LAS COSAS QUE CUENTAN

Gálatas 5:22

En el libro “Los Miserables,” Víctor Hugo cuenta la historia de Jon Veljon, cuyo único crimen fue robarse un pedazo de pan para darle de comer a los hijos de su hermana, que estaban hambrientos. Después de cumplir una condena de diecinueve años, por este crimen, finalmente, lo soltaron.

No pudiendo encontrar trabajo porque era un convicto, llegó un día a la casa de un obispo cristiano, quien compasivamente le dio de comer, y un lugar para dormir. Sin embargo, cediendo a la tentación, Veljon se robó las fuentes de plata del obispo, ¡Y SE ESCAPÓ DE LA CASA! Pero fue arrestado, y llevado de regreso a la escena del crimen.

El compasivo obispo no quería enjuiciarlo. Así que decidió tratar de ganarse a este hombre para el Señor, diciéndoles a los oficiales, que él había querido que Veljon tuviera las fuentes de plata. E INCLUSIVE, éste se volteó hacia el culpable, y le dijo, “Jon, te olvidaste de llevarte los candeleros.”

El criminal estaba tan asombrado por la bondad y la compasión del obispo, que años después, le entregó su vida a Cristo. El amor y la compasión del obispo hicieron maravillas en la vida de Jon Veljon.

EMPECEMOS EN ORACION

Padre, que maravilla poder ver el fruto del Espíritu reflejado en la vida de tantas mujeres que te aman. Señor, queremos permanecer en Ti, y dar fruto, y ser transformadas a la imagen de Tu Hijo. Queremos amar a otros como Tú los amas. Avívanos, Señor, por el poder de tu Espíritu. En el nombre de Jesús, Amén.

Gálatas 5:22 dice, “El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, y templanza.”

El título de esta enseñanza es “LAS COSAS QUE CUENTAN”. Y está dividido en tres de los atributos del Fruto del Espíritu… (I) LA BENIGNIDAD, (II) LA BONDAD, (III) LA FE.

¡ASI QUE! COMENCEMOS CON…

I. La Benignidad

La Benignidad es benevolencia en acción. Es tener una disposición dulce. Es ser afable, delicada, compasiva, amigable. La Benignidad es la habilidad de hacer el bien, aún a aquellos, que abusan de nuestra paciencia.

Colosenses 3:12 dice, “Por lo tanto, como escogidas de Dios, santas y amadas, revístanse de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre y de paciencia.”

Noten la palabra “revístanse”. La palabra griega “revístanse” significa literalmente “ponerse algo”. Lo que Pablo dice aquí es que, cuando nos levantamos por la mañana, NO SOLO NOS DEBEMOS DE VESTIR FISICAMENTE, sino también debemos vestirnos espiritualmente y emocionalmente.

CUANDO DECIDIMOS lo que nos vamos a poner para el día, debemos de preguntarnos también, “¿Qué clase de actitud me voy a poner hoy?” Pablo dice que la BENIGNIDAD es una elección. Es algo que elegimos ponernos cada día”. LA BENIGNIDAD es “amor en acción.” ¡Es una expresión práctica del amor!

Es visible y activa, ¡NO SOLAMENTE EMOCIONAL!¿Y por qué debemos de ser benignas, y dulces? Primero, porque Dios es benigno con nosotras. Efesios 2:8-9 dice, “Ciertamente la gracia de Dios los ha salvado por medio de la fe.” La gracia y la benignidad siempre van juntas.

El poeta Roberto Burns dijo que un corazón compasivo y benigno se parece mucho al corazón de Dios. Debemos de ser compasivas, simplemente, porque Dios es compasivo con nosotras.

La otra razón, por la cual debemos de ser dulces y benignas, es porque nosotras mismas queremos que otros sean dulces y benignos con nosotros… ¡TODAS QUEREMOS QUE NOS TRATEN BIEN! Jesús dijo en Mateo 7:12, “Todo lo que quieran que la gente haga con ustedes, eso mismo hagan ustedes con ellos.”

Si tú eres grosera con otras personas, ellas van a ser groseras contigo también. Pero si tú eres suave y dulce, mucha gentequerrá corresponder de la misma manera. Proverbios 21:21 dice, “El que va tras la justicia y el amor, halla vida, prosperidad y honra.”

¿Qué es lo que significa ser una persona compasiva, suave, y benigna? ¿Cómo podemos volvernos más dulces? Les voy a dar tres características de la mujer suave y benigna:

Primero , la mujer benigna es delicada con otros. Se da cuenta de las necesidades de la gente que la rodea.¡La compasión comienza con la sensibilidad! Filipenses 2:4 dice, “No busque cada uno su propio interés, sino cada cual también, el de los demás.”

Muchas veces, en el matrimonio mismo NO ESTAMOS CONSCIENTES DE LAS NECESIDADES DE NUESTROS ESPOSOS. Nos hemos vuelto insensibles. Hemos dejado de escucharlos. Estamos ajenas a las presiones, a las cuales ellos, se enfrentan. Realmente, la raíz de muchos de los problemas conyugales, es la descortesía.

La segunda característica de la mujer benigna y dulce es que es comprensiva también. ESTO SIGNIFICA que ella edifica a otros,en vez de, destruirlos. ¡Fíjate como tratas tú a otra gente! Se comprensiva en tu lenguaje.¡HABLA CON DULZURA! Proverbios 15:4 dice, “La lengua apacible es árbol de vida; la lengua perversa, daña el espíritu.”

A nadie le gusta ser menospreciada. La Biblia dice, que la muerte y la vida, están en el poder de la lengua. ¡TU PUEDES DESTROZAR A OTROS CON LO QUE DICES! Así que edifica a la gente con tus palabras. ¡Aliéntala! ¡Se comprensiva!

¿Eres la clase de persona que aprovecha cualquier oportunidad para criticar los defectos de otros? A lo mejor lo haces en broma, pero lo haces igual, ¡Y DISFRUTAS HACIÉNDOLO! En cambio, la persona benigna y dulce, NO AVERGÜENZA A NADIE.

PAUSA

No hace mucho, vi un dibujo animado, EN QUE CHARLIE BROWN ESTABA HABLANDO POR TELÉFONO CON UNA CHICA, que le decía, “Charlie, ¿adivina para qué me estoy lanzando este año? Para ser Reina de la Primavera de MI colegio.” Charlie le dijo, “Uy, qué interesante. A Lucy siempre “ La eligen reina” en nuestro colegio.”

A lo que la chica le contestó, “Ay, Charlie, los estándares de tu colegio deben de ser bien bajos. Después de que Charlie Brown colgó con ella, miró a Lucy, y le dijo, “Ella dice que felicitaciones.” ¡Eso es benignidad! ¡No querer herir por las puras!

¿Cuán comprensiva eres tú CUANDO LE HABLAS A OTROS? ¿Los alientas o los desalientas con tus palabras? ¿Los edificas o los destruyes?

¿Alardeas de tus hijos, o los fastidias?

PONGÁMOSLO DE ESTA MANERA. ¿Si Dios te diera 5 dólares por cada palabra bondadosa que digas, y te quitara 5 dólares por cada palabra cruel que digas,¿serías rica o pobre? ENTONCES… ¡Aprende a ser sensible. Aprende a ser comprensiva en tu lenguaje... ¡en tu manera de ser!

**************************************************************************************

José es un buen ejemplo de un hombre que habló palabras bondadosas. Todo en la vida de José, se estaba desmoronando. Sus hermanos lo habían tratado pésimo. Lo habían arrojado a un pozo, y lo habían vendido como esclavo. Los primeros treinta años de la vida de José fueron muy duros.

Fue acusado falsamente de adulterio. Fue puesto en la cárcel, y fue la víctima de promesas rotas. Años más tarde, Dios cambió todo, y José se convirtió en el gobernador de Egipto.

A las finales, los hermanos de José terminaron inclinándose humildemente ante él. Este podía haber sido “su momento de triunfo”. ¡Habría llegado la hora de desquitarse!

¡PERO NO! La Biblia dice que José tranquilizó a sus hermanos, aun después de que su padrela persona que José hubiera querido complacer – YA HABÍA MUERTO.

Palabras cariñosas PUEDEN SER EL PUENTE para apaciguar una relación tensa… difícil. La cristiana debe de hablar con dulzura, aun cuando tenga, la oportunidad de desquitarse.

Y tercero, una persona benigna es también franca. Benignidad también significa ser sincera. Significa decir la verdad. Una de las cosas más cariñosas que puedes hacer, es ser franca con una amiga, Y CONFRONTARLA, y si es necesario.

Proverbios 27:6 dice, “Son más confiables las heridas del que ama, que los falsos besos del que te aborrece.” Una verdadera amiga te dirá la verdad. “Estás metiendo la pata, amiguita. ¡NO LO HAGAS! Estás cometiendo un gran error.

PAUSA

Suponte que un doctor te examinara, y encontrara, que tienes ALGO bastante serio, y en vez de decirte,“Necesitas una operación”, te dice, “Tranquila. No te preocupes, no es nada serio.” ¿Cuál de las dos versiones es más benevolente? Si necesitas una operación, lo más compasivo sería que el doctor te dijera que la necesitas.

Así como el cirujano, toma el bisturí, y abre al paciente para sacarle lo malo, ASÍ NOSOTRAS,a veces, tenemos que herir a la gente, para poder ayudarla a sanar. La benignidad significa ser sincera. Significa decir la verdad, aunque duela.

PAUSA

James Dobson ha escrito un gran libro ACERCA DE LAS RELACIONES MATRIMONIALES Y FAMILIARES, titulado, “EL AMOR DEBE DE SER FIRME”.

Dobson explica que, a veces, el amor tiene que decir, o hacer lo que es difícil, como, por ejemplo, decirle a tu marido, CUANDO ESTAN TENIENDO UN CONFLICTO CONYUGAL, “No voy a dejar que te salgas con la tuya en esto. No me voy a quedar callada, ni cruzada de brazos, y dejar que tú arruines nuestro matrimonio”.

Los esposos y esposas deben de amarse lo suficiente para confrontarse el uno al otro.¡Pero siempre con amor y respeto! Y así mismo, los padres, por bondad, deben de confrontar a sus hijos, ¡y decirles ¡NO! cuando sea necesario.

¿Cómo sabes tú cuándo tienes que confrontar? ¿Cómo sabes cuándo debes de ser firme, y cuando debes de ser dulce y amable con la gente? Hazte estas dos preguntas:

(1) ¿Es mi preocupación principal, el bienestar de esta persona? ¿La estoy confrontando realmente por su bien? ¿O hay malicia en mí, o una intención falsa? (2) ¿Estoy haciendo este comentario por las puras? ¿O es mi intención, realmente, la de quedarme al lado de mi amiga para ayudarla a superar su problema?

¿Y cómo puedes ser amable en tu propia casa? Yo he visto muchos matrimonios con problemas” -- QUE PODRÍAN SALVARSE -- si solo pusieran un poquito de su parte… si solo se trataran CON UN POQUITO MAS DE RESPETO.

Una esposa se quejó,“El único momento, en que mi marido me habla, ES, o cuando quiere sexo, o quiere que le pase el control remoto”. Entonces, ¿Por qué voy a ser amable en mi casa?

Muchas veces, las personas a las que más queremos, SON A LAS QUE PEOR TRATAMOS.

Muchas mujeres le hablan a su esposo como ningún otro hombre se atrevería a hablarle. Si tú amas a un hombre, y lo respetas, él te tratará con cariño y dulzura. ¿No es eso lo que queremos? Tú amas a un hombre, ¡RESPETÁNDOLO! ¡Así que respeta a tu esposo!

CUANDO YO “HALAGO” A MI ESPOSO, cuando le demuestro respeto, cuando le presto atención, y soy amable con él, EN VEZ DE CRITICARLO, EL SE DERRITE.

La esposa dulce y respetuosa trata de honrar los deseos de su esposo, no porque él sea el esposo perfecto, sino porqueella quiere obedecer el mandato de Dios de respetar a su esposo incondicionalmente. ¡TRATA DE HALAGAR A TU ESPOSO… Y VERÁS EL IMPACTO TAN MARAVILLOSO QUE ESTO TENDRÁ EN TU MATRIMONIO.

Tengo una IDEA… un plan . ¡Hagamos una prueba! “Una Prueba de Respetar a tu Esposo por 14 días.” Por dos semanas no le digas nada negativo. Cada día, por los próximos 14 días, dile a tu esposo algo que admiras de él, o que aprecias de él.

A lo mejor tengas que ahondar un poquito, pero estoy segura que ALGO encontrarás. Aunque no te puedo garantizar que esto va a ser un trabajo fácil, lo que si te puedo garantizar, es que notarás un cambio en ti.

Comenzarás a ver a tu esposo con nuevos ojos… ojos de amor… de gratitud.

Alguien dijo una vez, “Desparrama dulzura y gentileza a lo largo del camino, y nunca caminarás sola.”

************************************************************************************

¡AHORA BIEN! YA VIMOS LAS GRANDES CUALIDADES DE LA BENIGNIDAD. AHORA VEAMOS OTRA DE LAS VIRTUDES DEL FRUTO DEL ESPIRITU -- QUE ES MUY PARECIDA A LA BENIGNIDAD.

II. LA BONDAD

La Bondad y la Benignidad son consideradas parte de la misma familia. Se podría decir que son primas hermanas… Dos lados de la misma moneda.

¿Qué es Bondad? Bondad es calidad de bueno. Es la inclinación natural de hacer el bien. Es suavidad de carácter. Ser bondadosa es irradiar amor.En la Biblia, la bondad es usada para retratar la bondad de Dios. En Mateo 19:17 Jesús le dice al joven rico, ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino UNO SOLO: DIOS.

El Salmo 16 dice, “Cuídame Señor, porque en Ti confío. 2 Yo declaro, Oh Dios, que Tú eres mi dueño; que sin Ti no tengo ningún bien. 5 Tú, Señor, eres mi copa y mi herencia; Tú eres quien me sostiene. 11 Tú me enseñas el camino de la vida. Con tu presencia me llenas de alegría. ¡Estando a tu lado seré siempre dichosa!”

Aquí el salmista dice, “Que sin DIOS, él no tiene ningún bien”. Desgraciadamente, muchas veces,permitimos que las cosas de menor importancia, eclipsen nuestro deseo de aceptar la bondad de Dios en nuestras vidas.

Hay muchas cosas buenas en la vida. Todas tenemos cosas que nos gustan. Ya sean de comer… de vestir… de hacer…

Yo debo de confesar que soy muy dulcera. De todos los dulces y postres maravillosos QUE HACEN EN LIMA, mi favorito es el maná, especialmente, el que hacía mi abuelita . La vida es buena… cuando estoy comiendo MANÁ. Y a pesar de que me encantan muchas cosas en la vida, sé que lo bueno, se acaba pronto.

Hasta lo mejor de las cosas, te pueden dejar vacía… hastiada… Y HASTA ARREPENTIDA... ¡PERO DIOS NO CANSA! ¡ÉL NO HASTÍA! ¡ÉL NO NOS DEJA VACÍAS! Todas sabemos que Dios es bueno. Sin embargo ¿cuándo fue la última vez que aceptaste que Dios es lo mejor de tu vida?

¡DIOS ES BUENO! Él es el DADOR DE TODO NUESTRO BIEN. Él es nuestro Preservador. Él es nuestro Consejero. Nuestro Instructor. Él es Aquel que nos enseña el camino de la vida, y nos llena de alegría con Su Presencia. ¡ESO ES LO QUE YO LLAMO BUENO!

LA NATURALEZA EFÍMERA DE LAS COSAS MATERIALES, eventualmente, nos decepcionará. ¡Ya sea el maná, o cualquier otra cosa! ¡Solo Dios es realmente bueno! ¡Así que! ¡No te conformes con menos!

Carlos Simeón, director de la Universidad de la Trinidad -- por cincuenta cuatro años en Inglaterra, tuvo un efecto profundo en los estudiantes de la universidad. Un día el director INVITÓ A SU CASA a algunos de los estudiantes a tomar té, y los animó a que hicieran preguntas acerca de verdades espirituales.

Uno de los estudiantes, le preguntó, “¿Cómo mantiene usted un caminar tan íntimo con Dios?” Él le contestó, “Meditando constantemente en la bondad de Dios, Y EN NUESTRA GRAN SALVACIÓN, del castigo que nuestros pecados se merecen.

SI TOMAMOS ESTAS DOS COSAS EN CUENTA, estaremos siempre avanzando por el camino que Dios nos ha trazado. ¡SENTIREMOS SU PRESENCIA! Sentiremos Su Amor. Viviremos gozando de Su favor y Su gracia. La meditación es la fórmula perfecta para nuestro crecimiento espiritual.

Meditar no significa poner la mente en blanco, ni repetir ¡OM! ¡OM! ¡NO! ¡PARA NADA! ¡Meditar en la Palabra de Dios es masticarla, desmenuzarla, rumiarla, digerirla, y asimilarla.

El Salmo 118:1 dice, “¡Alabemos al Señor, porque Él es bueno; porque Su misericordia permanece para siempre! En medio de la angustia clamé al Señor, y El me respondió… El Señor está conmigo; no tengo miedo. El Señor está conmigo y me brinda Su ayuda. El Señor es mi fuerza, y a Él dedico mi canto porque “en El” he hallado salvación”

El recordar las formas como Dios ha provisto por ti en el pasado , puede cambiar tu perspectiva PARA BIEN. ¡La misericordia de Dios permanece para siempre! Recordando Su provisión en el pasado, te dará fuerzas para hoy, y esperanzas para el futuro.

*************************************************************************************

Además, es importante recordar, QUE DIOS NO NOS SALVÓ por nuestra bondad, sino más bien, gracias a “SU BONDAD Y MISERICORDIA.” Gracias a la obra salvadora de Jesucristo, ¡DIOS NOS DECLARA BUENAS! Y esta bondad es un REGALO. ¡UN REGALO DE DIOS! No podemos ni ganarlo ni merecerlo.

¿Cómo podemos volvernos en mujeres más bondadosas? (Primero que nada) Conviértete en estudiante de la Palabra de Dios Leyéndola, estudiándola, memorizándola, y meditándola.

Y (2) ¡Conviértete en la mejor amiga de Dios! Si quieres una relación íntima con Dios, no es suficiente ir la iglesia los domingos, o hasta de tener tu hora de devoción con El todos los días.

Por supuesto, que es importante tener tu tiempo de devoción con el Señor. Pero una amistad con Dios SE ENTABLA compartiendo todas las experiencias de tu vida con Él. Jesús quiere que lo incluyas en todas tus actividades, en todas tus conversaciones, en todos tus problemas, y en todos tus pensamientos.

¡ASI QUE! YA VIMOS DOS LINDAS EXPRESIONES DEL FRUTO DEL ESPIRITU… LA BENIGNIDAD Y LA BONDAD, Y AHORA… TERMINEMOS CON

III. LA FE

La Fe significa confianza, certidumbre, creencia, honradez, y fidelidad. Ser fiel significa ser confiable, ser responsable, digna de confianza, leal, constante.

El Salmo 89:1,8, dice, “Por siempre alabaré la misericordia del Señor; de una generación a otra, mis labios exaltarán tu fidelidad. 8 Poderoso Señor, Dios de los ejércitos, ¿Quién es como Tú? Tu fidelidad te rodea.”

Y 2 de Timoteo 2:13 dice, “Si somos infieles, El permanecerá fiel. Él no puede negarse a sí mismo.” ¡DIOS ES FIEL! Él se mantiene fiel ¡porque El nunca cambia! Tú puedes estar segura de que Dios siempre será fiel.

Este Dios fiel, que nunca rompe una promesa, que jamás viola un pacto, que nunca dice una cosa, QUERIENDO DECIR OTRA, que nunca pasa por alto nada, ni se le olvida nada, es el Padre de nuestro Señor Jesucristo… y el Dios del evangelio. ¡Y este es el Dios que adoramos!

Cuando Patricio Henry se estaba muriendo, llamó a sus hijos para que se reunieran alrededor suyo, y les dijo, “Estoy a punto de dejarles todas mis posesiones terrenales. PERO HAY UNA COSA MÁS, que quiero dejarles, específicamente, quiero dejarles mi fe cristiana.

Si yo les dejara eso, Y NADA MÁS, ustedes serían verdaderamente ricos. Pero si yo les dejara todo lo demás, Y NO ESO, ¡ustedes serían verdaderamente pobres!”

PAUSA

David Livingston, misionero en el África, confi ó ¡SU VIDA ENTERA! a la fidelidad de Jesús. EN CADA GRAN CRISIS DE SU VIDA, a lo que recorría las tribus salvajes del África, y muchas veces muy cerca de la muerte, él escribía en su diario su versículo favorito en Mateo 28:20, donde Jesús dice: ”Y Yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.”

Y luego escribía su comentario de siempre: “ES LA PALABRA DE UN CABALLERO DEL MÁS ALTO HONOR. LO QUE ÉL DICE, ¡ESO ES!” Nunca se le ocurrió dudar DE LAS PALABRAS DE JESÚS - NI DE SU FIDELIDAD.

La Biblia pregunta, ¿Quién puede encontrar a un hombre fiel? Y Proverbios 20:6 contesta, “Son muchos los que proclaman su lealtad, ¿pero quién puede hallar a alguien digno de confianza?”

La primera razón, por la cual debemos de ser fieles, es porque Dios es fiel. El Salmo 33:4 dice,“La palabra del Señor es justa; fieles son todas Sus obras.” Y cómo Dios quiere que seamos como El, Él quiere que aprendamos a ser fieles.

¿Tienes tú la reputación de ser fiel… de ser confiable? Tú puedes ser inteligente, educada, creativa, PERO SI NO ERES CONFIABLE, tus talentos no valen mucho. Alguien dijo, “La habilidad más grande, que puede tener una persona, es ser digna de confianza.” Una persona digna de confianza cumple sus promesas.

Proverbios 25:14 dice, “Nubes y viento, y nada de lluvia, es quien presume de dar, y nunca da nada.” ¿Conoces a gente así? ¿Qué hace promesas, pero que no las cumple?

Hace unos años, el director de una universidad, y la Srta. Teresa Martínez, llegaron a un acuerdo de que al año siguiente, ella sería parte de la facultad. Teresa era cristiana, y el director había aceptado su palabra. Ella firmaría el contrato cuando llegara a la universidad.

Poco antes de que el semestre comenzara, él recibió una carta de Teresa. Le habían ofrecido otro trabajo, “QUE PAGABA MÁS”, y había decidido tomarlo. Ella le dijo, que había orado acerca de eso, y que tenía paz en todo este asunto.

El director de la universidad, viendo el vacío que quedaba en su facultad, y el problema que tendría encontrando reemplazo a último minuto se dijo amargamente, “Fantástico, ella tendrá la paz, pero me ha dejado con el problemón.”

¡Qué falta de integridad la de Teresa! ¡Qué falta de carácter! Cuando una cristiana da su palabra, ella debe de honrar su palabra, ¡porque no se le puede ocurrir hacer otra cosa! ¡Ella debe de ser digna de confianza!

LA FIDELIDAD, es el Fruto del Espíritu. Ten cuidado con las promesas que haces. Lo que prometes, ¡cúmplelo! Santiago 5:12 dice, “QUE TU “SÍ,” sea «SÍ», y TU “NO,” «NO».” ¡Sé confiable! ¡Cumple tus promesas!

¿En qué otra área de tu vida debes de ser digna de confianza? ¡En tu Matrimonio! En una boda, la novia y el novio intercambian anillos, como símbolo de los votos que se están haciendo. Ellos prometen ser fieles, el uno al otro, para el resto de sus vidas. Ellos no necesitan cometer adulterio, PARA SER INFIELES.

Todo lo que tienen que hacer es dejar que otra cosa tenga prioridad en su matrimonio. Puede que sean los deportes, o las actividades en la iglesia o en la comunidad, o la televisión, o el trabajo, o los amigos.

La Biblia dice, QUE SI ERES CASADA, tu relación con tu esposo es tu Prioridad No. 1. La única relación que puede sobrepasarla, es tu relación con Dios. Todo lo demás, es secundario.

Hebreos 13:4 dice, “Todos ustedes deben honrar su matrimonio, y ser fieles a sus cónyuges.” Si tú quieres ser fiel, ¡honra tu matrimonio! ¡Esmérate!

El capítulo del amor de 1 Corintios 13 dice que cuando tú amas a alguien, la persona a la que amas, PUEDE CONTAR CONTIGO. Si tú eres casada ¿puede tu esposo contar contigo?

La fidelidad es una elección. NO DEPENDE DE LO QUE LA OTRA PERSONA HAGA. Sin tener en cuenta el comportamiento de tu esposo, tú te has comprometido a ser fiel a los votos que le hiciste, ANTE DIOS. ¡Cumple tus promesas y honra tu matrimonio!

Por otro lado, ¿cómo puedes demostrar fidelidad en tu trabajo? ¿Cómo puedes demostrarle lealtad a tu empresa y a tu jefe? ¡HACIENDO EL MEJOR TRABAJO POSIBLE!

Si tú fueras responsable de contratar gente en tu trabajo, ¿qué cualidades buscarías en ellas? Qué fueran dignas de confianza, ¿no es cierto? Que fueran responsables, puntuales, leales y constantes.

Lealtad es serle fiel a tu jefe y a tu Dios, aun cuando las dificultades pongan a prueba tu “compromiso con ellos”.Y como a Dios le interesa más tu carácter que tu carrera, tu lealtad será probada. En medio de las tormentas, Dios podrá ver si puede confiar en ti, CON LAS RESPONSABILIDADES DEL REINO.

El mejor halago que tu jefe te puede dar, es de decirte, “Yo no estoy preocupado,” porque él sabe que eres confiable, responsable, y estable. La confiabilidad es ganarse la confianza de otros, cumpliendo siempre con tus promesas y tus responsabilidades, aun cuando requiera sacrificio.

Colosenses 3:23 dice, “Y todo lo que hagan, háganlo de corazón, como para el Señor y no como para la gente.”Como cristiana, tú debes de tener la reputación de ser la persona más confiable en tu trabajo. ¡Porque tú representas a Cristo! ¡ÉL ES TU JEFE! ¡HÓNRALO CON TU TRABAJO!

Y POR ÚLTIMO, Si quieres QUE EL DON DE LA FIDELIDAD SE MANIFIESTE EN TU VIDA, tienes que aprender a manejar tu dinero. Dios te ha dado dinero, Y COMO LO MANEJAS, es una prueba de tu fidelidad hacia Él.

En Lucas 16:11, Jesús dice,“Porque si en el manejo de las riquezas injustas ustedes no son confiables ¿quién podrá confiarles lo verdadero?” Así quenecesitas preguntarte, “¿Estoy siendo fiel con el dinero que Dios me da? ¿Estoy dándole el diezmo? ¿Pago mis cuentas a tiempo?

Cuando comparo lo que ofrendo, con lo que gasto, y lo que gasto, con lo que ahorro, ¿está mi vida realmente en armonía? La manera como manejas tus finanzas determina, EN GRAN FORMA, lo que Dios puede hacer en tu vida.

Hubo una época en mi vida en QUE YO NO MANEJÉ BIEN MI DINERO. En vez de diezmar y ahorrar, gastaba más de lo que ganaba. Yo y mi tarjeta de crédito éramos íntimas amigas. ¡Pero Dios tuvo que tomar cartas en el asunto!

La historia es que hace dieciocho años mi esposo y yo nos construimos una casa linda a las afueras de Albuquerque, que es en Nuevo México, en los Estados Unidos. Tenía una vista espectacular de las montañas.

LAS QUE SE HAYAN CONTRUIDO CASA, saben que siempre sale mucho más cara de lo que espera mos . ¡Yo quería los mejores acabados! Pero todo eso cuesta plata. Un día mi hija, Nani, me llamó por teléfono, felicísima, para contarme que le habían dado un aguinaldo de Navidad excelente.

Me dijo “Mami, he pagado todas mis deudas, y todavía me quedan $3,000 para guardar en el banco. Si necesitas plata para pagar los últimos detalles de tu nueva casa, TE LA PRESTO, y una vez que te hayas mudado, y se hayan regularizado tus gastos, entonces me pagas. Yo no tengo ningún apuro.” ¡Cómo no iba a aceptar esta oferta!

Así que le dije que si… y seguí gastando plata. El gran día llegó en que nos mudamos a nuestro nuevo hogar. ¡Estábamos fascinados! Pero unos meses después sufrimos una crisis económica terrible. Perdí mi negocio, no había plata para pagarle a los acreedores, y para remate, no podía conseguir trabajo, y la deuda era enorme.

En medio de esta crisis, mi hija SE CASÓ EN MIAMI, y al poco tiempo, me llamó para preguntarme si le podía pagar sus $3,000. Se estaba construyendo una casita, y necesitaba ese dinero para el día del cierre de la casa. ¡ME QUEDÉ FRIA! No tenía idea de donde iba a sacar ese dinero. Las cosas seguían re-mal.

Le pregunté, tratando de sonar tranquila, “¿Y cuándo va a ser el cierre de tu casa?” Me dijo que en Marzo del año siguiente. Como todavía estábamos en Septiembre me quedé más tranquila. Yo sabía que Dios proveería. Él contesta las oraciones de Sus hijas. Le dije que ella tendría su plata la primera semana de Enero.

Llegó Diciembre, Y NADA. No había plata. Aprovechando que era la época de Navidad, llevé una pulsera de brillantitos que tenía, a una joyería muy buena, y quedaron en vendérmela durante las navidades.

Después de Navidad, chequié con el joyero, Y NADA, no la habían vendido. “Señor, Dios mío, y ahora que hago. Ayúdame. Necesito pagarle a mi hija los $3,000 la próxima semana. “

Y llegó el primero de Enero… luego el dos de Enero… y el primer día útil de ese año, fue el 3 de Enero. Y nos llegó el correo. Comencé a abrir los sobres. ¡Eran puras cuentas! En eso abrí un sobre que contenía un cheque por más de $9,000. ¡Nueve mil dólares!

Pensé, “Esto tiene que ser la broma de algún chistoso. ¿Quién me podría estar mandando a mí toda esta plata? Casi boto el cheque a la basura, pensando que era de mentira, “pura propaganda,” pero antes de hacerlo, se lo enseñé a mi esposo. Y él también lo miraba incrédulo, sin entender de donde podía venir este cheque.

En eso vio una notita que decía que el Estado de Nuevo México había necesitado un pedacito de un terreno que teníamos con otros socios, para hacer una carretera que pasaría por nuestro propio terreno. “Y lo habían comprado”. Y nuestra parte, en esta transacción, era $9,000.

¡No lo podía creer! Nuestro Dios, no solo es un Dios fiel, sino que es también un Dios de abundancia. Nosotros solo necesitábamos $3,000, y sin embargo, Él nos mandó un cheque por $9,000. Ya se imaginarán la emoción de mi hija cuando recibió sus $3,000 (porque ella ya estaba teniendo sus dudas). ¡Hasta le pagué con intereses!

Dios es un Dios de recursos ilimitados – EL ÚNICO LÍMITE SE LO PONEMOS NOSOTRAS MISMAS. Nuestras peticiones, nuestros pensamientos, y nuestras oraciones son, a veces, bien “chiquititas,” porque no confiamos que Dios lo puede hacer. Y por consiguiente, nuestras expectativas son bien bajas.

En las dificultades más grandes, en la pobreza más profunda, y en los momentos de gran necesidad, Dios nunca me ha fallado. ¡Él es fiel! ¡Él nunca te fallará a ti tampoco! DIOS SIEMPRE SUPLE, y nos da MUCHÍSIMO MÁS de lo que esperamos.

Efesios 3:20 dice, “Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra en nosotros.”

A VECES DIOS NOS HACE ESPERAR. Jesús les dijo a los discípulos que esperaran al Espíritu Santo en Jerusalén, y puede que te haga esperar a ti , como me hizo esperar a mí. Pero recuerda: Dios es fiel, y también te cumplirá. En Ezequías 36:36, Dios dice, “Yo el Señor, lo he dicho, y lo haré.”

Y Tesalonicenses 5:24 dice, “Aquel que los llama ES FIEL, y cumplirá todo esto.”

OREMOSLE AL SEÑOR

Señor, queremos permanecer en Ti, y dar fruto. Dar el fruto de la Benignidad, la Bondad, y la Fe. Haznos mujeres dulces, bondadosas y confiables. Haznos mujeres dignas del llamado que nos has hecho. ¡Señor, haznos como Jesús!

Señor, solo por el poder de Tu Espíritu Santo podemos resplandecer tu belleza. Tú eres un Dios fiel. Te amamos, Señor. Tú nos guardas, nos sostienes, y nos bendices. No hay nadie como Tú. En el Nombre de Jesús. Amén.


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema

----------------------------------------------->