¿TE SIENTES AGOTADA? - Mateo 11:28-30

Jesús dice en Mateo 11:28-30, Vengan a Mi todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que Yo los haré descansar. 29 Lleven Mi yugo sobre ustedes, y aprendan de Mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para su alma; 30 porque Mi yugo es fácil, y Mi carga es liviana.

¡VENGAN! dice Jesús. En cambio, los fariseos decían “HAGAN”, y exigían que la gente siguiera a Moisés y todas las tradiciones. Pero la verdadera salvación se encuentra solo en una Persona… ¡EN JESUCRISTO! ¡IR A ÉL SIGNIFICA CONFIAR EN Él! Esta invitación es abierta para todos aquellos que están exhaustos y abrumados.

Así es exactamente como la gente DE ESA ÉPOCA se sentía bajo el yugo del legalismo de los fariseos. ¡NOSOTRAS NOS SENTIMOS CANSADAS Y ABRUMADAS TAMBIÉN! Jesús nos libera de todas nuestras cargas. EL DESCANSO QUE JESÚS PROMETE SON EL AMOR, LA SANACIÓN, Y LA PAZ CON DIOS… ¡Y NO QUE DEJEMOS DE CUMPLIR CON NUESTRAS OBLIGACIONES!

Nuestra relación con Dios -- TRANSFORMA EL TRABAJO SIN SENTIDO -- en productividad espiritual y propósito. NO HAY DUDA… que el peso y las presiones en nuestras vidas aumentan al tener que lidiar con los asuntos de familia… CON LAS DEMANDAS PROFESIONALES, más las responsabilidades QUE ACEPTAMOS EN NUESTRA COMUNIDAD, y en la iglesia.

Muchas veces, CUESTIONES MATRIMONIALES… Y EL DINERO… hacen que nuestra vida se haga más pesada. Si nos deshiciéramos DE LA CARGA (al menos en parte)… todavía cargaríamos con “lo que la Biblia llama”… LA PESADA CARGA DEL PECADO.

¡SI! Nosotras nos esforzamos en hacer los que es bueno, correcto y verdadero. Y tratamos de mantenernos a la altura “DE LO QUE CREEMOS” QUE DIOS REQUIERE DE NOSOTRAS. A pesar de nuestros mejores esfuerzos, “el pecado levanta su cabeza” más veces de lo que quisiéramos. Y nuestra culpabilidad añade “otro tonel” a nuestra carga.

Y ante tanta presión… ¡BUSCAMOS ALIVIO! ¡Y montones de opciones se nos vienen a la mente! Muchas de las “SOLUCIONES” PARA NUESTRO DURO TRABAJO Y CARGAS PESADAS son solo fantasías… pavadas. Libros y shows de televisión nos dan consejos de como deshacernos de nuestras cargas… pero con pocos resultados.

Seminarios y retiros nos dan un respiro temporal. Y a lo que buscamos respuestas, tratamos de encontrar alguna nueva fórmula… ¡PARA TRATAR CON OTROS Y CON DIOS! Pero “LAS AYUDAS” de nuevas fórmulas son solo transitorias. SOLO CUANDO NOS ENTREGAMOS A CRISTO POR FE… ¡ENCONTRAMOS VERDADERO DESCANSO!

29 Aprendan de Mí, que Soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para su alma. Jesús posee sabiduría, poder y amor infinito. ¡ÉL TIENE TODO LO QUE NECESITAMOS! Él nos sana gentilmente y con humildad. ¡JESÚS NUNCA ES AUTORITARIO! Su personalidad es tan maravillosa que nos compele a decirle “SI” a Jesús.

Una vez que nos entregamos a Él -- POR FE -- debemos de seguir yendo a Él “diariamente”, y hasta muchas veces durante el día. “VENGAN A MÍ” significa que Jesús nos recibe y nos escucha a todas horas… ¡DÍA Y NOCHE! ¡ÉL ES AHORA NUESTRO GRAN COMPAÑERO PARA AYUDARNOS CON LAS RESPONSABILIDADES DE LA VIDA!

Tu ceño fruncido se convierte en una sonrisa, y tu lamento se vuelve en una canción. Si te parece que el cristianismo te agota… QUE TE QUITA ENERGÍA… de seguro que estás practicando religión… ¡Y NO ESTÁS GOZANDO DE UNA RELACIÓN CON JESÚS! Jesús dice que una relación con Él… ¡LE DARÁ DESCANSO A TU ALMA!

¡TU ANDAR CON NUESTRO SEÑOR NO TE HARÁ SENTIRTE CANSADA! Te dará un nuevo ímpetu, restaurará tus fuerzas, y le dará energía a tu vida.

El trabajo arduo o la falta de sueño hacen que te sientas cansada. ¡SI! PERO HAY UNA FATIGA MÁS PROFUNDA… que va más allá del cansancio físico. Hay un agotamiento emocional que viene de experimentar cargas pesadas y crisis agotadoras.

30 Porque Mi yugo es fácil, y Mi carga es liviana. ¿En qué sentido es fácil el yugo de Jesús? El yugo es una metáfora de los requerimientos del discipulado. A diferencia del “yugo” de los líderes religiosos, el yugo de Jesús es fácil, -- NO PORQUE SEA MENOS EXIGENTE -- sino porque el poder del Mesías, POR MEDIO DEL ESPÍRITU SANTO, permite que lo sea.

Jesús no nos ofrece una vida fácil y llena de lujos. ¡NO! ¡ÉL COMPARTE SU YUGO CON NOSOTRAS! El peso recae sobre Sus hombros… ¡QUE SON MÁS FUERTES QUE LOS NUESTROS! Llevar el yugo de Jesús implica humildad de nuestra parte, y una buena disposición para aprender.

Cuando nos entregamos a Jesús, ÉL NOS HACE MENOS ORGULLOSAS Y MENOS AUTOSUFICIENTES. ¿Y qué significa que Su carga es liviana?... SIGNIFICA QUE JESÚS “NO PONE SOBRE NUESTRAS ESPALDAS” UNA LISTA LARGA Y PESADA DE TAREAS RELIGIOSAS. ¡ÉL SE ENTREGA A SÍ MISMO! ¡ÉL LE DA SATISFACCIÓN A NUESTRA VIDA!

En Juan 14:27 Jesús nos promete, “Mi paz les doy”. Cuando nosotras vamos a Jesús y le entregamos nuestras cargas… ¡NUESTRO PESO NO DESAPARECE! Más bien, Jesús nos quita la presión, el estrés, y la inquietud que la carga nos causa. ¡Así que! No solo sobrevivimos, SINO QUE FLORECEMOS EN SU MISERICORDIA, SU AMOR, y Su gracia.

¿Qué carga pesada te está agobiando en estos momentos? ¿Qué peso le está causando pesadez y cansancio a tu espíritu? ¿No será la presión de tener que cuidar a tus padres ancianos “día tras día” sin ninguna ayuda? ¿O capaz te parezca “casi imposible” poder cumplir la fecha de entrega en el trabajo?

¿O tal vez tengas que hacer malabares… ENTRE LAS ABRUMADORAS RESPONSABILIDADES DEL TRABAJO… ¿y la crianza de tus hijos en casa?

¿O tal vez sea el peso de una enfermedad crónica? ¿O una relación difícil con alguien a quien amas? ¿O estás teniendo problemas económicos?

Sea cual fuere la carga pesada que tengas, JESÚS TE INVITA, como lo hizo con la multitud mientras enseñaba en aquel día… VENGAN A MÍ TODOS USTEDES, los agotados de tanto trabajar, ¡QUE YO LOS HARÉ DESCANSAR! Cada vez que leo este pasaje… ¡DOY UN SUSPIRO DE ALIVIO!

Jesús conoce los retos y las angustias a las que nos enfrentamos, y al cansancio mental y físico que sentimos. Él comprende nuestro estrés, y las obligaciones y responsabilidades que nos abruman. No dejes que el peso de la vida – Y HASTA LA RESPONSABILIDAD CRISTIANA -- te aplasten. ¡SÉ RESPONSABLE SIN ESTRESARTE!

Jesús te libra de tus cargas pesadas. NO DE LAS RESPONSABILIDADES EN SÍ -- sino del peso de cargarlas por tu propio esfuerzo. CUANDO VAS A JESÚS DE TODO CORAZÓN… ¡ÉL ALIVIA TU CARGA!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema