En Josué 23:11, éste exhorta al pueblo Israelita, diciendo: “Tengan mucho cuidado de ustedes mismos, y amen al Señor nuestro Dios con todo el corazón.”

¿Quiénes de ustedes están familiarizadas con el libro “Los Cinco Lenguajes del Amor” escrito por Gary Chapman? Sí, es la idea de que cada una de nosotras tiene una forma preferida de recibir amor de otros.

LOS CINCO LENGUAJES DEL AMOR SON: (1) Palabras de Afirmación, (2) Gozar de Tiempo de Calidad, (3) Recibir Regalos, (4) Actos de Servicio, (5) Toque Físico (o sea ser cariñosa). Nosotras podemos entender el afecto de otros cuando lo vemos expresado a través de un de estos lenguajes.

Lo que, muchas veces no nos damos cuenta, es que Dios también tiene lenguajes de amor. A Dios le gustan las palabras de afirmación (esa es la alabanza); gozar de tiempo de calidad (esa es la oración y meditación), recibiendo regalos (esas son nuestras ofrendas), actos de servicio (que es la obediencia), y hasta el toque físico.

El toque físico será difícil expresárselo a Dios, --pero seguro que Jesús apreció que Juan se apoyara contra El en la Ultima Cena. Y el Padre seguramente que se deleita cuando disfrutamos de los regalos tangibles que Él nos da.

¡Dios recibe amor de la misma manera que nosotras lo hacemos! Inclusive nos dice como expresarle nuestro amor. La Biblia está llena de instrucciones de cómo quiere Dios que le demos, que le hablemos, y que lo sirvamos. ¡Dios nos ha expresado Sus deseos muy claramente!

Todas nuestras expresiones de amor, como la alabanza, ofrendas, obediencia, conversaciones con Dios, y hasta nuestros anhelos de recibir toque físico – es lo que se desborda de nuestros corazones.

Cuando convertimos las instrucciones de Dios en solo una serie de obligaciones, arruinamos Su propósito. Nos las ha dado Dios, en primer lugar, como formas de expresar nuestro amor.

Es por eso que el mandamiento más grande DE TODOS es el de “AMAR A DIOS.” Hemos sido creadas para amar y adorar a Dios. Y nuestra búsqueda No. 1 debiera ser como amar a Dios bien. ¡CÓMO AMARLO MÁS!

Oseas 6:3 dice “Entonces conoceremos al Señor, y más y más lo iremos conociendo. Vendrá a nuestro encuentro como la luz del alba, como vienen a la tierra las lluvias tempranas y las lluvias tardías.”

Cuando estás enamorada, anhelas compartir QUIEN ERES TÚ con tu amado. Quieres que tu amado conozca tus sentimientos y tus pensamientos más profundos. Que admire tus habilidades y talentos. QUE COMPRENDA TU DOLOR, y que te apoye para lograr tus metas. ¡Quieres que te conozca y que te aprecie por lo que eres!

Es por eso, que un romance de mirarse a los ojos de-corazón-a-corazón es un anhelo profundo de todo ser humano. ¡TODAS QUEREMOS CONECTAR! ¡Y DIOS TIENE ESE MISMO DESEO!

Es por eso que Dios creó a la humanidad a Su imagen. Para conocerlo y apreciarlo por lo que es. Él ha compartido Sus sentimientos y pensamientos con nosotras, ¡PARA QUE LO CONOZCAMOS!

El hace cosas maravillosas para que lo alabemos por Su poder, Su sabiduría, y Sus obras.

Él nos habla de Su dolor a través de los profetas, para que podamos comprender Su pena en cuanto a relaciones distanciadas. Dios nos ha llamado a Su misión para que trabajemos JUNTO CON Él para lograr Sus metas. ¡ES POR ESO QUE FUIMOS CREADAS! DIOS, AL IGUAL QUE NOSOTRAS, QUIERE CONECTAR.

CUANDO NOS COMPROMETEMOS A CONOCER Y AMAR A DIOS, CON ALMA, CORAZON Y VIDA, Y CUANDO CUMPLIMOS CON SINCERIDAD Y DEVOCIÓN, Sus bendiciones son tan seguras como el amanecer de un nuevo día.

Y Deuteronomio 30:20 dice “Para que ames al Señor tu Dios, y atiendas a Su voz, y lo sigas, pues Él es para ti VIDA.” Entonces, ¿Por qué no nos preocupamos más por Dios?

¿Por qué no nos despertamos cada mañana con la pregunta más importante, “Señor Jesús, ¿cómo puedo amarte más hoy?” Otras preocupaciones pueden consumir la energía que solo DIOS, se merece.

SI NO CUMPLIMOSCON DIOS,” QUE DEBIERA SER NUESTRO AFECTO MÁXIMO, nada terminará satisfaciéndonos. Cuando cumplimos con nuestro propósito, cuando escogemos amar a Dios, ¡no solo en teoría, SINO CON NUESTROS CORAZONES Y MENTES – ÉL SE HACE MÁS PRESENTE EN NOSOTRAS, ¡ Y CON NOSOTRAS!

Jesús nos dice en Mateo 6:33 “Busquen primeramente el reino de Dios y Su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.” JESUS VELA POR NUESTRAS PREOCUPACIONES, ¡CUANDO NOSOTRAS VELAMOS POR LAS SUYAS!

Escoge amar y adorar a Dios, COMO TU AFECTO PRIMORDIAL, y verás lo que El hace con todas las otras inquietudes de tu vida. El peleará tus batallas. Él ganará tus victorias, y Él resolverá todos tus problemas, CUANDO ESTÁS ENFOCADA EN ÉL.

En la Biblia hay tantas bellas referencias al amor de Dios por Su gente. Me encanta lo que el Salmo 103:11 dice “TAN GRANDE ES SU AMOR POR LOS QUE LO TEMEN, COMO ALTO ES EL CIELO SOBRE LA TIERRA.”

POCA GENTE EN ESTE MUNDO , EXPERIMENTAEN SUS RELACIONES HUMANAS,” UN AMOR TAN INCANSABLE… UN AMOR QUE NO SE RINDE. Y la única forma que podemos experimentarlo, NO ES POR PROPIO ESFUERZO, sino recibiéndolo de Dios. Pero el primer paso ES DE PEDIRLO.

La religión te puede dar instrucciones de cómo hacerlo “paso-a-paso;” PERO EN UNA RELACIÓN ÍNTIMA, experimentarásVIDA Y BENDICIONES, simplemente con recibirlas. No te esfuerces por entender el amor de Dios. ¡Simplemente acéptalo! ¡Recíbelo! ¡EL AMOR DE DIOS REVOLUCIONARÁ TU VIDA!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema

----------------------------------------------->