CONOCER ES OBEDECER– 1 Juan 2:3-4

1 Juan 2:3-4 dice, “Con esto podemos saber que lo conocemos: si obedecemos Sus mandamientos. 4 El que dice: ‘Yo lo conozco’, y no obedece Sus mandamientos, es un mentiroso, y no hay verdad en él.”

¿Qué es obediencia? ¿Por qué es la obediencia tan importante? ¡A VER! Comencemos por el principio. Comencemos en el paraíso. En Génesis 2:16-17 leemos, “Y Dios el Señor dio al hombre la siguiente orden: Puedes comer de todo árbol del huerto.

17 Pero no debes comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, porque el día que comas de él, ciertamente morirás.”… Y luego en Génesis 3:11, Dios le pregunta a Adán, mientras que él y Eva se escondían de Dios en el jardín. “¿Acaso has comido del árbol del que Yo te ordené que no comieras?”

Nota como la obediencia al mandato de Dios es la gran virtud en el paraíso. La obediencia fue el único mandato dado para que el hombre pudiera quedarse en el jardín. Es la única condición que su Creador le puso. Nada se dice aquí acerca de la fe, o de la humildad, o del amor. ¡Porque la obediencia los incluye a todos!

¡EL MANDATO DE DIOS DE OBEDECER… ¡ES SUPREMO! En la vida del hombre… o de la mujer… ¡OBEDECER ES LO MAS NECESARIO!

Dietrich Bonhoeffer dijo: “Solo aquellos que obedecen, pueden creer. Y solo aquellos que creen, pueden obedecer.”

¡AHORA BIEN! PASEMOS… DEL PRINCIPIO… al final de la Biblia.

En el último libro de la Biblia , podemos leer en Apocalipsis 14:12, “Aquí se verá la paciencia de los santos, de los que obedecen los mandamientos de Dios, y mantienen la fe en Jesús.”

Y Apocalipsis 12:17 también dice, “”Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer, y se fue a luchar contra el resto de sus descendientes, ES DECIR, contra los que obedecen los mandamientos de Dios, y tienen el testimonio de Jesucristo.”

De principio a fin, desde el paraíso perdido al paraíso recobrado, LA LEY NO CAMBIA. Es solo la obediencia la que da acceso al árbol de la vida, Y A LA GRACIA DE DIOS.

Y si tú te preguntaras ¿Qué pasó entre la desobediencia que leemos al principio de la Biblia - esa desobediencia que cerró el camino al árbol de la vida – Y LA OBEDIENCIA DEL FINAL -- que nuevamente nos da acceso al árbol de la vida?

¡ANDA A LA MITAD DE TU BIBLIA! -- entre el principio y el fin – ¡Y ENCONTRARÁS LA CRUZ DE CRISTO! ¡ESO ES LO QUE PASÓ!

Por eso, Romanos 5:19 dice, “Porque así como por la desobediencia de un solo hombre muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de UNO SOLO, muchos serán constituidos justos.” También Filipenses 2:8-9 dice, “Jesús se hizo obediente hasta la muerte… por lo cual Dios también lo exaltó hasta lo sumo.”

Y Hebreos 5:8-9 dice, “Jesús aprendió a obedecer… y una vez que alcanzó la perfección, llegó a ser el autor de la salvación eterna para todos los que le obedecen.” ¡La redención de Cristo pudo restaurar LA OBEDIENCIA a su lugar!

La belleza de la salvación de Cristo consiste en esto: JESÚS NOS TRAE DE VUELTA A UNA VIDA DE OBEDIENCIA. El paraíso, el Calvario, el cielo, TODOS PROCLAMAN CON UNA SOLA VOZ: “¡HIJA DE DIOS!” Lo primero y lo último que tu Dios quiere de ti”… ES TU OBEDIENCIA, simple y llanamente.

4 El que dice: ‘Yo lo conozco’, y no obedece Sus mandamientos, es un mentiroso, y no hay verdad en él.

Juan escribió esta epístola para corregir los problemas de creencia y de comportamiento, que los cristianos de Éfeso estaban teniendo. Cada palabra de esta carta es una respuesta a algoque la iglesia necesitaba escuchar.

Este pasaje nos dice COMO PODEMOS SABER “REALMENTE” si somos cristianas. Sabemos que somos cristianas SI OBEDECEMOS LOS MANDATOS DE JESUS. Aparentemente, algunos de Éfeso, decían conocer a Dios, pero no hacían ningún esfuerzo por obedecer la Palabra de Dios.

La religión conocida como “nosticismo” se enorgullecía de conocer a Dios, por medio de una iluminación mística, aunque ese conocimiento no parecía influir en su comportamiento moral. NO ENTENDIAN, de que el pecado era una barrera en su relación con Dios.

Con respecto a esta declaración, el apóstol Juan “pone los puntos sobre la íes”. Si tú conoces a Dios,CUMPLE SUS MANDAMIENTOS, y si no haces ningún esfuerzo por cumplirlos, pero todavía insistes que eres cristiana, ERES UNA MENTIROSA.

La Biblia NO DICE que tenemos que demostrar una obediencia perfecta. ¡NO! El asunto es -- si realmente tomamos la Palabra de Dios EN SERIO, ¡O NO! ¡Y SI ESTAMOS TRATANDO DE OBEDECERLA!

Puede que no la cumplamos perfectamente, pero si hemos vuelto a nacer, no vamos a vivir nuestras vidas sin tener en cuenta la ley de Dios.

PAUSA

Carlos era uno de los vendedores en una tienda de telas muy distinguida. La especialidad de la tienda eran las sedas y los satines.

Un día, el jefe le sugirió a Carlos que tratara de estirar la seda MIENTRAS LA MEDÍA, para así, poder aumentar las ventas y las ganancias de la tienda. Y también para aumentar el beneficio de Carlos a la empresa.

El joven Carlos, se enderezó del trabajo que estaba haciendo, miró a su jefe valientemente, y dijo, “Señor, sus sedas se podrán estirar, pero NO mi conciencia.”

DESAFORTUNADAMENTE, ALGUNAS DE NOSOTRAS, NO SOMOS TAN HONESTAS. Una mujer de integridad evita todas estas tentaciones. ¡Ella es éticamente honesta! ¡Ella honra a Dios con su integridad y obediencia!

¿Hay alguna situación en la que no has sido completamente honesta? Admítele a Jesús que has pecado, y pídele perdón . Luego pídele perdón a la persona, a la que has engañado, ¡Y HAS LAS COSAS BIEN DE AHORA EN ADELANTE! ¡Órale a Dios para que te mantenga honesta!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema

----------------------------------------------->