¿TE SIENTES POCA COSA? – Éxodo 3:1-2; 4:12-13

Niccolo Paganini, el gran violinista italiano y virtuoso del violín, es considerado un genio de la música. Una noche, durante un concierto en Viena, Paganini salió al escenario, y con su violín en mano, rompió una de las cuerdas.

Luego, rompió una segunda cuerda, y luego, una tercera. Cuando solo le quedaba una cuerda, PAGANINI PUSO EL VIOLÍN BAJO SU BARBILLA, y por los próximos 20 minutos…TOCÓ MARAVILLOSAMENTE. A lo que la multitud se ponía de pie en ovación, Paganini dijo, “UNA CUERDA Y PAGANINI”.

Y la gente, reconociendo que acababa de escuchar a un verdadero maestro… ¡ESTALLÓ EN APLAUSOS! Puede que en estos momentos, TE SIENTAS… COMO SI “SOLO” TE QUEDARA UNA CUERDA…O QUE NO SIRVES DE MUCHO… O QUE TE SIENTES FRÁGIL…

Quiero que sepas… QUE A DIOS LE INTERESA USAR A LOS DÉBILES… A LOS QUE NO TIENEN IMPORTANCIA, y a los insignificantes, porque entonces, Él -- EL MAESTRO… EL VIRTUOSO DEL MUNDO -- recibe toda la ovación, y toda la gloria…

Así que comencemos con Éxodo 3:1-3 dice, Moisés cuidaba las ovejas de Jetro, su suegro, QUE ERA SACERDOTE DE MADIÁN, y un día llevó las ovejas a través del desierto y llegó hasta Horeb, el monte de Dios.

Moisés miró, y vio que la zarza ardía en el fuego, PERO NO SE CONSUMÍA. 3 Entonces dijo: Voy a ir, Y VER, esta grande visión, ¿por qué es que la zarza no se quema? La zarza era como cualquier otra zarza… ¡PERO LO QUE ESTABA PASANDO ERA FUERA DE LO COMÚN! ¡ESTE ES EL MÉTODO DE DIOS!

A veces, en las circunstancias más comunes de nuestro diario vivir, Dios hace algo extraordinario. PRENDE UNA ZARZA… como quien dice. Nosotros las llamamos “coincidencias”. Dios puede usar un hecho, O UNA CIRCUNSTANCIA EXTRAORDINARIA para darte un toquecito en el hombro… ¡PARA LLAMAR TU ATENCIÓN!

Él puede valerse de algo así, PARA INMISCUIRSE EN TU VIDA DIARIA, y decirte: “¡PARA! Estate quieta que tengo algo que decirte”. Cuando tú y yo nos tropezamos CON HECHOS POCO COMUNES, es buena idea preguntarnos, “¿Podría estarme diciendo Dios ALGO en este momento?”

Créeme, las cosas no suceden por casualidad. Hay un plan dispuesto por Dios para ti… ¡Y PARA MI! ¡Y PARA EL RESTO DEL MUNDO! A través de cada día común, y de cada momento extraordinario… HAY UN DIOS QUE ESTÁ CONSTANTEMENTE BUSCÁNDONOS… Él me buscó a mí… y Él te busca a ti.

4 El Señor vio que Moisés iba a ver la zarza, así que desde la zarza lo llamó y le dijo: ¡Moisés, Moisés!» Y él respondió: Aquí estoy. ¡A VER! ¿Cuándo le habla Dios a Moisés? ¡EN EL MISMO MOMENTO EN QUE MOISÉS SE ACERCA! Por un momento, MOISÉS PONE A UN LADO SUS RESPONSABILIDADES, y se acerca a ver lo que estaba pasando.

Y ES CUANDO MOISÉS SE ACERCA… ¡QUE SE ENFRENTA CARA-A-CARA CON SU DESTINO! SI MOISÉS NO HUBIERA PARADO… ¡DIOS NO LE HUBIERA HABLADO! ¡Moisés, Moisés, dice la voz. ¿Y qué es lo Moisés responde? “AQUÍ ESTOY”. Cuarenta años antes, Moisés hubiera sacado su currículo… ¡SE SENTIRÍA LA DIVINA POMADA!

¿Necesitas a alguien súper especial? ¿Necesitas mis referencias? Aquí tengo cinco páginas de referencias… ¡NO! Ahora Él había tenido 40 años de anonimato… 40 años de silencio en el desierto. ¡MOISÉS SE HABÍA CONVERTIDO EN UN DON NADIE! Así que, CUANDO RECIBE EL LLAMADO, solo se le ocurre decir: AQUÍ ESTOY.

¡ESTO ES TODO LO QUE DIOS QUERÍA ESCUCHAR! ¡Y ESTO SIGUE SIENDO VERDAD HOY EN DÍA! Dios no está impresionado ni contigo ni conmigo.

Él está comprobando tu humildad, y tu disponibilidad. Y cuando el Señor llama, todo lo que Él pide es un simple reconocimiento. “Presente, Señor. Aquí estoy. Solo después de que Moisés se detiene, y dice, Aquí estoy, Señor, es que la voz llega con instrucciones específicas. ¡NI UN MINUTO ANTES!

Tus credenciales, POR MUY BRILLANTES QUE SEAN, no significan nada. ¡DIOS ES LA ESENCIA DE TODO! Por eso, LA PREGUNTA CLAVE EN LA VIDA NO ES “¿Cuán fuerte soy yo?” Sino más bien, ¿CUÁN GRANDE ES DIOS? ¡ENFÓCATE EN SU GRANDEZA! ¡Y NO EN LA TUYA! ¡ESO ES LO QUE MOISÉS HACE!

O por lo menos… ¡ESO ES LO QUE DIOS LE DICE QUE HAGA! DIOS NO TRATA DE CONVENCER A MOISES DE LO QUE “MOISÉS” PODÍA HACER. Más bien… ¡LE DICE QUIEN ERA DIOS!… ¡Y LO QUE DIOS PUEDE HACER! ¡EL PODER DE MOISÉS NO ERA LA CUESTIÓN! ¡EL PODER DE DIOS ES LA CUESTIÓN!

MOISÉS PENSABA QUE TODO ESO HABÍA QUEDADO EN EL PASADO. Pensaba que iba a vivir el resto de su vida pastoreando ovejas en el desierto. Moisés había tratado, desesperadamente, de olvidarse de su pasado. Y 40 años en el desierto lo habían ayudado.

Los vientos del desierto se habían llevado el dolor… los malos recuerdos… los pesares. PERO AHORA… ¡NO LO PODÍA CREER! Moisés se sentía poca cosa… se sentía humilde… Esa era precisamente la forma como Dios quería que se sintiera… ¡PORQUE ESA ES LA CLASE DE PERSONA… ¡QUE DIOS USA!

En Éxodo 4:12-13, Dios le dice a Moisés, Así que anda ya, que Yo estaré con tu boca y te enseñaré lo que tengas que decir.13 Y Moisés dijo: ¡Ay, Señor! ¡Por favor, envía a quien debes enviar! ֎ Emociones conflictivas SURGEN CUANDO ALGUIEN NOS PIDE QUE HAGAMOS ALGO… que sentimos que no estamos preparadas para hacer.

Tendemos a mirarnos al espejo, y examinar nuestras faltas y defectos. Pero debemos de estar agradecidas de que Dios no nos ve de esa forma. ÉL VE LAS PROMESAS “QUE ÉL PUSO EN NOSOTRAS” CUANDO FUIMOS CONCEBIDAS!

Dios conoce nuestros talentos, y también conoce nuestras debilidades. En este pasaje, Moisés se estaba enfocando solo en un aspecto de la tarea – LA DE HABLAR. Pero la perspectiva de Dios era mucho más amplia. Él sabía las dificultades a las que Moisés se enfrentaría. Él sabía que Moisés no era un gran orador.

Pero no eran sus habilidades de oratoria las que guiarían a la gente de Dios a través del desierto. Más bien, serían sus habilidades de liderazgo, su fe en Dios, y su fuerza de carácter – LAS QUE DIOS HABÍA DESARROLLADO EN ÉL -- que sacarían a la multitud de Egipto.

PAUSA

¡Y DIOS TE FACULTARÁ A TI -- PARA HACER LO QUE ÉL TE HA PEDIDO QUE HAGAS -- CUANDO TÚ LO OBEDEZCAS! ¿ALGUNA VEZ HAS ESTADO EN UNA SITUACIÓN DESESPERADA EN EL TRABAJO… en la universidad, o en tu casa? ¿Te has sentido atrapada, y sin fuerzas para actuar?

Aunque solo te quede una cuerda en el violín de tu vida… ¡DIOS PUEDE TOCAR BELLÍSIMA MÚSICA A TRAVÉS TUYO! Cuando Dios usa a gente “ordinaria” para hacer lo extraordinario… ¡SU NOMBRE ES EXALTADO! ¡Y ÉL ES GLORIFICADO!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema