DIOS DE SEGUNDAS OPORTUNIDADES – Marcos 16:7

Marcos 16:7 dice, Vayan ahora y digan a sus discípulos… Y A PEDRO: “Jesús va delante de ustedes a Galilea.” Allí lo verán, tal y como Él les dijo. ¿Le da Dios segundas oportunidades a aquellos que le han fallado? ¡ABSOLUTAMENTE! ¡LO HIZO CON PEDRO!

Pedro había dicho ORGULLOSAMENTE que él era el discípulo más confiable del grupo. En Mateo 26:33, Pedro le dijo a Jesús: Aunque todos se escandalicen de Ti, yo nunca me escandalizaré. Sin embargo, en el momento de crisis, Pedro, no solo salió corriendo con los otros discípulos, SINO QUE TAMBIÉN NEGÓ CONOCER A JESÚS.

Escuchen lo que Mateo 26:69:75 nos dice acerca de la traición de Pedro: Mientras Pedro estaba sentado afuera, en el patio, se le acercó una criada y le dijo: También tú estabas con Jesús el galileo.70 Pero él lo negó delante de todos, y dijo: ¡NO SÉ DE QUÉ HABLAS! 71 Y se fue a la puerta. Pero otra criada lo vio, y dijo a los que estaban allí:

También éste estaba con Jesús el nazareno. 72 Pero él lo negó otra vez, y hasta juró: ¡NO CONOZCO A ESE HOMBRE! 73 Un poco después, los que estaban por allí se acercaron a Pedro y le dijeron: Sin lugar a dudas, tú también eres uno de ellos, porque hasta tu manera de hablar te delata.

74 Entonces él comenzó a maldecir, y a jurar: ¡NO CONOZCO A ESE HOMBRE! Y enseguida cantó el gallo. 75 Entonces Pedro se acordó de que Jesús le había dicho: Antes de que cante el gallo, me negarás tres veces. Y saliendo de allí, lloró amargamente.

PERO A PESAR DE SU TRAICIÓN, ¡QUE COMPASIVO FUE EL CRISTO RESUCITADO CON PEDRO!

Vivimos en un mundo roto… un mundo quebrantado… fracturado. ¡LA GENTE CONOCE MUY BIEN LA DERROTA! Todas hemos experimentado el dolor – CUANDO ALGUIEN A QUIEN QUEREMOS NOS DESILUSIONA. O la decepción que sentimos, cuando alguna situación no funciona exactamente como hubiéramos querido.

En los momentos de desilusión o frustración nos damos cuenta, una vez más, CUAN PROFUNDAMENTE IMPERFECTO ES NUESTRO MUNDO.

Aun cuando la creyente viva en la esperanza de la resurrección, Y LA VIDA VICTORIOSA QUE JESÚS PROMETE A TRAVÉS DE SU ESPÍRITU – AUN ASÍ -- Él nos llama a vivir en este mundo, donde experimentamos muerte, quebrantamiento, sufrimiento y dolor. Jesús sufrió, y murió por nuestros pecados.

¡PERO LA BUENA NOTICIA ES QUE DIOS “NO DEJÓ A SU HIJO” EN LA TUMBA! Como Jesús se sometió a la muerte, ¡ÉL DERROTÓ A LA MUERTE! Él abrió el camino para que todo el mundo pudiera recibir perdón, y vida eterna. Al someterse a la muerte, Jesús encontró la vida.

Por eso Marcos 16:1-2, 5-7 NOS RECUERDA DE AQUEL DOMINGO GLORIOSO DE LA RESURRECCIÓN… Dice, Cuando pasó el día de reposo, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungir el cuerpo de Jesús. 2 El primer día de la semana muy temprano, en cuanto salió el sol, fueron al sepulcro.

5 Cuando entraron en el sepulcro, VIERON QUE EN EL LADO DERECHO estaba sentado un joven, vestido con una túnica blanca. Ellas se asustaron. 6 Pero el joven les dijo: No se asusten. Ustedes buscan a Jesús el nazareno, EL QUE FUE CRUCIFICADO. ¡NO ESTÁ AQUÍ! ¡HA RESUCITADO! Miren el lugar donde lo pusieron.

7 Pero vayan ahora y digan a sus discípulos… “Y A PEDRO”. Jesús va delante de ustedes a Galilea. Allí lo verán, tal y como Él les dijo.

¿ESCUCHARON ESO? El ángel les dice a las mujeres… QUE LE DIJERAN A PEDRO, que Jesús había resucitado. ¡JESÚS NO SE HABÍA OLVIDADO DE PEDRO!... a pesar de su traición.

En vez de eso, Juan nos describe el encuentro QUE JESUS TIENE CON PEDRO EN GALILEA. Jesús llama a Pedro a un lado, y le da la oportunidad de reafirmar su amor y devoción, en Juan 21:15-17, Simón Pedro, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos?

Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te quiero. Él le dijo: Apacienta mis corderos. 16 Volvió a decirle por segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te quiero. Le dijo: Pastorea mis ovejas.

17 Y la tercera vez le dijo: Simón, hijo de Jonás, ¿me quieres? Pedro se entristeció DE QUE LA TERCERA VEZ LE DIJERA ¿Me quieres?, y le respondió: Señor, tú lo sabes todo. Tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.

Jesús no solo restauró a Pedro al ministerio, sino que también lo escogió PARA QUE FUERA SU PORTAVOZ PRINCIPAL EN EL DÍA DE PENTECOSTÉS, cuando tres mil personas fueron añadidas a la iglesia.

**************************************************************************************

El deseo de Dios es de llevarte DE DONDE ESTÁS… A DONDE ÉL QUIERE QUE ESTÉS. Cuando Jesús encontró a sus discípulos derrotados, ESCONDIDOS JUNTOS EN EL APOSENTO ALTO, lo primero que les dijo fue “PAZ”. LA PAZ SEA CON USTEDES.

Las primeras palabras de Jesús, CUANDO TÚ LE FALLAS, también pueden ser “PAZ”. Jesús te encontrará desesperada, ¡Y TE DARÁ PAZ! Luego, Él te reorientará HACIA ÉL para que puedas creerle… Y SEGUIRLO.

No te des por vencida cuando le hayas fallado a tu Señor. ¡RECUERDA LO QUE LE PASÓ A PEDRO! ¡Jesús no había terminado con él! ¡Dios todavía no ha terminado perfeccionándote, A TI, como Su discípulo!

CUANDO LE FALLAS, Jesús tiene una manera maravillosa de restaurarte. Él no te humilla… Él no te critica. Él no te pide QUE LE PROMETAS QUE TE ESFORZARÁS MÁS… DE AHORA EN ADELANTE. ¡NO! Más bien, Él te lleva a un lado, y te pide que reafirmes tu amor por Él.

Pedro le falló cobardemente a su Señor cuando se escapó con los otros discípulos del Jardín de Getsemaní. Luego, ¡NEGÓ PÚBLICAMENTE CONOCER A JESÚS! Me imagino que Pedro se debe de haber preguntado SI TODAVÍA PODÍA SER DISCÍPULO DE JESÚS. Después de todo, él le había sido infiel A JESÚS en Su hora más crítica.

En estos momentos, puede que le hayas fallado a tu Señor de muchas maneras. A lo mejor no le fuiste fiel. O desobedeciste Su Palabra. A lo mejor lo negaste por tu forma de vivir. Jesús no te regañará. No te humillará. ¡ÉL TE PEDIRÁ QUE EXAMINES TU AMOR POR ÉL!

Él le preguntó a Pedro, ¿“Me amas”? Si tu respuesta es como la de Pedro, “Si, Señor”, Él reafirmará Su voluntad para ti. Y si tú realmente lo amas, ¡LO OBEDECERÁS! Jesús no necesita tus juramentos, NI TUS VOTOS, ni tus promesas de esforzarte más cada día. ¡LO QUE JESÚS QUIERE ES TU AMOR!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema