¿CÓMO REACCIONAS?

Gálatas 5:23

¿Quieres tener amigas? ¡Todo el mundo quiere tener amigas! ¡Todo el mundo necesita amigas! Es un hecho médico, que las personas que tienen amigos ¡VIVEN MAS TIEMPO!

Dale Carnegie escribió el segundo libro MÁS VENDIDO del siglo veinte, “Cómo Ganar Amigos e Influir sobre las Personas.”¿Y cómo pudo vender tantas copias? ¡Porque todas queremos tener amigas! ¡Todas queremos caer bien! Proverbios 18:24 dice, “Hay amigas que son más que hermanas.”

En otras palabras, si quieres caerles bien a otros, te ayudaría mucho ser más simpática. ¡Ser más agradable! En los años ochenta mucha gente iba al cine para ver películas como “Harry el Sucio” y Rambo, pero realmente, nadie quiere vivir con este tipo de personas.

Preferimos que la gente, que nos rodea, sea comprensiva, bondadosa, y dulce.

EMPECEMOS EN ORACION

Padre, gracias por el gran regalo de la amistad. Por darnos amigas con quienes podemos hablar… compartir… llorar… y reír. Y más que nada, gracias que Tú eres nuestro Padre, nuestro Creador, y Jesús es nuestro mejor Amigo.

Tú nunca nos dejarás ni nos abandonarás. Siempre estarás a nuestro lado – en las buenas y en las malas. Señor, estamos deseosas de sentir tu Presencia y escuchar tu voz. ¡Háblanos! Tus siervas te escuchan. En el nombre de Jesús, Amén.

Gálatas 5:22-23 dice "Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 21 mansedumbre, Y templanza. Contra tales cosas, no hay ley.”

El Fruto del Espíritu no son emociones. Son cualidades de carácter que determinan como actuamos. ¡No como nos sentimos! Por ejemplo. Podemos tener cólera (que es una emoción). Pero si actuamos con gentileza, a pesar de estar con cólera, habremos manifestado el fruto del Espíritu.

Podemos estar profundamente agitadas, O CON MIEDO, acerca de una circunstancia en la vida, y aun así, podemos manifestar el fruto del Espíritu.

A veces creemos, que el Fruto del Espíritu, es igual A TENER una TRANQUILIDAD EMOCIONAL PERMANENTE. Sin embargo, muchas veces, NO TENEMOS CONTROL sobre nuestras emociones. Si estamos con cólera, ¡ESTAMOS CON CÓLERA! Pero decir que no estamos con cólera, NO HACE NECESARIAMENTE, que la cólera desaparezca.

Efesios 4:26 dice, “Enójense, pero no pequen. Reconcíliense antes de que el sol se ponga.” Este pasaje NO DICE que ENOJARSE es necesariamente pecado. Lo que ¡SI DICE! es que no debemos de dejar que nuestro ENOJO (que es una emoción) nos haga pecar (que es un acto). Mientras actuemos debidamente, estaremos manifestando el Fruto del Espíritu.

El título de este mensaje es ¿CÓMO REACCIONAS? Después de haber estudiado por varias semanas, el Fruto del Espíritu del amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, y fe, hoy día nos vamos a concentrar en el Fruto de la Mansedumbre.

¿Qué es la mansedumbre? La palabra griega para mansedumbre es “praus” que significa “poder bajo control.” Esta palabra es usada para describir a un caballo salvaje, que ha sido domado.

El caballo domado sigue teniendo el mismo poder y la misma energía, -- COMO CUANDO ERA SALVAJE -- pero ahora que ha sido domado, ya puede serle útil a su dueño. Ser “manso” no significa ser débil.

Lo interesante es, que solo dos personas en la Biblia son llamados “mansos” – Jesús y Moisés. Y ambos fueron hombres fuertes y masculinos.

Una chiquita de tres años, llamó a su mamá para que saliera al jardín a ver a un perrito. La mamá pensó que sería otro perrito imaginario, pero igual salió al jardín. Cuál sería su sorpresa al ver que la chiquita estaba acariciando a un lobo, que estaba herido. La mamá le dijo a su hija que se alejara lentamente del animal. Y la niña obedeció.

Entonces la mamá llamó al veterinario; y éste le puso una inyección al lobo para curarlo. El lobo se recuperó y se quedó a vivir con la familia, que lo había cuidado con tanto cariño. La chiquita jugó con el lobo durante doce años, como su mascota. “El lobo tenía poder bajo control.” Eso es lo que la mansedumbre significa.

Filipenses 4:5 dice “Que la gentileza de ustedes sea conocida de todos los hombres.” Esencialmente, la mansedumbre¡ES CÓMO REACCIONAS CON OTRAS PERSONAS! ES DECIDIR RESPONDER AMABLEMENTE, en vez de simplemente, ¡REACCIONAR CONTRA ELLAS!

Mucha gente tiene la idea equivocada de que la persona que es mansa, es una persona débil, y que no se puede defender a sí misma. Pero la Biblia dice que la mansedumbre demuestra fuerza, NO DEBILIDAD.

En 1 de Tesalonicenses 2:7, Pablo nos demuestra cómo debemos de tratar a otros, Diciendo, “Los hemos tratado con ternura, con el mismo cuidado de una madre por sus hijos.”

La mansedumbre es tener una mano fuerte, PERO CON UN TOQUE SUAVE. Es tener un corazón compasivo hacia otros, a pesar de sus debilidades y limitaciones. Una persona gentil habla la verdad, aun cuando esa verdad sea dolorosa. PERO CONTROLA SU TONO DE VOZ, para que la verdad sea bien recibida.

El líder puritano Jonatán Edwards se refirió a la mansedumbre como “el espíritu cristiano.” Todos aquellos,que son verdaderamente piadosos y discípulos de Cristo, tienen un espíritu gentil en ellos . ¡Aunque mucha gente considere la gentileza, una debilidad!

La mansedumbre es la actitud del corazón, que acepta el trato del Señor, como bueno, perfecto, y aceptable. ¡Y no se presta a pleitos ni rebeldía!

Hasta nuestro Señor Jesucristo se describe, así mismo, como manso. Él dice en Mateo 11:29, “Lleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de Mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para su alma.” Jesús era Dios manifestado en la carne. El poseía en sí mismo, AUN VIVIENDO EN LA TIERRA, todo el poder para crear una galaxia.

COMO HOMBRE, El escogió ponerse completamente a la disposición de Su Padre y del Espíritu Santo . ¡El demostró un poder extraordinario! Tenía poder para convertir el agua en vino, multiplicar peces y panes, calmar la tormenta, limpiar al leproso, darles órdenes a los demonios, y levantar a los muertos.

Y a pesar de Su gran poder, Él se sometió a terribles indignidades, y al dolor y sufrimiento que Sus enemigos le causaron durante Sus juicios y crucifixión.

Como fruto del Espíritu, hoy en día, la mansedumbre es ignorada por la mayoría de la gente. Sin embargo, nuestro Señor nos promete en Mateo 5:5, “Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra.”

PAUSA

Cuando finalmente Jesús se presentó ante Israel, como el tan esperado Mesías de la nación, El entró triunfalmente a Jerusalén montado en un burro. ¡Cómo se deben de haber reído los romanos!

Pero escuchen lo que dice el Espíritu Santo en Mateo 21: 4-5, “Esto sucedió para que se cumpliera lo dicho por el profeta: Digan a la hija de Sión: Tu Rey viene a ti, manso, sentado sobre una burra, sobre un burrito, hijo de animal de carga.”

PAUSA

Una enfermera, que trabajaba en un hospital militar, SE QUEJO ANTE EL CAPELLÁN, diciéndole que algunos de los pacientes la habían tratado groseramente. Él le contestó, “¡Dale gracias a Dios por eso, hija mía!” “¿A qué se refiere? le preguntó ella toda sorprendida.

Él le dijo, “Si tú tienes un vaso de agua en la mano, y alguien se tropieza contigo, lo único que puede derramarse, ES EL AGUA DEL VASO. Cuando la gente nos juzga mal y nos maltrata, nosotras podemos revelar “al instante” lo que hay en nuestro corazón, por lo que sale de nuestra boca.

Si estamos llenas de Cristo, y guiadas por el Espíritu Santo, mostraremos la mansedumbre y humildad de nuestro Salvador. En realidad, Dios permite que la gente nos zarandee y nos maltrate, para que las personas que “NO SON SALVAS”, puedan maravillarse de la gracia de Dios, cuando nosotras rebosamos de AMOR Y PACIENCIA.

¿Cómo puedes ser amable y gentil? PRACTICANDO LA MANSEDUMBRE CON LAS CINCO CLASES DE PERSONAS, CON QUIENES TIENES CONTACTO A DIARIO, O CASI A DIARIO…

(1) Se Amable -- No Seas Exigente

Filipenses 2:4 dice, “No busque cada uno su propio interés, sino cada cual también el de los demás.” Y Confucio dijo que una verdadera dama es aquella que piensa en otros, en vez de en sí misma.

**************************************************************************************

Un sargento, en un campamento militar durante la Guerra Civil de los Estados Unidos, estaba dirigiendo a tres soldados a que levantaran un gran tronco, y lo pusieran en un lugar determinado.

El tronco era demasiado pesado. Sin embargo, el sargento seguía dándoles órdenes, una y otra vez, diciendo, “¡Vamos hombres! ¡Uno, dos, tres, levanten!” En eso un señor, de lo más bien puesto, le dijo al sargento, “¿Por qué no los ayudas?” El sargento se enderezó, y sacando pecho, contestó, “Señor, yo soy sargento.”

Sin decir ni media palabra, este señor se agachó, y ayudó a los soldados a cargar el tronco y ponerlo en su lugar. ¡Este señor era George Washington, presidente de los Estados Unidos!

La mansedumbre es tener verdadera humildad. Una persona de humildad, no se considera a sí misma demasiado buena, o demasiado importante, para hacer tareas humildes.

¿Cómo tratas tú a la gente, que de alguna forma, te atiende, o te sirve? ¿Cómo tratas a los empleados de un restaurante, a los oficinistas, cajeros, y otras personas que te atienden? ¿Eres grosera y exigente? ¿Los tratas fríamente, como si ellos no tuvieran valor?

¿Se te ha ocurrido, alguna vez, que puedan estar teniendo un mal día? ¿O solo piensas en ti misma? Así que, la primera forma de desarrollar mansedumbre es de esforzarte por congeniar con la gente que te atiende.

Por ejemplo, el secreto de recibir un buen servicio en un restaurante es de tratar a la persona que te está sirviendo con respeto. Es increíble cuan servicial se puede volver el mozo, cuando tú eres considerada y compasiva con él.

PAUSA

El lugar más importante, EN EL CUAL DEBIERAS DE SER AMABLE Y DULCE, es en tu propia casa. Primero de Pedro 3:3-4 dice, “Que las esposas se deben de adornar con un espíritu cariñoso y sereno.” Esto es más valioso que cualquier traje o perfume que te puedas poner. La mansedumbre es un atributo muy atractivo en la mujer.

Y 1 de Pedro 3:7 dice, “Esposos sean comprensivos con sus esposas. Hónrenlas, pues como mujeres son más delicadas.” Así que, SE AMABLE. NO SEAS EXIGENTE con la gente que te atiende, y con la gente con quien vives.

(2) Sé Cariñosa -- No Seas Criticona

Gálatas 6:1 dice, “Si alguno es sorprendido en alguna falta, ustedes que son espirituales, restáurenlo con espíritu de mansedumbre. Piensa en ti mismo, no sea que también tú seas tentado.”

Pienso que la tentación, de la cual Pablo habla aquí, puede ser la tentación a ser criticona, o de tratar de hacerte la santurrona.NINGUNA DE ESAS es forma de tratar a un hermano o hermana en Cristo, que está luchando contra el pecado. Romanos 14:1 dice, “Reciban al que es débil en la fe, pero no para entrar en discusiones.”

En el momento en que comenzamos a juzgar a otros, incitamos a Satanás a que nos ataque en nuestras áreas más vulnerables.

¿Cuál es tu primera reacción cuando alguien arruina su vida? Piensas en tu mente “ ¡Yo se lo advertí!,” o ¡Ya lo veía venir!, o “¡Se lo merece!” o “¡Cómo pudo ser tan tonta!” ¿Te crees tú la maravilla? ¿La divina pomada? ¿Superior a otros?

La reacción de Jesús, hacia la mujer sorprendida en el acto de adulterio, FUE LA DE AFECTO Y SENSIBILIDAD. El la defendió ante la otra gente, y una vez que la multitud se hubo ido, Jesús lidió en privado con ella con respecto a su pecado. Jesús fue gentil con ella. No sentencioso.

¿Por qué debemos de ESFORZARNOS a no ser criticonas? Porque esa es la forma como Cristo nos ha tratado. Romanos 15:7 dice, “Recíbanse unos a otros, como también Cristo nos recibió, para la gloria de Dios.” ¡Dios nos aguanta ¡TANTAS COSAS! El soporta nuestras incongruencias y debilidades.

Así que nosotras debemos aprender a soportar los defectos de otros. Cuando te sientas tentada a juzgar a otra persona, HAS UN ALTO, y recuerda CUANTO MÁS te ha perdonado Dios.

Cuanto más reconozcas la gracia de Dios en tu vida, MÁS AGRADABLE Y GENTIL SERÁS CON OTROS. Cuando la gente te desilusione, se gentil con ella. Dios es constantemente gentil contigo, y quiere que tú seas gentil con otros.

(3) Se Sensible – Pero No Claudiques

Nunca vas a poder complacer a todo el mundo. Siempre habrá gente, que le gustará discutir y pelear contigo. ¡Siempre habrá gente que te contradecirá en todo!

Así que ¿Cómo deberías responderle a esta gente? Una de la pruebas de la madurez espiritual ES COMO TRATAS A LA GENTE QUE NO ESTA DE ACUERDO CONTIGO.

Algunas personas tienen “ESAS ANSIAS” de destrozar a todo aquel que no está de acuerdo con ellos. Si los desafías, o les ofreces una comparación, o una alternativa, o crítica, responden con un ¡ataque personal tremendo!

Entonces ¿qué debes de hacer? Tienes tres alternativas: (1) Puedes retirarte con miedo, (2) Puedes reaccionar con cólera, (3) Puedes responder con gentileza. Mucha gente prefiere retirarse, o reaccionar con cólera. ¡Muy poca gente responde con gentileza!

Si te das por vencida, y te retiras CON MIEDO de la gente pleitista, estarás diciendo, “Bueno, hazlo a tu manera.” “LA PAZ A CUALQUIER PRECIO,” PRODUCE COSTOS OCULTOSEN UNA RELACIÓN. Por otro lado, si reaccionas con cólera, estarás tomando la ofensiva, y contraatacando a la persona, que te está contrariando.

La cólera, es generalmente, una señal de inseguridad. La persona, que responde con cólera, se siente intimidada por la desaprobación de alguien. La cólera “ES UNA LUZ DE ADVERTENCIA” avisándote que estás a punto de perder algo. Y puede que ese algo, sea tu estima personal.

Cuando la gente se pone furiosa, su reacción más común, es la de volverse sarcástica, y de atacar la autoestima de la otra persona.

Y la tercera alternativa ES LA DE RESPONDER CON GENTILEZA – que es el enfoque que Dios quiere que tomemos contra la oposición. Esta manera de responder requiere un balance entre mantener tu derecho a tu opinión, PERO RESPETANDO A SU VEZ, el derecho de la otra persona a su propia opinión. REQUIERE SER SENSIBLE, sin tener que abandonar tus convicciones.

Proverbios 15:1 dice, “La respuesta amable calma la ira. La respuesta grosera aumenta el enojo.” Cuando alguien te hace una pregunta, si tú le contestas con arrogancia, ES MUY PROBABLE, que el que te hizo la pregunta, TE VAYA A DESAFIAR.

Pero si tú respondes de forma prudente, ES MUY PROBABLE, que el que te hizo la pregunta, esté más abierto a escuchar lo que tengas que decir. CUANDO TÚ LE GRITAS A LA GENTE, ésta se pone a la defensiva.

Santiago 3:16-17 dice, “Pues donde hay envidias y rivalidades, allí hay confusión y toda clase de mal. 17 Pero la sabiduría que viene de lo alto es, ante todo, pura, y además pacífica, amable, benigna, llena de compasión y de buenos frutos, ecuánime y genuina.”

Santiago dice, que la causa de los pleitos y los argumentos ¡ES EL EGOÍSMO! Es querer las cosas a nuestra manera, ¡exigiendo que otros nos den la razón! Pero Santiago dice que las personas sabias son pacíficas, puras, gentiles y amigables. ∐ Yo conozco a muchas personas que son muy inteligentes, pero que son bien desagradables.

¡Son unas sabiondas! No son amigables, pacíficas, o gentiles. Tratan de impresionar a todo el mundo con sus conocimientos.SI TÚ “REALMENTE” ERES UNA PERSONA SABIA, serás amable y gentil. La gentileza significa, que aun cuando no estás de acuerdo con alguien, puedes tratarla con amabilidad.

Tú puedes caminar mano a mano con otra persona, sin tener que estar de acuerdo con ella en todo.

Cuando Pablo le escribió a Timoteo, en 2 Timoteo 2:24-25, éste le dijo, “Y el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido: 25 que corrija con mansedumbre a los que se oponen, por si acaso Dios les concede arrepentirse para que conozcan la verdad.”

Lo que Pablo está diciendo aquí, es que la mansedumbre es un requisito para el liderazgo espiritual. Si YO soy líder, ¡NO DEBO DE ANDAR PELEANDO! Tú y yo no debemos de estar involucradas en desacuerdos ridículos, y conflictos sin sentido.

(4) Actúa Bien -- No Contraataques

En una ocasión, el presidente Abrahán Lincoln mandó con un mensajero una nota a su Secretario de Guerra, Edwin Stanton. Stanton era un hombre muy capaz, pero era conocido por su brusquedad y sus duras opiniones.

A lo que el mensajero esperaba la respuesta, Stanton rompió la nota y gritó,
¡El Presidente Lincoln es un idiota!” Cuando el mensajero regresó y le contó a Lincoln lo que su Secretario había dicho. Lincoln lo pensó por un momento, y luego con una sonrisa, dijo, “Bueno, ¡a lo mejor Stanton tenga razón!”

En 1 Pedro 2:23, éste nos cuenta como Jesús actuaba durante Sus juicios, diciendo, “Cuando lo maldecían, no respondía con maldición; cuando sufría, no amenazaba, sino que remitía su causa al que juzga con justicia.”

Mientras Pilatos lo interrogaba, Jesús podía haberle ordenado a los ángeles del cielo a que bajaran a la tierra, y lo rescataran al instante. Pero Jesús soportó el juicio en silencio. ¡El juicio ni siquiera fue legal!

¿Quién estaba realmente en control de esta situación? ¿Pilatos o Jesús? La dinámica psicológica de esta confrontación es fascinante. Pilatos se sentía amenazado por el simple hecho de que Jesús no le hablaba, ni se defendía. ¡Esto había puesto a Pilatos de lo más nervioso!

En vez de contraatacar a Pilatos, Jesús tomó control de la situación prefiriendo quedarse en silencio. El no necesitaba contraatacar los insultos de Pilatos porque Él sabía exactamente quién era Él – Jesús era el Hijo de Dios.

Cuando alguien te hiere, HAS EL BIEN, ¡NO CONTRAATAQUES! El verdadero poder está en la mansedumbre. Y la mansedumbre es esa habilidad de lidiar con el dolor, sin desquitarte. Es esa habilidad de absorber el golpe, SIN DEVOLVER EL GOLPE. Jesús lo llama “presentar la otra mejilla.”

Tú dirás, “¡ESO NO ES FÁCIL DE HACER!” ¡TIENES RAZÓN! ¡NO LO ES! ¡ES CASI IMPOSIBLE! Tú dirás que responder de esa manera no es natural. Tienes toda la razón. ¡ES SOBRENATURAL! ¡Es el fruto del Espíritu! ¡Necesitas el poder de Dios para vivir de esta manera!

Cuando alguien te traiciona en el trabajo, ¿qué haces? ¿Sacas las pistolas y contraatacas? A lo mejor le dices, “ME PONES NERVIOSA.” Cuando dices eso, estás admitiendo que alguien más tiene control sobre tus emociones. Estás reconociendo que le has dado a esa persona el poder a “DECIDIR POR TI” cuáles serán tus sentimientos y reacciones.

Recuerda esto: ¡NADIE TE PUEDE QUITAR ESE CONTROL! Pero tú pierdes el control, cuando contraatacas.

Romanos 12:17, 21 dice, “No paguemos a nadie mal por mal. Procuremos hacer lo bueno a los ojos de todo el mundo. 21 No permitamos que nos venza el mal. Es mejor vencer al mal con el bien.”

Ese es el poder de actuar bien,” en vez de contraatacar.¡Desquitarte es contraatacar! ¡Perdonar es actuar bien! ¡ES PODER BAJO CONTROL! Es escoger la mejor manera de responderle a otro. ¡Eso es mansedumbre! ¡Esa es gentileza!

¿Dejas que otra gente controle tus emociones? ¿Dejas que la gente decida cuánta felicidad vas a tener, o cuanta preocupación, o miedo, o enojo? Proverbios 16:32 dice, “Ser paciente es mejor que ser valiente. Es mejor dominarse uno mismo que tomar una ciudad.”

La persona, que puede controlar su estado de ánimo, es más fuerte que un ejército en una ciudad rodeada por una muralla. Pero la persona que no puede controlar su propio espíritu es una persona, QUE ESTÁ INDEFENSA, como una ciudad sin murallas . ¡No tiene defensa! ¡Está a la merced de otros!

(5) Sé Respetuosa

La otra clase de persona, con quien tienes que practicar la mansedumbre, ES CON LOS NO-CREYENTES. Cuando compartas tu fe, ¡HAZLO CON RESPETO! No compartas el evangelio con una actitud de superioridad.

Primero de Pedro 3:15 dice, “Honren en su corazón a Cristo, como Señor, y manténganse siempre listos para defender, con mansedumbre y respeto, ante aquellos que les pidan explicarles la esperanza que hay en ustedes.”

La forma como compartes el evangelio puede determinar cuan dispuesta esté la otra persona a escucharte. De hecho, que tu actitud puede hablar MAS FUERTE que las palabras de tu mensaje. Desafortunadamente, algunas personas usan el evangelio como cachiporra.

Hay dos maneras de sacar un huevo de la cáscara de huevo. Una manera es la de romper el huevo. La otra manera es de ponerlo en un ambiente tibio y amoroso, dejarlo encubar y nacer. La segunda manera preserva al pollito, mientras que la primera manera, lo mata. De la misma forma, hay dos maneras de compartir las Buenas Noticias con la gente.

Puedes golpearles la cabeza con el evangelio, o los puedes atraer amorosamente hacia la familia de Dios. La forma más efectiva de compartir el evangelioCON LOS NO CREYENTES es rodeándolos de amor y aceptación, mientras compartes el evangelio con ellos. ¡Sé dulce! ¡Respétalos! ¡No los rechaces!

Un teólogo dijo, “El evangelismo es simplemente un mendigo diciéndole a otro mendigo a dónde encontrar pan.” Jesús era gentil, y Él quiere que nosotras seamos gentiles al hablarles a otros acerca de Él.

Hace años, en uno de mis viajes al Perú a visitar a mi familia, yo anhelaba poder compartir el evangelio con ellos. La mayoría de mi familia son buenas personas… son religiosas… pero no estoy segura cuántos de ellos realmente conocen a Jesús, como su Señor y Salvador.

Mi tía había organizado una reunión bien bonita y todas mis primas estaban ahí. De repente una de mis primas me pidió que compartiera con ellas acerca de “mi cristianismo… de mi nueva religión” (cómo decían ellas). Yo pensé, “Gracias, Dios mío, por la oportunidad de compartir con mi familia.”

Y comencé a compartir con ellas... todo estaba yendo de maravilla... estaban realmente escuchándome... Y LUEGO… la malogré. Comencé a recalcar todos los “errores” de su religión... y las perdí totalmente ¡Se sintieron atacadas!

Todas comenzaron a quejarse, a levantar la voz... a dar sus propias opiniones... y la cosa se deterioró totalmente. La oportunidad, que Dios me había dado de compartir con ellas, ¡la había perdido! Obviamente quedé bastante frustrada.

Un par de días después, mi esposo y yo estábamos desayunando con el pastor de Calvary Chapel de Lima, y yo le estaba contando al pastor del desastre de mi reunión familiar. Él sonrió tiernamente, y me dijo, Carmen, la única forma de atraerlos a nuestro Redentor, es por medio del Redentor Mismo.

El tema primordial de la Biblia es Jesús. ¡Comparte a Jesús! Su amor... Su salvación... Su perdón... Su gracia. ¡Jesús es todo ¡Jesús es suficiente! ¡Olvídate de lo demás! Cuanto más les hables de Jesús, más van a querer saber de Él. Nunca los atraerás a Dios recalcando errores.”

Con razón Ana Graham, la hija del evangelista, Billie Graham, dice, “¡Solo denme a Jesús!” ¡Jesús es irresistible! Así que recuerda, si tú está yendo por ese camino... solo recalcando errores... CAMBIA... Lo único que tienes que hacer es darles a Jesús. ¡Él es el único Redentor del Mundo! ¡No hay vida eterna sin Jesús!”

LA MANSEDUMBRE ERA ALGO NATURAL PARA JESUS, pero para muchas de nosotras, NO NOS VIENE TAN NATURALMENTE. ¡Tenemos que aprender a ser gentiles!

Y YA PARA TERMINAR…

Uno de los beneficios de volverte más amable y gentil es poder tener un estilo de vida más relajado. ¡Te volverás más complaciente! Una de las razones, que mucha gente siente un cansancio emocional, ES QUE NO SON PERSONAS GENTILES.

¡Siempre demandando sus derechos! ¡Siempre juzgando a otros! ¡Siempre teniendo que probar su punto de vista! No queriendo aprender de otros. Generalmente reaccionan a las situaciones de la vida con ira o con miedo. Y muy rara vez, tratan a otros con respeto y dignidad.

¿Te das cuenta cuán importante es la mansedumbre para vivir una vida feliz y saludable?

¡ASÍ QUE EVALÚA TU VIDA! ¿Con quién necesitas ser más amable? ¿Más dulce? Has una lista de estas personas, y ponla en tu Biblia. Luego, mientras estás leyendo tu Biblia, Y ORANDO, háblale a Dios acerca de estas relaciones, y pídele que te ayude a ser más amable y gentil con estas personas.

PERO RECUERDA, tú no lo puedes hacer sola, ¡no importa cuanta fuerza de voluntad tengas! ¡La mansedumbre es el fruto del Espíritu!

ORÉMOSLE ASL SEÑOR

Padre, queremos más de Ti. Queremos más del Fruto de tu Espíritu. Queremos amar como Tú amas. Queremos permanecer en Ti para producir el fruto que te agrada. Para poder ser mujeres gentiles, sencillas, y llenas de gracia. Para tratar a otros con respeto, mansedumbre y dulzura. Señor, queremos representarte bien…

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Y AHORA QUIERO PREGUNTARTE… ¿Te está hablando Jesús al corazón? ¿ Te está invitando a acercarte a Él? Jesús dice en Juan 14:6, “Yo soy el camino, la verdad y la vida, y nadie viene al Padre si no es por Mí.” ¡Jesús es el único camino!

Ninguna religión, ninguna iglesia, ninguna persona te puede llevar al cielo. ¡Solo Jesús puede hacerlo! ¡ASI ES COMO FUI SALVADA! Porque pensé: “Si Jesús es el único camino, yo quiero tomar Su camino. Si Él es la única verdad, yo quiero esa verdad, y si Él es la única vida, yo la quiero.

Ahora se, sin duda alguna, que tengo salvación eterna. Esto no tiene nada que ver con religión, sino con un encuentro verdadero con Dios. ES CONOCERLO… ES AMARLO. Es tener una relación íntima con El. ¡Mi vida cambió desde ese momento! Ha sido un proceso maravilloso que continuará para toda mi vida.

Dios te ama y quiere darte vida abundante. Y El estará contigo contra viento y marea. Él nunca te dejará ni te abandonará. Jesús me ha dado paz y alegría… me ha dado propósito

Romanos 10:9 dice, “Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.” Juan 1:12 dice “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechas hijas de Dios.”

¿Te sientes sola en estos momentos? ¿Vacía? Solo Jesús puede satisfacer los anhelos más profundos de tu corazón. Solo Jesús te puede dar paz… esa paz que sobrepasa todo entendimiento.

¿Qué si este es tu último momento? ¿Tu último día? ¿Estás segura que si te mueres hoy, te irás al cielo? La Biblia dice que puedes estar segura. ¡Que hoy es tu día de salvación! Tal vez mañana sea demasiado tarde.

Tú te puedes ir al cielo, no por tus buenas obras, o tu moralidad, o tu decencia, o el dinero que ofrendes, ¡NO! Tú te puedes ir al cielo solo por el mérito de la obra terminada de nuestro Señor Jesucristo, que murió en la cruz en tu lugar, y en el mío, y pagó la sentencia de la ley, en sí mismo.

Escúchame. No importa lo que hayas hecho… No es demasiado tarde. No importa cuán bajo hayas caído. No es demasiado tarde. Jesús te acepta tal como eres. Jesús te está invitando, pero tú tienes que venir. ¡Ven tal como eres! ¡Jesús te ama! Él quiere perdonarte. Quiere hacer de tí, una mujer nueva.

Dios te puede dar un nuevo comienzo. Una nueva vida. ¡Tú no estás aquí por casualidad! Tenías una cita divina con Dios. Así que, ¿Quieres aceptar a Jesús como tu Señor y Salvador?

O a lo mejor lo aceptaste en el pasado, pero sabes que no has estado caminando con El, hoy es tu oportunidad de regresar a Él. Sí quieres aceptar a Jesús por primera vez, o si quieres regresar a ÉL, repite esta oración despu és de mí --RECUERDA QUE LE ESTÁS HABLANDO AL SEÑOR, DE CORAZÓN A CORAZÓN.

Señor Jesús, Sé que soy pecadora. Perdóname. Yo creo que moriste por mis pecados y resucitaste de entre los muertos. Ya no quiero pecar más. Ahora te invito a que entres en mi corazón y vida. ¡Quiero ser Tuya! Quiero seguirte, como mi Señor y Salvador para el resto de mi vida. En el nombre de Jesús… Amen.

Si has aceptado a Jesús, como tu Señor y Salvador, y quieres que tu relación con Él crezca y se haga más íntima, ÓRALE TODOS LOS DÍAS, LEE TU BIBLIA TODOS LOS DÍAS. Anda a una iglesia que enseñe la verdad de Su Palabra. Y no dejes de contarle a al guien acerca de la maravillosa decisión que acabas de tomar hoy. ¿Amén?


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema

----------------------------------------------->