LO BUENO Y LO MALO – Juan 8:7-9

Un muchacho le trajo a su mamá LA PEQUEÑA ESTATUA DE PORCELANA, que se había roto. Le dijo, “Mami, quise esconder la estatua para que no te dieras cuenta que la había roto. Pero mi consciencia no me dejaba”. La consciencia de este chico era muy sensitiva a LO BUENO Y A LO MALO.

Su consciencia lo atormentaba cuando trataba de esconder ALGO MALO que había hecho. Nuestra consciencia es esa sensación interior DE LO BUENO O MALO EN NUESTRA CONDUCTA, que nos lleva a hacer el bien. Pero la Biblia nos dice que nuestras consciencias pueden ser destruidas SI SEGUIMOS PECANDO DURANTE LARGO TIEMPO.

En 1 Timoteo 4:2 Pablo dice, 2 La hipocresía de los mentirosos tiene cauterizada la conciencia. A veces, los grandes pecadores son los que más critican a otros. La gente,QUE ANDA SIEMPRE CON CÓLERA,muchas veces, pasa por alto sus propias imperfecciones, PERO ANDA SIEMPRE CON LA MISMA CANTALETA, acerca de los defectos de otros.

Juan 8:7-9 dice, 7 Como ellos insistían en sus preguntas, Jesús se enderezó y les dijo: «Aquel de ustedes que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra.» 8 Y Jesús volvió a inclinarse, y siguió escribiendo en el suelo.

9 Ellos, al oír esto, se fueron retirando uno a uno, comenzando por los más viejos y siguiendo por los más jóvenes. Sólo se quedó Jesús, y la mujer permanecía en medio.

Evidentemente QUE EN ESTE PASAJE, la gente que acusaba a la mujer adúltera, SE LA DABA DE MUY BUENA – de tener una consciencia limpia.

Ha habido mucha especulación acerca de lo que Jesús escribió en el suelo.

Algunos dicen que escribió los Diez Mandamientos, o tal vez una porción del Sermón del Monte, como en Mateo 5:28, Pero Yo les digo que cualquiera que mira con deseos a una mujer, ya adulteró con ella en su corazón.

O capaz escribió los pecados secretos DE LOS ACUSADORES. Josefo y otros historiadores escribieron, que muchos de los líderes religiosos de Jerusalén eran muy inmorales. Tal parece que lo que nosotros tapamos, ¡DIOS LO DESTAPA! Y lo que nosotros destapamos, ¡DIOS LO TAPA!

Si escondemos nuestros pecados en compartimientos secretos en nuestras vidas, EN VEZ DE CONFESARLOS, Dios eventualmente los destapará. Pero si confesamos nuestros pecados y nos arrepentimos, Dios cubrirá nuestro pecado con Su amor. ¡JESÚS HIZO “AMBAS COSAS” EN ESTA SITUACIÓN!

En vez de dar un fallo rápido, Él ESPERÓ, escribiendo en el suelo. Él no juzgó a la ligera. Jesús, QUE VINO DE LA MAJESTAD DEL CIELO, se agachó para escribir en la tierra.

En Romanos 2:1, Pablo dice, Por tanto tú, que juzgas a otros, no tienes excusa, no importa quién seas, pues al juzgar a otros te condenas a ti mismo, porque haces las mismas cosas que hacen ellos.

Jesús,el único legítimamente calificado para juzgar a otros, SE NEGÓ A HACERLO AQUÍ. Lo que sea que El escribió en la tierra en aquel día, condenó a aquellos que estaban parados ahí, RECORDÁNDOLES DE SU PROPIA CULPABILIDAD. Su consciencia les dijo que dejaran caer las piedras, Y QUE SE FUERAN.

¿Cuál es la condición de tu consciencia? ¿Te está empujando a hacer lo bueno? ¿O está adormecida por falta de uso? O capaz tu consciencia es demasiado estricta, haciéndote sentir culpable cuando haces algo tan inocente COMO DECIRLE “NO” A ALGUIEN QUE TE PIDE QUE AYUDES EN ALGÚN MINISTERIO, y que tú no tienes tiempo de hacer.

