UNA MUJER NUEVA – Efesios 4:25-26

Efesios 4.25-26 dice, Por eso cada uno de ustedes debe desechar la mentira y hablar la verdad con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.

Aquellas que somos de Cristo hemos recibido una nueva naturaleza. La nueva naturaleza es un deseo espiritual, y la habilidad de vivir una vida piadosa, por medio del poder del Espíritu Santo. Pablo habla de vivir la vida cristiana de forma práctica, reemplazando nuestra antigua forma de vivir, Y EL PECADO, por una conducta semejante a la de Cristo.

La vieja naturaleza no se irá fácilmente. Esta es una batalla diaria DE MORIR AL YO, y de vivir para Cristo. El resultado final es la gloria de Dios Padre. Como tú eres cristiana, tu vida debe de estar impregnada por la verdad. Cuando naciste de nuevo, ¡DIOS PUSO EL ESPÍRITU DE LA VERDAD EN TI!

Por eso Juan 16:13 dice, Cuando venga el Espíritu de verdad, Él los guiará a toda la verdad; porque no hablará por Su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y les hará saber las cosas que habrán de venir.

El rol del Espíritu Santo es de guiarte a toda la verdad. El Espíritu quiere llenar tu mente con todo lo que es verdad.

Filipenses 4:8 dice, Piensen en todo lo que es verdadero, en todo lo honesto, en todo lo justo, en todo lo puro, en todo lo amable, en todo lo que es digno de alabanza; si hay en ello alguna virtud, si hay algo que admirar, piensen en ello.

Si tú permites que el Espíritu Santo te llene con la verdad de Dios, serás honrada en tus acciones, y en tus relaciones. Según Jesús, esto significa que tu SI será siempre SI, y tu NO será siempre NO.

El mundo considera la verdad como algo opcional. El engaño impregna todos los rincones de la sociedad, porque el príncipe de este mundo es el autor y padre de todas las mentiras.

Jesús dijo en Juan 8:44, [El diablo] no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, HABLA DE LO QUE LE ES PROPIO; porque es mentiroso y padre de la mentira.

Desde su primer contacto con la gente, Satanás ha estado mintiendo y convenciendo a la gente para que viva una vida de falsedad, en vez de una vida en la verdad. El mundo te tentará a que comprometas la verdad. Te engañará haciéndote creer que tú puedes lograr “UN BIEN MAYOR”… OCULTANDO LA VERDAD. ¡ESE ES UN ENGAÑO SATÁNICO!

¡TÚ NO PUEDES USAR EL ENGAÑO PARA EDIFICAR EL REINO DE DIOS! Dios se niega a usar medios pecadores para lograr Sus propósitos santos. Tú estarás tentada a vivir UNA VIDA DE MENTIRAS, proyectando una imagen falsa de ti misma.

En Lucas 12:56, Jesús llama a eso, ¡Hipocresía! Cuando pecas, estarás tentada a ocultar la verdad. Sin embargo, a lo que confiesas la verdad de lo que has hecho, serás perdonada y liberada. Santiago 5:16 dice, Confiesen sus pecados unos a otros, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es muy poderosa y efectiva.

Lo que tú dices refleja lo que hay en tu corazón. Por eso, Jesús dijo en Mateo 12:34, De la abundancia del corazón habla la boca. Si tu corazón está lleno de engaño, TU BOCA HABLARÁ MENTIRAS. Pídele a Dios que te impregne con Su verdad, para que la mentira y la falsedad, DE CUALQUIER TIPO… ¡TE PAREZCAN ABOMINABLES!

26 Enójense, pero no pequen; reconcíliense antes de que el sol se ponga. Pocas cosas son más destructivas para la cristiana, QUE LA IRA. La ira puede ser una de las emociones más intensas, y más destructivas, que podemos tener. La ira hace que perdamos nuestro control propio, y que digamos cosas, QUE EN OTRA SITUACIÓN, jamás diríamos.

Si no lidiamos con ella, APROPIADAMENTE, puede cambiar nuestra vida para siempre. El enojo puede ser causado, por las tantas cosas que pasamos en la vida. PERO LA IRA, si dejamos que permanezca, ¡SE CONVERTIRÁ EN AMARGURA! ¡CORROERÁ NUESTROS CORAZONES!

La Biblia les ordena a los creyentes, CONSTANTEMENTE, que se deshagan de la ira, que es considerada como uno de los pecados de la carne, Efesios 4:31dice, Desechen todo lo que sea amargura, enojo, ira, gritería, calumnias, y todo tipo de maldad.

Hay momentos en que tratamos de defender NUESTRA IRA, citando este pasaje de Efesios 4:26, Enójense, pero no pequen. Y para remate, COMO PRUEBA ADICIONAL, alegamos que Jesús limpió el templo con una actitud de “indignación justa”. Efesios llama a eso “ENOJO QUE NO NOS LLEVA A PECAR.”

Jesús se enojó, pero no pecó. Mateo 21:12-13 dice, Al entrar Jesús en el templo de Dios, expulsó de allí a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas y las sillas de los que vendían palomas.

13 y les dijo: Está escrito: “Mi casa será llamada casa de oración”, pero ustedes han hecho de ella una cueva de ladrones.

¡LA ESCRITURA NO DICE QUE JESÚS ESTABA ENOJADO! Debemos tener mucho cuidado de no tratar de justificar NUESTRA IRA usando la Escritura. Por eso, Efesios 4:31 nos ordena claramente que desechemos ¡TODO ENOJO.

Esto no significa que dejemos de tener convicciones fuertes, ni que perdamos nuestro deseo de la justicia. Lo que si significa, ES QUE NO DEJEMOS QUE LOS PECADOS DE OTROS NOS HAGAN PECAR.

26 Reconcíliense antes de que el sol se ponga. Obramos contra el Espíritu Santo, Y LE DAMOS VENTAJA AL ENEMIGO, cuando permitimos que el enojo desenfrenado, y la amargura, nos dominen. La falta de perdón no solo nos mantiene atadas, SINO QUE CORROE COMO UN ÁCIDO, y nos consume hasta llegar a lo más profundo de nuestros corazones.

Cuanto más tiempo alberguemos sentimientos – LOS UNOS EN CONTRA DE LOS OTROS -- más devastadora se vuelve la situación porque obstaculiza la obra del Espíritu en nosotras. ¿Se está volviendo tú enojo en amargura? ¿Te hace tu ira hablarle de mala manera a alguien? ¿O de chismear de ella?

¿Te hace tu enojo dar excusas por tu comportamiento poco piadoso? Examina cualquier enojo que tengas dentro, Y PERMITE QUE DIOS QUITE Y LIMPIE CUALQUIER ACTITUD PECADORA – QUE TU ENOJO HAYA PRODUCIDO.


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema