Estudios Bíblicos en Audio y Texto

PASCUA DE RESURRECCIÓN
JUAN 19:6-7

Jesús no tenía sirvientes, pero lo llamaban Señor. No tenía títulos, pero lo llamaban Maestro. No tenía medicinas, pero lo llamaban Sanador. No tenía ejércitos, pero los gobernantes le tenían miedo. No ganó batallas militares, pero Él conquistó el mundo. No cometió ningún crimen, pero lo crucificaron. Fue sepultado en una tumba, pero Él vive hoy.
Presione aquí para escuchar | Transcripción a Texto

UN ENCUENTRO CON JESÚS

Juan 1:19-41

Lo que me encanta de Dios es que Él no trabaja con moldes ni prototipos. Cuando Dios crea a un hombre, o a una mujer, Él no hace reproducciones ni réplicas. Definitivamente, que esto fue verdad de Juan el Bautista. ¡Juan era único en su especie! ¡Él sobresalía en una multitud! Una de las cosas únicas acerca de Juan el Bautista era que él tenía una misión poco usual.

Su misión le fue dada desde antes de nacer. Un ángel anunció la misión que tendría Juan, y dejó bien claro, que él sería una criatura muy especial. ¡Juan tenía un llamado divino! Probablemente desde muy joven, Juan se fue a vivir al desierto cerca del Mar Muerto para preparar el camino para el Señor. En la época –donde la luz espiritual de la nación judía había disminuido -- Juan se convirtió en la “linterna divina” llevando a la gente a Dios.
Presione aquí para escuchar | Transcripción a Texto

¿QUIÉN ES JESUCRISTO?

Juan 1:1-14

El evangelio de Juan ha bendecido los corazones de la gente de Dios por siglos. Ha sido llamado “La carta de amor de Dios al mundo”. Martin Lutero escribió acerca de esto: “Este es el evangelio principal – es único, tierno, y genuino.

Si un tirano lograra destruir las Sagradas Escrituras, y quedara una sola copia de la epístola a los romanos, y una sola copia del evangelio de Juan, el cristianismo estaría a salvo. Lutero debe de haber amado este evangelio, muy especialmente, porque él predicó de él, por muchos años del púlpito en la iglesia de Wittenberg, Alemania.
Presione aquí para escuchar | Transcripción a Texto

TESORO ESCONDIDO

Nehemías 8

Nehemías cumplió una gran misión al guiar la reconstrucción de los muros y de las puertas de Jerusalén. Aquí en Nehemías 8, veremos que después de una reconstrucción, necesitamos una re-instrucción. Tenemos que cambiar nuestra manera de pensar acerca de nosotras mismas… y acerca de la vida. Muy pocas de nosotras, nos damos cuenta como hemos sido afectadas e infectadas por las filosofías falsas de este mundo.

Hemos captado actitudes, ideas, y suposiciones que ni siquiera nos damos cuenta que son malas y anti-cristianas. Así que tenemos “que instruirnos de nuevo” en la visión de Dios para la vida. Cuando la gente de Dios deja de amar, leer, y obedecer la Palabra de Dios, se pierde la bendición de Dios. Si queremos ser, como árboles fructíferos, debemos deleitarnos en la Palabra de Dios.
Presione aquí para escuchar | Transcripción a Texto

LA VOLUNTAD DE DIOS A MI MANERA

ÉXODO 2:11-15

Cuando Dios quiere cambiar la historia, no comienza con una batalla... sino con un bebé. Esa ha sido siempre la manera de Dios a través de la historia, y es por eso que el libro de Éxodo… comienza con el nacimiento de un bebé. Lo mismo pasó con el nacimiento de Isaac, de José, de Samuel, de Juan el Bautista, y por supuesto… de Jesús. Dios usa las cosas débiles de este mundo para derrotar a sus enemigos más poderosos. Las lágrimas de un bebé fueron las primeras armas que Dios usó en la batalla contra Egipto.

Dwight L. Moody, el famoso evangelista americano, nos da su punto de vista acerca de la vida de Moisés: “Dice que Moisés – pasó sus primeros cuarenta años pensando que era alguien. Luego pasó sus siguientes cuarenta años pensando que no era nadie. Y por último, pasó sus últimos cuarenta años descubriendo, lo que Dios puede hacer… con un don nadie”.
Presione aquí para escuchar | Presione aqui para video | Transcripción a Texto


Sintonízanos todos los domingos a las 7 PM
(hora Lima)
Escucha aqui

© Fotografía por Nancy Galligan

Archivos Por Tema