Pídele a Dios que renueve tu consciencia, y que haga que trabajeDEBIDAMENTE para que puedas tener un verdadero sentido DE LO BUENO Y LO MALO, y para que siempre andes en dirección a hacer el bien.

10 Entonces Jesús se enderezó y le dijo: Y, mujer, ¿dónde están todos? ¿Ya nadie te condena? 11 Ella dijo: Nadie, Señor. Entonces Jesús le dijo: Tampoco Yo te condeno. Vete, y no peques más.

¿Qué es lo que estaría pensando LA MUJER ADÚLTERA mientras que la arrastraban a donde Jesús estaba? ¡SE ACABÓ TODO! ¡ESTOY HECHA! ¡ME VAN A MATAR! ¡YA NO HAY PERDÓN PARA MI! De seguro, que pensó, que Dios estaría molesto con ella. Ella sabía que el castigo por adulterio era ser apedreada.

Las circunstancias de su pecado NO LAS CONOCEMOS, y el hombre involucrado no es mencionado. Pero, lo que sí sabemos, es que la situación era una trampa para que los líderes religiosos pudieran traerla DELANTE DE JESÚS, y tratar de hacerlo tropezar con respecto a la sentencia de ella.

Los líderes pensaron que Jesús cometería un error, y contradeciría, YA SEA LA LEY DE MOISÉS, que requería que ella fuera apedreada, o Su propio mensaje DE AMOR Y PERDÓN. Pero sus tácticas fallaron. ¡JESÚS NO LA CONDENÓ! Él sabía que estaba en camino a la cruz PARA ACEPTAR EL JUICIO DE ELLA, juntamente, con el tuyo y el mío.

Noten que Jesús no le dijo, “ANDAY VIVE UNA VIDA SIN PECADO, y entonces, PUEDE QUE TE PERDONE”. Muchas religiones dicen, “Limpia tu vida, has ciertos actos religiosos, y tal vez, Dios te perdone y te deje entrar al cielo”. Eso es totalmente lo opuesto a lo que Jesús hizo.

Primero, Él la amó y la perdonó, ¡DEJÁNDOLA LIBRE! Y solo entonces, Él le dijo, que obedeciera a Dios. NO HAY NADA QUE PODAMOS HACER EN ESTE MUNDO, que nos haga más aceptables a Dios. Él nos acepta cuando vamos a Él, TAL COMO SOMOS: honestamente, sinceramente, y sin hipocresías. .

Y finalmente, ella estaba sola con Jesús, de la misma forma como estaremos todas nosotras ALGÚN DÍA de pie ante Jesús. Ella no inventó excusas, ni trató de justificar sus acciones, o echarle la culpa a alguien más. Ella simplemente reconoció QUIÉN ERA JESÚS al llamarlo“SEÑOR”. No lo llamó rabino o maestro, ¡LO LLAMÓ SEÑOR! La respuesta a Su amor y perdón, fue una respuesta de FE.

El mundo está lleno de gente quebrantada, COMO ESTA MUJER. Ellas piensan que Dios está molesto con ellas, y que nunca serán perdonadas. El mensaje de Cristo es uno de misericordia. El escogió,COMO SU GENTE, a pecadores y “Y MARGINADOS SOCIALES”, no a líderes religiosos ni a feligreses,

Ni siquiera el pecado de adulterio haría que esta mujer NO ENTRARA AL CIELO. En cambio, la religión de los fariseos, ¡NO LOS HARÍA ENTRAR! Jesús fue conocido como el verdadero Amigo de los pecadores. Jesús buscó a la gente despreciada – a recaudadores de impuestos, prostitutas, a leprosos. ¡EL ACOGÍA A AQUELLOS QUE NO CONOCÍAN A DIOS!

Él les habló del amor de Dios en Juan 3:17, 17 Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él. ¿ Cuál es tu reacción a la gente atrapada por el pecado – a la adúltera, la adicta, a la infiel. ¿Le ofreces a esa persona el amor de Cristo y Su perdón? ¿O la juzgas y la condenas?


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema