar al dios falso que está atormentando tu vida, PARA QUE TE PUEDAS ENTREGAR COMPLETAMENTE AL VERDADERO DIOS.


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema