¿QUIÉN ES JESUCRISTO?

Juan 1:1-14

ABRAN SU BIBLIA A JUAN 1:1-14

Jesucristo es el corazón y esencia del evangelio. El Cristianismo no es una filosofía de la vida. El cristianismo se centra en UNA PERSONA, que es la esencia de todo lo que nosotras, LAS CRISTIANAS, creemos.

El apóstol Juan explica, claramente, EL PORQUÉ ÉL ESCRIBIÓ ESTE EVANGELIO, en Juan 20:31, Para que ustedes crean que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, Y PARA QUE AL CREER, tengan vida en Su nombre.

A pesar de todo lo que Jesús hizo para comunicar el amor de Dios, muchos corazones permanecieron cerrados. Este evangelio te va a poner cara-a-cara con tu propia condición espiritual. ¿Escogerás creer en Jesucristo? ¿Escogerás seguirlo y amarlo?

El evangelio de Juan ha bendecido los corazones DE LA GENTE DE DIOS por siglos. Ha sido llamado “La carta de amor de Dios al mundo”. Martin Lutero escribió acerca de esto: “Este es el evangelio principal – es único, tierno, y genuino.

Si un tirano lograra destruir las Sagradas Escrituras, y quedara una sola copia de la Epístola a los romanos, y una sola copia del Evangelio de Juan, ¡EL CRISTIANISMO ESTARÍA A SALVO! Lutero debe de haber amado este evangelio, MUY ESPECIALMENTE, porque él predicó de él, POR MUCHOS AÑOS DEL PÚLPITO en la iglesia de Wittenberg, Alemania.

Uno de los versículos más conocidos y más amados en la Palabra de Dios, es Juan 3:16, que dice, Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, NO SE PIERDA, sino que tenga vida eterna.

Y en Juan 6:35, Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida. El que a Mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en Mí cree, no tendrá sed jamás. Y Juan 10:11 declara, Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas.

Y en Juan10:25, Jesús dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en Mí, aunque esté muerto, vivirá. Y luego está el tan amado capítulo 14 de Juan, No se turbe su corazón. Ustedes creen en Dios; crean también en Mí. 2 En la casa de mi Padre hay muchos aposentos. Si así no fuera, ya les hubiera dicho.

Así que voy a preparar lugar para ustedes. 3 Y si me voy y les preparo lugar, vendré otra vez, y los llevaré Conmigo, PARA QUE DONDE YO ESTÉ, también ustedes estén. 4 Y ustedes saben a dónde voy, y saben el camino.Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí.

A causa de estos y otros pasajes, QUE NO NOS SORPRENDA, que el Evangelio de Juan haya sido una fuente de bendición para muchas generaciones de la gente de Dios. Es, probablemente, EL MEDIO POR EL CUAL MUCHAS PERSONAS, han llegado a conocer a Jesucristo, como su Salvador y Señor, que cualquier otra Escritura.

EMPECEMOS EN ORACIÓN

Padre, estamos tan emocionadas de poder comenzar a estudiar el evangelio de Juan. Gracias que tu Palabra es verdad. ¡Y que Jesucristo es la Palabra! Señor, abre nuestros corazones y nuestras mentes para escuchar con entendimiento… con sabiduría.

Señor, Tu Palabra nos deleita. Es como la miel a nuestros labios. Gracias, Padre, que tu Hijo Jesucristo vino a esta tierra para salvarnos de nuestros pecados y darnos vida eterna. Háblanos, Señor, estamos ansiosas de escucharte. Tu Palabra es nuestro pan de cada día. En el nombre de Jesús, Amén.

Siempre habrá personas que dirán, que la fe DEBE DE ESTAR TOTALMENTE SEPARADA DE LA EVIDENCIA. Pero eso no es lo que la Biblia dice. La fe es creer en algo, O EN ALGUIEN, BASADO EN LA EVIDENCIA, y luego actuar en base a eso.

En este caso, Juan nos ha dado UNA EVIDENCIA COMPLETA DE LA DIVINIDAD DE JESÚS, para que los lectores, de esa época y de la nuestra, creyeran y le entregaran sus vidas a Jesús, como su Salvador.

En el evangelio de Juan tenemos un récord correcto de todas las cosas que fueron dichas y hechas en Palestina, hace dos mil años atrás, POR UN JUDÍO LLAMADO JESÚS DE NAZARET, y que son presentadas, COMO EVIDENCIA, de Sus increíbles afirmaciones.

Si uno va a creer -- Y MIRAR EL RELATO HONESTAMENTE CON UNA MENTE ABIERTA, Dios lo usará para llevar a esa persona A LA PLENITUD DE FE EN NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, como el Hijo de Dios y su Salvador. ¡Este fue el propósito de Juan al escribir su evangelio!

¿Y qué pasará en tu caso? Todo depende si es que abres tu mente a la enseñanza de Juan. A lo que estudiamos este evangelio de amor, mi oración es, QUE COMO JUAN, seamos transformadas y cambiadas de gloria en gloria… ¡A LO QUE NOS VOLVEMOS A ENAMORAR DE JESÚS!

El título de este mensaje es ¿QUIÉN ES JESUCRISTO? y está dividido en tres elementos: (I) LA PALABRA HABLA; (II) JUAN DA TESTIMONIO DE LA PALABRA; Y (III) LA PALABRA HABITA CON NOSOTRAS.

ASI QUE COMENCEMOS CON NUESTRO PRIMER ELEMENTO…

I. LA PALABRA HABLA – Juan 1:1-5

En el principio ya existía la Palabra. La Palabra estaba con Dios, y Dios mismo era la Palabra. Desde las primeras páginas de la Escritura, ¡DIOS HABLA! Cada vez que Él pronuncia una palabra, ¡COSAS SUCEDEN! ¡ÉL DICE QUE HAYA LUZ! ¡Y HAY LUZ!

Y Él sigue hablando hasta que nuestro universo entero está lleno de vida y en orden. Él llama a la gente de todas las naciones, y revela Sus propósitos a través de ellos. Él escoge a los profetas para que pronuncien Sus mensajes… CUANDO LAS PERSONAS ESTÁN EN PELIGRO, y necesitan regresar a Dios.

Y cuando Él manda A SU ÚNICO HIJO a vivir en la tierra, el Hijo es llamado “LA PALABRA”. Definitivamente que no servimos a un Dios silencioso. Mucha gente no puede decir, CON SEGURIDAD, si Dios todavía habla hoy en día, Y MENOS AÚN, a ellos personalmente.

Ellos pueden aceptar la Palabra escrita – COMO LA VOZ DE DIOS – DE FORMA GENERAL PARA TODOS LOS QUE LA LEEN. Pero para conversaciones personales, y para recibir dirección de Dios, ellos se esfuerzan para poder escuchar. Nuestra teología nos dice ¡QUE DIOS HABLA! ¡QUE ES VERBAL!... AUNQUE NUESTRA EXPERIENCIA, diga lo contrario.

El primer paso para escuchar a Dios es de reconocer que Él todavía nos habla. Tenemos que estar convencidas de eso… PARA PODER SEGUIR ADELANTE, en medio de las frustraciones, QUE TENEMOS, para poder escucharlo.

Si sabemos que Jesucristo es la Palabra, QUE SIEMPRE TIENE ALGO QUE DECIRNOS, no nos daremos por vencidas, TAN FÁCILMENTE, en nuestros intentos de escucharlo. Sobre todo -- CREEREMOS – que es un requisito indispensable para recibir cualquier cosa de Dios. ¡LA FE ABRE NUESTROS OÍDOS!

¡ASÍ QUE! ... ¡CREE! … NO SOLO QUE DIOS TODAVÍA HABLA, sino que Él te está hablando a ti, personalmente. Él te llama para que tengas una relación con Él. Las relaciones están basadas en la comunicación. Las conversaciones con Dios son normales… ¡FUISTE DISEÑADA PARA ESO! POR LO TANTO… SI CREES Y ESCUCHAS… ¡ESCUCHARÁS!

2 En el principio, la Palabra estaba con Dios. ¿Qué es lo que piensas tú de Jesucristo? ¿Quién es Él? Con respecto al cristianismo, esta es la pregunta más importante que tú, O CUALQUIER OTRA PERSONA, puede hacerse a sí misma. ¡ES IMPORTANTE PORQUE ES INELUDIBLE!

Tendrás que contestarla tarde o temprano – EN ESTE MUNDO O EN EL MUNDO POR VENIR, porque la calidad de tu vida aquí, Y TU DESTINO ETERNO, depende de tu respuesta. ¿Quién es Jesucristo? Si Él fuera solo un hombre, entonces, ¡OLVÍDATE DE ÉL! ¡No vale la pena!

Pero si Jesucristo es Dios, COMO DIJO SER, y como todos los cristianos creemos, entonces le debes de entregar tu vida. Lo debes de adorar y servirlo fielmente. Así como nuestras palabras LES REVELAN A OTROS nuestros corazones y nuestras mentes, así mismo, Jesucristo es la Palabra de Dios PARA REVELAR SU CORAZÓN a nosotras.

En Juan 14:9 Jesús dijo, El que me ha visto a Mí, ha visto al Padre.

¡JESÚS ES LA PALABRA! Una Palabra está compuesta de letras, ¿no es cierto? La Biblia dice que Jesucristo es el “Alfa y el Omega”, que son la primera y la última letra del alfabeto griego. ¡JESÚS ES EL PRINCIPIO Y EL FIN! ¡ÉL ES TODO!

Con respecto a Hebreos 1:3, Él es el resplandor de la gloria de Dios. Es la imagen misma de lo que Dios es. Él es quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder. Después de llevar a cabo la purificación de nuestros pecados, por medio de sí mismo, se sentó a la derecha de la Majestad, en las alturas.

Jesucristo es la PALABRA MÁXIMA PARA LA HUMANIDAD… ya que Él es la culminación de la revelación divina. ¡JESUCRISTO ES LA PALABRA ETERNA!

Él existía en el principio, no porque tuvo un principio como toda criatura… ¡NO! ¡SINO PORQUE ÉL ES ETERNO! Él es Dios, y Él estaba con Dios. Por eso dijo en Juan 8:58, Antes de que Abrahán fuera, YO SOY.

3 Por ella fueron hechas todas las cosas. Sin ella nada fue hecho de lo que ha sido hecho. Hay definitivamente un paralelo entre Juan 1:1 y Génesis 1:1. Una es la “nueva creación” y la otra es la “vieja creación”.

¡DIOS CREÓ LOS MUNDOS A TRAVÉS DE SU PALABRA. Por eso el Salmo 33:9 dice, El Señor habló, Y TODO FUE CREADO. El Señor ordenó, Y TODO APARECIÓ. Dios creó todas las cosas, por medio de Jesucristo, que significa que Jesús ES EL DIOS ETERNO. Por medio de Él, LA CREACIÓN COMENZÓ… Y FUE COMPLETADA.

No es un proceso que sigue sucediendo, AUNQUE DIOS ESTÁ OBRANDO EN SU CREACIÓN. Por eso Jesús dijo en Juan 5:17, Hasta ahora Mi Padre trabaja, y Yo también trabajo.

4 En ella estaba la vida, y la vida era la luz de la humanidad. 5 La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Cuando Jesucristo vino a un mundo, que estaba esclavizado por las tinieblas, Y MUERTO POR SU PECADO, Jesús vino como la Luz y la Vida.

Su luz disipaba la oscuridad del pecado… POR DONDE QUIERA QUE ÉL FUERA, porque las fuerzas de la maldad no podían resistirlo. La vida, QUE ÉLTRAJO, era abundante y libre, disponible para todos los que estaban muertos en su pecado.

Por eso Efesios 2:1 dice, A ustedes, Él les dio vida cuando aún estaban muertos en sus delitos y pecados. Y Juan 10:10 dice, El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Si eres cristiana, JESÚS VIVE EN TI, y Su luz está dentro de ti. Las cristianas somos llamadas a disipar la oscuridad. Efesios 5:11 dice, No tengan nada que ver con las obras infructuosas de las tinieblas. Al contrario, denúncienlas.

La luz de Jesucristo debe de brillar “TAN RADIANTEMENTE A TRAVÉS TUYO”, que aquellos que andan en las tinieblas, se sentirán incómodos cuando están alrededor tuyo. La luz dentro de ti debe de disipar las tinieblas de las vidas de tus amigas, de tus compañeros de trabajo, y de los miembros de tu familia.

La vida, QUE JESUCRISTO OFRECE, está disponible a otros… ¡A TRAVÉS TUYO! Hagamos el bien a todos aquellos que están sufriendo. La vida de Cristo en ti ES MÁS QUE SUFICIENTE para satisfacer cada necesidad humana. Cuando la gente tiene un encuentro contigo, TIENE UN ENCUENTRO CON CRISTO, que está dentro de ti.

Tú no tendrás todas las respuestas, pero tú tienes a ALGUIEN, dentro de ti ¡QUE SI LAS TIENE! Tú no cargarás el peso de las necesidades de otros… ¡CRISTO LO HARÁ! Ten en cuenta, QUE DE LA MISMA FORMA QUE MUCHOS RESISTIERON A JESUCRISTO, habrán también aquellos que resistirán la verdad que tú les ofreces.

Aun así, DALE GRACIAS A DIOS POR HABERTE ESCOGIDO “PARA EXPRESARSE A SÍ MISMO…A TRAVÉS TUYO” ¡DÁNDOLE LUZ Y VIDA A TODOS ALREDEDOR TUYO!

¡ASÍ QUE! YA VIMOS QUE LA PALABRA HABLA, AHORA VAYAMOS A NUESTRO SEGUNDO ELEMENTO…

II. JUAN DA TESTIMONIO DE LA PALABRA – Juan 1:6-11

6 Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. 7 Éste vino por testimonio, para dar testimonio de la luz, a fin de que todos creyeran por él. 8 Él no era la luz, sino que vino para dar testimonio de la luz.

Muchas de nosotras tendemos a pasar por alto la importancia del ministerio de Juan el Bautista. Nosotras nos enfocamos en el ministerio de Jesucristo, como debiera ser, y recordamos a Juan el Bautista COMO EL PREDECESOR DE NUESTRO SEÑOR. Juan dice que el Bautista vino para dar testimonio de Jesucristo. ¡Esta fue la razón de su existencia!

Juan mismo dijo en Juan 3:30, Es necesario que Él [el Cristo] crezca, y que yo decrezca. Definitivamente, que Juan era una figura carismática. Leemos que multitudes de personas iban a escucharlo. De la misma manera, QUE MÁS ADELANTE, muchos irían a escuchar a Jesucristo.

Era tan grande el número de personas que iba a ver a Juan el Bautista, que hasta los sacerdotes y levitas en Jerusalén, se preocuparon a tal punto, que enviaron delegados a investigar las enseñanzas de Juan. Gracias a la predicación de Juan, mucha gente se arrepintió, y fue bautizada -- como señal de que habían dejado atrás sus pecados.

En cierto modo, Juan fue una parte crucial de la historia bíblica, porque leemos en Lucas 16:16, Que la ley y los profetas llegan hasta Juan. Desde entonces se anuncian las buenas noticias del reino de Dios, y todos se esfuerzan por entrar en él.

Esto significa que Juan fue el último de los profetas del Antiguo Testamento, y por lo tanto, el último de los representantes de la vieja orden. Después de esto, Jesús vino predicando el Reino de Dios, AL CUAL AHORA PODIAN ENTRAR POR PRIMERA VEZ – POR FE EN SU PERSONA.

Juan fue también el heraldo de la nueva dispensación. Él se ganó el elogio de su Señor, cuando Jesús dijo en Mateo 11:11, De cierto les digo que, entre los que nacen de mujer, no ha surgido NADIE MAYOR que Juan el Bautista. Aun así, el más pequeño en el reino de los cielos es mayor que él.

Es muy probable, que este versículo se refiera, principalmente, al hecho de que aquellos que vinieron después de Juan, Y CREYERON EN JESUCRISTO, recibirían al Espíritu Santo. O también puede referirse a la extraordinaria humildad de Juan. Jesús dijo que aquellos QUE SE HUMILLARAN A SÍ MISMOS, serían exaltados.

Y Juan, definitivamente, que había hecho eso. Él se llamó a sí mismo , Una voz que clama en el desierto. Tú no puedes ver una voz. ¡SOLO PUEDES OÍRLA! ERA EL ROL DE JUAN… Y SU ALEGRÍA, ser simplemente el heraldo del Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

Como Pablo, que vino después, su preocupación fue QUE JESÚS FUERA ABSOLUTAMENTE MAGNIFICADO – YA SEA POR SU VIDA O POR SU MUERTE. Juan fue un verdadero y fiel predecesor.

7 Éste vino por testimonio, para dar testimonio de la luz, a fin de que todos creyeran por él. 8 Él no era la luz, sino que vino para dar testimonio de la luz. En primer lugar, Juan el Bautista estaba al tanto… “DE QUE ÉL NO ERA LA LUZ”.

Esto es importante, simplemente, PORQUE UN BUEN TESTIMONIO DE JESUCRISTO debe de comenzar con este entendimiento. Cuando un cristiano o cristiana, ya sea, ministro, escritor, maestro, o quienquiera que sea, QUE SE CREE MUY IMPORTANTE, ella o él dejará de ser efectivo, como testigo de Cristo. ¡El testimonio parará!

Desafortunadamente, esto ha sido cierto de muchos cristianos, y de muchos movimientos cristianos importantes.

Algunas personas piensan que están siendo testigos de Cristo solo por el hecho de vivir la fe cristiana, O DE NO HACER CIERTAS COSAS, y de hacer otras. Viven su fe en el trabajo, en el colegio, o en sus hogares. Desafortunadamente, AUNQUE ESTO SEA IMPORTANTE, eso no es dar testimonio de Cristo.

Dar testimonio, ES HABLARLE A OTROS DE JESUCRISTO. Si queremos hacerlo, eficazmente, debemos de poder decirles quién es Jesucristo, y lo que dijo acerca de la depravación de la naturaleza humana. Decirles que Su muerte y resurrección son elementos esenciales a la solución del problema del pecado del hombre.

Y como poder tener una relación personal con Jesús. Un buen testigo no trata de atraer la atención a sí mismo, SINO A LA PERSONA, O HECHOS QUE REPRESENTA.

Así como la Palabra vino para traer “la luz celestial” a la humanidad, ASÍ MISMO, Juan vino para hablar, DESDE UN NIVEL HUMANO, para despertar a la gente a su necesidad de la revelación de Dios.

9 La Palabra, la luz verdadera, la que alumbra a toda la humanidad, venía a este mundo. ¡A VER! Les voy a preguntar… ¿Cuál fue el mejor momento en la historia del mundo? La respuesta típica, tal vez sería, el descubrimiento del fuego o la invención de la rueda.

Un historiador podría referirse AL RENACIMIENTO DE LA VIDA INTELECTUAL DE GRECIA en el siglo quinto A.C. Una persona moderna podría referirse al descubrimiento de la energía atómica… O EN NUESTRO PROPIO TIEMPO, el haber llegado a la luna.

Estos acontecimientos en la historia de la humanidad son interesantes, ¡y hasta importantes! Y, a su manera… muy significativos.

Pero ningún cristiano, jamás contestaría a esta pregunta… apuntando a estos acontecimientos. La única respuesta, QUE UNA CRISTIANA PUEDE DAR, es la venida a la historia humana del Señor Dios Todopoderoso en la Persona de Jesucristo.

Al final de los tiempos, nadie podrá decir que no tuvo la oportunidad de saber… ¡QUE HAY UN DIOS! La Luz ha venido, e ilumina a cada hombre que viene a este mundo. Romanos 1 dice que la creación, alrededor nuestro, es el testimonio de la realidad de Dios y que nuestra consciencia verifica Su verdad.

El Salmo 19 dice que los cielos declaran la gloria de Dios, Y QUE NO HAY LUGAR EN LA TIERRA en que Su voz no se escucha. Por consiguiente, ya sea si un hombre mira al cielo, a la creación a su alrededor, o dentro de su propio corazón, no tiene excusa con respecto a la existencia de su Creador.

Todo hombre sabe de manera innata, E INTUITIVAMENTE, que hay un Dios. Yo creo firmemente, que si hay alguien en el rincón más remoto de la tierra, que tiene hambre y sed por conocer al Dios que salva, Dios hará todo lo necesario para contactar a esa persona. Él escogerá hablarle por medio de un ángel, de un milagro… ¡O POR MEDIO TUYO!

10 En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por ella, pero el mundo no la conoció. 11 La Palabra vino a lo Suyo, pero los Suyos no la recibieron.

El Hijo de Dios llegó a la tierra como hombre. Él vino a las montañas que Él mismo creó. Se enfrentó a los torrentes de los ríos. Él cruzó los valles. Contempló los mares. Caminó bajo las estrellas, la luna, y el sol. Pero la tragedia de tragedias es que En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por ella, pero el mundo no la conoció.

El mundo no reconoció a Aquel que lo había creado. En otras palabras, El vino a lo Suyo, pero los Suyos no la recibieron… En nuestro mundo, la gente mira la belleza de la creación, ¡PERO SE NIEGA RECONOCER AL CREADOR! Imagínense que Walt Disney fuera a Disneylandia en el día de su apertura en 1955.

Pero que nadie, “ ni siquiera lo saludara, lo felicitara ni lo honrara” por el hecho QUE TODO EN EL PARQUE había sido producto de su imaginación y su creatividad. Imagínate a ellos diciendo, ¡Ay! ¡Disneylandia simplemente sucedió! Esta ilustración no hace justicia a este magnífico pasaje de la Escritura, pero tú entiendes la figura, ¿no es cierto?

¡ASÍ QUÉ! YA VIMOS QUE LA PALABRA HABLA, QUE JUAN DA TESTIMONIO DE LA PALABRA, Y AHORA TERMINEMOS CON NUESTRO ÚLTIMO ELEMENTO…

III. LA PALABRA HABITA CON NOSOTRAS – Juan 1:12-14

14 Y la Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria (la gloria que corresponde al unigénito del Padre), llena de gracia y de verdad.

¡HABIAN PASADO CUATROCIENTOS AÑOS DE SILENCIO! Así de largo había sido el tiempo en que Dios no había hablado a través de uno de Sus profetas. La gente de Israel se preguntaba si Dios les iba a volver hablar – o si se había olvidado de los pactos que había hecho con Sus antepasados – con Abrahán y David.

Como había habido una pausa de silencio tan prolongada, sus oídos estaban ansiosos de escuchar de Dios. Estaban hambrientos por una palabra. ¡Y DIOS MANDÓ A LA PALABRA! Pero esta vez, la Palabra vino como nunca antes había venido.

La Palabra, que había estado con Dios en la creación del mundo, ahora había venido al mundo para ofrecer un nuevo pacto y una nueva vida. Durante esos 400 años de silencio, Dios había preparado al mundo para difundir la Palabra.

Bajo la influencia de Alejandro Magno, el griego, el lenguaje de la ciencia, la medicina, y la filosofía, hizo que la comunicación de la PALABRA fuera más fácil que lo que había sido anteriormente.

También, COMO LAS CARRETERAS, Y LA PAZ ROMANA EXISTÍAN, le dieron gran estabilidad y seguridad al imperio, así que los misioneros podían viajar a todas partes sin mucha dificultad.

Y también, había más judíos dispersos por todo el imperio – QUE EN EL MISMO ISRAEL – dándole a los evangelistas, sinagogas y comunidades judías, del cual predicar las buenas noticias a través del todo el mundo conocido. Es en medio de este clima global que Dios mandó Su Palabra.

¿Y cuál fue Su mensaje? Mateo 1:23 nos dice, Le pondrás por nombre Emanuel, que significa: “Dios está con nosotros.” Y Mateo 2:21 dice, Le pondrás por nombre JESÚS, porque Él salvará a Su pueblo de sus pecados.

Y Juan 1:12-14 dice, Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en Su nombre, les dio la potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, ¡SINO DE DIOS!

14 Y la Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos Su gloria (la gloria que corresponde al unigénito del Padre), llena de gracia y de verdad.

Jesús no fue un fantasma ni un espíritu, cuando ministró en la tierra, ni Su cuerpo fue una simple ilusión. Juan y los otros discípulos tuvieron – CADA UNO-- una experiencia personal que los convenció de la realidad del cuerpo de Jesús.

A pesar de que el énfasis de Juan está en la divinidad de Cristo, él deja bien claro, que el Hijo de Dios vino en la carne, PERO SIN PECADO. En su evangelio, Juan denota que Jesús se cansaba y que tenía sed. El gimió dentro de sí, y lloró abiertamente.

En la cruz, tuvo sed, sangró, y murió, Después de Su resurrección, Él le probó a Tomás y a los otros discípulos que Él todavía tenía un verdadero cuerpo, aunque ahora era un cuerpo glorificado. ¿Cómo se hizo carne la Palabra? Por el milagro de su nacimiento de una virgen.

Jesús se identificó con nosotros en todo aspecto de la vida -- desde Su nacimiento hasta su muerte.

LA PALABRA no fue un concepto abstracto de filosofía, sino una verdadera Persona que podía ser vista, tocada, y escuchada. El cristianismo es Cristo, ¡Y CRISTO ES DIOS! La revelación de la gloria de Dios es un tema importante en el evangelio.

Jesús reveló la gloria de Dios en Su Persona, en Sus obras, y en Sus palabras. Juan registró siete maravillosos “milagros de Jesucristo” que declararon abiertamente la gloria de Dios. La gloria del antiguo pacto de la ley, fue una gloria que se desvanecía, pero la gloria del nuevo pacto en Cristo, es una gloria creciente.

La ley podía revelar el pecado, pero no podía hacer nada para removerlo. Jesucristo vino con una plenitud de gracia y de verdad, y esta plenitud está disponible para todos aquellos que se entreguen a Él.

Hermana, ¿has estado esperando una palabra de Dios? ¡MIRA A LA PALABRA! ¡MIRA A JESÚS! Así como el silencio fue una preparación para la venida de Cristo, así Dios está preparando Su mensaje para ti -- de una forma que ni tú te puedes imaginar.

Dios está contigo. Él te salvará de tus pecados. Si Jesús es tu Salvador, tú eres hija de Dios, y lo que Él te da, no se puede llevar a cabo por medio de la carne o la voluntad del hombre – SINO POR EL PODER DE DIOS. ¡EL SIEMPRE CUMPLE SUS PROMESAS!

Dios moverá cielo y tierra para mostrarte Su voluntad. Si Él está silencioso ahora, es porque quiere que te des cuenta QUE SU PRÓXIMO MENSAJE PARA TÍ, será de extremada importancia. Así que sigue escuchando. ¡LA PALABRA ESTÁ AQUÍ!

En estos momentos… ¿Te está hablando Jesús al corazón? ¿Quieres recibir la vida eterna que Él te ofrece? ¿Estás segura que eres hija de Dios? La Biblia dice que puedes estar segura.

Jesús dice en Juan 14:6, “Yo soy el camino, la verdad y la vida, y nadie viene al Padre, si no es por Mí.” ¡Jesús es el único camino! Ninguna religión, ninguna iglesia, ninguna persona te puede llevar al cielo. ¡Solo Jesús puede hacerlo!

¡ASI ES COMO FUI SALVADA! Porque pensé: “Si Jesús es el único camino, yo quiero tomar Su camino. Si Él es la única verdad, yo quiero esa verdad, y si Él es la única vida, yo la quiero.

Ahora sé, sin duda alguna, que tengo salvación eterna. Esto no tiene nada que ver con religión, sino con un encuentro verdadero con LA PALABRA. ES CONOCERLO… ES AMARLO. Es tener una relación íntima con Él. ¡Mi vida cambió desde ese momento! Ha sido un proceso maravilloso que continuará para toda mi vida.

DIOS TE AMA, y quiere darte vida abundante. Y Él estará contigo contra viento y marea. Él nunca te dejará ni te abandonará. Jesús me ha dado paz y alegría… ¡ME HA DADO PROPÓSITO!

Romanos 10:9 dice, “Que si confiesas con tu boca, que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salva.”

¿Te sientes sola en estos momentos? ¿Vacía? Solo Jesús puede satisfacer los anhelos más profundos de tu corazón. Solo Jesús te puede dar gozo… y la paz que sobrepasa todo entendimiento.

¿Qué si este es tu último momento? ¿Tu último día? ¿Estás segura que si te mueres hoy, te irás al cielo? La Biblia dice que puedes estar segura. ¡Que hoy es tu día de salvación!

Escúchame. No importa lo que hayas hecho… No es demasiado tarde. No importa cuán bajo hayas caído. No es demasiado tarde. Jesús te acepta tal como eres. Jesús te está invitando, pero tú tienes que venir. ¡Ven tal como eres!

¡JESÚS TE AMA! Él quiere perdonarte. Quiere hacerte una mujer nueva. Dios te puede dar un nuevo comienzo. Una nueva vida. Tu corazón y tus manos pueden quedar limpios en este mismo momento. ¡Tú no estás aquí por casualidad! Tenías una cita divina con Dios.

Tú fuiste creada para tener una relación con Dios. Así que, te quiero preguntar: ¿Quieres aceptar a Jesús como tu Señor y Salvador? O a lo mejor lo aceptaste en el pasado, pero sabes que no has estado caminando con El, hoy es tu oportunidad de arrepentirte… DE REGRESAR A ÉL.

Así que… sí quieres aceptar a Jesús por primera vez, o si quieres regresar a Él, REPITE ESTA ORACIÓN DESPUÉS DE MÍ--RECUERDA QUE LE ESTÁS HABLANDO AL SEÑOR, DE CORAZÓN A CORAZÓN.

Señor Jesús, Sé que soy pecadora. Perdóname. Yo creo que moriste por mis pecados y resucitaste de entre los muertos. Ya no quiero pecar más. Ahora te invito a que entres en mi corazón y vida. Quiero seguirte, como mi Señor y Salvador para el resto de mi vida. En el nombre de Jesús… Amen.


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema