UN TIEMPO PARA LLORAR – PARTE II - Juan 14:2-3

Yo acababa de cumplir once años. Los cumplí tres días antes de que mi papá muriera. A pesar de que mi mamá me había dado regalos por mi cumpleaños, ella me preguntó “qué era lo que yo quería hacer” en mi día. Yo le dije que quería ir al hospital a ver a mi papá. ¡Yo no tenía idea de la gravedad de su enfermedad!

 

El chofer me llevó al hospital. Cuando llegué al cuarto donde estaba mi papi, mi mamá me salió al encuentro, y me dijo que era mejor que no entrara porque mi papá se había emocionado mucho al saber que yo estaba ahí para verlo, y se había puesto a llorar. ¡Me quedé anonadada! ¡Yo quería ver a mi papá!

 

Antes de regresar a casa, sigilosamente agüeité por la ranura de la puerta con la esperanza de ver a mi papá. Si, vi que él estaba llorando. ¡ESTO ROMPIO MI CORAZON! Si yo hubiera sabido que esa sería la última vez que vería a mi papá vivo, hubiera entrado corriendo al cuarto, y le hubiera dado un último beso y abrazo.

 

Yo estaba segura de que vería a mi papi de nuevo en la casa. ¡Pero no fue así! Pero sé que lo veré de nuevo en el cielo, en mi verdadero hogar. Y ya no nos separaremos nunca más. Si tú has perdido a tu papá o a tu mamá, tú reunión con él o ella será muy dulce y hermosa.

 

Y aprovecha toda oportunidad que tengas “en esta vida” para demostrarle afecto a tus padres… ahora que están vivos. No te quedes, como yo, con las ganas de haber abrazado y besado a mi papá.

 

En Juan 14:2-3, Jesús les dijo a Sus discípulos, cuando ellos se quedaron atónitos al saber de la inminente muerte de su Señor… En la casa de mi Padre hay muchos aposentos. Si así no fuera, ya les hubiera dicho. Así que voy a preparar lugar para ustedes.

Y si me voy y les preparo lugar, vendré otra vez, y los llevaré conmigo, para que donde yo esté, también ustedes estén. ¡JESUS LES ESTABA HABLANDO ACERCA DE SU HOGAR CELESTIAL! Que maravilloso que Jesús describiera el cielo de forma tan hogareña. LA CASA DE MI PADRE.

 

La muerte de un ser querido nos hace parar en seco. Nos hace pensar más hondamente acerca de la vida y nuestros estilos de vida. Por eso, Salomón escribió en Eclesiastés 7:3, Es mejor estar triste que estar alegre; un rostro triste le viene bien al corazón.

 

Salomón dice que tu angustia te hará cambiar. Cómo cambiarás es un hecho que hay que considerar. El dolor, la pena, y la tristeza afectan a una persona de forma tan profunda, que hasta hace que los contornos de su rostro se distorsionen. ESTAS EMOCIONES TIENEN QUE HABERLE LLEGADO A SU CORAZON… ¡AL CENTRO DE SU SER PRIMERO!

 

Como tu corazón es tu centro sicológico y motivador, lo que está pasando en tu corazón afecta todo lo que piensas, lo que dices, y lo que haces. Lo que pasa en tu corazón determinará la persona en que te convertirás. Los pensamientos apropiados del corazón acerca de la muerte - influirán para que te vuelvas más como Cristo.

 

Cada persona se debe de tomar la muerte en serio. Desde que se murió tu papá o mamá… ¿has pensado acerca de tu propia muerte, y de la eternidad que la sigue? No seas como mucha gente que trata de suprimir estos pensamientos. ¡LA MUERTE NOS VIENE A TODOS!

 

֎ Perder a papá o mamá es bien duro, pero cuando conoces las verdades de Dios… ¡TODO PUEDE CAMBIAR! Por ejemplo, en la Biblia la palabra “ESPERANZA” se refiere a una expectativa y anticipación de algo que es absolutamente cierto. ¡ES SEGURA PORQUE DIOS LA HA PROMETIDO!

 

¡Y ÉL “NO ES COMO MUCHA GENTE” QUE NO CUMPLE SUS PROMESAS! Sus promesas son tan seguras como si ya se hubieran cumplido. ¡NO PUEDEN FALLAR!

Así que puedes tener la seguridad DE QUE TU PADRE O MADRE CREYENTE ESTÁ EN UN ESTADO DE ALEGRIA… AL QUE TÚ TAMBIEN ENTRARÁS EN UN DIA FUTURO. En tus horas de soledad… ¡TÚ NO ESTÁS SOLA! En los momentos de dificultad o decisión, cuando tú te hubieras vuelto hacia tu papá o mamá que ya se ha ido… ¡TÚ NO ESTÁS SOLA!

 

¡DIOS TE GUIARÁ Y TE AYUDARÁ! Tal vez ahora aprenderás a depender de Él… MÁS DE LO QUE LO HABRÍAS HECHO EN EL PASADO. Tu Padre celestial te protegerá. ¡CONSULTA SU PALABRA! ¿Pero por qué debemos confiar en la Palabra Escrita de Dios?

 

2 Timoteo 3:16 dice, Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia. La Palabra que leemos es inspirada. “INSPIRADA” significa que Dios la ha soplado.

 

Si tú escucharas a Dios hablar, El no te diría “NADA MAS” ni “NADA MENOS” ni “NADA DIFERENTE” de lo que ya nos ha dicho en las Escrituras. ¿No es maravilloso saber que Él nos ha dado esta ayuda? Cuánto más conozcas Su Palabra, menos sola te sentirás, menos desorientada estarás, y menos errores cometerás.

 

¿Hay asuntos en tu pasado que necesitas resolver? ¿A lo mejor nunca lidiaste con algún problema o problemas entre tú y tu papá o mamá, que ha fallecido? A lo mejor le hablaste palabras duras, o hiciste algo hiriente que ahora lamentas profundamente. ¿Es demasiado tarde para hacer algo al respecto? ¡NO! No es demasiado tarde.

 

Con respecto a tu papá o mamá, todos esos asuntos están enterrados en el pasado. Como ahora su espíritu ha sido perfeccionado, tu papá o mamá ve las cosas como Dios las ve. Sus propios pecados, juntamente con todos sus malos efectos, han sido borrados completamente. Tus padres no guardan ningún resentimiento ni amargura contra ti.

 

Y con respecto a ti y tus pecados… ¡TU TAMBIEN TIENES POSIBILIDADES! ... ¡SI! Tú le puede hablar a Dios – a tu Padre Celestial – acerca de tus pecados.

¡Dios te escuchará y te perdonará! Y si realmente te arrepientes… ¡TU SENTIRÁS PAZ EN TU CORAZÓN! Tal vez, cuando terminemos este video – y en la privacidad de tu habitación -- puedas resolver este asunto entre tú y Dios. ¡QUE MEJOR MOMENTO QUE ESTE!

 

EL ARREPENTIMIENTO, “LA CONFESIÓN DEL PECADO”, Y EL PERDÓN son siempre solo el principio… ¡ELLOS BORRAN EL PASADO! ¡SI! ¡PERO ESTO ES SOLO UNA PARTE DE AQUEL MOMENTO DECISIVO! Dios también espera que haya cambios en tu vida. Por eso, Mateo 3:8 dice,  Produzcan frutos dignos de arrepentimiento.

 

Entiende que estas obras no son una especie de penitencia por tu pecado. ¡NO! A pesar de que el pecado es perdonado, Y NUNCA MAS ES USADO EN CONTRA TUYA, el arrepentimiento y el perdón te deben llevar a una nueva forma de pensar y vivir.

 

Dios quiere que te vuelvas una persona diferente – en alguien con quien otros se pueden llevar bien, y en alguien que complace a Dios en todo lo que hace. Jesús no quiere que sigas pecando de la forma como lo hiciste en el pasado. Es por eso que Él nos llama a producir frutos dignos de arrepentimiento.

 

TE VOY HACER UNA SUGERENCIA. Trata de rememorar algunos de los recuerdos que tienes de tu papá o tu mamá. Algunos serán agradables, pero tal vez otros, no lo sean. Cualesquiera que sean, ¡AFRÓNTALOS! Son solo memorias y recuerdos… ¡NADA MÁS! ... POR LO TANTO… ¡NO TIENEN PODER SOBRE TI!

 

No dejes que tus pensamientos controlen tus emociones de manera equivocada. Algunos recuerdos, los apreciarás… y en el futuro los recordarás con agradecimiento. Otros, los lamentarás. Aprende de ellos a medida que los evalúas bíblicamente.

 

Y HABIENDO APRENDIDO ALGO DE ELLOS ACERCA DE TI MISMA Y DE OTROS… ¡DECIDE VIVIR DE FORMA DIFERENTE! Deja que tus recuerdos (buenos o malos) sean beneficiosos en tu vida futura. Recuerda que Jesucristo murió… PARA QUE TÚ PUDIERAS VIVIR, Y EL SUFRIÓ PARA QUE TÚ NO TUVIERAS QUE SUFRIR ETERNAMENTE.

Hay un glorioso futuro que será revelado a todos los hijos e hijas de Dios. ¡SERÁ INCREÍBLE! ¡MAS GRANDIOSO DE LO QUE TE PUEDAS IMAGINAR! TU ESTARÁS SOLA SIN TU PADRE O MADRE TERRENAL… ¡SOLO POR UN TIEMPO! … ¡PERO COMPARADO CON LA ETERNIDAD… ¡SERÁ SOLO POR POCO TIEMPO!

 

Pronto te reunirás con tu papá o tu mamá. Y más que nada… ¡TE REUNIRÁS CON JESÚS! A través de tu pena y dolor… ¡VE A TU SALVADOR EN TODA CIRCUNSTANCIA! Pídele que convierta esta aparente tragedia en una bendición para todos los involucrados.

 

¡SI! ¡LA MUERTE DUELE! SABIENDO LOS HECHOS ACERCA DE LA MUERTE, COMO DIOS LO HA EXPLICADO EN LAS ESCRITURAS, Y SABIENDO QUE TÚ, TU PAPA, O TU MAMA ESTARÁN SIEMPRE CON EL SEÑOR – PUEDE ATENUAR EL DOLOR COMO NADA MÁS LO PUEDE HACER.

 

¡ASI QUE! ¡DESCANSA EN LAS FIELES PROMESAS DE DIOS! ¡SIGUE SU PALABRA Y ESTARÁS BIEN!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema