Roberto Jones dijo una vez: “La filosofía cristiana es una filosofía de abnegación, de autocontrol, y dominio propio.

En cambio, la filosofía satánica es una filosofía de “vive como quieras, “ten lo que quieras,” “no dejes que nadie te diga lo que tienes que hacer,” “Es tu vida, después de todo, así que TÚ tienes el derecho a vivirla como te dé la gana.”

Muchos de tus problemas, y los míos, son causados por nuestra falta de dominio propio. ¿Por qué no me puedo adelgazar? ¿Por qué pierdo los trabajos? ¿Por qué no puedo tener mi casa limpia?¿Por qué no puedo quitarme este mal hábito de encima? ¿Por qué no me puedo deshacer de tanta deuda?

No puedo hacer ninguna de estas cosas ¡PORQUE NO TENGO AUTO-CONTROL! ¡NECESITO DOMINIO PROPIO! Necesito dominio propio! Mi problema más grande… ¡SOY YO! ∐ El apóstol Pablo dijo en 1 Corintios 9:25, “Todos los que luchan, se abstienen de todo. Ellos lo hacen para recibir una corona corruptible. Pero nosotros, para recibir una corona incorruptible.

Los entrenadores dicen, “No hay ganancia, sin dolor.” ¡Y tienen razón! Para obtener el cien por ciento de rendimiento,en cualquier cosa que hagas, TIENES QUE TENER DOMINIO PROPIO. Los atletas olímpicos entrenan POR AÑOS para ganarse UN MOMENTO EFÍMERO DE GLORIA.

Sin embargo, como cristianas, la carrera que estamos corriendo es mucho más importante que cualquier evento atlético en la tierra. Así que, la templanza no es opcional para los cristianos. Si vamos a lograr verdadera libertad, necesitamos dominio propio.

El filósofo griego Epictetus tenía razón, cuando dijo, “Ningún hombre es verdaderamente libre, hasta que no se domine a sí mismo.” Jesús expresó ESTE PENSAMIENTO en Juan 8:34, “Todo aquél que comete pecado, esclavo es del pecado.”

La gente probará, CUALQUIER COSA, para poder tener dominio propio. ¡Probará: pastillas, terapias, seminarios. Hará resoluciones, ¡y hasta se hará operaciones! ¡Las soluciones fáciles y rápidas no producen dominio propio!

En cambio, veamos como Jesús demostró auto-control durante Su vida… especialmente durante Su pasión en el Calvario. Vean con que dignidad se sometió a los soldados, que clavaron esos clavos en Sus manos y pies. Escúchenlo orarle fervientemente al Padre para que los perdonara.

Mírenlo proveer por Su madre… Escúchenlo prometerle al ladrón moribundo un hogar en el paraíso… en el cielo.¡Ni una vez perdió Su dominio propio! Su mente, corazón, y voluntad estaban siempre bajo el control de Su Espíritu… hasta en Su último suspiro cuando le entregó soberanamente Su espíritu al Padre, e inclinó Su cabeza… y murió.

Sin embargo, nosotras, muchas veces racionalizamos, “¡Es que yo soy así!” O“Todo el mundo lo hace.” A veces le echamos la culpa a otros: “Si hubiera tenido otros padres,” O“El diablo me hizo hacerlo” ¡PODEMOS CULPAR A CUALQUIERA! Pero mientras perdamos el tiempo… echándole la culpa a otrosno podremos resolver nuestro problema.

Santiago dice QUE A TODOS nos gusta tomar el camino más simple, y ceder a la tentación,que es generalmente, el camino más fácil. El punto de partida para tener dominio propio, es aceptar lo que Dios ya nos ha dicho: “Nosotras somos responsables de nuestra conducta.”

Puede que tengas un problema con la comida, el trago, el chisme, el dinero, el ejercicio, el sexo, la televisión, la ropa, tu tiempo, TU MAL GENIO – todas estas áreas necesitan dominio propio.

Pablo dice en Filipenses 3:13-14, “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo alcanzado ya; PERO UNA COSA SI HAGO: me olvido ciertamente de lo que ha quedado atrás, y me extiendo hacia lo que está adelante 14 ¡prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.”

Si te aferras al concepto equivocado de que “si fuiste un fracaso una vez, siempre serás un fracaso,” “NO PODRÁS TENER DOMINIO PROPIO NUNCA. Tú podrás decir, “He tratado de dejar mi mal hábito… ¡Si, he tratado 15 veces! ¡Pienso que nunca podré controlar mi mal hábito! “¡Esto es un concepto erróneo.”

Tu fracaso en el pasado no significa QUE NUNCA MÁS podrás cambiar. Sin embargo, si te sigues enfocando en tus fracasos pasados, ¡TE PUEDO GARANTIZAR QUE SE REPETIRÁN!

Tito 2:11-12 dice, “Porque la gracia de Dios se ha manifestado para la salvación de todos los hombres, y nos enseña que debemos renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos, y vivir en esta época de manera sobria, justa y piadosa.”

¡LA GRACIA DE DIOS TE DA EL PODER PARA HACER LO QUE ES CORRECTO! Dios te da la habilidad de decir ¡NO! a esa emoción, a ese deseo, a ese impulso, a ese sentir. Con la ayuda sobrenatural de Dios, ¡tú puedes dominar tus estados de ánimo!

Si vas a cambiar, y volverte más disciplinada, tienes que “Creer que Puedes Cambiar.” Lo que crees, CONTROLA TU CONDUCTA. La persona que dice, “No, no puedo hacerlo,” y la persona que dice, “Si, yo puedo hacerlo,” ambas personas tienen razón.

La mayoría del tiempo nos predisponemos a ser derrotadas por un hábito, diciendo, “Nunca voy a poder parar esto. ¡Yo soy así! ¡Nunca podré cambiar! ¡Tu creencia terminará haciéndose realidad!

Así que enfócate en las promesas de Dios de que Él te ayudará y te fortalecerá. Filipenses 4:13 dice, “¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece!” ¡Tú puedes cambiar! ¡Tú puedes ser diferente! ¡Deja de predisponerte contantemente al fracaso ¡criticándote a ti misma! ¡Deja de quejarte, de condenarte, de menospreciarte.

“¡No valgo nada! ¡No soy buena! No debería ni siquiera ir a la iglesia. ¡Simplemente no tengo control sobre mi vida!” ¡QUEJARTE NO FUNCIONA! En VEZ DE QUEJARTE , recuerda lo que Jesús dijo en Marcos 9:23, “¿Cómo que si puedes? ¡Para quien cree, ¡todo es posible!


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema

----------------------------------------------->