¿Sabías que los cuentos de hadas “DE LOS TRES DESEOS” existen en casi todas las culturas? ¿Y que todos tienen un tema parecido? “Un genio de la lámpara”, o “un hada madrina” se le aparece a alguien, y le ofrece darle TRES DESEOS a la PERSONA AFORTUNADA.

El hecho de que estos cuentos ocurren con tanta frecuencia, sugiere que todas nosotras queremos ALGO, que no podemos conseguir, POR NOSOTRAS MISMAS. Hasta la Biblia TIENE “su cuento del deseo.”

Todo comenzó una noche, cuando Dios se le apareció a Salomón en un sueño, y le dijo en 1 Reyes 3:5 “PÍDEME LO QUE QUIERAS QUE YO TE CONCEDA.” Salomón pudo haber pedido riquezas, honor, fama, o poder. ¡PERO ÉL NO PIDIÓ NADA DE ESO!

Al contrario, Salomón demostró su gran carácter, cuando le dijo a Dios en el vs 9: “Yo te pido que me des un corazón con mucho entendimiento para gobernar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo.” ¡Eso es humildad!

Con manos abiertas, Salomón le pidió a Dios que le diera todo lo que necesitaba para lograr su cometido. El rey, joven e inexperto, y abrumado por las responsabilidades de gobernar la gran nación de Israel, necesitaba la sabiduría del Señor, ¡PARA GOBERNAR BIEN!

¿Soy yo tan sabia? Si Jesús me hablara directamente, y me preguntara que es lo que quisiera YO que El me concediera, ¿qué es lo que yo le pediría? ¿Salud, dinero, juventud, poder o prestigio? ¿O le pediría sabidur ía, santidad, y amor? ¿Sería SABIA, o NECIA en mi petición?

Suponte que Jesús te preguntara a ti, que es lo que quisieras que Él te diera. ¿Qué le pedirías? Dios le da sabiduría a aquellas que la piden humildemente.

Santiago 3:17 dice, “Pero la sabiduría que viene de lo alto es, ANTE TODO, pura, y además pacífica, amable, benigna, llena de compasión y de buenos frutos, ecuánime y genuina.

El Nuevo Testamento nos enseña que el FRUTO DE LA SABIDURÍA es ser como Cristo– es paz, humildad y amor. Y LA RAIZ DE TODO ÉSTO, ¡ES FE EN CRISTO! quien es la sabiduría de Dios manifestada.

Primero de Corintios 1:30 dice, “Pero gracias a Dios ustedes ahora son de Cristo Jesús, a quien Dios ha constituido como nuestra sabiduría, nuestra justificación, nuestra santificación y nuestra redención.”

¿A dónde podemos encontrar la sabiduría celestial? Santiago dice que esta sabiduría viene del cielo. Carlos Spurgeon escribió: “La sabiduría de Dios es la belleza de la vida, que solo puede ser producida por “LA MANO DE OBRA DE DIOS” en nosotras.”

DE VEZ EN CUANDO, es bueno preguntarte, “¿Estoy creciendo en sabiduría?” Después de todo, la vida es una dinámica que no para. ¿O nos estamos volviendo más dulces y sabias con el pasar de los días, o nos estamos volviendo cada vez más necias… más tontas… más agrias?

Nunca es muy tarde para comenzar a crecer en sabiduría. Jesús nos ama con un amor TAN ARDIENTE E INTENSO, que nos puede librar de nuestra necedad, SI NOS SOMETEMOS A Él. Su amor puede convertir, el carácter más difícil, en un milagro de belleza asombrosa.

Puede que duela un poco, Y PUEDE QUE TOME TIEMPO, pero Jesús busca siempre nuestra transformación. CUANDO SE LA PEDIMOS, Su sabiduría comenzará a crecer en nosotras, ¡Y ESTA SE DERRAMARÁ SOBRE OTROS!

Santiago 1:5 nos promete, “Si alguno de ustedes requiere de sabiduría, PÍDASELA A DIOS, y Él se la da a todos en abundancia y sin hacer ningún reproche.” La verdadera sabiduría COMIENZA Y TERMINA con JESÚS.

¿Cómo debiera ser la sabiduría de la cristiana? ¿Se debe de guiar ELLA por las filosofías de este mundo? ¡De ninguna manera! ¡CRISTO ES NUESTRA SABIDURÍA! Colosenses 2:3 dice que en Cristo Jesús “Se hallan escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.”

Y el primer paso hacia la verdadera sabiduría, ES DE RECIBIR A JESUCRISTO, como nuestro Señor y Salvador.

***********************************************************************************

La Palabra de Dios es también nuestra sabiduría. Deuteronomio 4:5a, 6a dice: “Miren, yo les he enseñado los estatutos y decretos que el Señor mi Dios me mandó enseñarles… Cumplan con ellos, pónganlos por obra, porque esta es Su sabiduría y Su inteligencia a los ojos de los pueblos.”

Y Efesios 1:17 dice, “Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, les dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Él. No necesitamos la sabiduría falsa del mundo, LA QUE COMPLACE LA SENSUALIDAD, y hace las obras de Satanás. ¡Necesitamos la sabiduría de Dios!

La sabiduría que viene de Dios es, ANTE TODO, ¡PURA! Indica la importancia de la santidad. Dios es santo, y Su gente es santa. Dios dice: “Yo soy santo, Yo soy el Señor que los santifica.” Jesucristo también oró: “Santifícalos, Padre. Hazlos santos por medio de Tu Verdad.”

La sabiduría celestial es pura y santa. En pensamiento, en palabra y en acción. ¡ES LIMPIA! En espíritu y en cuerpo. En doctrina y en práctica. En fe y en moralidad. ¡NO ESTA CONTAMINADA!

¿Estás creciendo en sabiduría? ¡SI ES ASÍ! dale gracias a Dios, y alábalo por moldear tu vida a través de los años. No eres sabia porque tú te has hecho sabia, SI NO POR LA OBRA DE JESUCRISTO, por medio del poder de Su Espíritu Santo.

¿Estás actuando como una necia? ¡SI ES ASÍ! pídele a Dios sabiduría para lidiar con tus problemas de carácter. ¿Necesitas regresar a Dios? ¿Volver a orar, leer tu Biblia, y alabar a Dios? ¡COMIENZA AHORA MISMO! ¡Nunca es muy tarde para comenzar de nuevo!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema

----------------------------------------------->