¡NO TENGAS MIEDO! - Números 14:9, 11; 29-30

Números 14:9 dice, Así que no se rebelen contra el Señor, ni tengan miedo de la gente de esa tierra. ¡Nosotros NOS LOS COMEREMOS como si fueran pan! No les tengan miedo, que el dios que los protege se ha apartado de ellos, Y CON NOSOTROS ESTÁ EL SEÑOR.

A veces, NO ES MUY ALENTADOR que la escritura retrate AL MIEDO como una forma de rebelión contra Dios, ¡PERO LO HACE! En vista de la gran promesa que Dios le hizo a Israel, Caleb y Josué VIERON EL MIEDO DE LA GENTE, como un desafío a los planes de Dios.

Cuando Dios habla VICTORIA, Y NUESTRO MIEDO HABLA DERROTA, tenemos que elegir lo que queremos creer. LA VICTORIA ES LA CLASE DE FE, que le complace a Dios. ¡EL MIEDO ES UNA REBELIÓN CONTRA DIOS!

El miedo apaga nuestro sentido de la Presencia de Dios en nuestras vidas. No refleja la actitud del cielo. ¡NO CONCUERDA CON QUIÉN DIOS ES! ¡Y CON LO QUE HA DICHO!

Cuando nosotros reconocemos LA BENDICIÓN QUE DIOS NOS HA DADO, escuchamos las promesas que nos ha hablado, y vemos el llamado que Él ha puesto dentro de nosotras, nuestras preocupaciones y ansiedades SON REALMENTE UNA CONTRADICCIÓN al programa divino. ¡NUESTROS CORAZONES SE VUELVEN HOSTILES A LA FE!

Escuchen lo que Jesús nos dice, CUANDO NOS PREOCUPAMOS: “No tengas miedo. Yo veo tu futuro, y sé cómo tus circunstancias terminarán. EN CADA UNA DE TUS PREOCUPACIONES, Yo estoy ahí contigo. Es mi alegría dirigir y guardar cada paso que das.

Dios se complace cuando creemos en Él y en Su bondad. Así que, ¡NO TENGAS MIEDO, Y CREE! ¡TÚ PUEDES CONFIAR EN JESÚS!

11 y el Señor le dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo este pueblo ME VA A SEGUIR RECHAZANDO? ¿HASTA CUÁNDO NO VAN A CREERME, a pesar de todas las señales que he hecho en medio de ellos?

Así como EL MIEDO es considerado, COMO UNA REBELIÓN CONTRA DIOS, la INCREDULIDAD es considerada como un rechazo de Dios, ¡Y HASTA DESPRECIO POR ÉL! Esto también hace de nuestros corazones SE VUELVAN HOSTILES A SU VERDAD, y bloquea nuestro sentido de Su Presencia. Dios nos habla de los buenos planes y propósitos que tiene para nosotras.

El ve nuestro destino en su totalidad. Y CUANDO COMENZAMOS A DUDAR, dejamos que la duda nos penetre y nos afecte, NOS VOLVEMOS TIERRA ROCOSA para Sus semillas. Y, sin querer, luchamos contra Su llamado. ¡LA FE COOPERA CON DIOS! Está de acuerdo con lo que Dios dice ser, y lo que ha dicho que hará.

Sin embargo, LA INCREDULIDAD O LA DUDA, contradice lo que Dios dice ser, y lo que ha dicho que hará. LA FE NOS ACERCA A DIOS -- MIENTRAS QUE LA DUDA NOS SEPARA DE ÉL.

UN PENSAMIENTO DE FE NEGATIVO nos puede llevar al DESALIENTO Y DEPRESIÓN. Así como la fe alimenta LA FE, así también, la duda alimenta LA DUDA. Cuando permitimos que nuestras mentes comiencen a ir a la deriva… POR UN CAMINO SIN ESPERANZA, nos encontramos en una espiral descendente, ¡Y ES BIEN DIFÍCIL VOLVER A SUBIR!

Deshazte de la incredulidad y de la duda, EN EL MISMO MOMENTO EN QUE APARECE. En un mundo caído, SEPARADO DE LA PRESENCIA VISIBLE DE DIOS, la fe es la única manera de conectar CON ÉL. Su corazón ANHELA que te conectes con Él.

Así que cree cada Palabra que Dios te dice, cada rumbo por donde Él te lleva, y cada promesa que Él te hace. ¡NO ESCUCHES VOCES CONTRADICTORIAS! ¡SU VOZ ES ABSOLUTA! Él siempre lleva a cabo las cosas que ha hablado.”

29 En este desierto quedarán tendidos los cadáveres DE TODOS USTEDES, los mayores de veinte años que fueron contados, LOS CUALES HAN MURMURADO CONTRA MÍ. 30 Ninguno de ustedes entrará en la tierra que, BAJO JURAMENTO, prometí que les daría para que la habitaran. Sólo entrarán Caleb hijo de Yefune y Josué hijo de Nun.

Los israelitas se estaban enfrentando A UN GRAN OBSTÁCULO en camino a la Tierra Prometida. ¡Y ESE OBSTÁCULO NO ERA PRECISAMENTE EL MAR ROJO! Dios dividió el Mar Rojo, COMO SI NADA.

No era el gran tramo entre el desierto… y Egipto… y el Jordán. Dios proveyó pan del cielo, y agua de una roca para sostenerlos. ¡Y NO ERAN LOS GIGANTES DE LA TIERRA TAMPOCO! ¡DIOS YA LES HABÍA PROMETIDO LA VICTORIA!

El obstáculo más grande AL QUE LOS ISRAELITAS SE ENFRENTABAN, era a su propia mala actitud. Sus quejas no les permitieron experimentar lo mejor de Dios. Las quejas dan voz al miedo y a la incredulidad de nuestros corazones. Son una EXPRESIÓN AUDIBLE de nuestra falta de confianza en Dios.

Cuando estamos descontentas o confundidas, Dios no tiene ningún problema que nosotras le hagamos preguntas acerca de nuestras dudas. PERO, NO EN UN ESPÍRITU DE INCREDULIDAD… DE DUDA, sino en un espíritu genuino ¡DE QUERER SABER!

Pero si nuestro corazón SE ANDA QUEJANDO CONTRA SUS CAMINOS, estaremos caminando EN DIRECCIÓN CONTRARIA a nuestra tierra prometida, O A LO MÁS, prolongando nuestro tiempo en el desierto. ¡LAS QUEJAS NO NOS LLEVAN A NINGUNA PARTE CON DIOS!

LOS ISRAELITAS QUE SE QUEJARON – y cuya actitud contagió a otros – “COMO LAS MALAS ACTITUDES SUELEN HACER” – tuvieron que aplazar LA PROMESA DE LA TIERRA PROMETIDA hasta la próxima generación. ¡QUEJARTE NO ENCAJA “CON LA CULTURA” DEL REINO DE DIOS!

CALEB Y JOSUÉ TENÍAN UN ESPÍRITU DIFERENTE, así que Dios preservó sus vidas hasta que entraron a la Tierra Prometida. ¡ESA ES LA DINÁMICA TÍPICA DE LOS SEGUIDORES DE DIOS! Aquellos que se someten a los procesos de Dios, experimentan el cumplimiento de las promesas. Pero aquellos que se quejan, ¡NO LAS RECIBIRÁN!

¿Quieres experimentar la Presencia de Dios, y Su abundancia? ¡ENTONCES TU ELECCIÓN ES BIEN CLARA! Decide no quejarte. ¡DE NADA! ¡NUNCA! Confía en el trato QUE DIOS LE DA A TU VIDA, aun cuando parezca doloroso o confuso. SUS PLANES SON SIEMPRE BUENOS… aun cuando parezcan misteriosos.


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema