DIOS ES AMOR – 1 Juan 4:14-16

1 Juan 4:14-16 dice, Nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo. 15 Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, permanece en Dios, y Dios en Él.

No cometas el error de pensar, que porque Dios es amor, que todo va a ser dulce, bello y feliz, y que nadie será castigado por sus pecados. ¡NO! La santidad de Dios reclama, que todo pecado sea castigado. Pero el amor de Dios provee el plan y la manera de redención para los pecadores.

¡El amor de Dios es la cruz de Jesús! Y por medio de Su cruz, el hombre o mujer puede recibir el perdón de Dios. ¡Fue el amor de Dios que mandó a Jesucristo a la cruz! Nunca cuestiones el gran amor de Dios, ¡porque Su amor no cambia! No importa cuán terribles sean tus pecados, ¡Dios te ama!

Si no fuera por el amor de Dios, ninguna de nosotras tendría el más mínimo chance a recibir vida eterna.PERO DIOS ES AMOR, y Su amor por nosotras, ES ETERNO. Y por eso, NOS DEBEMOS DE AMAR “unos a otros”, porque el amor viene de Dios, Y SI CONOCEMOS A DIOS, nos amaremos unos a otros.

La marca de la cristiana genuina es el amor. Ese amor es muy especial. Lo que el Nuevo Testamento griego llama “el amor ágape.” Es un amor que no está basado en nuestra voluntad, ni en nuestras emociones. Es un amor basado en buscar el bien de los demás, sea quien sea.

Cualquiera puede querer a alguien que es encantador o encantadora. Pero se necesita hacer un gran esfuerzo para querer a aquellos que nos odian, nos maltratan, nos ignoran, y nos atacan. Se necesita hacer un gran esfuerzo para querer a aquellos que son desdichados, sufridos, malolientes, sucios, pobres, y necesitados…

¡NO ES DIFICIL QUERER A LA GENTE BELLA, que te invita a un maravilloso almuerzo en su jardín! Pero toma más esfuerzo querer al indeseable SIN DIENTES, oliendo a vino barato, en la cola de un comedor gratuito. Sin embargo, esa es la clase de amor que Dios nos llama a demostrar.

Es la misma clase de amor que Jesús demostraba cuando se acercaba a los leprosos, a las prostitutas, a los cobradores de impuestos, y al pobre. Jesús perdonó a aquellos QUE LE CLAVARON esos clavos en Sus manos y pies, al igual que a las multitudes que se burlaron de Él, mientras Él moría.

16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor QUE DIOS TIENE PARA CON NOSOTROS. DIOS ES AMOR; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en Él.

¡Dios es amor! La Biblia dice que Dios es amor. No dice que Dios tiene amor. ¡Dice que Dios es amor! El amor es Su naturaleza. ¡Dios es amor! Dios creó el universo entero. El creó este planeta. El creó a la humanidad. Y luego, Él te creó a ti porque te ama. Dios te creó a ti para que fueras el objeto de Su amor, y a su vez, para que tú lo amaras a Él.

El amor de Dios es la razón… que tu corazón está palpitando en este momento. Es la razón que tú estás respirando. La buena noticia de Dios es que Él te ama en tus días buenos… TANTO COMO en tus días malos. Él te ama, CUANDO TÚ SIENTES SU AMOR, y te ama CUANDO TÚ NO PARECES SENTIRLO. Él te ama sin importar si piensas que te mereces Su amor.

No hay nada que puedas hacer para que Dios deje de amarte. PUEDES TRATAR, pero tú simplemente, no puedes hacerlo, porque Su amor por ti está basado en Su naturaleza, y no en cualquier cosa que tú hagas, digas, o sientas.

Dios te ama tanto que mandó a Su único Hijo, a Jesucristo, a este mundo para que todo aquel que creyera en Él,no se perdiera, sino que tuviera vida eterna. Jesús abrió Sus brazos a todo lo ancho de la cruz, diciendo, “¡Así de inmenso es mi amor por ti! Te amo tanto que hasta me duele. Te amo tanto que moriré por ti, para no tener que vivir sin ti.

El amor de Dios sobrepasa todo entendimiento. Y es difícil comprender la anchura, la longitud, la profundidad y la altura de Su amor para cada una de nosotras. (Efesios3:17-19). ¡El amor de Dios es persistente y constante! ¡Su amor nunca deja de ser!

La que vive en amor, VIVE EN DIOS, y DIOS EN ELLA. No hay vuelta que darle. La vida cristiana es una vida amorosa. Una vida fría e indiferente, no es una vida cristiana. ¡Ama como Dios ama! DEJA QUE EL AMOR SEA, lo que te defina.

El mundo está desesperado por encontrar amor. Pero, desgraciadamente, no entiende el significado de la palabra AMOR. Para encontrar el verdadero significado del amor, debemos ir a la Palabra de Dios – ¡PORQUE DIOS ES AMOR! La Escritura nos dice que Dios nos ama.

Jesús vino al mundo para ayudarnos a “ver” el amor de Dios. Una definición del amor es “entregarse totalmente para satisfacer las necesidades de otros, sin esperar nada a cambio.”

Una bella ilustración de esto, EN LA VIDA DE JESÚS, se encuentra en Juan 13. Aquí vemos como Jesús les lava los pies a Sus discípulos. Es un bello retrato de Su obra abnegada y humilde para satisfacer las necesidades de otros.

¿Cómo podemos saber si somos amadas? Juan nos da la respuesta en 1 Juan 3:16, “En esto hemos conocido el amor: en que JESÚS dio Su vida por nosotros.”

NADIE PODRÁ SABER A QUE TE REFIERES CUANDO DICES “DIOS ES AMOR” – ¡A MENOS QUE LO DEMUESTRES!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema

----------------------------------------------->